Celina Mesquida – RJO’Brien | Directora de Agroeducación | Especial para Agroeducación

Las cansadas razones para justificar la debilidad en nuestros mercados son básicamente las mismas desde la inercia comenzó a estancarse y lateralizarse: mejores condiciones climáticas en Sudamérica y la ausencia de China en compras diarias de soja y maíz en USA.
La gran carga de contratos largos en la especulación necesita ser mantenidos; las noticias que alimentaron los fondos hasta sus máximos netos ya no son suficientes y simplemente frente a la ausencia de estas, el fondo simplemente toma ganancias. Los técnicos se tornan confusos y la tendencia se lastima.
Las lluvias se reanudan en el norte de Brasil, Mato Grosso y Minas Gerais y se espera que estas continúen durante la mayor parte de esta semana. Los modelos también muestran que las precipitaciones comienzan a surgir en Argentina a fines de esta de semana y avanzan durante el fin de semana.
Por otro lado, IMEA en Brasil informó que los agricultores de Mato Grosso han vendido el 65% de su producción estimada de soja frente a 50% en este momento el año pasado. Aunque este ritmo se ha ralentizado recientemente y el Real fortaleciéndose ayuda en este efecto.
Este mercado ha dado oportunidades a todos los analistas para que tengan razón en sus predicciones. Y la realidad es que ahora llega el turno de los que te dijeron que te cubras y no lo hiciste, de los que te dijeron que vendas las opciones CALL antes de que el valor tiempo te las vaporice y la misma lateralización las fulmine. La realidad que el agricultor que ya vendió en cualquier geografía (USA, ARG o Brasil) ante un efecto de retroceso en el mercado, ya no venderá, sobre todo con los altos niveles de compromiso en USA y Brasil. A su vez, este es el turno de la demanda, la que estuvo aguantando lo más corto posible para tratar de no comprar el Flat Price más caro de la historia reciente. Lamentablemente ninguna de estas dos fuerzas es tan importante como la de los fondos.
La mayoría del mercado cree que incluso con valores bajistas en el reporte del USDA del jueves, difícilmente la soja cruzaría la barrera de los 11 dólares en el contrato de enero, el mercado permanece narcotizado por el efecto rally y muy pocos quieren desenamorarse de esa idea.
El cash no miente, el mercado de físicos no es de mentira, los márgenes de elevaciones en el Golfo retrocedieron drásticamente casi unos 30 centavos para maíz y 50 centavos para soja desde los máximos. Y si bien las bases de maíz en el Golfo también retrocedieron desde los picos alcanzados en el spot, la realidad es que continúan siendo las bases más altas de los últimos años a esta altura del año, mismo ocurre para Argentina y Ucrania. Las bases de soja en Golfo, por su parte, bajaron drásticamente; en Brasil también retrocedieron a niveles del año pasado a esta altura del año. La realidad que esto finalmente podría alentar compras de consumidores finales.
¿Entonces? Recordá que la administración de riesgos siempre te será fiel. Concéntrate en el margen y en tu presupuesto, el mercado solo juega con tus sentimientos, nadie sabe lo que va a ocurrir. Pero si podemos trabajar en como minimizar la ocurrencia del peor escenario.

@celimesquida – RJO’Brien | Docente de Agroeducación

Primicias Rurales

Fuente: agroeducación