Cómo afecta la pandemia al abastecimiento de alimentos

Cómo afecta la pandemia al abastecimiento de alimentos

Lectura del santo evangelio según san Juan (21,20-25):

En aquel tiempo, Pedro, volviéndose, vio que los seguía el discípulo a quien Jesús tanto amaba, el mismo que en la cena se había apoyado en su pecho y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?»
Al verlo, Pedro dice a Jesús: «Señor, y éste ¿qué?»
Jesús le contesta: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú sígueme.»
Entonces se empezó a correr entre los hermanos el rumor de que ese discípulo no moriría. Pero no le dijo Jesús que no moriría, sino: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué?» Éste es el discípulo que da testimonio de todo esto y lo ha escrito; y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero. Muchas otras cosas hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que los libros no cabrían ni en todo el mundo.

Palabra del Señor. En América Latina, la agricultura familiar representa 15 millones de unidades familiares y tiene 400 millones de hectáreas.

 

En el marco de una política de Estado contra el hambre, el sector de la agricultura familiar, campesina e indígena cumple un rol estratégico en la provisión de alimentos de calidad. Pero, en el contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional por la pandemia del virus SARS-CoV-2, la situación se complejiza.

A tal punto que, desde el Ministerio de Agricultura de la Nación junto con el INTA y los principales referentes del sector productivo, con el apoyo de Fontagro, realizaron un ciclo virtual de reflexión y formación “La comercialización de alimentos de la agricultura familiar: problemáticas estructurales, entre las políticas contra el hambre y la pandemia”. Los encuentros se extenderán durante siete semanas y se podrá acceder por YouTube.

Durante el primer encuentro, Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, destacó el valor que le dan a esta temática tan relevante, como es la promoción de la producción de alimentos en manos de la agricultura familiar. “Nuestro gobierno considera a la agricultura familiar como un aspecto de la política que trabaja sobre dos ejes: el de equidad social y el de equidad territorial”. Y agregó: “Desde nuestro espacio político contribuimos a que, tanto la equidad social y la territorial, se cumplan”.

“La tecnología que no aporta el Estado para la agricultura familiar, difícilmente la aporte el mercado, porque las tasas de rentabilidad no son estimulantes. Así, la agricultura familiar queda en desventaja en su función de producción”, señaló Basterra quien puntualizó: “Hemos priorizado que el aporte de la agricultura familiar a la alimentación sea acompañado, promovido y articulado entre los distintos sectores del Estado”.

“Vamos a continuar con el desarrollo de todas las estrategias para que la agricultura familiar esté dentro de los márgenes de inocuidad y salubridad para que la sociedad esté tranquila”, expresó Basterra y agregó: “Destacamos todos los atributos positivos que tiene la agricultura familiar, los valores, el origen de los alimentos, las propiedades organolépticas, la sanidad y salubridad de esos alimentos. Hoy, tenemos la gran oportunidad de reposicionar lo que produce la agricultura familiar”.

Basterra: “Hemos priorizado que el aporte de la agricultura familiar a la alimentación sea acompañado, promovido y articulado entre los distintos sectores del Estado”.

En esta línea, Miguel Ángel Gómez, secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena del Ministerio de Agricultura, celebró la iniciativa de poder debatir sobre las problemáticas que afectan a la agricultura familiar, campesina e indígena. “En estas últimas décadas aparecieron cuestiones relacionadas con el aspecto ambiental y la desigualdad de género en la ruralidad que son necesarias de abordar”, indicó.

“Hoy, estamos reconstruyendo esta secretaria para que el Estado esté presente. Los agricultores familiares son productores de alimentos sanos y no emprendedores”, puntualizó y añadió: “Queremos llevar nuestra producción a los 45 millones de compatriotas. Somos el campo que produce alimentos y no commodities. Un aspecto que quedó muy claro en este contexto de pandemia”.

Para esto, Gómez consideró fundamental algunos puntos a mejorar: “Fortalecer los mercados locales, producir alimentos sanos y de un modo agroecológico, multiplicar las ferias de comercialización. No queremos que ningún productor más deje la tierra. Trabajamos en fortalecer el trabajo local”.

“Tenemos que estar más presentes en el territorio y generar sinergias entre los diversos organismos e institutos del Estado”, indicó Gómez quien adelantó que van a trabajar para el abastecimiento local y para que la agricultura familiar, campesina e indígena pueda bastecer también a otros países.

