Preocupa la situación del trigo: el clima sigue jugando en contra y los mayores atrasos en la siembra están en Córdoba y centro de Santa Fe

Preocupa la situación del trigo: el clima sigue jugando en contra y los mayores atrasos en la siembra están en Córdoba y centro de Santa Fe

Rosario, Santa Fe, 20  junio (PR/22) –Semana a semana, el profesor del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, Dante Romano elabora un informe detallado de cada uno de los sectores Soja, Maíz y Trigo -a nivel nacional e internacional-. Compartimos su análisis:

“Justo cuando los insumos empiezan a bajar, los granos se estabilizan un escalón más abajo. Esto hace que la rentabilidad esperada para el próximo año no cambie, y siga en niveles por debajo de lo normal”.
“La suba de tasas de la FED hace que los inversores financieros pasen del modo “compremos commodities, que el dólar se devalúa” a “vendamos las posiciones, porque ahora se va a revaluar”. Con los fundamentos alcistas muy descontados en precios, el mercado se debilita. Sólo un evento climático alcista podría torcer el rumbo, pero los pronósticos marcan ese camino”.
“Preocupa la situación del trigo argentino. En el marco internacional de stocks bajos, las intenciones iniciales de siembra parecen difícil de concretar por la seca que se está produciendo. De la mano de la misma, podríamos ver una cosecha más para 17 que para 20 mill.tt. Dado que entre consumo interno y exportaciones ya declaradas hay unas 16 mill.tt. comprometidas, no sería descabellado pensar que nos podríamos quedar con poco trigo”.
“Es importante ser muy cuidadosos con el trigo: el cuadro internacional sumado al local de sequía podría generar un problema de abastecimiento”.
Sector por sector
SOJA
“La menor cosecha de Sudamérica está descontada en precios, y el mercado se enfoca en el climático de EEUU. Localmente, el productor no vende, pero la industria no tiene margen para subir precios”.
MAIZ
“Con la guerra en Ucrania descontada en precios, el clima en EEUU gana espacio. Pero la presión financiera limita las subas. En Argentina, expectativa por el ingreso del maíz tardío y el impacto que el gasoil podría tener”.
TRIGO
“Si bien la situación en Ucrania está descontada y la suba de tasas de la FED pega particularmente en trigo, las perspectivas de menor producción por cuestiones climáticas generan subas. En nuestro país vemos dudas de que se concrete la intención de siembra”.

La Universidad Austral promueve la investigación, imparte enseñanza de grado y postgrado, realiza programas de extensión, y brinda atención sanitaria desde su Hospital Universitario. Está constituida por las Facultades de Ciencias Biomédicas; Ciencias Empresariales; Comunicación; Derecho; Ingeniería; Hospital Universitario Austral; Parque Austral; IAE Business School; Escuela de Educación; Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales; Instituto de Ciencias para la Familia; Instituto de Filosofía.

 

Primicias Rurales

Fuente: Universidad Austral

El remedio para los precios altos no serían los precios altos

El remedio para los precios altos no serían los precios altos

La crisis geopolítica que se genera por la invasión de Rusia a Ucrania, incluyendo las sanciones lideradas por Europa y EEUU contra los rusos, tiene un alcance y extensión que podría extenderse en el tiempo. Mientras Europa lo padece, China toma ventaja y ha importado niveles récords de productos desde Rusia en lo que va desde el inicio de las sanciones.

Con una 3rar Niña consecutiva, los productores de esta parte del mundo siguen bajo tensión. En el caso de EEUU, los precios ya tienen una prima muy positiva, sustentada en una sólida demanda doméstica (biocombustibles principalmente con presión para permitir un E15 para el verano norteamericano) y una reticencia a vender muy fuerte en especial ante los pronósticos de calor. Estos pronósticos también llegan a Europa, que ya no tiene el ingreso fluido de cargas de su proveedor natural, y se aumenta el nerviosismo en los próximos días.

La mayor demanda por biocombustibles se sustenta en la suba del crudo generada por el conflicto, que ya era una tendencia predominante de los últimos ciclos en post de cumplir los objetivos ambientales de cara al 2030. En el contexto actual, un mayor uso de granos para su producción encuentra en límite en la reducida oferta de granos, poniendo sobre la mesa las discusiones el clásico alimentos vs biocombustibles.

Los niveles actuales de precios también tienen implícita la inflación global. La reciente suba de la tasa por parte de la Reserva Federal de 75 puntos, es el mayor incremento desde 1994. La agresividad en la lucha contra la inflación puede moderar el efecto precio sobre los granos, que anduvieron coqueteando con los valores máximos del 2012, pero si se ajustan por inflación, estamos aún muy lejos de esos valores. Este mayor costo del USD tiene un efecto sobre deudas y reservas internacionales, y lógicamente, podría afectar la capacidad financiera de muchos compradores.

Los importadores ya vienen administrando sus compras, y se evidencia, por ejemplo, con más ventas de maíz desde Argentina al norte de África, quitándole lugar a Brasil y EE.UU. Esta semana China canceló negocios a EE.UU. y compró a Brasil, su origen más barato hasta septiembre. Esto pone una señal de alerta sobre los 59 MTn que EEUU exportaría de poroto de soja en este ciclo.

Desde Argentina, es el aceite la que ha crecido en espacio en las DJVE (Declaraciones de Ventas al Exterior), que al 10 de junio indican que las ventas de poroto de soja son un 66% inferiores a igual fecha del año pasado, y que no llegan ni al millón de toneladas. Para la harina, es un 30% inferior a igual fecha del año pasado, pero el aceite, ese diferencial acumula una suba del 12%. Esta situación podría generar demanda adicional en caso que la administración actual aumente la mezcla permitida de biodiesel para compensar faltantes de gasoil. Los cereales van por otro carril, con una gran capacidad de seguir exportando a pesar de las cuotas, brechas y demás distorsiones que debe enfrentar el productor local.

En esta necesidad de asegurarse área, los precios de nueva cosecha siguen firme, y está la oportunidad de cerrar márgenes favorables 22/23 acompañando la baja internacional de fertilizantes. Con un potencial riesgo de corrección del precio, se deben cerrar márgenes y para lo que no se venda, aprovechar la flexibilidad en la cobertura que dan las opciones.

Estamos ante un punto de inflexión en el comercio global de alimentos, donde todos los países deben repensar su rol. Esta amplia reorganización se extiende no solo a la producción de energía y granos, sino también a los fertilizantes, transporte, reglas de comercio y biotecnología. El nuevo orden mundial es una incógnita a resolver.

Por Dolores Rodríguez Pareja | Responsable de Research en MGMSA

Primicias Rurales

Fuente: Agroeducación

Los viajes de Gulliver: Por socorrer a un gigante de la harina que está endeudado hasta las verijas, el gobierno estaría afectando las ventas de 150 molinos pymes

Los viajes de Gulliver: Por socorrer a un gigante de la harina que está endeudado hasta las verijas, el gobierno estaría afectando las ventas de 150 molinos pymes

Por Matias Longoni

Buenos Aires, 13 junio (PR/22) .-  El grupo Molino Cañuelas maneja un conjunto de plantas que muele del 22 al 25% del trigo que se consume en la Argentina y que controla el 42% de las exportaciones de harina. Es un gigante en ese negocio, donde hay pocas empresas que osan desafiarlo y 150 molinos pequeños instalados en pueblos y ciudades del interior que tiemblan cuando este Gulliver apenas estornuda.

Esas Pymes volvieron a advertir hoy que por socorrer al gigante malherido, el gobierno nacional está poniendo en riesgo la supervivencia de ellas, las empresas enanitas.

Molinos Cañuelas (Molca, para los accionistas) es enorme, pero estaba tirado en la playa, endeudado hasta las verijas: en septiembre de 2021 ingresó en una convocatoria de acreedores casi tanto o más grande que la de Vicentín, con pasivos por más de 1.300 millones de dólares. Todavía no dijo como iba a pagar a sus acreedores, entre ellos bancos oficiales y organismos públicos. Pero aún así, el gobierno decidió socorrerlo. No se escucha en este caso al coro de militantes cacarear como cuando la aceitera.

Las Pymes o enanos de la molinería están organizados bajo el ala de tres asociaciones que ya han dicho públicamente -en sendos comunicados- que no les gusta ni comprenden el fideicomiso triguero o Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA), básicamente porque creen que distorsionará su mercado sin asegurar el objetivo que se propone, que es bajar el precio del pan que se come dentro de Liliput, el país dónde Gulliver es gigante.

Con el FETA el ex secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, se propuso desviar unos 400 millones de dólares recaudados de la suba de las retenciones a los derivados de la soja para subsidiar las bolsas mayoristas de harinas comercializadas en el mercado interno. El banco que interviene es el BICE, aunque sus directivos hayan negado tener nada que ver con el asunto.

Feletti argumentó que era necesario “desacoplar” los precios de ese alimento debido a que la guerra en Ucrania había hecho estallar los termómetros en el mercado del trigo, lo cual es parcialmente cierto, pero en realidad propiciaba la creación de ese fideicomiso desde diciembre pasado, antes del conflicto (hay múltiple literatura periodística y documentos oficiales que prueban esto). Los pequeños molineros ya lo rechazaron desde entonces porque sospechan que es un traje a la medida de Gulliver, que es gigante y los arrastraría a todos a zurcirle el traje.

Pese al rechazo unánime de la población de pequeños y medianos molinos, Feletti insistió y de prepo -sin respetar ni siquiera su propio reglamento, que lo obligaba por ejemplo a designar un asesor de revisión y control del fideicomiso- armó el FETA con solo tres molinos anotados sobre una población total de 160: eran Cañuelas, Florencia (una empresa que es de Cañuelas) y un pequeñito llamado Molisud, de un empresario pampeano que simpatiza públicamente con el kirchnerismo. No solo hizo eso sino que a esas tres empresas les adelantó 1.400 millones de pesos en subsidios o compensaciones, para que salgan a comprar el trigo necesario para vender la harina más barata. La transferencia se produjo un viernes, quince minutos antes del cierre de los bancos. Al lunes siguiente presentó su renuncia.

Casi de milagro, Comercio Interior saltó de la órbita de Desarrollo productivo (de dónde luego saldría eyectado Matías Kulfas) para ir a caer a Economía, bajo el mando de Martín Guzmán. Este ministro designó a uno de los suyos, Guillermo Hang, como nuevo secretario, y por lo tanto voz cantante en materia de fideicomisos. Hang en un primer momento pidió tiempo y dudó, pero con el correr de los días dejó trascender que el FETA se mantendría y que incluso había otros cuatro molinos interesados en sumarse y cobrar los subsidios.

Los enanos molineros contemplaron impotentes cómo se consumaba el salvataje a Gulliver, que de pronto se encontró con plata fresca que el estado le había puesto en el bolsillo (de los 1.400 millones le correspondieron 1.100) para salir a comprar trigo y ofrecer harina más barata en el mercado que sus competidores. La mayoría de ellos, enanitos.

Las tras cámaras que agrupan a los molinos más pequeños (aunque en dos de ellas conviven con Cañuelas y otros jugadores de peso) se reunieron con Hang el pasado 7 de junio. Allí la única entidad empresaria de liliputenses puros (La Asociación de Molinos Pyme APYMIMRA) “reiteró su rechazo al fideicomiso y a las condiciones establecidas para integrarlo”, según recordó ahora en un comunicado. En las otras dos hay mayorías que se niegan a aceptar también este mecanismo, pero han sido bastante más silenciosas.

En ese encuentro, agrega el parte de prensa, el representante de los molinos pyme “expuso con claridad que desde la vigencia del FETA los únicos tres molinos que participan del fideicomiso modificaron las condiciones de pago, secaron la plaza y disminuyeron las ventas de las pymes”. Los insignificantes molinos tan pequeñitos tampoco se atreven a nombrar al gigante con nombre y apellido, quizás por temor a ser directamente pisados.

Amable lector: si hasta aquí no le quedó claro el relato, vuela a leer con tranquilidad el encomillado contenido en el párrafo anterior: los pequeñines molinos le dijeron al secretario de Comercio Interior -que entre otras cosas debe velar por una competencia comercial transparente- que ellos se están viendo perjudicados en su nivel habitual de ventas porque apareció un gigante que, con el bolsillo repleto de dinero cedido por el propio gobierno, imponen las nuevas reglas de juego.

“Insistimos en que no contamos con el respaldo financiero necesario para vender por debajo de nuestros costos y esperar una compensación del Estado, la cual no tenemos certeza de que vaya a llegar en tiempo y forma”, sostienen los socios de Apymimra en este nuevo comunicado. Recuerdan allí un viaje anterior de Gulliver a la isla, en tiempos de la ex ONCCA, durante el primer gobierno de Cristina Kirchner: “La molinería pyme se vio gravemente afectada y en muchos casos los pagos de las compensaciones no se concretaron”, recordaron.

En este punto, los enanitos liliputenses informaron que el próximo jueves 16 mantendrán una nueva reunión con el secretario Hang, a quien esperan haber conmovido con sus súplicas. “Para este encuentro llevaremos nuevas ideas con el fin de lograr articular mejores herramientas de trabajo que permita desplegar el potencial molinero y en simultáneo contribuir al consumo de los panificados por parte de la ciudadanía”, dijeron.

Pero lo que más llama la atención de su comunicado es el párrafo final, que parece casi una proclama de la independencia liliputense y un grito de guerra en contra del gigante avasallador: “Nuestra industria es centenaria y tiene una larga experiencia de trabajo y resiliencia con el fin de liberar el potencial productivo del sector. Por eso les solicitamos a todos nuestros molinos que tienen asiento en las más de 150 comunidades del interior que se mantengan firmes y comprometidos en su espíritu solidario y de defensa de sus fuentes de trabajo. Sepan que desde APYMIMRA estamos trabajando para lograr que todos juntos estemos a la altura de nuestra historia”

Fuente: Bichos de campo

Primicias Rurales

Situación compleja en Argentina: mientras la falta de gasoil perjudica la cosecha y el transporte del maíz, el clima afecta la siembra del trigo

Situación compleja en Argentina: mientras la falta de gasoil perjudica la cosecha y el transporte del maíz, el clima afecta la siembra del trigo

Rosario, 13 de junio (PR/22)  Santa Fe; – Semana a semana, el profesor del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, Dante Romano elabora un informe detallado de cada uno de los sectores Soja, Maíz y Trigo -a nivel nacional e internacional-. Compartimos su análisis:

“Argentina vive una situación compleja para el trigo. A medida que cae la estimación de producción mundial, la falta de lluvias sigue forzando a reducir la intención de siembra en nuestro país. Si a eso sumamos un clima que no acompaña, la producción podría bajar a 18 mill.tt. Dado que ya se autorizaron exportaciones por 10 mill.tt. para el nuevo ciclo y hay un consumo interno de unas 6,5 mill.tt., quedaría un remanente muy limitado. No hay espacios para errores con el trigo argentino”.
“También impacta el faltante de energía en el maíz local. Entre fines de este mes y el inicio de julio debería tomar ritmo la cosecha del maíz tardío, que es 70% del área total que se siembra en Argentina. Se espera una gran presión de mercadería llegando a los puertos, dado que hay un volumen de venta muy grande, y se ve a los productores más inclinados a desprenderse del maíz que de la soja. Sin embargo, la falta de gasoil podría complicar tanto la cosecha en sí misma, como el transporte a los centros de embarque. A su vez, se necesitará gas para las secadoras, ya que es habitual que el grano se coseche con humedad. Todo eso podría limitar la presión, que de todas formas se debería sentir”.
“En el plano internacional, más allá de las pérdidas humanas, en Ucrania hay más de 20 mill.tt. de granos que siguen sin poder ser embarcadas. Con la nueva cosecha de trigo en ciernes, y el maíz y girasol recién sembrados, se esperaba que por vía diplomática se encontrara una forma de que esos granos llegaran a los consumidores que están muy cerca, en el norte de África y sur de Asia. Esto tiene en vilo al mercado, que baja cuando la esperanza de una reanudación de los embarques se hace más clara, y sube cuando recrudecen los ataques, como sucedió esta última semana”.
Sector por sector
SOJA
“Por un lado, China aumenta sus compras, EEUU estima menor stock y el clima en ese país luce complejo. Pero, por el otro, la siembra norteamericana toma impulso”.
MAIZ
“EEUU muestra más stock de maíz, avanza con la siembra, y el estado de cultivos es bueno. Pero en Ucrania, si bien se produciría más, las exportaciones siguen trabajadas”.
TRIGO
“Mientras en el mundo bajan los stocks, en Argentina el mal clima reduce la intención de siembra, y genera un escenario complicado de oferta y demanda para el nuevo ciclo”.

Primicias Rurales

Fuente: Agroeducación

La transición a una industria más verde, baja en carbono, requiere de una infraestructura sostenible a largo plazo

La transición a una industria más verde, baja en carbono, requiere de una infraestructura sostenible a largo plazo

Por: Pablo Adaniya, Gerente General en Atlas Copco

Buenos Aires, 7 de junio (PR/22) .- De acuerdo con el Banco Mundial puede decirse que, luego de dos años de pandemia, se espera que el PBI de América Latina y el Caribe logre revertir las pérdidas provocadas por la crisis de COVID-19. En paralelo, es imprescindible poner en marcha una serie de reformas que sean capaces de impulsar un crecimiento dinámico y sostenible en la región, más allá de las incertidumbres dadas por el aumento de presión inflacionaria, un posible rebrote de coronavirus y la guerra en Europa, que pone en jaque a la economía mundial.

América Latina y el Caribe tienen aquí un enorme potencial dado por sus energías renovables, reservas de litio y cobre cada vez más valoradas para la transición energética. Aprovechar estas oportunidades, requerirá ser capaces de implementar tecnologías sostenibles, bajas en carbono, por ejemplo. A fin de respaldar los esfuerzos mundiales realizados hasta la fecha para mitigar el cambio climático, la UE ha fijado objetivos vinculantes relativos al clima y la energía, y ha propuesto reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80 %-95 % de cara al 2050. En Argentina, sin ir más lejos, el Ministerio de Desarrollo Productivo anunció, recientemente, el programa PyMEs Verdes, a través del cual se destinará $3.600 millones para fomentar la implementación de procesos productivos circulares.

La carbono neutralidad es un tema que interpela a la industria como uno de los sectores que tiene mayor poder de transformación hacia un desarrollo sostenible. Energía, agro, logística y transporte son tres sectores claves a nivel emisiones. ¿Cuáles son las estrategias que pueden implementarse? Como primer paso para la transición energética están las energías renovables; mientras que en segundo lugar, se encuentra la posibilidad de apalancar una infraestructura sostenible con impacto a largo plazo.

Utilizada, principalmente, para calefacción, electricidad, transporte e industria. La energía representa alrededor de dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero. Si bien, todo cambio requiere una inversión; en muchos casos, estos equipos se amortizan rápidamente gracias al ahorro de energía que conllevan, claramente visible en la factura de electricidad. A una escala muy pequeña, puede pensarse en las bombillas tradicionales y en las luces LED. No hay duda de que las últimas son más caras, pero duran muchos años más que sus predecesoras y consumen mucha menos energía. Lo mismo ocurre con otras muchas inversiones ecológicas, pero a una escala mucho mayor.

Ante el desafío de ser sustentables, es de vital importancia implementar tecnologías que apunten a generar eficiencia energética. Pues cuanto menor sea la utilización de energía, menor será la huella de carbono. A continuación, se detallan cinco pasos para una producción verde:

1. Análisis. Como primer paso se recomienda realizar una auditoría. Ello hará posible ayudar a las empresas a conocer su uso de energía, maximizarlo cuando la producción fluctúe, saber si la están malgastando cuando no funcionan a plena capacidad y sugerir oportunidades de mejora. Contar con herramientas de medición es clave para tomar decisiones en base a datos sólidos.

2. Mejora. La industria argentina consume en su conjunto alrededor del 25% del total de la energía en nuestro país. Sin importar el sector, se estima que aproximadamente el 90% de la industria utiliza aire comprimido, y más del 20% de la energía consumida proviene de su utilización. Ya sea en la producción de alimentos y bebidas, productos farmacéuticos, químicos, en la industria automotriz, textil, electrónica y de semiconductores; al igual que en otros procesos, el aire comprimido juega un papel fundamental. Su principal objetivo es aprovechar la capacidad de compresión que tiene el aire atmosférico por sí mismo y utilizarlo para realizar trabajos mecánicos. Su aplicación puede ser costosa ya que representa más del 70% del costo total de propiedad en importes de electricidad. Por ello, los compresores de velocidad variable, también conocidos como VSD, son una excelente opción para las instalaciones que tienen fluctuaciones en su demanda de aire, como las plantas que funcionan con varios turnos durante el día y aquellas en las que la demanda varía a lo largo de la jornada. La velocidad del motor se ajusta automáticamente según la demanda y ayuda a conseguir un ahorro de energía del 35-50 %, eliminando todo gasto innecesario.

3. Recuperación de energía. Al añadir una unidad de energía eléctrica, el calor residual puede recuperarse entre un 80 y un 105% para calentar el agua. Por ejemplo, con fines sanitarios, calefacción de espacios o aplicaciones de procesos. En caso contrario, este se pierde en la atmósfera a través del sistema de refrigeración y radiación.

4. Monitoreo y control. Es importante conocer el estado de la instalación en todo momento. Las nuevas plataformas de conexión inalámbrica permiten conectar fácilmente las máquinas a dispositivos móviles, como tabletas y smartphones. De esta manera, es posible monitorear lo que sucede en planta de forma remota e, incluso, recibir alertas sobre potenciales inconvenientes. Esto permite evitar lo que anteriormente era una visita presencial y, por tanto, reducir las emisiones de gases de vehículos así como también las horas de traslado a la planta.

La supervisión del sistema no solo permite ahorrar dinero, sino también evitar averías y pérdidas de producción. Con cada vez más máquinas conectadas, será posible convertir la información en inteligencia, resultando en operaciones eficientes y sostenibles.

5. Mantenimiento. Es vital que las empresas vean el mantenimiento como un componente esencial de un sistema de optimización de energía. Al final, un sistema que funcione de modo correcto, suplirá con creces el costo de mantenimiento a través del ahorro de energía.

Es un hecho que el planeta se está calentando a un ritmo que cambiará radicalmente la forma en la que los humanos vivimos en él. De cara al 2030, es imprescindible acelerar la acción, aumentar la ambición climática a fin de volver a los procesos productivos sostenibles sin que eso implique un costo extra. Es aquí, donde la eficiencia energética puede ser parte de la solución. Para ello, es importante trabajar en esquemas de planificación y estrategia a largo plazo como lo han hecho países vecinos como Brasil y Chile

Argentina, un país que se anticipó al metaverso

Argentina, un país que se anticipó al metaverso

Buenos Aires, 6 junio (PR/22) — Muy buenos días, quizás no estén todos familiarizados con el término “Metaversos”. Pues les contamos entonces que son entornos donde los humanos interactúan e intercambian experiencias virtuales mediante uso de avatares, a través de un soporte lógico en un ciberespacio, el cual actúa como una metáfora del mundo real, pero sin tener necesariamente sus limitaciones.

