El RENATRE fiscalizó establecimientos rurales con más de 100 trabajadores en Corrientes

El RENATRE fiscalizó establecimientos rurales con más de 100 trabajadores en Corrientes

Buenos Aires, 31 julio (PR/20) — La Delegación Corrientes del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores) llevó adelante tareas de fiscalización en el interior provincial, como parte de las acciones que realiza el organismo a nivel nacional.

Durante cuatro jornadas realizadas en julio, relevó un total de 16 establecimientos rurales y 128 trabajadores de forestación (resina), ganadería y yerba mate (cultivo y cosecha), y como resultado detectó trabajo informal, presunto trabajo adolescente no protegido e incumplimientos en la normativa laboral y de seguridad e higiene.

“Creemos muy importante la realización de las fiscalizaciones, ya que desde el RENATRE llegamos a cada rincón del país contribuyendo al trabajo decente y brindando protección a los trabajadores rurales”, afirmó Mónica Arnaiz, delegada del RENATRE en Corrientes.

Inspectores de la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación se sumaron al equipo de la Delegación Corrientes del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE). Asimismo, participó la UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores) de Corrientes con un delegado de la zona.

La recorrida de tres jornadas abarcó territorio de Gobernador Virasoro, San Carlos, Garabí y de los Esteros del Iberá, en Colonia Carlos Pellegrini.

En San Carlos los inspectores constataron trabajadores de cultivo y cosecha de yerba mate sin su correspondiente Libreta de Trabajo Rural y con remuneraciones por debajo de lo que marca la ley. También se relevaron siete trabajadores de un establecimiento ganadero que se encontraban en completa informalidad.

En Colonia Garabí, se detectaron 4 adolescentes de 16 y 17 años en la cosecha de yerba mate y se labró la correspondiente acta de constatación ante el presunto trabajo adolescente no protegido.

Como resultado de estas acciones de fiscalización, también se dará intervención a la Dirección de Cooperativas de la provincia, a raíz del caso relevado en la zona de Carlos Pellegrini, a efectos de verificar el funcionamiento de una cooperativa de trabajo.

Al finalizar las tareas, los inspectores del RENATRE informaron a los trabajadores sobre los alcances y beneficios de la Ley 25.191, y notificaron a los empleadores sobre la obligación de tramitar la Libreta Trabajo Rural (LTR).

Ante cualquier denuncia por malas condiciones de trabajo, trabajo infantil y/o explotación laboral, el RENATRE cuenta con la página www.renatre.org.ar o la línea gratuita 0800-777-7366, opción 5, donde podrán ser atendidos en forma anónima por profesionales capacitados en la materia.

Primicias Rurales

Fuente: RENATRE

Se logró fuerte reducción de una de las dos mangas de langosta

Se logró fuerte reducción de una de las dos mangas de langosta

Buenos Aires, 24 julio (PR/20) — Hoy los equipos técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizaron el monitoreo de la manga de langostas que se encuentra en cercanías de Federación, Entre Ríos, donde la manga disminuyó en términos de densidad poblacional.

Cuando ingresó a nuestro país, se estima que ocupaba aproximadamente 15 km2, y ahora tiene un tamaño de alrededor de 10 km2, gracias a los controles que se fueron realizando en Santa Fe y Corrientes, cuando las condiciones climáticas y ambientales lo permitieron.

La complejidad del control de la plaga está dada por varios factores que condicionan la posibilidad de efectuar los tratamientos, el desplazamiento de la plaga y su gran poder de vuelo, los lugares de difícil acceso donde muchas veces se asienta y también la existencia de población cercana, cursos de agua, y colmenas, entre otras.

Hoy se llevó a cabo una reunión en la que participaron el director del Centro Regional Entre Ríos Maximiliano Villone y técnicos del Programa Nacional de Langostas y Tucuras del Organismo, representantes de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), de la Sociedad Rural, de la Fundación de Lucha contra la Fiebre Aftosa (Fucofa) y aereoaplicadores de la provincia de Entre Ríos. En el encuentro se analizó la estrategia de intervención.

