«Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis».
«Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis».

Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.
Jesús les preparó la comida. Los discípulos vieron brasas encendidas con pescado encima y pan. Jesús mismo les preparó la comida. Eso es lo que nos hace cuando creemos en Él. Viene y cena con nosotros, entra en nuestra vida y nosotros entramos en la suya

«La paz con vosotros.»
«La paz con vosotros.»

«¿Por qué os turbáis, y por qué se suscitan dudas en vuestro corazón?
39 Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos como véis que yo tengo.»

Viernes Santo
Viernes Santo

El Viernes Santo es una conmemoración cristiana correspondiente al segundo día del Triduo Pascual, en los que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, el Mesías.
El Viernes Santo es un día de duelo y recogimiento para los fieles cristianos. Durante este día Jesucristo sufrió su calvario en la cruz por la redención humana.

«¿Soy yo acaso, Señor?»
«¿Soy yo acaso, Señor?»

Los apóstoles, se han dado cuenta de que la presencia de Jesús era sanadora y que abría caminos de esperanza para los que sólo tenían un futuro negro, oscuro e incierto por delante.

«¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».
«¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».

Por pura honestidad no podemos decir eso de “yo no he sido”. Al final, ¿cuál es la diferencia entre el mayor traidor y nosotros? La diferencia puede ser de cantidad pero no de calidad. Nos ayudaría a ser mejores comenzar reconociendo nuestras propias limitaciones y miserias. No somos diferentes de aquellos a los que apostrofamos como malos.

La Pasión del Señor
La Pasión del Señor

Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró. El velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo había expirado, dijo:
«Realmente este hombre era Hijo de Dios.»

Este libro es el resultado de cuatro viajes de su autora, Matilde Fierro, a la parroquia de Medjugorje, en Bosnia Herzegovina, donde se aparece la Virgen María como la Reina de la Paz desde 1981.

¡Usted puede leer ya en forma digital! Basta con hacer click en los siguientes archivos:

FOROS DE LA VIRGEN MARÍA

El Misterio de donde flagelaron a Jesús [los rastros hasta nuestra época]