Cómo solucionar la falta de vinculación con el mundo productivo

Cómo solucionar la falta de vinculación con el mundo productivo

Buenos Aires, 20 noviembre (PR/20) — Lucas Amadeo es ingeniero agrónomo de la UBA y hace cinco años, cuando aún era estudiante, se le ocurrió junto a otros compañeros poner fin a un problema recurrente en el mundo universitario: la falta de vinculación con el mundo productivo.

“Estábamos cursando la materia Producción de Granos. Antes de empezar yo había estado un tiempo en el campo de un amigo y eso me sirvió mucho, todo lo que me contaban yo ya lo había visto. Pero en cambio, escuchábamos en el pasillo que muchos egresaban sin saber de muchos temas y el reclamo general era que a la formación universitaria le faltaba un gran componente de práctica a campo”, comenzó explicando Lucas, fundador y director ejecutivo de Jornaderos Agro en entrevista con Agrofy News.

Sin embargo, no se quedaron de brazos cruzados, lo que hicieron fue pasar de ese reclamo a la acción y transformar ese problema en una oportunidad: “Así nació este proyecto con 12 jóvenes que se nos ocurrió empezar a visitar a empresarios del sector, productores con alguna metodología de trabajo que nos permitiera conocer y profundizar los aspectos técnicos que vemos en el aula”, continuó contando.

 

“Desde el 2015 hasta hoy generamos una estructura de jóvenes para realizar actividades a campo, capacitaciones y crear una organización que hoy tiene renombre, que la gente lo valora y lo identifica como un lugar de jóvenes proactivos que le ganan tiempo al tiempo y les permite ser mejores profesionales”, resaltó Lucas.

Tranquera abierta

La organización creció muy rápido y ampliaron el horizonte de la UBA hacia otras universidades: la UCA, la USAL y la UADE. Luego Buenos Aires les quedó chico porque empezaron a llamarlos de distintas provincias del país para sumarse. “Como todavía teníamos una estructura muy básica nos quedamos ahí. Ese fue el gran cambio del 2020. Logramos desarrollar una plataforma digital que nos permite llegar no solo a toda la Argentina sino que también apuntamos a Latinoamérica. Recibimos pedidos de Uruguay, de Venezuela, de Chile. En 2021 nuestro objetivo es escalar en la región”, contó el fundador.

Los primeros años llegaron a ser una red de 130/150 jóvenes activos, hoy en día hay cerca de 500 jóvenes de todo el país y la región esperando tener su usuario para sumarse. “Con el tiempo dejamos de trabajar solamente con estudiantes de universidades e incluimos estudiantes de escuelas agrotécnicas y jóvenes profesionales. Todas las personas que se estén formando para trabajar en el sector tienen un lugar”. 

Bajo el concepto de “tranquera abierta”, Jornaderos entiende que el agro está constituido por mucho más que ingenieros agrónomos. “Los licenciados en Cs Ambientales empiezan a tener un rol importante, los contadores, los ingenieros hidráulicos”, detalló.

Con respecto a cómo se organiza la red, Lucas contó que hay un equipo de soporte, rentado, que está a disposición de todos los jóvenes: “Nos financiamos fundamentalmente con búsqueda laborales. Este año nos transformamos en una empresa B con triple impacto social, economico y ambiental”, destacó.

Ganar tiempo al tiempo

La principal actividad que realiza la organización es la Jornada a Campo: “Es más que una actividad, es casi un concepto en el cual el joven sale de su entorno formativo y se encuentra con el sector productivo. Esto permite en primer lugar, mejorar conocimientos técnicos y prácticos, ampliar la visión de los sistemas, conocer nuevas formas de producir y personas”, contó el ingeniero agrónomo.

En segundo lugar, tal como contó Lucas, “cuando el joven experimenta un sistema de producción, ya sea ganadero, agrícola, acuícola, apícola, descubre qué es lo que más le gusta y así poder elegir mejor adónde quiere trabajar a futuro”.

Otro punto que destaca es la formación de herramientas blandas como liderazgo, comunicación, gestión de equipo: “Desarrollar una actividad, llevarla a cabo, poder preguntar, presentar a Jornaderos Agro, hacer una devolución a la empresa al cierre de la actividad, son todas acciones que al joven lo ponen en una instancia pre profesional”.

 

La red del agro del siglo XXI

Jornaderos apuesta de lleno a la inserción laboral, ya que para las empresas es una excelente oportunidad de conocer jóvenes proactivos, interesados en lo que hacen y con mucha actitud: “Durante 5 años trabajamos con más de 50 empresas, pasarla a la virtualidad nos permite tener ya 20 empresas en nuestro portal y en ese sentido ir creciendo, no solo las empresas sino también con las cámaras y entidades”.

Uno de los aspectos que resalta es que tienen poco recambio de empresas ya que eligen quedarse. “No descubrimos la pólvora, entendimos que la solución está en trabajar en conjunto con el sector productivo en la formación, orientación, inserción y arraigo de los nuevos profesionales. Las empresas cuando entienden eso se suman al proceso. No se van y recomiendan a otras”, agregó.

“Estamos creando la red del agro del siglo XXI. Lo que hacemos es sumar a las empresas a la mesa de la educación para que sean parte de la solución. Si los jóvenes no tienen las competencias y herramientas que se necesitan, las empresas tienen que ser participantes activos de esa formación”, explicó.

Seguí leyendo: Cómo las nuevas generaciones se encuentran transformando el agro

Doble entrada

La plataforma tiene dos principales actores que fomentan las actividades: en algunos casos es la empresa la que ofrece actividades para competir por un recurso que es limitado, del otro lado es el joven el que propone jornadas según lo que necesita aprender.

El portal les permitió además desarrollar un módulo de capacitaciones on demand donde ponen en valor un montón de conocimientos que genera el sector productivo que no se enseña en las universidades y tienen un módulo donde comparten las búsquedas laborales.

Agtech: crear puentes

El martes pasado Lucas participó de la Cumbre Agtech organizada por la Red de Potenciación Nesters-CREA donde resaltó la importancia de los jóvenes en la promoción de la tecnología.

“A veces el productor ve la tecnología como algo lejano y se pregunta cómo aplicar eso en su campo. Jornaderos entiende que entre el agro y la tecnología falta algo, que son los jóvenes, para generar ese puente. Así como en su momento generamos un puente entre la educación y la producción, hoy podemos crear uno entre la tecnología y el agro”.

“Los jóvenes capacitados y vinculados son los principales promotores para la adopción de tecnología en el sector. Tenemos jóvenes en todas partes de Argentina conociendo sistemas productivos, lo que se traduce en mucha gente detectando problemas. Si podemos transformar esos problemas en oportunidades, cada vez van a ser más los jóvenes emprendiendo y contribuyendo al ecosistema”, agregó.

Lucas resaltó que en Jornaderos los eventos de tecnología son los más solicitados: “Al 90 % de los jóvenes le interesa la tecnología y hay que capitalizarlo”. 

Consultado respecto a cómo ve el agtech hoy en día, el ingeniero contó: “El desafío que tenemos como sector es el tema de la trazabilidad, de adoptar plataformas simples que nos permitan cargar información respecto a las formas de producción, las certificaciones de sustentabilidad, esto es un tema central”, agregó.

Por último, el director de Jornaderos Agro adelantó que están trabajo con un proyecto exclusivo que promovieron desde el Senado de la provincia de BA sobre comunicación entre campo y ciudad. 

“La oportunidad que tienen las nuevas generaciones es de comunicar distinto, transmitir otros conceptos, valores. Si no se generan canales de diálogo que tengan como objetivo el consenso, no vamos a lograr que la gente de ciudad que no conoce empiece a tener mayor conciencia de lo importante que es el agro y las veces que hace bien las cosas”, concluyó.

Primicias Rurales

Fuente: Agrofy News

Federación Agraria Argentina: Los Pequeños y medianos productores queremos se parte de la discusión institucional sobre el uso y tenencia de la tierra

Federación Agraria Argentina: Los Pequeños y medianos productores queremos se parte de la discusión institucional sobre el uso y tenencia de la tierra

Buenos Aires, 20 de noviembre )(PR/20) El día de ayer se reunió la comisión interna de FAA de Uso y Tenencia de la Tierra. Luego de un enriquecedor debate los federados se pronunciaron en un comunicado institucional que detallamos a continuación.
En las últimas semanas, por diversas cuestiones se ha puesto en un lugar central de la agenda pública un tema que, para Federación Agraria Argentina, es piedra basal: el acceso a la tierra. Y esto se profundizó cuando el presidente Alberto Fernández, en una reunión dijo (según indica el portal Infobae): “quiero que las tierras improductivas del Estado vayan a manos que produzcan”.
Como entidad creemos muy importante que, finalmente, llegue el momento en el que podamos debatir de manera institucional sobre la cuestión agraria argentina; sobre la propiedad de la tierra y el acceso democrático a los recursos productivos. Históricamente hemos propuesto un modelo de desarrollo que contemple el uso y tenencia de la tierra, una agricultura con agricultores para la generación de alimentos y bienes exportables con valor agregado, que no sólo trabajen (cultiven y cuiden) la tierra y produzcan, sino que conlleve un modelo de desarrollo local, con sostenibilidad social, el cuidado ambiental y la generación de divisas para el país.
Sigue existiendo a la fecha una inequitativa distribución de la riqueza que afecta también las formas de apropiación y explotación de la tierra, por eso hoy la ruralidad se caracteriza por diversas formas de tenencia, tipos de producción, recursos y niveles de tecnología. El Estado y las políticas públicas deben reflejar esa diversidad y generar oportunidades para todos por igual.
Estamos convencidos de que es de gran importancia estratégica como país poder definir una política para preservar el recurso tierra en manos nacionales, y orientar las políticas demográficas en las áreas rurales hacia la democratización del uso y tenencia de la tierra.
Como entidad, tenemos una larga historia habiendo presentado, inclusive, varias iniciativas parlamentarias y habiendo debatido amplia y federalmente sobre esta problemática, a nivel nacional pero también en ámbitos internacionales como la REAF y la COPROFAM. Al respecto, en este documento punteamos los principales aspectos de nuestras propuestas, vinculadas con la democratización de explotación de la tierra y modificaciones en el régimen de propiedad de la tierra, considerada como un bien social, que incluya un reordenamiento parcelario de los minifundios, el otorgamiento de los títulos de propiedad a los titulares de los mismos, y la posibilidad de arriendo por parte de los pequeños y medianos productores, como también de los jóvenes rurales, para  garantizar el acceso a su uso, a través de políticas destinadas a su fomento, bajo condiciones de sustentabilidad económica y ambiental, de conservación de los recursos naturales.
Esperamos, pues, que las declaraciones del presidente sean el inicio de una discusión adecuada, que permita la implementación de políticas públicas adecuadas sobre este tema tan postergado, que requiere avances para dar respuestas a tantos productores  que han sido largamente ignorados.
Algunas de las propuestas de Federación Agraria Argentina en relación con la tierra:
• Necesidad de que se reglamente la ley 27118, de Reparación Histórica de Agricultura Familiar y que las Provincias adhieran según su Región Productiva y con la participación de todas las entidades agropecuarias.
• Crear un Banco de Tierras Fiscales para desarrollar programas de acceso a la tierra, tanto para productores que necesitan aumentar su escala productiva en pos de sostenibilidad económica, como para aquellos hijos de productores que quieran comenzar con la actividad agropecuaria.
• Incluir a las mujeres rurales en las denominaciones de “productor agropecuario”, ya que, tanto en el Censo Nacional Agropecuario, como en todas las mediciones de las explotaciones, económicas y comerciales, hoy se entiende que están dentro de esa denominación, invisibilizándolas y generando y reproduciendo estereotipos de género. Y que se las incluya específicamente en las políticas públicas distributivas de la ruralidad: créditos, acceso a maquinaria agrícola, recursos productivos, etc.
• Posibilidad de regular el mercado de tierras a través de créditos a largo plazo para comprar tierra productiva, tanto para Cooperativas, Mutuales y/o personas físicas, sean propietarios o trabajadores/as rurales de pequeña escala.
• Programas Agroecológicos en las áreas periurbanas y legislación que fomente que las provincias adhieran según sus planes de ordenamiento territorial.
• Reforma impositiva que genere incentivos y castigos para el acceso y uso de las tierras.
• Una nueva ley de arrendamientos o fomento de los arrendamientos por parte de los agricultores de pequeña y mediana escala, con incentivos fiscales, crediticios o condiciones en las negociaciones, evitando la posición dominante de las grandes empresas generadoras de commodities.
• Fomento de normas que controlen y fiscalicen el uso de los recursos naturales, fundamentalmente del suelo a través de una ley de Uso de Suelo, con intervención del INTA.
• Promover una regulación normativa de Fomento del Agregado de Valor en origen, que genere mayores condiciones para la pequeña escala, productores/as pequeños/as y medianos/as y Cooperativas o grupos asociativos que participen en la Economía Social.

Prensa FAA: Vanina Fujiwara 011 1567036048
Primicias Rurales
El RENATRE fiscaliza establecimientos rurales y se prepara para la nueva temporada de cosecha en La Rioja

El RENATRE fiscaliza establecimientos rurales y se prepara para la nueva temporada de cosecha en La Rioja

La Rioja, 19 de noviembre (PR/20) .- La Delegación del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores) en La Rioja, continúa realizando fiscalizaciones en diferentes localidades de la provincia,  para supervisar el normal y correcto funcionamiento de los establecimientos del sector.

“Es fundamental llevar a cabo las fiscalizaciones, para asegurarnos que ningún empleado este trabajando en malas condiciones, como así también evitar y erradicar el trabajo en negro, algo que lamentablemente sigue estando presente, pero con la labor del RENATRE estas prácticas están desapareciendo”, reflexionó el Delegado del RENATRE en La Rioja, Emilio Roqué.

Cabe destacar que los controles se centran en el cuidado intensivo de los trabajadores en épocas de pandemia y que se realizan todos los protocolos para evitar los contagios del COVID-19.

Por otro lado, RENATRE, UATRE y OSPRERA La Rioja ya se encuentran en tratativas con la Directora de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, Miriam Espinoza, para establecer los protocolos a seguir en la actividad rural, y continuar fiscalizando en la próxima temporada de cosecha.

El RENATRE viene trabajando en forma conjunta con el Ministerio de Trabajo de la Nación, agencia territorial La Rioja y la delegación de Migraciones La Rioja para llevar adelante todas las acciones necesarias que aseguren condiciones dignas de trabajo.

Primicias Rurales

Comenzó la cuarta edición del Congreso Internacional de Innovación Láctea

Comenzó la cuarta edición del Congreso Internacional de Innovación Láctea

 

Rosario, 19 de noviembre (PR/20) .- El evento contó con paneles sobre genética, capital humano empresarial y la presentación de casos de éxito de empresas líderes de Sudamérica. Las actividades continuarán hoy, jueves.

La iniciativa organizada en conjunto por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Adecoagro, el Banco de Alimentos Rosario (BAR) y Grupo Chiavassa, contó con la participación del presidente de la BCR, Daniel Nasini, el presidente del BAR, Fernando Cáceres, y el intendente de la ciudad de Rosario, Pablo Javkin. Dentro del programa, se compartió un panel sobre genética empresarial, la presentación de casos de éxito de Argentina, Brasil y Chile; y, como charla de cierre, un panel sobre “Capital Humano, factor estratégico para la Innovación”.

La inauguración oficial del Congreso estuvo a cargo del presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, quien destacó la importancia de contar con mecanismos innovadores en todos los eslabones de la cadena: desde la producción, la presentación en las góndolas, pasando por las etapas de industrialización y comercialización. Y subrayó: “Un capítulo aparte merece la innovación en genética, que incide en la eficiencia productiva de los animales en el tambo”.

A su vez, Nasini aprovechó la oportunidad para expresar su reconocimiento y el de la Bolsa que preside “a todos los productores, trabajadores, industriales, comercializadores, distribuidores y todas aquellas personas involucradas en estos procesos que han hecho de la lechería argentina un emblema por su calidad, reconocida internacionalmente”. Y agregó: “Esto ha sido producto de una labor encarada con compromiso y profesionalismo a lo largo de varias generaciones, donde la innovación y la inversión en tecnología han jugado un rol clave y han estado siempre presentes”.

Luego, Pedro Tarak, co fundador de Sistema B, Puentes Globales y Emprendia – la primera Empresa B en Argentina -, introdujo las principales características de las compañías de las que forma parte y su compromiso por la creación de valor integral de triple impacto. “Se trata de empresas que se comprometen jurídicamente a equilibrar los intereses de los accionistas, los colaboradores, los clientes, los proveedores y, por supuesto, las necesidades de largo plazo del planeta, rindiendo cuentas en un modo sistemático y haciendo público ese impacto”, definió el especialista.

En la presentación de casos de éxitos, se compartieron detalles sobre el funcionamiento de tres empresas líderes de Sudamérica, donde sus representantes aportaron sobre producción, funcionamiento, tecnologías de vanguardia, robótica, entre otros. Tal es el caso de Agropecuaria IMBO, ubicada en el sur de Córdoba. María Pia Bonamico, encargada de desarrollar múltiples roles en la empresa familiar, se refirió a uno de los conceptos que define el funcionamiento de la firma: la producción de leche basada en la economía circular donde los residuos son utilizados como recursos ingresando nuevamente al sistema productivo.

El caso referente en genética llegó desde Chile con la compañía Agrícola Ancali. Su gerente general, Miguel Aparicio, brindó detalles sobre el uso de la robótica en la producción tambera. Una empresa reconocida actualmente como una de las lecherías más grandes e importantes de Sudamérica por uso de tecnologías de avanzada. “Ancali se proyecta como una de las lecherías más avanzadas del mundo por sus procesos altamente tecnológicos. Apostar en la robótica nos brindó mayor productividad en el ordeño, eficiencia en la mano de obra y una mayor longevidad en las vacas gracias al sistema rotativo que garantiza el confort del animal mediante un sistema de ordeñe voluntario”, detalló Aparicio.

Por otro lado, Roberto Jank, miembro de tercera generación de la empresa familiar Agrindus, una de las tres productoras de leche más grande de Brasil, atribuyó el éxito de la firma por tratarse de “un proyecto agroindustrial que comenzó hace 75 años con un concepto eficiente de trabajo que vincula la genética de alto potencial con la calidad de la producción de la leche”. La empresa brasileña se destaca en el mercado por la calidad y variedad de productos y por ser la primera empresa en el país con certificación internacional de vacas con el gen A2A2, que producen leche Beta Caseína A2, un producto diferenciado de mayor costo que, entre otras particularidades, resulta más digerible.

El cierre de la jornada estuvo a cargo de cuatro especialistas que se refirieron al presente, futuro y los desafíos del sector: Diego del Carril (Adecoagro), Fernando Preumayr, (Grupo Chiavassa), Nicolás Lyons (NSW, Australia) y Hugo Quattrochi (IFCN Investigador y Consultor) fueron los encargados de presentar el panel sobre Capital Humano: las nuevas generaciones y la innovación en la lechería.

El Congreso Internacional de Innovación Láctea 2020 continuará este jueves 19 a partir de las 17 horas.

Primicias Rurales

La segunda calificación crediticia del FIDA contribuirá a aumentar las inversiones para luchar contra la pobreza y el hambre

La segunda calificación crediticia del FIDA contribuirá a aumentar las inversiones para luchar contra la pobreza y el hambre

Roma, 19 de noviembre (PR/20) . – Las posibilidades de erradicar el hambre y la pobreza recibieron hoy un fuerte impulso ya que el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas obtuvo una segunda calificación crediticia pública de solidez, lo que facilita su acceso a fondos del sector privado para invertir en la prosperidad y el desarrollo de las zonas rurales de los países más pobres del mundo.

Standard and Poor’s (S&P) Global Ratings anunció hoy una calificación de AA+. Esto complementa la calificación AA+ de Fitch que el FIDA recibió el 2 de octubre, convirtiéndose así en el primer fondo del sistema de las Naciones Unidas en recibir una calificación crediticia pública.

“Habida cuenta de que el hambre sigue aumentando en las zonas rurales, la demanda de nuestros servicios es mayor que nunca y es preciso que ampliemos nuestra base de inversores en la mayor medida posible”, expresó Gilbert F. Hungbo, Presidente del FIDA.

“Con dos calificaciones positivas, podemos movilizar más fondos de diversos inversores potenciales a un costo favorable, y esto significa que podemos redoblar los esfuerzos para aumentar los ingresos y el suministro de alimentos de las personas pobres del medio rural que tanto lo necesitan. Esta es una condición imprescindible para fomentar la estabilidad y la resiliencia mundial”.

El FIDA, como principal organización mundial para el desarrollo dedicada exclusivamente a la erradicación de la pobreza y el hambre en el medio rural, desempeña una función fundamental en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030.

El informe Ceres2030 publicado recientemente constata que se necesitan aproximadamente USD 14 000 millones adicionales, por año, hasta 2030 para poner fin al hambre y duplicar los ingresos de 545 millones de productores rurales en pequeña escala. Esto supone prácticamente duplicar la cantidad de ayuda destinada anualmente a la seguridad alimentaria y la nutrición.

El FIDA ha venido estudiando nuevos modelos de financiación para ayudar a duplicar su impacto en la reducción de la pobreza y el hambre antes de 2030 y atender a las necesidades cambiantes de los países prestatarios en un momento en el que la asistencia oficial para el desarrollo sufre fuertes presiones y las repercusiones económicas de la COVID-19 amenazan con sumir a más millones de personas rurales en situación de pobreza y hambre.

Los proyectos y los programas apoyados por el FIDA actualmente se financian con las contribuciones de sus 177 Estados Miembros, los ingresos en concepto de inversiones y los reembolsos de los préstamos, así como con cofinanciación de otras fuentes.

“Nos encontramos en una nueva era y debemos seguir ampliando los límites de la financiación para el desarrollo”, comentó Houngbo. “Esta segunda calificación fortalece la evaluación de solvencia del FIDA y nos permite avanzar hacia una base de financiación diversificada, más amplia y más previsible. Mediante la obtención de más recursos, podremos aprovechar al máximo cada dólar de contribución que recibimos y asegurarnos que nuestra labor redunda en el beneficio de las personas más pobres del mundo”.

Debido a la pandemia de la COVID-19, tan solo en 2020 el número de personas que padecen hambre podría aumentar hasta en 132 millones, y por primera vez en décadas se prevé un aumento de la pobreza extrema. A tan solo 10 años de la fecha límite fijada para alcanzar los ODS, resulta imperativo aumentar la inversión en las zonas rurales donde vive la mayoría de las personas más pobres y hambrientas del mundo, y donde el FIDA centra su labor.

Actualmente, el FIDA está llevando a cabo la Consulta sobre su Duodécima Reposición de Recursos (2022–2024) e instando a sus Estados Miembros a aumentar sus promesas de contribución.

El aumento de las inversiones al FIDA hasta 2030 podría contribuir a:

  • aumentar la producción de 201 millones de pequeños productores;
  • mejorar la resiliencia de 111 millones de participantes en proyectos, y
  • elevar los ingresos de 264 millones de mujeres y hombres de las zonas rurales al menos en un 20 %.

Contactos para los medios de comunicación:

Joanne Levitan   j.levitan@ifad.org  +39 3665620977

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, las ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer la resiliencia. Desde 1978, hemos destinado USD 22 400 millones en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a alrededor de 512 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y un organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.

 Primicias Rurales

 

Los argentinos, el jamón del medio y el sándwich

Los argentinos, el jamón del medio y el sándwich

Buenos Aires, 18 de noviembre (PR/20) .- El debate sobre el impuesto a la riqueza es un capítulo más de la saga interminable que la política escribe mandato tras mandato sin ir a la cuestión de fondo: el control del gasto público.

El vademécum tributario de 2020 tiene 166 impuestos que no alcanzan para mitigar el 50 por ciento de pobreza y menos para paliar déficit que arrastramos de décadas de desmanejos de lo ajeno.

El problema no es la suma o la resta, y menos el dólar, sino la falta de confianza en el peso y la ausencia de medidas de raíz que ataquen estructuralmente la fuga constante de dineros a través del agujero negro y sin fondo del gasto público.

El Estado es en síntesis como la casa de uno donde no se puede gastar más de lo que entra. En el medio de la vorágine , del oficialismo y de la oposición, hay 44 millones de argentinos que son, en el mejor de los casos, el jamón pero en casi todos, la mortadela del sándwich.

Desde ese incómodo lugar esos ciudadanos cumplen, a pesar de las dificultades que tienen, con alguno sino con varios de los 166 impuestos, sin recibir nada a cambio. Salud, educación y seguridad siguen siendo un pendiente y esa carencia del Estado se agrava cuanto más vulnerable es el quién la reclama.

La pandemia desnudó la incompetencia de lo público o, dicho de otro modo, la indiferencia de los gobiernos y el incumplimiento de sus obligaciones más mínimas.

Hoy nos ocupa un nuevo impuesto que, como tantos otros, nace en una emergencia de las tantas que transitamos. Sabemos que esta medida no es la solución, porque desalienta la inversión, pero fundamentalmente evita la discusión de fondo: Cómo y por qué un país que tiene todo, es cada vez más pobre, más lento y burocrático en tiempos en los que el mundo avanza vertiginosamente y que ofrece generosamente modelos para copiar. Y sin embargo, insistimos en los errores.

Repartir más no erradica pobreza. La única herramienta que hace posible esto es la educación y la generación de empleo. Lo otro, el paliativo, es la tapa de una olla a presión cuyo mango ya no se sabe quién tiene.

Otra vez estamos ante una medida desacertada. Otra vez un paso atrás. Algo está mal en un país que tiene todo pero no arranca. Y no son los argentinos.

Primicias Rurales

Fuente: CRA