En ese sentido, ayer, la aplicación áerea de tratamientos fitosanitarios que estaba prevista para la mañana, también debió ser suspendida por las condiciones climáticas. La neblina impidó su realización. Sí se pudieron llevar a cabo aplicaciones terrestres a cargo de productores de la zona.

Hacia el mediodía la manga levantó vuelo lentamente en dirección este, en donde se asento tras moverse unos 4 km en cercanias de la Autovia 14.

Actualmente se encuentra asentada en ese lugar y no registró movimientos en lo que va del día de hoy debido a los factores climáticos.

En cuanto a la manga que se encuentra en la provincia del Chaco, el equipo de langosteros del Senasa, está monitoreando el Departamento General Güemes para dar con la ubicación de la manga que el día martes cruzó el Río Bermejo desde Formosa.

Primicias Rurales

Fuente: Senasa

El contexto actual apura la digitalización en máquinas agrícolas

El contexto actual apura la digitalización en máquinas agrícolas

Buenos Aires, 24 julio (PR/20) — El contexto que se vive en la actualidad, incluyendo el impacto del coronavirus, apura el proceso de digitalización en los trabajos de las máquinas agrícolas.

Están dadas “casi por primera vez, las condiciones necesarias para una verdadera revolución”, sostienen desde la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID).

Y adelantan que el tema será uno de los ejes principales del Congreso “Siempre vivo, Siempre Verde” que se hará del 18 al 28 de agosto de forma virtual.

Satélites
En materia de tecnología satelital, hay un fenómeno de “democratización” del Espacio: La competencia impulsada por la innovación en hardware de tecnologías satelitales, provoca que los costos de enviar dispositivos al espacio disminuyan drásticamente.

“U$S 200.000 es una suma irrisoria comparada con lo que pasaba 10 años atrás. Esto se ve en los más de 300 satélites de observación de la tierra lanzados actualmente”, explica Juan Pablo Vélez de la Red Agricultura de Precisión del INTA Manfredi y disertante en el Congreso.

“Un hito en este aspecto es el uso de cohetes reutilizables”, agrega.

Se suma la mayor resolución de datos que está cambiando la forma en que vemos el planeta: “podríamos hacer un reality show de lo que ocurre en el lote con una definición (píxel de 30 cm), precisión y repetitividad sin precedentes”, afirma Vélez.

Fierros
El crecimiento de la digitalización de datos impulsa un fuerte desarrollo tecnológico en maquinarias.

Según Vélez, son las máquinas las “que dan aplicabilidad y permiten aprovechar al máximo el paquete de datos que ofrecen los satélites. Un ejemplo es la velocidad de respuesta de los equipos actuales a cambios de dosis en aplicaciones variables”.

Además, las máquinas son capaces de relevar mayor información a campo.

Hoy, las empresas desarrollan, por ejemplo, dispositivos que miden el ambiente en el surco de siembra para adaptar densidades, dosis de fertilizante e híbridos en tiempo real.

Cory Muhlbauer de Precision Planting hablará de estas herramientas en el Congreso, poniendo el foco en la oportunidad que ofrecen para repensar el manejo de nutrientes.

“Hoy sabemos cuál es el mejor momento y lugar para aplicar cada nutriente. No es lo mismo volear el nitrógeno antes de la siembra que aplicarlo durante la misma; ubicarlo en superficie, delante o detrás de la semilla que hacerlo en profundidad, donde ésta pueda tomarlo desde los primeros estadios”, explica Muhlbauer.

Información
La digitalización de la información, gracias a aplicaciones y plataformas, su registro automático y el avance de Internet de las Cosas, son otros de los atributos que vienen progresando, al igual que el poder de las computadoras y la Nube, que reducen costos de almacenamiento y procesamiento.

Estos aspectos son clave para obtener diagnósticos precisos.

“Un gradiente de colores en una imagen satelital puede tener muchas causas: Déficit hídrico, nutricional, etcétera”, señala Vélez.

“Hoy podemos cruzar múltiples variables y fuentes (datos de estaciones meteorológicas, sensores de humedad de suelo, índices de sequía, registros del asesor) para diagnosticar lo que realmente ocurre en el lote”, explica Vélez.

Los avances en “machine learning” e inteligencia artificial permiten analizar de forma automática gran caudal de información, hallar patrones asociados a problemas y desarrollar los llamados “call to action” o llamado a la acción.

