Buenos Aires, 8 octubre (PR/20) — Sólo se logró sembrar casi el 21% de los 6,3 millones de hectáreas de maíz estimadas para la
actual campaña 2020-2021, debido a la falta de precipitaciones.
El Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de
Buenos Aires expresó que “para la campaña en curso, la
incorporación de cuadros tempranos de maíz con destino grano
comercial comenzó a desacelerarse”.
“La falta de humedad en los primeros centímetros del perfil en las provincias de Córdoba y Santa Fe, demoran los avances de las
sembradoras. A la fecha se logró sembrar el 20,8 % de las 6.300.000 hectáreas estimadas para la campaña en curso, 200.000
hectáreas menos que las sembradas el ciclo previo”, indicaron los
autores del informe.
Las labores de siembra de maíz, así, mantienen una demora interanual de 3,4 puntos porcentuales, según el PAS.
Por otra parte las bajas temperaturas y la falta de lluvias llevó a que el progreso intersemanal en las labores de siembra de girasol fuera de 1,5 puntos porcentuales.
“Las máquinas avanzan lentamente sobre sectores de Buenos Aires y La Pampa, y los pronósticos de bajas temperaturas podrían
demorar aún más la incorporación de lotes de girasol”, sostuvo el
reporte.
Al centro del área agrícola la incorporación de lotes también progresa a ritmo lento, en este caso debido a la falta de humedad
superficial de los cuadros.
“A la fecha, se ha cubierto el 19,7 % de las 1,4 millones de
hectáreas proyectadas para la campaña 2020-2021 y se mantiene una demora interanual de -16,4 puntos porcentuales.
Por su parte, continúa la recolección de trigo en sectores del NOA y NEA, relevándose rindes de entre 500 y 1000 kilos por hectárea.
De acuerdo al relevamiento, en la franja central del área agrícola, los daños por las heladas varían tanto por la humedad disponible en los suelos de las regiones afectadas, como por el grado de desarrollo del cultivo, observándose las mayores complicaciones en los cuadros implantados en Córdoba y el Núcleo Norte.
Mientras tanto, al sur del área agrícola el cultivo mantiene una buena condición, sin mayores daños por las heladas.
En tanto el cultivo de cebada mejoró la oferta hídrica en gran parte de las 900.000 hectáreas implantadas durante la presente campaña.
Las zonas más beneficiadas comprenden amplios sectores de las
provincias de Buenos Aires, La Pampa y el sur de Santa Fe, en
donde se registraron precipitaciones acumuladas de hasta 100 mm.
Sin embargo, y con excepción del margen sur, la condición hídrica sobre Córdoba y el Núcleo Norte se ubica entre regular y sequía, mientras el cultivo avanza con su espigazón.

Primicias Rurales

Fuente: PAS de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires