Hay diferencias notables en las perspectivas de la cosecha de soja

Hay diferencias notables en las perspectivas de la cosecha de soja

Buenos Aires, 20 de enero (PR/23) .- En Argentina, las labores de siembra de soja llegan a su tramo final, con un avance del 93% de los 16,5 millones de hectáreas a sembrar estimadas por la Secretaría de Agricultura de la Nación. El USDA y las bolsas de cereales presentan notables diferencias en cuanto a la producción estimada.

En Argentina, las labores de siembra de soja llegan a su tramo final, con un avance del 93% de los 16,5 millones de hectáreas a sembrar estimadas por la Secretaría de Agricultura de la Nación. El USDA y las bolsas de cereales presentan notables diferencias en cuanto a la producción estimada.

La escasez de precipitaciones y las altas temperaturas provocaron un deterioro en las reservas hídricas, generando un impacto negativo sobre los rendimientos potenciales y un retraso de 3 puntos porcentuales respecto al promedio de las últimos 5 campañas.  Si bien en los últimos días se registraron precipitaciones que podrían mejorar la situación, ya se cuentan daños irreversibles en algunas zonas, principalmente en los cultivos implantados de manera temprana.

En este escenario, el USDA, la Bolsa de Comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujeron sus estimaciones de producción. En el caso del organismo norteamericano el recorte fue de 4 millones de toneladas, mientras que la estimación del organismo rosarino fue más pesimista y la redujo en 12 millones de toneladas, ubicándola en 37 millones de toneladas, el valor más bajo de las últimas 5 campañas. La Bolsa porteña ubicó la cosecha de soja en un valor intermedio de 41 millones de toneladas, recortando en 7 millones de toneladas respecto a la estimación previa.

Fuente: BCCBA en base a BCR, Bolsa de Cereales de Buenos Aires y USDA

El pulso de la soja en Brasil

La siembra de soja de la campaña 2022/23 prácticamente ha finalizado en Brasil con una superficie récord de 43,5 millones de hectáreas e incluso la cosecha ya ha comenzado en algunas zonas, con un avance promedio en torno al 1%.

De acuerdo con datos de la CONAB, el clima seco que atravesaron algunas regiones productoras en las últimas semanas provocó una caída en el rendimiento esperado, pasando de 35,4 quintales por hectárea en diciembre a 35,1 quintales por hectárea en la última estimación. De esta manera, la cosecha alanzaría los 152,7 millones de toneladas, aunque 765.000 toneladas por debajo de estimado en diciembre. Más allá del recorte, sería la producción más elevada en la historia. En relación con las exportaciones brasileras, tanto el USDA como la CONAB, esperan que las mismas sean récord con volúmenes esperados de 91 y 94 millones de toneladas respectivamente, destacó el informe publicado por la Bolsa de Cereales de Córdoba.

Un mercado muy activo

A los primeros días de enero, y luego de finalizada el segundo Programa de Incremento Exportador que establecía un tipo de cambio diferencial más elevado para las exportaciones de soja, se llevan comercializadas 35,4 millones de toneladas de soja en el mercado argentino, equivalentes al 81% de la producción del ciclo 2021/22 (83% es el promedio de las últimas cinco campañas) que se situó en 44 millones de toneladas. Este guarismo es casi 1,2 millones de toneladas inferior a lo comercializado a igual fecha del año anterior, básicamente por la caída en la producción. De la nueva campaña, 2022/2023, las compras de industriales y exportadores a la fecha son por 2,7 millones de toneladas, 2,2 millones de toneladas menos que a igual fecha del año previo, como consecuencia de una menor cosecha esperada.

La soja y el maíz en Brasil y Argentina continúan sufriendo los efectos de la sequía, lo cual se ve reflejado en menores rendimientos y, por lo tanto, en menores volúmenes de producción. En este contexto, los precios en el mercado internacional encuentran sustento, aunque mayores tasas de interés a nivel global y un menor crecimiento por parte de China limitan las posibilidades de crecimiento. Por otro lado, incertidumbre respecto a las exportaciones de granos por parte de Rusia incorporan un ingrediente alcista a los valores de los commodities.

Primicias Rurales

Fuente: TodoAgro.com.ar

Números finales: se sembraron 6,1 millones de hectáreas de trigo,

Números finales: se sembraron 6,1 millones de hectáreas de trigo,

Buenos Aires, 17 enero (PR/23) — El Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio a conocer el balance de la campaña de trigo 2022-23.