“Ya no hace falta sentarse a analizar y cruzar datos; el dispositivo entrega un alerta o recomendación concreta”, resume Vélez.

Primicias Rurales

Fuente: MAQUINAC

Se lanzó CerdoCast: un nuevo canal de comunicación para unir a los principales referentes de la industria porcina de la región

Se lanzó CerdoCast: un nuevo canal de comunicación para unir a los principales referentes de la industria porcina de la región

Buenos Aires, 23 julio (PR/20) — Se lanzó CerdoCast: un nuevo canal de comunicación para unir a los principales referentes de la industria porcina de la región, con el apoyo de Provimi

En cada episodio de CerdoCast – disponible en Spotify y otras plataformas gratuitas- los principales protagonistas de la industria porcina analizan los impactos, el rendimiento, la rentabilidad y las mejores prácticas del sector.

Para seguir ampliando su presencia en la región, Provimi Cargill Nutrición Animal incorpora nuevas herramientas y plataformas de comunicación para conectar a los productores con expertos y empresarios de la industria porcina.

CerdoCast presenta contenidos relacionados con diferentes aéreas de la producción porcina para difundir conceptos y herramientas prácticas que pueden ser aplicadas a diferentes sistemas de producción.

Conducido por Leandro Del Tuffo, DVM, M.S. Applied Swine Nutrition y especialista en nutrición porcina, CerdoCast (disponible y de libre acceso en

https://open.spotify.com/show/28aytpQkYIvChB8HJ7tNT0) es un espacio pensado para que profesionales y productores de la industria puedan mantenerse siempre actualizados, accediendo a las últimas novedades del sector.

Los oyentes tendrán la oportunidad de recibir información precisa sobre las últimas tendencias, noticias e investigaciones de la mano de un grupo de exper tosde la industria de la carne de cerdo.

Cada episodio ha sido diseñado para abordar temas relacionados a la producción porcina, conceptos y herramientas prácticas que pueden ser aplicadas a diferentes sistemas de producción.

El primer episodio (disponible desde el 25 de junio) contó con la participación de Andrick Payen como invitado. Payen es analista del mercado agropecuario en Rabobank y se refiere a las tendencias en el mercado porcino internacional.

El siguiente podcast (subido a la plataforma el 16 de julio) presenta al Dr. José Soto, quien se refiera a la optimización de la energía neta en dietas de crecimiento y terminación.

Soto tiene una amplia experiencia trabajando en diferentes sistemas productivos en Estados Unidos y durante su doctorado en la Universidad del Estado de Kansas contribuyó a desarrollar una herramienta práctica para definir los niveles óptimos de energía neta en dietas de crecimiento y terminación en función de variables económicas, productivas y nutricionales.

Más en www.provimiargentina.com.ar

Facebook, Instagram y Twitter: @provimiarg

Primicias Rurales

Pasos para el “éxito” en el diagnóstico de fertilidad

Pasos para el “éxito” en el diagnóstico de fertilidad

Autor/es: Juan Manuel Pautasso (AER INTA Diamante) y Ricardo Melchiori (INTA EEA Paraná). Entre Ríos. Argentina Copyright © 2020 de los autores. Ediciones INTA

Buenos Aires, 17 de julio (PR/20) .-El diagnóstico de fertilidad de suelos basado en el análisis químico de formas “disponibles” o “extractables” de los nutrientes se desarrolló hace más de 70 años y actualmente sigue siendo muy utilizado a nivel mundial.

Los análisis de suelos con fines de diagnóstico de fertilidad consisten en extracciones químicas rápidas que estiman la disponibilidad de nutrientes, extrayendo en algunos casos sólo una proporción de la cantidad total del nutriente en el suelo. La cantidad extraída se relaciona estrechamente con la cantidad de nutriente absorbido por los cultivos, por eso la información del análisis de suelos provee un “índice de disponibilidad”.

Para lograr un buen diagnóstico de fertilidad debemos transitar correctamente los siguientes “pasos” (Barbazán y García, 2015):
  • muestreo de campo.
  • análisis químico preciso.
  • interpretación de los datos.   

Veamos cada uno por separado:

1. Muestreo a campo.

El diagnóstico de fertilidad comienza con la toma de una buena muestra de suelo.

¿Con qué frecuencia y en qué momento se debe realizar la muestra de suelos?
Dependerá del objetivo del análisis. Si el objetivo es fertilizar un cultivo el muestreo deberá ser lo más cerca posible de la fecha de siembra; en cambio si el objetivo es conocer la evolución de la fertilidad del lote, entonces el muestreo debe realizarse siempre en el mismo momento del año, para reducir la variabilidad (algunos parámetros, como por ejemplo, la disponibilidad de nitratos, son muy variables entre estaciones del año).

Algunas recomendaciones generales:

  • Muestreo de partes “homogéneas” del lote.
  • Cantidad: No menos de 20 submuestras (ideal 50).
  • Profundidad: 0 – 20 cm.
  • Evitar el muestreo en: bordes de lotes, donde haya habido pilas de alimentos, rollos, tierra, etc.; sitios claramente con problemas tales como los debido a erosión, barreros, bandas viejas de fertilización, viejos sitios de alambrados, rutas, taperas y sitios de concentración de animales.

Una vez extraída la muestra se envía, lo antes posible a un laboratorio habilitado para su procesamiento.

2. Análisis químico preciso.

Es el segundo paso, y se busca que los métodos a usar sean sencillos, rápidos y de bajo costo. . La selección del método se realiza en base a estudios previos de la relación entre la cantidad de nutriente extraída por un extractante y la cantidad de nutriente absorbida por el cultivo, es decir el resultado final al implementar la metodología apropiada es un indicador o estimador de disponibilidad de un determinado nutriente.

¿Qué objetivos debe cumplir ese estimador?

  • Proveer un índice de disponibilidad de nutriente en el suelo.
  • Predecir la probabilidad de respuesta al agregado de nutrientes.
  • Proveer la base de un programa de fertilización.
  • Contribuir al cuidado del ambiente.

¿Qué información nos brinda el análisis de suelos?
Una vez analizadas la muestra de suelos, el laboratorio nos informa el resultado. Podríamos decir que tenemos dos grupos de variables informadas en un análisis de suelos (Tabla 1):

  • variables que estiman la disponibilidad de los nutrientes: a partir de estos datos vamos a realizar los cálculos necesarios para ajustar la fertilización de los cultivos.
  • variables que estiman la “calidad productiva” o “salud” de nuestro suelo: con estas variables podemos hacer un seguimiento año tras año para conocer la evolución de la fertilidad nuestros lotes. Algunos estimadores de nutrientes no móviles en suelo (como P) también pueden incorporarse para ver su evolución en el tiempo.

Tabla 1: Algunas de las metodologías utilizadas y variables que pueden ser informadas en un análisis de suelos.

1. Metodologías que estiman disponibilidad de nutrientes

2. Variables que estiman calidad del suelo

Estimadores[1]

Nutrientes

Variables

P disponible

Fósforo

Físicas

Profundidad, constantes hídricas, estabilidad de agregados…

Nitratos

Nitrógeno

Zinc disponible

Zinc

Químicas:

Materia orgánica, pH, CE, Nitrógeno Total, NAN (nitrógeno de incubación anaeróbica), CIC…

K disponible

Potasio

3. Interpretación del análisis de suelos

La información del análisis de suelos tendría que ser interpretada y utilizada agronómicamente, ya sea para proveer de los nutrientes limitantes al cultivo inmediato o para planificar una mejora de la fertilidad de los lotes. En este informe nos abocaremos a las variables posibles de utilizar para ajustar la fertilización de los cultivos.

Relaciones cuantitativas: disponibilidad de un nutriente – rendimiento del cultivo.
A partir de ensayos a campo se establecen relaciones entre cada variable que estima la disponibilidad de un nutriente y la respuesta de un cultivo al agregado de un nutriente. A partir de estos ensayos podemos obtener información como la que se muestra en la Figura 1.

 Figura 1: Rendimiento relativo de un cultivo en función de la disponibilidad de nutriente en el suelo.

Podemos observar en la Figura 1, que existen tres zonas o clases de disponibilidad de nutrientes:

  • “Zona 1”: que corresponde a bajos rendimientos relativos, relacionados a niveles bajos del nutriente en el suelo; en esta situación la probabilidad de respuesta al agregado del nutriente limitante es alta.
  • “Zona 2”: esta parte de la curva corresponde a niveles medios de los nutrientes y la probabilidad de respuesta al agregado del nutriente es media. Cuando se define un umbral crítico[2] de un determinado nutriente se sitúa en esta parte de la función.
  • “Zona 3”: aquí los niveles de nutrientes en el suelo están por encima de los niveles de suficiencia. Valores muy a la derecha pueden corresponderse a “consumos de lujo”[3] por parte de los cultivos.

¿Para qué puedo usar “el dato” del análisis de suelo?
Es una buena herramienta para:

  • Estimar la probabilidad de respuesta del cultivo.
  • Evaluar los cambios en los niveles de nutrientes no móviles como por ejemplo el P en suelo a través del tiempo, o también los cambios de materia orgánica, pH y nitrógeno total.

Podemos tener resultados razonables cuando queremos estimar la respuesta en rendimiento.

Finalmente es una herramienta pobre si queremos predecir el rendimiento esperado para un sitio y año en particular.


Interpretación: revisión del estado del conocimiento.
Para terminar, resumiremos para los principales nutrientes cuál es el conocimiento actual y las posibles aplicaciones de la información suministrada por el análisis de suelos (Wyngaard y Reussi Calvo. 2019).

NITRÓGENO: la metodología más difundida relaciona el rendimiento del cultivo con un nivel de “nitrógeno disponible” (ND). El ND se expresa en kg/ha y surge de la suma entre el contenido de nitrógeno de nitratos, en suelo previo a la siembra del cultivo sumado al N agregado con el fertilizante.

El valor de este umbral aumenta cuando se incrementa el rendimiento del cultivo, por lo que estimar el rendimiento en cada situación permite incrementar la capacidad predictiva del método, ajustando el umbral de ND a cada rendimiento estimado. La estimación de rendimiento, en trigo por ejemplo puede realizarse considerando las lluvias acumuladas en el otoño, previo a la siembra, y ya existen calibraciones locales que lo contemplan (Pautasso y Kuhn, 2014). Para rendimientos promedios de la región se han establecido umbrales de 100 kg/ha de ND para trigo y entre 90 y 120 kg/ha para maíz (Melchiori et al. 2001; Baragelata, 2011).

Si bien hay estudios en las últimas décadas que han buscado mejorar el diagnóstico de fertilización nitrogenada (a partir de integrar variables como la textura del suelo, cultivo antecesor o estimando el potencial de mineralización del suelo), aún no hay modelos que integren y mejoren claramente el método de ND.

AZUFRE: el contenido de azufre (S) como sulfatos en el suelo a la siembra no es un buen indicador de la respuesta al agregado de dicho nutriente. Una posible explicación es que dicho método no contempla el aporte de S por mineralización desde la fracción orgánica durante el ciclo del cultivo.

Por esta razón, una alternativa consiste en aplicar una dosis de mantenimiento de S (10 a 15 kg/ha), para cultivos creciendo en ambientes con probabilidad de respuesta a la deficiencia de S.

Por otro lado, existe una estrecha asociación entre la mineralización de S y el Nan en el estrato de 0-20 cm, por lo cual este último podría ser utilizado para el diagnóstico de S en los cultivos. Valores de Nan superiores a 54 ppm indicarían suficiente disponibilidad de S para los cultivos.

FÓSFORO: (P) para este nutriente se usan índices de disponibilidad, siendo el más difundido en la región pampeana el propuesto por Bray y Kurtz, que denominamos Bray I. Respecto a la textura del suelo, los suelos con partículas finas tienen un umbral de P-Bray I más bajo, para cultivos como trigo, soja y maíz. Las recomendaciones de fertilización con P pueden variar según el criterio que usemos: de suficiencia o de reposición y enriquecimiento. Orientativamente podemos definir un rango crítico de 12 ppm a 15 ppm para los principales cultivos de granos y forrajeras, exceptuando alfalfa que está entre 18 ppm a 20 ppm.