“Tenemos que formalizar el sector de la agricultura familiar, tanto de manera individual como colectiva”, expresó Gómez y aseguró: “La pandemia nos demostró que ‘nadie se salva solo’, un aspecto que la agricultura familiar siempre tuvo en claro”.

A su turno, Susana Mirassou –presidenta del INTA– puso el foco en el compromiso asumido desde su institución para fortalecer las capacidades en propuestas tecnológicas para trabajar junto con la agricultura familiar. “Sabemos las debilidades del sector, los problemas de comercialización y estamos recorriendo un camino para recuperar y potenciar todo el trabajo que llevan adelante”, señaló y agregó: “En el ámbito agropecuario, la agricultura familiar es un sujeto productivo muy potente en la producción de alimentos”.

“Hay mucho por trabajar, construir y deconstruir. Hay mucho por mejorar. Las instituciones de ciencia y técnica tenemos un rol clave para seguir fortaleciendo, acompañar y trabajar juntos en los territorios”, destacó Mirassou quien aseguró que “desde el INTA, queremos desplegar todas nuestras capacidades en sinergia con otros Organismos, Ministerios e Instituciones pares”.

En este sentido, Carlos Parera –director nacional del INTA– señaló que la agricultura familiar es un sector que provee los alimentos que consumimos todos los días. “Creemos que este productor tiene que transformarse en un productor competitivo, que agregue valor en el territorio”, expresó.

Asimismo, Parera consideró que “este ámbito –el Webinar– permitirá profundizar la coordinación entre diversas instituciones y organismos para lograr que todo el sector de la agricultura familiar esté presente en la mesa de los argentinos con alimentos de calidad”.

Parera señaló que la agricultura familiar es un sector que provee los alimentos que consumimos todos los días.

Eugenia Saini, secretaria ejecutiva de Fontagro, compartió los puntos expuestos y aseguró: “Nuestro objetivo es el desarrollo de la innovación y la aplicación de ciencia y tecnología para hacer más competitivo al sector de la agricultura familiar”.

En América Latina, la agricultura familiar representa 15 millones de unidades familiares y tienen 400 millones de hectáreas. “Necesitamos trabajar con ellos en el desarrollo de tecnologías que les permitan ser más eficientes y competitivos, además de permitirles permanecer en el territorio”, afirmó Saini.

“Hoy, en plena pandemia, se demuestra que la agricultura familiar de América Latina tiene un rol clave y la realidad es que este sector está demostrando que tiene la capacidad de abastecer localmente con alimentos”, especificó la secretaria ejecutiva de Fontagro.

En este sentido, Laura Alonso, secretaria de Inclusión Social del Ministerio de Desarrollo Social, afirmó que la enorme crisis que genera la pandemia pone de manifiesto una situación de mucha desigualdad. “Debemos englobarla en una situación mayor que tiene que ver con el modelo de desarrollo que nos vamos a proponer para nuestro país”, indicó.

“Tenemos que reconocer que esta enorme crisis nos encuentra en una situación distinta porque tenemos un piso diferente a otras crisis”, expresó Alonso y agregó: “Desde nuestra Secretaría, una de las principales políticas es la tarjeta alimentaria que llega a más de un millón y medio de personas y cubre a tres millones y medio de niños y niñas”.

Asimismo, Alonso ponderó el rol del ProHuerta, el programa del Ministerio de Desarrollo Social y del INTA. “Para nosotros es fundamental, creemos que desde el Estado debemos tener una fuerte política de asistencia que tiene que estar estrechamente vinculada con la promoción de la producción y la comercialización de la agricultura familiar”.

El sector de la agricultura familiar, campesina e indígena cumple un rol estratégico en la provisión de alimentos de calidad.

Un ciclo, siete semanas

El ciclo de reflexión-formación “La comercialización de alimentos de la agricultura familiar: problemáticas estructurales, entre las políticas contra el hambre y la pandemia” se extenderá durante siete semanas, desde el viernes 29 de mayo a las 11 horas.

Con una modalidad virtual vía streaming, abierto a todo público y gratuito, el ciclo contará con la participación de numerosos y destacados referentes que compartirán sus experiencias de comercialización innovadoras y opiniones sobre diferentes cuestiones.

Los encuentros están destinados a extensionistas, técnicos y promotores de INTA y de otras instituciones y organizaciones nacionales, provinciales, municipales que trabajen con el sector de la agricultura familiar. También productores y referentes de organizaciones del sector, Universidades, entre otros interesados en la temática.

El viernes 5 de junio el ciclo “Experiencias y desafíos de la comercialización de la AF en el marco del Plan Argentina contra el Hambre” reunirá las experiencias de agricultores familiares que se asociaron y lograron darse una estrategia para convertirse en una opción de abastecimiento de alimentos.

Para el 12 de junio, el Seminario “Adaptación de las estrategias de comercialización a la pandemia y el distanciamiento social: intermediación solidaria y comercio electrónico” abordarán las comercializadoras solidarias cuentan con mucha experiencia en este tipo de canal comercial.

El curso del viernes 19 de junio “Asociativismo y figuras jurídicas apropiadas: marco legal e implicancias tributarias”, surge la figura de la cooperativa como la forma asociativa más adecuada para formalizar a la agricultura familiar. Aunque parezca inalcanzable para muchas experiencias de la agricultura familiar, resulta posible.

El viernes 26 de junio el ciclo “Infraestructura y logística participativa: transporte, acopio, stock y volúmenes” expondrá todo lo referido al abastecimiento de alimentos producidos en distintas regiones, lo que requiere resolver distintos desafíos que involucran aspectos de logística, infraestructura, volúmenes y productos.

El 3 de julio, el ciclo “Habilitaciones y certificaciones para la comercialización de productos de la AF” expondrá las diversas innovaciones normativas que habilitan procesos productivos apropiados a la agricultura familiar, fruto del trabajo conjunto entre organismos públicos y las organizaciones.

Por último, en el Panel debate “A un año del Foro Agrario: movimientos sociales y políticas para el abastecimiento de alimentos. Experiencia y perspectivas desde la gestión” se convocará a referentes de movimientos sociales con responsabilidades institucionales para pensar propuestas y debates para potenciar la comercialización.

En un contexto de pandemia por la virus COVID-19, la agricultura familiar se enfrenta a las problemáticas para la comercialización de los aliementos de calidad que producen.

La lucha contra el hambre como política de Estado

En el marco de una política de Estado contra el hambre, el sector de la agricultura familiar, campesina e indígena cumple un rol estratégico en la provisión de alimentos de calidad producidos localmente. Sin embargo, en muchos territorios del país, la capacidad de la agricultura familiar está afectada por factores estructurales que limitan la capacidad de acceso a los beneficios de políticas distributivas.

En los últimos años, las organizaciones de productores de la agricultura familiar crearon formas innovadoras para resolver el problema de la comercialización, como las verdulerías agroecológicas, los almacenes populares, las redes de comercio, nodos de consumidores y hasta entregas a domicilio o a nodos de consumidores.

Conocer estas experiencias arraigadas en la acción cotidiana de miles de personas y propiciar intercambios entre productores, referentes de organizaciones y técnicos es central para fortalecer la política de Estado.

Primicias Rurales

Fuente: INTA informa

En la Argentina, el 74 % de los cultivos dependen de los polinizadores

En la Argentina, el 74 % de los cultivos dependen de los polinizadores

Buenos Aires, mayo 21 (PR/20) – Cada 20 de mayo se celebra el Día Mundial de la Abeja, una oportunidad para recordar su rol destacado entre los polinizadores en la producción de alimentos, entre sus diversos beneficios y el riesgo de su ausencia. Además, los especialistas subrayan el aporte nutricional de la miel, sus características y calidad, según el ambiente, la flora y el manejo de las colmenas.

Para Laura Gurini –investigadora del programa de apicultura (Proapi) del INTA–, “las abejas aportan numerosos beneficios a la vida humana, entre los que se destaca principalmente la función polinizadora, de la que, sólo en la Argentina, depende el 74 % de los cultivos”. Y advirtió que “la ausencia de polinizadores impactaría en una reducción del 50 % en los rendimientos de las producciones”.

“Entre los polinizadores naturales, el grupo más importante está formado por los insectos, sobre todo las abejas o miembros de la superfamilia Apoidea, con más de 20 mil especies, entre ellas la abeja melífera”, detalló la especialista.

En esta línea, reconoció que “en algunos casos, existe sinergia entre los polinizadores silvestres y Apis mellifera, lo que favorece la acción polinizadora de las abejas melíferas, pues influyen sobre su comportamiento”.

Mieles regionales, tan numerosas como diversas

Considerado por los especialistas como un alimento funcional, la miel es el producto de las abejas más conocido y difundido entre los consumidores. Según Gurini, “En la Argentina existen numerosos ambientes y floras diversas que permiten la obtención de gran cantidad de mieles regionales”.

“Las mieles tienen características derivadas de la flora, por lo que es posible encontrar diferencias entre ellas”, especificó la técnica del Proapi, para quien “es fácilmente observable la variedad en las características sensoriales”.

En esta línea, ejemplificó que, si bien hay muchas mieles que presentan colores de la gama del ámbar, también las hay muy claras, como las de algarrobo, colza, flor azul y algunas de pradera, de tonalidades rojizas como las mieles de quebracho colorado, de pata de loro y de monte.

También pueden ser muy oscuras, como las de pájaro bobo de Mendoza y San Juan o de aliso de río de los humedales del Paraná, mientras que las de color amarillo intenso son de girasol. “La calidad de la miel no depende de su color, sino del buen manejo de las colmenas y del manejo que haga el apicultor”, aclaró Gurini.

Con respecto a la cristalización, la especialista explicó que es una propiedad física natural observable que varía según la relación de azúcares que contiene cada miel. “Esta relación genera cristalizaciones rápidas, formándose cristales pequeños, que otorgan a veces una textura cremosa; o lentas, dando lugar a la formación de cristales de gran tamaño, ásperos o suaves y, en ocasiones, de difícil disolución en la boca”, detalló.

En cuanto a la evolución de los hábitos de los consumidores, Gurini aseguró que “las exigencias se dirigen, cada vez más, a la búsqueda de nuevos productos con propiedades funcionales que puedan proporcionar, además del valor nutritivo, otros componentes relacionados con la salud”.

En la Argentina existen numerosos ambientes y floras diversas que permiten la obtención de gran cantidad de mieles regionales.

Un alimento funcional

“La miel está compuesta principalmente por azúcares, en su mayor parte fructosa y glucosa, fácilmente digeribles por el organismo, por lo que aporta energía rápidamente”, explicó la técnica del Proapi.

Además, contiene pequeñas cantidades de proteínas, vitaminas, ácidos orgánicos, minerales y compuestos fenólicos, siendo los flavonoides los principales entre ellos. “Esta composición está relacionada con sus propiedades biológicas, entre las que se destacan la antimicrobiana y la antioxidante”, aseguró Gurini.

Y agregó que “esta característica particular de tener efectos favorables sobre la salud, determina que la miel sea considerada un alimento funcional, que ha sido utilizado por la humanidad, desde hace miles de años, como alimento y medicamento”.

La miel no es el único producto de las colmenas que, dependiendo de los ambientes en que estén instaladas, la flora disponible, el clima, y el manejo realizado en ellas, es posible obtener polen, propóleos, jalea real, apitoxina y material vivo.

Primicias Rurales

Fuente: INTA informa.com

Investigando un aceite, la ANMAT termina prohibiendo la venta de una serie de granos, harinas, semillas y alimentos libres de gluten

Investigando un aceite, la ANMAT termina prohibiendo la venta de una serie de granos, harinas, semillas y alimentos libres de gluten

Buenos Aires, 20 mayo (PR/20) — La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización de una serie de alimentos libres de gluten, luego de una investigación que se inició por un aceite, cuya venta al público no estaba permitida.
Mediante la Disposición 3234/2020, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, la ANMAT prohibió la comercialización de “todos los productos libres de gluten elaborados por la empresa Teconobotánica S.A”, que incluyen semillas, harinas y granos, entre otros.
A la prohibición de estos productos se llegó por una investigación que se inició por la promoción de un Aceite de Chia de la firma Teconobotánica S.A, debido a que no está permitida la venta directa de producto “referenciado para consumo directo”.
A partir de de ese momento se resolvió, según se explica en el Boletín Oficial, llevar adelante la verificación registral correspondiente y una auditoria a la firma Teconobotánica, entre otras medidas.
Eso llevó primero a prohibir la comercialización de “semillas de quinoa, libre de gluten, semillas de sésamo, libre de gluten semillas de lino, libre de gluten, harina de chía, libre de gluten, semillas de chía, libre de gluten, semillas de amaranto, libre de gluten, elaborados por la firma Tecnobotánica S.A., por consignar en sus rótulos los registros (RNPA) vencidos desde septiembre 2018”.
Además, también se determinó la prohibición de comercialización “en todo el territorio nacional y en los sitios de internet de los productos alimento a base de frutas secas, banana y ananá, libre de gluten y alimento a base de frutas secas y pasas de uva, libre de gluten elaborados hasta el 28/02/2020, por no contar el establecimiento con la dirección técnica de un profesional según lo requerido en la normativa alimentaria para la elaboración de ALG”.
Y luego de estas determinaciones, la ANMAT dispuso: “Prohíbese la comercialización en todo el territorio nacional y en los sitios de internet de todos los productos libres de gluten elaborados por la empresa Teconobotánica S.A., sito en Leandro Euler 2341, Malvinas Argentinas, provincia de Buenos Aires, elaborados hasta el 28/02/2020, por no contar la empresa con un Director Técnico según la normativa alimentaria vigente”.

Primicias Rurales

Fuente: NA

Premio para un libro que promueve la conservación del suelo y del agua

Premio para un libro que promueve la conservación del suelo y del agua

Buenos Aires, mayo 18 (PR/20) – “Estamos muy contentos con esta distinción”, reconoció Roberto Casas –director del PROSA y uno de los editores del libro– al recibir la notificación de la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos, y agregó: “Esta obra pudo plasmarse gracias al compromiso, experticia y aporte desinteresado de los especialistas que, en los distintos rincones del país, trabajan en defensa de nuestros recursos naturales”.

La Junta Directiva de la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos (GÆA) aprobó por unanimidad entregar el Premio GÆA al Mérito Geográfico 2020. “Además de describir las principales buenas prácticas para el buen uso del suelo en áreas de secano, este libro aporta información valiosa para la conservación de recursos naturales estratégicos que cumplen funciones de alcance social y que trascienden las generaciones”, señaló la Junta Directiva.

La obra Manual de Buenas Prácticas de Conservación del Suelo y del Agua en áreas de Secano de la Argentina, publicada por el INTA y el Centro para la Promoción de la Conservación del Suelo y del Agua (PROSA) de la Fundación para la Educación, la Ciencia y la Cultura (FECIC), describe 214 buenas prácticas recomendadas para las distintas ecorregiones y provincias del país. “La conservación del suelo y del agua constituye un deber inexcusable, ya que se trata de recursos estratégicos para la Nación argentina”, destacó Casas.

El manual describe 214 buenas prácticas recomendadas para las distintas ecorregiones y provincias del país.

El manual contiene 25 capítulos redactados por 206 especialistas y referentes de instituciones oficiales y privadas del país. De acuerdo con sus editores –Roberto Casas y Francisco Damiano–“la información consignada en el Manual es de interés para extensionistas, investigadores y productores, para implementación de programas de conservación de suelos a escala nacional y provincial, como así también para la elaboración y aplicación de legislación en conservación de suelos”.

“Esta obra demuestra que, en la Argentina, existen los conocimientos y las tecnologías disponibles para desarrollar una producción agropecuaria sustentable”, señaló Miguel Taboada –director del Instituto de Suelos del INTA– quien agregó: “Cumplir con las buenas prácticas nos asegurará un rol estratégico como país productor de alimentos que, en un futuro inmediato, se constituirán en exigencias del comercio internacional”.

Desde 1965, la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos entrega este premio en reconocimiento al esfuerzo de ciudadanos argentinos que hayan realizado obras de real mérito geográfico.

Si bien la entrega del reconocimiento está prevista para la ceremonia inaugural de la 81º Semana de Geografía, el 16 de septiembre, sus organizadores adelantaron que la fecha está condicionada a la situación nacional respecto de las reglamentaciones sanitarias.

Primicias Rurales

Fuente: INTA informa

¿Cómo sumarle MIEL a tu vida?

¿Cómo sumarle MIEL a tu vida?

Buenos Aires, 15 mayo (PR/20) — Desde el 14 al 20 de mayo se celebra la Semana de la Miel en Argentina, bajo el lema: #SumaleMielATuVida. Se trata de una iniciativa impulsada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación para promocionar el consumo de miel y difundir sus beneficios.

Si bien el consumo de este producto natural es aún escaso en nuestro país, gradualmente ha logrado encontrar su lugar en la mesa de los argentinos, porque lejos de utilizarse sólo para untar una tostada o saborizar el té cuando nos duele la garganta, tiene múltiples usos que pueden darle un toque especial a los platos.

Días atrás, el cantinero entrerriano Matías Visconti pasó por el IG Live de Caminos y Sabores y preparó el cóctel Guris, que se elabora con licor de miel. Luego, El Gordo Cocina disparó mucho interés en los espectadores sobre la miel fermentada con ajo. Es una de sus favoritas y según comentó durante el IG Live de CyS, los ajos se pueden usar para marinar pollo, cerdo y salsas; y la miel para hacer aderezos de ensaladas, cubrir berenjenas e incluso para ponerle a una pizza.

Año a año son cada vez más los expositores del Gran Mercado Argentino que acercan miel en todas sus texturas, sabores y tamaños. En esta oportunidad, La Colmena de Cristal, Miel Santos, Mi Miel y Miel Monte Austral te cuentan como #SumarleMielATuVida.

La favorita 2019

En Sierra de los Padres, Mar del Plata, hace 40 años que La Colmena de Cristal produce miel. Tal es la calidad y suavidad de este producto que fue elegida como la favorita del público en el certamen Experiencias del Sabor durante la 15° edición de Caminos y Sabores.

Detrás de la marca hay una empresa familiar que también elabora: polen, jalea real, miel en panal, y le agrega valor al producto a través de licores y caramelos de propóleo. En este sentido, Yesica Rolón, nuera de los fundadores, resaltó que “la miel en panal no sólo es exquisita para comer sola sino que también se sirve en restaurantes de cocina de autor acompañando postres”.

Además, agregó: “Comercializamos la miel en estado líquido o cremoso, y si el cliente lo desea también la envasamos dura”.

Al momento de los tips, Rolón señaló que la miel se puede utilizar en carnes, postres, pastelería, repostería, bebidas alcohólicas y licuados.

Facebook: La colmena de Cristal

Instagram: lacolmenade

Fusiones e infusiones

Hace dos años, Lorena y Gustavo Vallejos crearon Miel Santos. Primero, comenzaron a ofrecer las mieles tradicionales, pero se dieron cuenta de que en el mercado había suficiente y se animaron a darle una vuelta de tuerca y sumar nuevos productos.

Aunque suene raro, los Vallejos utilizan frutos secos, frutas deshidratadas y jamón crudo para elaborar las fusiones y con frutas deshidratadas, especias, raíces y hierbas realizan las infusiones que se colocan en sobres. En este sentido, aclararon que estas innovaciones tienen un período de maceración de entre 30 y 40 días.

Los sabores son muy variados. “Desde picante agridulce como la fusión del jamón crudo con ají molido hasta el sabor invasivo del blend frutos del bosque en la infusión, pasando por damasco, manzana, higo, ciruela, pasas rubias y negras, almendras, nueces y maní en nuestras fusiones y por jengibre, canela, pimienta de Cayena, rosa mosqueta, menta, manzana, limón, naranja, pomelo, mandarina, maracuyá, durazno, frambuesa, arándano, frutilla que usamos en los blends”, dicen los creadores, que se encuentran en General Belgrano, provincia de Buenos Aires.

¿Dónde se aplican? Por ejemplo, las infusiones sirven para untar tostadas, elaborar masas, saborizar y cocinar.

Facebook: Mielsantos

Instagram: @mielessantos_

Libre de gluten

En Paraná, Entre Ríos, también hay emprendedores que decidieron sumarle valor a la miel tradicional y adaptar el producto a la necesidad de cada paladar.

“Inicialmente instalamos una maderera y luego fuimos incorporando rubros relacionados, entre ellos la apicultura, sus insumos y productos. Esto nos llevó al fraccionamiento de la miel que obtenemos de nuestros apiarios y de productores de la zona y de toda la provincia de Entre Ríos”, expresó Noemí Altamirano, titular de Mi Miel.

Hace cuatro años que esta pyme se caracteriza por elaborar productos libres de gluten. Actualmente ofrecen miel en envases de 1 kilo, 500 g, 250 g y blíster para cafetería. En los últimos años, además, decidieron incursionar en la fabricación de galletitas libres de gluten, tomando la miel como uno de sus ingredientes. “Se plantean como un alimento saludable para todos, más allá de ser un alimento para las personas afectadas por la celiaquía”, resaltó Altamirano.

