Bahillo: “El dólar soja superó las expectativas que teníamos”

Bahillo: “El dólar soja superó las expectativas que teníamos”

Pergamino, 7 septiembre (PR/22) — El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, el ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires Javier Rodríguez, la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), autoridades locales y referentes del agro dieron inicio hoy a la campaña de siembra de semillas 2022-2023, en la planta de clasificación de semillas de maíz de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

Durante el recorrido de la Planta, el secretario Bahillo afirmó: “el campo nos acompaña con ventas récord y el dólar soja superó nuestras expectativas. A este ritmo, esperamos superar los 5.000 millones de dólares previstos”.

Con respecto al sector semillero, el secretario de Agricultura destacó: “Argentina está a la vanguardia del desarrollo tecnológico agrícola internacional. La capacidad de innovación de la industria de las semillas y la vocación emprendedora de nuestros productores son características que nos destacan ante el mundo”.

Según las proyecciones de ASA, se estima que se producirán semillas para la siembra de más de 497,300 has para la campaña 2023 – 2024, según el siguiente detalle: 57,600 has de maíz, 10,500 has de sorgo, 11,200 has de girasol, 297,000 has de soja y 121,000 has de trigo.

Por su parte, el ministro Bonaerense, Javier Rodríguez señaló: “No hay duda de que la semilla es tecnología e innovación. Para nosotros, uno de los ejes fundamentales para impulsar la producción agropecuaria es precisamente la tecnología y la innovación. Y entendemos que allí el Estado puede y debe aportar, con tener un rol fundamental. Es por eso que venimos trabajando en nuestras Chacras Experimentales, en articulación con organismos públicos y entidades privadas, en distintas formas de mejoramiento genético e incorporación de tecnología para promover una mayor diversidad en los cultivos, mejorar las condiciones de producción para los productores y generar alimentos seguros para los consumidores”.

Finalmente, el director ejecutivo de la Asociación de Semilleros Argentinos Alfredo Paseyro resaltó: “Aportamos innovación, trabajo y sustentabilidad al campo argentino, nuestra industria semillera es federal. Agrupamos a más de 80 empresas y empleamos a más de 115.000 trabajadores de manera directa o indirecta. Nuestro objetivo es asegurar el derecho de propiedad intelectual de las variedades vegetales y promover el uso de tecnología en semillas que brinden una seguridad alimentaria”.

 

Asociación de Semilleros Argentinos

ASA es la organización del sector semillero más antigua de la Argentina. Sus socios son compañías semilleras familiares, nacionales, cooperativas y multinacionales relacionadas con la obtención de nuevas variedades, biotecnología, producción y distribución de semillas.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: https://www.asa.org.ar

Sistemas siempre verdes: desafíos y oportunidades en el manejo de insectos

Sistemas siempre verdes: desafíos y oportunidades en el manejo de insectos

Buenos Aires, 6 septiembre (PR/22) — Según la encuesta de la Red de Manejo de Plagas de Aapresid (REM), el 30% de los socios de Aapresid incorpora cultivos de servicios (CS) a sus rotaciones.

Sin dudas, esto viene de la mano de los numerosos beneficios que éstos brindan a los sistemas productivos: competencia con las malezas, mejora en el contenido de MO del suelo, estabilidad de los agregados y aumento de la biodiversidad, entre otros.

Sin embargo, también pueden suponer ciertos riesgos para la producción: liberación de sustancias que afectan el crecimiento de otros cultivos (alelopatías), secado excesivo del suelo o favorecimiento de ciertos patógenos e insectos plaga.

La tendencia hacia sistemas siempre verdes tiene alto impacto en los niveles poblacionales de algunas plagas y, por tanto, se genera la necesidad de prever estrategias de manejo y control adaptadas a estos nuevos esquemas.

Alimento, puente, refugio o trampa: el rol de los CS sobre los insectos

El equipo de entomólogos Fernando Flores y Emilia Balbi (INTA Marco Juárez) realiza ensayos para evaluar abundancia y diversidad de artrópodos en los sistemas con CS.

Los mismos revelaron que los CS no influyeron significativamente sobre la abundancia de artrópodos en mediciones realizadas con trampas de caída durante la primavera, pero sí afectaron la composición de especies presentes, encontrándose que en planteos con CS hay menor cantidad de detritívoros y mayor cantidad de depredadores y herbívoros, no necesariamente llegando a un nivel de daño económico.

En este sentido, Balbi menciona que “los CS pueden influir en los insectos plaga de cuatro maneras: como alimento, como “puente”, como refugio o como “trampa” de estos insectos”. Por ejemplo, los CS con vicia o gramíneas en su composición sirven como alimento de trips o arañuelas, tanto en vicia como en gramíneas. También está el caso de pulgones que se desarrollan en los CS y que, según especie y ciclo de los cultivos, pueden generar daño por inyección de saliva fitotóxica en el maíz posterior, algo infrecuente en otras situaciones.

También es el caso de la oruga bolillera en leguminosas, que pueden ocasionar daños de consideración en la implantación de soja y de maíces posteriores si es que no cuentan con la tecnología Bt.