ZINC: (Zn) este elemento se considera un micro nutriente, es decir que las plantas lo necesitan en pequeñas cantidades. También para el Zn se usan índices de disponibilidad; recientemente, se definieron 3 rangos de valores de Zn-DTPA con diferente probabilidad de respuesta a la fertilización para el cultivo de maíz: menos de 0,87 ppm alta probabilidad, de 0,87 a 1,30 ppm probabilidad media y más de 1,3 ppm baja probabilidad de respuesta a la fertilización con Zn (Barbieri et al.,2019).

POTASIO: (K) para estimar la necesidad de agregado de K se utilizan extractantes, por lo que el índice obtenido se denomina K extractable o K disponible, que suma el K intercambiable (presente en la fase coloidal mineral y orgánica del suelo) y el K en solución. En la región el umbral de K disponible para alcanzar el 90% del rendimiento de varios cultivos es de 0,34 cmol/kg, que equivale a 133 ppm. Por debajo de este valor la probabilidad de respuesta al agregado de K es alta y por encima baja (Barbazán y col., 2015).


CONSIDERACIONES FINALES

La utilidad principal del análisis de suelos, radica en diagnosticar adecuadamente la disponibilidad de nutrientes que requieren los cultivos, y en base a la información y calibraciones locales disponibles, hacer mejores recomendaciones de fertilización y un uso racional de los fertilizantes.


[1] Corresponde al valor (o rango de valores) por debajo del cual existe una alta probabilidad de respuesta a la fertilización, en tanto por encima del mismo la probabilidad de respuesta es baja.

[2] Cuando dosis crecientes de nutrientes agregadas no se corresponden con un aumento en el rendimiento, y se puede verificar en la zona de “suficiencia” del nutriente donde mayores concentraciones en los tejidos vegetales no se corresponden con aumentos en los rendimientos.

[3] El “P Disponible” es un indicador que extrae fracciones inorgánicas lábiles con el extractante Bray I; El “Zn disponible” es un indicador que se estima utilizando el extractante DTPA; El “Nitrato” mide la totalidad de N presente en el suelo bajo la forma de nitratos es extraído y cuantificado por colorimétrica; el “K disponible” es un indicador que surge del K en solución más el K intercambiable (adsorbido) y el extractante más comúnmente utilizado es el acetato de amonio.
Se recomienda a los apicultores verificar las reservas alimenticias de sus colmenas

Se recomienda a los apicultores verificar las reservas alimenticias de sus colmenas

Buenos Aires, 17 julio (PR/20) – – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentario (Senasa) recomienda a los apicultores controlar las reservas alimenticias y el estado sanitario sus apiarios.

“Las temperaturas que se registraron en el otoño dieron a las colmenas el estímulo necesario para ir al campo a buscar alimentos. Esta actividad que las abejas realizaron, probablemente haya impactado en los niveles de reservas de alimentos que los productores dejaron en las colmenas”, explicó Mauricio Rabinovich, coordinador del Programa Nacional de Sanidad Apícola del Senasa.

Sobre esta base, el profesional del organismo sanitario recomienda a los apicultores verificar en los apiarios las reservas nutricionales de las colmenas. “Los productores deben dejar suficiente cantidad de alimentos para que las colonias de abejas lleguen al inicio de la nueva campaña apícola sin carencias nutricionales”, indicó.

También deben “realizar los diagnósticos sanitarios pertinentes como por ejemplo estar atentos a la posibilidad de la reinfestación de varroosis. “La reinfestación de esta enfermedad en las colmenas es un fenómeno recurrente y la magnitud de esta recarga parasitaria puede ser significativa. Sobre esta base es necesario realizar nuevos diagnósticos para verificar los valores de parasitismo”, señaló Rabinovich.

En caso de ser necesario se sugiere proporcionar una alimentación asistida extremando los cuidados y realizar un refuerzo en el control de la varroosis

Además, el Senasa recordó a los productores que deban ingresar a otras provincias para controlar el estado de sus colmenas, que antes de trasladarse se contacten con el responsable apícola de la provincia de destino para verificar los requisitos particulares de cada una de ellas. Dichos requisitos pueden consultarse aquí http://www.alimentosargentinos.gob.ar/HomeAlimentos/Apicultura/

Primicias Rurales

Fuente: Senasa