Si bien la versión, al parecer original, de estas comunidades virtuales es “Second Life”, fundada en 2003, se espera que sea “META” (ex Facebook, inc.) de Mark Zuckerberg el que lidere el desarrollo de estas comunidades virtuales en las que se podrá interactuar en varios aspectos de nuestra vida diaria como el entretenimiento, la telesalud y la economía digital donde ya emergen los NFT (Tokens No Fungibles) como nuevas formas de valor.

Pues bien, debemos decir que en nuestro país vivimos, o muchos viven, hace tiempo una dimensión paralela a la vida real y muy parecida a los “Metaversos”. Esta semana tuvimos una intensa y explícita muestra de este desarrollo a nivel local. Una dimensión en la cual viven cada vez más argentinos, que debaten diariamente temas de la actualidad. Veamos unos pocos ejemplos de esta semana:

– Consejeros escolares que plantean: “el cuerpo humano irradia calor equivalente a una pequeña estufa de entre 75 y 150 watts. Esto implica que un aula con 30 alumnos tendría en promedio una estufa de alrededor de 3000 watts”. O sea, no es preocupante la falta de gas en las escuelas, pues no es necesario.

El presidente y su vice que no se ven ni se hablan por más de 90 días y se juntan por primera vez para festejar los 100 años de la compañía petrolera insignia, hablando de que gracias a ella hemos logrado la “soberanía energética” mientras en simultáneo, es esa misma compañía la que no vende Gasoil para sus consumidores y hay colas de camiones y productores agrícolas por todo el interior esperando largas horas para hacerse de algo de gasoil que les permita trabajar; esto último en la vida real, claro.

El presidente de ese mismo país plantea su intención de elevar a 25 el número de miembros de la Corte Suprema de Justicia, mientras en el mundo real, donde son 5 los miembros, pero desde octubre de 2021 no se logra reemplazar a la renunciante Elena Highton de Nolazco. En ese mismo país donde llegó a su casa el perrito “Coco” luego de 5 días de cuarentena en Ezeiza por tener vencida la vacuna antirrábica, un candidato a presidente sugiere “legalizar la venta de órganos”. Y el último sábado, la vicepresidente se enoja por tuitter por haberse filtrado un audio en OFF del ministro de desarrollo productivo y a partir de eso el presidente lo despide ese mismo día. Ese mismo sábado se informa por las redes que el embajador Daniel Scioli dejará su lugar para reemplazar al saliente Kulfas en dicho Ministerio. En ese país son cada vez menos los que vivimos en la vida real e intentamos aquella “quimera” de trabajar y producir para vivir nosotros y abastecer de capital a los que viven en el “Metaverso Argentino”.

Sólo les propongo hacer el ejercicio de abstraerse por un minuto entero y observar las noticias de todos los medios sin excepción, sin importar el color político; buscando algún titular que plantee cuestiones de Futuro, explique proyectos de acción real que le cambien el entorno a la actividad económica de cualquier rubro, que favorezca el desarrollo, el empleo genuino y el progreso de la actividad privada. Creo les será difícil o más bien imposible encontrarlo. Y así vamos rumbo al centro de la tierra mientras el mundo avanza, a los tumbos, pero avanza.

Por esto es que, nos guste o no, quienes vivimos en el Mundo real y si nuestra intención es seguir atravesando nuestras vidas en este querido país debemos trabajar para todo aquello motivo por el cual no nos podemos dar el lujo que dejar pasar oportunidades de obtener resultados positivos en la actividad económica que desarrollamos diariamente. Volveremos sobre esto al final, pero nunca olviden esta premisa cuando analicen las decisiones empresarias de inversiones, de compras y de ventas. Entendamos el entorno delirante en el que trabajamos mientras crece el “METAVERSO ARGENTINO”, al que debemos financiar.