De esta manera, ofrecen las galletitas Angelitas en cuatro variantes: dulces con miel y cáscara de naranja caramelizada; dulces con miel, arándanos y nuez pecan; saladas con queso y saladas con semillas de girasol, lino, chía y sésamo.

Desde Mi Miel destacaron que sus productos son fraccionados y elaborados en un ámbito LIBRE DE GLUTEN. Además, son elaborados con ingredientes regionales y saludables, sin conservantes ni colorantes.

Facebook: Mimielparana

Facebook: Angelitaslibredegluten

Instagram: @mimielparana

De la flor a la mesa

La miel no conoce de fronteras. Tan es así que en Catriel, Río Negro, se encuentra ubicado el emprendimiento Miel Monte Austral. Allí, Patricia Coronado y Oscar Ford, responsables del negocio, enfatizaron: “Nosotros la producimos, cuidando su calidad desde el inicio de la cadena productiva hasta el final”.

Los apiarios que le dan origen a la miel están en Catriel, Peñas Blancas, Valle Verde y Aluminé. “Zonas especialmente elegidas por sus floraciones, clima y lejanía de cultivos intensivos, lo que permite obtener un producto de excelente calidad”, destacaron.

Debido a la ubicación de los colmenares y las fechas de cosecha, obtienen mieles diferenciadas según procedencia floral.

Por ejemplo, la Miel de monte corresponde a las flores de jarilla, piquillín, abrepuño, alpataco, chilca, nabo, chañar, tamarisco; tiene un sabor intenso y es muy aromática. En cambio, subrayaron que “la Miel de zona bajo riego tiene un sabor más suave y su origen son las flores de alfalfa, trébol, mostacillas, cardos, melilotus, lotus”. En este sentido, la Miel de montaña también tiene sabor suave de cristalización lenta y su origen está en el alfilerillo, diente de León, yaque, chacay, lotus, flor azul, abrepuño, etc.

Facebook: mielmonteaustral

Instagram: @mielmonteaustral

 

Primicias Rurales

Fuente: Caminos y Sabores

Federación Agraria se suma a las actividades para impulsar el consumo de miel en el país

Federación Agraria se suma a las actividades para impulsar el consumo de miel en el país

Buenos Aires, 14 mayo (PR/20) — Se lleva adelante en la Argentina la “Semana de la Miel”, que finalizará el 20 de mayo próximo, cuando se celebra el día de la abeja.

En el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio, este año las actividades propuestas no son presenciales, por lo que difieren de ediciones anteriores, pero mantienen el foco en el concepto de propiciar el consumo de miel en la población y en el de cuidar las abejas.

“En nuestro país el consumo de miel es muy bajo, de alrededor de 200 gramos por año por persona, mientras que en otros lugares del mundo alcanza los dos kilos en el mismo lapso. Como entidad, tenemos pequeños productores apícolas, que luchan porque se logre la verdadera valoración de sus producciones”, señaló el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni.

Y añadió: “Todos los años esta semana busca visibilizar a estos productores, poner en valor a la miel y tratar de impulsar su consumo. Por eso todos debemos colaborar este año, en que la gente no podrá asistir a las clásicas degustaciones o participar de las actividades tradicionales, para hacer conocer su situación”.

“Los apicultores llevan adelante una tarea muy valiosa, porque cuidar a las abejas no sólo es una manera de consolidar su producción, sino también (y como reconocen las organizaciones internacionales) se trata de un acto de valor universal, considerando el rol que tienen ellas en la polinización, fundamental para la producción de alimentos”, agregó el presidente de la entidad.

Expresó: “En este momento, todos estamos enfocados en la crisis derivada de la pandemia de Covid-19, pero eso no nos debería hacer perder de vista la necesidad de que esta producción se valore en lo nacional, que se generen más y mejores alternativas de comercialización en el país y, fundamentalmente, estrategias más contundentes para fomentar aquí el consumo de miel”.

Por su parte, la productora apícola federada (referente nacional y regional en la materia) Alicia Tomaszuk añadió: “Es muy importante remarcar la importancia de consumir miel, que es la producción de la abeja y se da gracias a la generosa geografía y clima de nuestro país, que nos da la posibilidad de tenerla, y con el trabajo de los que hacemos las tareas de extracción y cuidado de las abejas. Ojalá pronto podamos ver miel en todos los desayunos y en todas las mesas de los argentinos, por todas las propiedades que tiene una cucharada de este producto”.

Primicias Rurales

Fuente: FAA