¡Qué poca fe!»
¡Qué poca fe!»

No hay que tener miedo a quejarse a Jesús. No hay que tener miedo a repetir la oración de los discípulos cuando la vida se nos pone de frente como un toro amenazándonos con sus cuernos. No hay que tener miedo a molestar a Jesús con nuestros gritos y peticiones de socorro. Pero no hay que desesperarse, Dios siempre está

«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»

«¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás! porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará.

Acoger al hermano es acoger a Jesús
Acoger al hermano es acoger a Jesús

«El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no coge su cruz y me sigue no es digno de mí.

Con esta fe debiéramos acercarnos siempre a la Palabra: tanto en la Liturgia, como en la oración personal.

Kamba aka – Producción y propiedades

El guásimo, guásima, guácima, caulote, cuaulote, majahua,

Este libro es el resultado de cuatro viajes de su autora, Matilde Fierro, a la parroquia de Medjugorje, en Bosnia Herzegovina, donde se aparece la Virgen María como la Reina de la Paz desde 1981. 

Taller Alimentos para combatir la artrosis, osteoporosis y rebajar el colesterol