Según los números finales, se sembraron 6,1 millones de hectáreas (Mha), la superficie más baja desde la campaña 2017/18. En términos regionales, las mayores caídas interanuales del área fueron reportadas sobre el NOA, Centro-Norte de Córdoba y Santa Fe y Sur de Córdoba donde de la falta de humedad superficial durante la ventana de siembra dificultó el avance de las sembradoras, dejando unas 600 mil hectáreas (mHa) fuera de la campaña 2022/23.

La campaña finalizó con 8,1 millones de toneladas (MTn) por debajo del escenario inicial de lanzamiento como consecuencia de la ausencia de precipitaciones sobre gran parte del área agrícola, que condicionó el crecimiento y establecimientos de los componentes del rendimiento, y las mermas generadas por las heladas reiteradas en estadios críticos.

La producción nacional se ubica en 12,4 MTn, la más baja desde la campaña 2015/16 (Producción campaña 2015/16:11,6 MTn), ubicándose 10 MTn por debajo del anterior ciclo productivo (Producción acumulada campaña 2021/22: 22,4 Mtn) y casi 6,6 MTn por debajo a la producción promedio de las últimas cinco campañas ( Producción promedio U5C: 18,9 MTn).

El rinde promedio nacional fue de 2280 kilos por hectárea, una caída interanual de -34,5% y de 26,6% respecto al rendimiento promedio de las últimas 5 campañas (Rendimiento nacional campaña 2021/22: 3480 kilos/Ha. Rendimiento nacional U5C: 3110 kg/Ha) y el más bajo desde la campaña 2008/09 (Rendimiento nacional campaña 2008/09: 2120 kilos/Ha).

La cotización del trigo se mantiene en niveles elevados (+29% i.a.), sin embargo la significativa reducción de las cantidades producidas (-45% i.a.) generarían un aporte a la economía de USD 3.700 millones en el 2023, un 36% por debajo del valor récord del año pasado.

Adicionalmente, generaría exportaciones por USD 2.300 millones (-55% i.a.) y aportaría USD 1.000 millones en recaudación fiscal (-33% i.a.).

 

Primicias Rurales

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Por la sequía, Pergamino pierde unos 190 millones de dólares del campo

Por la sequía, Pergamino pierde unos 190 millones de dólares del campo

Un informe de la Sociedad Rural de Pergamino indica que las pérdidas en la cosecha equivalen a 3,58 presupuestos de la Municipalidad.

Buenos Aires, 17 de enero (PR/23).- Las pérdidas económicas por la sequía reinante por efecto del fenómeno “Niña” son cuantiosas pero no incalculables. Un informe realizado por la Sociedad Rural de Pergamino dado a conocer este lunes estima que unos 190 millones de dólares le faltarán a la economía de la región en la presente campaña, producto de los magros rindes que dejará la cosecha. Solo a modo comparativo la entidad que preside el ingeniero Jorge Josifovich reflejó que el monto global al que se arribó tras una serie de consultas y análisis “equivalen a 3,58 presupuestos anuales de la Municipalidad de Pergamino”.

El trabajo presentado tiene como finalidad “la concientización ciudadana y como movilizador de todos los actores económicos de Pergamino y zona como así también al resto del país que va a sentir el impacto provocado por la seca que viene azotando a gran parte de la zona agrícola y ganadera de la Argentina”, expresó la entidad.

Luego de analizar los datos obtenidos de todas las fuentes posibles y desarrollando una matriz para procesamiento de los datos, se concluyó en estimar las pérdidas tanto de producción como de dinero en dólares al día 15 de enero de 2023.

“Sabiendo que el dinamismo tanto del clima como de la biología podrían hacernos incurrir en errores no deseados, nos parece muy importante poner sobre la mesa de discusión qué es lo que está pasando en nuestra zona, e interactuar con la mayor parte de la economía que en definitiva moverá al país en el corto y mediano plazo”, señalaron los dirigentes ruralistas sobre los motivos que llevaron a la realización del informe.

Para la estimación de pérdidas del Partido de Pergamino, se consultaron: instituciones técnicas, a profesionales del sector, bibliografía disponible y muy importante para lograr datos fidedignos se hizo una encuesta a productores. También hay que destacar el aporte que hicieron los encuestados que producen en otras zonas ya que enriquecieron la encuesta y aportaron datos de interés para toda el área afectada. Básicamente se cuadró al Partido de Pergamino en cuatro zonas muy definidas por tipo de suelos y por las diferentes precipitaciones recibidas en los últimos meses. También se consultó por zonas aledañas y partidos vecinos.

Primicias Rurales

Fuente: La Opinión

Asociados “llave en mano”, el maní se incorpora a la rotación como cultivo de alto valor

Asociados “llave en mano”, el maní se incorpora a la rotación como cultivo de alto valor

Córdoba, 17 enero (PR/23) — Alejandro Almagro es productor en el sudoeste cordobés, en la localidad Coronel Moldes, cerca de Río Cuarto. Por estar en una zona de siembra de maní, para él, el cultivo siempre fue opción, pero recuerda que la última vez que decidió sembrarlo lo hizo a porcentaje, a inicios de los años ’90. “Siempre me quedó la intención de sembrar el cultivo. Es más, en los ‘90, quise traer variedades desde Estados Unidos para adaptarlas a las condiciones argentinas, pero no prosperó. En ese momento, también mi iniciaba en la siembra directa y me terminé olvidando del proyecto de hacer de maní”, resume.

Almagro reconoce que la oleaginosa es un “cultivo difícil” para iniciarse por cuenta propia ya que cambia el manejo general del cultivo, con respecto a la soja o el maíz, que son los cultivos tradicionales de su rotación; también tiene sus propias variedades y, además, la maquinaria utilizada, para la siembra o la cosecha, también es específica. Sin embargo, es “atrapante”, también admite.

Ante la erraticidad de los resultados que implica sembrar cultivos de invierno en el sudoeste cordobés, el productor, igualmente, tenía siempre vivas esas intenciones de diversificar. De esta forma y por cultivar en esa zona manisera de Córdoba, él tiene mucha cercanía con el área de producción primaria y de innovación tecnológica de Prodeman.

En suma, por historia, diversidad de cultivos y nuevos desafíos, entre otros aspectos, Almagro se convirtió en unos de los productores pioneros del programa “llave en mano” que lanzó la compañía en el año 2020, el cual confiere la gestión y el gerenciamiento completo del ciclo del maní, así como de otros cultivos.

Alejandro Almagro, en un lote de maní sembrado esta campaña.

Además de ser uno de los primeros en ser parte de este sistema, también hace una de las mayores superficies con el cultivo: este año repitió la siembra de 150 hectáreas, así como lo hizo la campaña 2021/22. “En este momento, el cultivo, que se sembró en noviembre con antecesor soja, está en perfecto estado, sin haber atravesado las mejores condiciones ambientales hasta el momento, debido a la sequía, las altas temperaturas y también con caída de granizo”, resume el productor sobre los primeros estadíos del cultivo. Asimismo, aclara que las 150 hectáreas del ciclo pasado ya están sembradas con maíz.

 

Asesoramiento

 

Por su parte, Daniel Buffa es ingeniero agrónomo y asesor en producción primaria de Prodeman desde hace siete años. Él es el segundo año que está a cargo de la ejecución de los lotes de maní “llave en mano” de Alejandro Almagro, desde el barbecho hasta la cosecha.

Daniel Buffa, asesor técnico del área de Producción Primaria de Prodeman.

Más allá de estas 150 hectáreas, Buffa maneja, según la campaña, entre 4.000 a 6.000 hectáreas de maní para la compañía manisera, distribuidas en los alrededores de Río Cuarto. “Como parte de la iniciativa del programa, nosotros aplicamos toda nuestra experiencia que tenemos en el cultivo para los productores que se inician o se quieren iniciar en maní”, señala el asesor. Para él, fue una satisfacción personal, de trabajo bien hecho, que Almagro sostenga sus ganas de hacer el cultivo.

 

De acuerdo a lo que explica Buffa, Prodeman pone toda su capacidad de gestión agronómica, insumos y servicios para llevar adelante el planteo. “En el caso de Alejandro, él se toma su tiempo para participar de las decisiones y estar al tanto de cada acción que hacemos en su campo. Entonces, está presente en cada monitoreo semanal que realizamos, con él intercambiamos conocimiento debido a que quiere saber e interesarse más sobre el cultivo”, sostiene el técnico.

Según los datos que aporta, en el caso del productor de Coronel Moldes, ahora tiene sembrada una de las variedades “elite” del programa la cual, al estar muy adaptada a la aptitud agrícola de su zona, el año pasado alcanzó un rendimiento medio de 62 quintales por hectárea, en caja.

Además, ese cultivar también expresó satisfactoriamente otra de sus características, que es el alto porcentaje de aceite que tiene el grano (alto oleico). Esto, según indica Buffa, confiere sostener su calidad por más tiempo en góndola y asegura conseguir mejores precios. “El sistema ´llave en mano´ es sobresaliente por su programa de contratistas ya que el maní es un cultivo que implica labores muy sucesivas en el momento justo. Por tanto, nuestros prestadores de servicios siempre están disponibles para ejecutarlas”, destaca el asesor.

Por otra parte, pondera el aspecto de innovación tecnológica del sistema. “Nuestros monitoreos semanales los vamos registrando en plataformas de agricultura digital, la cual nos permite compartir cada reporte de monitoreo y de labores que hacemos en el lote”, describe Buffa, sobre el seguimiento integral que hace sobre el cultivo.

Para el asesor, la incorporación del maní a la rotación significa cambiar la dinámica del lote, rotando principios activos aplicados, población de malezas, presión de enfermedades y contando el ciclo de plagas.

Jorge Ficco es supervisor de Producción Primaria de campos arrendados de Prodeman y, bajo su responsabilidad, está el campo de Almagro.

Jorge Ficco, supervisor de Producción Primaria, en Prodeman.

“Cada tarea que Prodeman hace en el campo, se factura y, cuando el grano ingresa a la planta, se descuentan todos esos gastos”, explica el supervisor.

Entre las ventajas económicas-financieras que tiene el programa, también destacadas por Almagro, el programa “llave en mano” permite fijar un precio para el grano y luego hacer las entregas a planta, de acuerdo a las necesidades del productor. En este aspecto, es un seguro de ingreso para la contabilidad de la empresa asociada con Prodeman.

Volviendo a lo agronómico y pensando en la secuencia de cultivos, Ficco advierte que la recomendación, desde el área de producción primaria y para los productores, es que nunca se incorpore el maní en más del 20% de la superficie bajo rotación. “Sembrando el cultivo en la cuarta parte del campo, se asegura volver a mismo lote para sembrar maní cada cuatro años y como una estrategia para el cuidado de los suelos mediante la rotación”, explica. Esta recomendación fue la que recibió y aceptó Almagro.

El supervisor subraya que el programa no implica solo a la oleaginosa. “Nuestro conocimiento, gerenciamiento y ejecución agrícola nos permite abarcar un plan de siembra para los otros cultivos de la zona, como soja y maíz. Es decir, Prodeman puede sostener y ejecutar la rotación completa. Tan solo que el cultivo más desafiante, o que plantea esa dualidad extensiva-intensiva, es el maní. Por eso, nos eligen”.

En el caso del productor de Coronel Moldes, Prodeman se encarga del planteo manisero, mientras que sigue sembrando y gerenciando su rotación maíz-soja en el resto de los lotes.

Aliados de valor

 Al programa “llave en mano”, que implica la sociedad entre los productores y Prodeman, también se suma otra compañía líder para participar de un sistema que al agricultor le permite acceder a diferentes beneficios.

Lucas Woelke reside en Olaeta, Córdoba, y es representante de ventas del canal “Eximia” de Bayer para el sur cordobés y norte de San Luis. Una de sus clientes es Prodeman. “Cuando nos involucramos con el sistema ‘llave en mano’, más allá de lo estrictamente comercial y transaccional, nuestro objetivo era crear proyectos en conjunto con ellos”, recuerda Woelke. De esta forma, cocrearon diferentes líneas de trabajo.

Lucas Woelke, representante de ventas del canal “Eximia”, de Bayer

“En este caso, a través del programa, a los productores le estamos ofreciendo todas nuestras soluciones fitosanitarias y también la tecnológica, a través de FieldView”, detalla el asesor, a lo que agrega que la primera labor de arrancado y recolección de maní hecha con esta plataforma de gestión agronómica la hizo la compañía manisera.

Por otro lado, añade Woelke, al programa “llave en mano” se adaptó “Bayer Impulso”, en la cual cada cliente que accede a la compra de las soluciones fitosanitarios de Bayer, suma puntos canjeables por diferentes productos, bienes, servicios o asesoramiento. Este puntaje, varía según producto y volumen de compra. “Así, todos los productores que sean parte del programa de Prodeman también están vinculados a Bayer para conseguir diferentes beneficios”, aclara, a lo que destaca que, “es muy fácil avanzar en proyectos con el equipo y gerencia de Prodeman porque tienen predisposición e ideas innovadoras constantemente”.

¿Cómo se comportan los herbicidas residuales en el suelo?

¿Cómo se comportan los herbicidas residuales en el suelo?

Buenos Aires, 16 enero (PR/23) — Los herbicidas conocidos comúnmente como residuales deben su nombre a que sus residuos poseen actividad en el suelo durante un tiempo determinado. Dado que la mayoría se aplica antes de emerger las malezas, se los conoce también como preemergentes.

En los últimos tiempos, se ha incrementado el uso de herbicidas residuales principalmente debido a que permiten reducir en forma temprana la competencia de las malezas con los cultivos. El mayor uso de esta herramienta también está relacionado con la adopción masiva del sistema de siembra directa, la presencia de malezas de difícil control y el vencimiento de las patentes de ciertos activos que produjo el abaratamiento de sus costos, entre otros.

Según una encuesta realizada a productores socios de Aapresid, en la campaña 2021/22 entre un 85 y 95% de ellos utilizaron herbicidas preemergentes para el manejo de malezas en los cultivos de gruesa. Mientras que en cultivos de invierno (trigo y cebada), su uso fue algo menor, de casi un 70%. Los activos utilizados varían según cultivo, siendo los del grupo de los PSII y las cloroacetamidas los de mayor uso en maíz, los PPO para soja, los HPPD para girasol y cebada y los ALS para trigo.

Tiempo de permanencia y carry-over

La mayor persistencia de este tipo de herbicidas es una cualidad buscada para asegurar una mayor ventana de protección contra las malezas. Sin embargo, esta permanencia puede ser a veces un arma de doble filo, haciendo que los activos persistan en el suelo en concentraciones que resultan fitotóxicas y perjudiciales para el cultivo siguiente. Este proceso, comúnmente llamado carry-over, fue muy común en los últimos años donde las precipitaciones poco abundantes agravaron el proceso.

Entre los productores a los cuales se les consultó sobre esta problemática, un 30% mencionó haber tenido sospecha de algún tipo de fitotoxicidad ocasionada por carry-over en la última campaña, y dentro de este porcentaje, el 40% señaló al grupo de los PPO como los herbicidas causantes.

¿Se están aplicando correctamente los residuales preemergentes?

Conocer las características y el comportamiento que tienen los herbicidas en el suelo es clave para hacer un uso eficiente de estas herramientas y que no traigan complicaciones a la hora de plantear una rotación segura.

Es por eso que la Red de Manejo de Plagas de Aapresid (REM) lanzó una publicación en conjunto con Francisco Bedmar (FCA UNMdP), Valeria Gianelli (FCA UNMdP, INTA EEA Balcarce) y Hernán Panaggio (INTA EEA Balcarce) titulada “HERBICIDAS EN EL SUELO en sistemas de siembra directa”, que busca poner claridad sobre los aspectos claves a la hora de seleccionar uno u otro herbicida.

El manejo de herbicidas implica mucho más que la simple elección del activo a utilizar para ciertas malezas y/o cultivo. Conocer las características propias de estas herramientas químicas y su comportamiento en el ambiente donde se van a utilizar, bajo una mirada integral y sistémica, es crucial para sacar el máximo provecho y reducir su impacto.

 

Primicias Rurales

Fuente: Aapresid

En el 2023 se buscará consolidar el desarrollo de la agricultura familiar en Salta

En el 2023 se buscará consolidar el desarrollo de la agricultura familiar en Salta

En la reunión del Consejo de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, el Senasa detalló sus acciones de fomento del sector.

Salta – Autoridades regionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), detallaron el trabajo que realiza el organismo para fomentar el desarrollo de la agricultura familiar en el noroeste argentino, al participar de una reunión del Consejo de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de Salta.

Organizado por la coordinación provincial del Instituto Nacional de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena (INAFCI), el encuentro analizó las necesidades y realidades del sector en el marco del actual contexto climático y económico con la presencia, también, de representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el gobierno provincial y organizaciones del sector.

 

 

Asimismo se detallaron las posibilidades de inserción en los mercados y el potencial de la producción familiar salteña. Frente al estado de situación planteado, se compartieron los avances de las políticas públicas llevadas adelante y que se pueden aplicar en las diferentes situaciones locales.

En tal sentido, la directora del Centro Regional NOA Norte del Senasa, Claudia Martínez, explicó la relevancia de la Agricultura Familiar dentro del organismo estatal y “el firme compromiso de las autoridades en el acompañamiento para el desarrollo del sector”.

 

 

Agregó que “desde el Senasa dimos a conocer la orientación hacia una gradual transversalidad del tema en todas las áreas técnicas pudiendo dar de este modo una mayor cobertura territorial y mejorar la atención de las demandas”.

Por su parte, el presidente del INAFCI, Miguel Ángel Gómez, resaltó los objetivos del organismo para el 2023 centrados en mejorar las capacidades productivas y realizar un trabajo en línea con el Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028)

Nuestras productoras y productores de Salta tienen muchas potencialidades para crecer y desarrollar sus producciones, sumar agregado de valor y también encontrar circuitos de comercialización. Desde el INAFCI vamos a estar acompañado y aportando en ese proceso de crecimiento”, aseguró el funcionario.

Primicias Rurales

Fuente: Senasa