El mercado de granos

Vivimos una nueva semana complejísima durante la cual la “espuma de las percepciones”, generadas por noticias de la prensa internacional incidiendo sobre el mercado de capitales que también invierte en los productos agrícolas que nos involucran marcó el rumbo de las cotizaciones en el mercado de Chicago. Arrancamos con la decisión de la Unión Europea de bloquear casi la totalidad de las compras de petróleo a Rusia, motivo por el cual las referencias de cotización del crudo, tanto el WTI como el Brent superaron la barrera de los U$D 120/barril. Esto último sucedió sólo una vez en la historia y fue en 2008, en la previa de la crisis subprime.

Era esperable que los granos y oleaginosas acompañaran dicha escalada, vale recordar que la correlación positiva entre las cotizaciones de Maíz/Petróleo y Soja/Petróleo ascienden al 72,00% y 75,00%, respectivamente. Sin embargo, luego de un arranque en línea con esta correlación, las cotizaciones de esos comoditties agrícolas se desplomaron. ¿La Causa?, la noticia de que Vladimir Putin permitiría liberar unos cuantos millones de toneladas disponibles de granos y subproductos atascados en Ucrania desde el 24 de febrero de este año, día en que comenzó la invasión rusa.

Esta misma semana y siguiendo con las noticias de peso, 30 aviones caza chinos sobrevolaron espacio aéreo de Taiwán, quizás respondiendo a la amenaza del presidente Biden de la semana anterior, quien sugirió a China no meterse con Taiwán pues de hacer eso se estarían tropezando con las fuerzas armadas norteamericanas. La percepción consecuente fue una probable interrupción de las compras de gigante asiático sobre Estados Unidos y el desplome de las cotizaciones siguió su curso.

Todo esto condimentado por el muy relevante telón de fondo que generan las inflaciones globales. Sólo a modo de ejemplo recordemos que en la Unión Europea el Índice de precios al consumidor pasó de 0,90% anual en enero 21 al 8,10% de mayo 22. Del 1,40% al 8,30% anual en Estados Unidos en similar período y del 0,70% al 9,00% en el Reino Unido. A partir de esto, y como hemos contado en columnas anteriores, los bancos centrales del mundo desarrollado, habiendo cumplido el primer objetivo de reducir los desempleos causados originalmente en las cuarentenas del COVID 19 se han puesto el firme objetivo de reducir las inflaciones, motivo por el cual se aprestan a seguir subiendo las tasas de interés de referencia y deshacerse de los activos y bonos que han adquirido durante más de 25 meses, con el objeto de reducir la liquidez y bajar la temperatura de sus economías locales, como medio necesario para reducir los niveles de precios. Esto podría llevarnos a una “Recesión global”, como efecto colateral aceptado. Estas decisiones y este potencial escenario ya están generando una suba de las tasas implícitas de los Bonos americanos, apreciación del dólar y una nueva suba del oro, activos ambos, que constituyen de reserva de valor en escenarios de tormenta.

Yendo a la gestión

Ante la profunda incertidumbre que genera el descalabro global, sumada al “METAVERSO” en el que vivimos en nuestro querido país, en donde nada parece cercano a la realidad, con falta de gasoil, gas, electricidad y sentido común, en simultáneo con los excepcionales resultados obtenibles a los valores actuales es que seguimos sugiriendo hasta aburrir,“envolver para regalo” la campaña 21-22. Vendiendo y dejando en dólares a pesificar lo más largo posible si el comprador me lo permite; vender y comprar dólar MEP si mi comprador no me deja hacer aquello y; una vez hechas todas las compras de la campaña 22-23; para aquella mercadería que no se quiera o no de pueda vender, comprar PUTs noviembre en Soja y diciembre en Maíz.

No permitamos que estos precios se escurran entre los dedos.

Por Hernán Fernández Martínez – Director de Comercialización Granaria AgroEducación

 

 

Primicias Rurales

Fuente: Clarin.com – AgroEducación