Otro ejemplo es la chicharrita Delphacodes kuscheli, transmisora de la virosis del mal de río IV, que aumenta su presencia conforme crece la superficie con CS de gramíneas invernales. Esta plaga exige el monitoreo permanente dentro del CS para anticipar medidas de control: modificación de fechas de siembra, uso de cultivares tolerantes y/o de curasemillas.

En su rol como “puente”, los CS, en especial los multiespecies, pueden favorecer poblaciones de plagas residentes en los lotes. Es el caso de bicho bolita en soja, que por el momento no alcanzan umbrales de daño económico, y de orugas cortadoras, que si bien tampoco llegan a niveles importantes,pueden volverse un problema según las especies y mezclas de CS que se usen. En este sentido, el equipo de INTA registró que el ciclo y especies del CS influyen en la composición de especies de cortadoras (A. malefida, A. ipsilon o Exuoa bilitura, Peridroma saucia),y, por tanto, en los niveles de daño en la implantación de sucesores como maíz.

Para el caso del complejo de gusanos blancos, entre los que encontramos a Di. abderus , es clave conocer la biología de las especies y, en caso de ser necesario, actuar rápidamente retrasando la fecha de siembra del cultivo sucesor.

Los CS también pueden actuar como refugio de plagas como la chinche de los cuernos o Dichelops furcatus , que permanecerán en el rastrojo tanto de vicio como de gramíneas de servicio y generar daños de leves a severos en cultivos posteriores.

Sobre esto, el equipo de INTA advierte que el método de secado del CS puede ser una herramienta clave para el control: “el rolado produce alta mortalidad de los individuos por efecto mecánico”. ”Conocer los ciclos de las especies de chinches en función del momento del año y la sucesión de cultivos es fundamental para ver cuándo se puede intervenir y minimizar sus efectos negativos” , destaca F. Flores

Por último, los CS pueden sertrampade las plagas, principalmente de insectos voladores como polillas que eligen el cultivo de vicio en floración para oviponer y desarrollar su generación. Un ejemplo que detectaron los investigadores fue el caso deAthetis rionegrensis, especie poco frecuente y conocida, que ocasionó baja en el stand de plantas de la soja implantada luego de la vicia.

Cabe destacar que todas estas interacciones entre los CS y las poblaciones de insectos perjudiciales, también se da para los benéficos, aumentando el rol de estos últimos en el control biológico en la medida que hay un menor disturbio del ambiente.

En este sentido, los investigadores mencionan ensayos en trigo, donde lotes bajo diversos sistemas mostraron un 70% más de control biológico de chinche verde por acción de la mosquita parasitoide Trichopoda versus lotes con rotaciones típicas.

En línea con esto, los especialistas afirman que, más allá de los riesgos canjearon, el control natural de plagas que se da en esquemas diversificados con CS es, en general muy elevado, lo que indica todo el potencial de estas herramientas y lo que queda por hacer para impulsar su rol en el manejo de plagas.

Monitoreo, una vez más es la clave

Queda claro que incorporar CS requiere un esfuerzo extra en el monitoreo de los insectos plaga, como así también en el conocimiento de la biología y comportamiento de las especies, para “predecir” problemas potenciales y actuar en consecuencia ajustando la logística y combinando herramientas.

El monitoreo debe comenzar antes de la implementación del cultivo de servicio, para esto Flores recomienda poner el foco en el monitoreo de cortadoras o gusanos blancos que pueden afectar el stand de plantas del CS. Luego prestar atención a plagas que inciden en etapas posteriores del ciclo del CS, principalmente en los pulgones. Por último, el monitoreo debe focalizarse en las especies que pueden ocasionar daños en el cultivo de renta posterior.

Por otro lado, advierta que el monitoreo y seguimiento debe ser puntual, ya que la situación varía de lote a lote dependiendo del paisaje y del año.

“ La biodiversidad no es una cuestión meramente académica, sino muy productiva, ya que mientras mejor sea la red trófica que sostiene el lote más resiliente será el sistema y sostenible la producción” concluye Balbi.

 

Primicias Rurales

Fuente: Aapresid

La “fiebre del girasol” ya encontró un rival: la industria y las entidades explican por qué faltan semillas

La “fiebre del girasol” ya encontró un rival: la industria y las entidades explican por qué faltan semillas

Ezequiel Morales
por Ezequiel Morales | Buenos Aires, 6
¿Un freno al girasol? La industria y los productores coinciden en el stock de semillas. No así en la intención de siembra.

¿Un freno al girasol? La industria y los productores coinciden en el stock de semillas. No así en la intención de siembra.

Entre los productores que se lanzarán en esta temporada de verano a la siembra de girasol hay un asunto a resolver que cada día que pasa miran cada vez más de reojo: el abastecimiento de semillas. La Bolsa de Cereales había informado el crecimiento del área sembrada y los productores son los que cuentan cuánto de esa intención colectiva convive con cuestiones concretas, como acceder no solo a una bolsa de semillas, algún fertilizante y también poder afrontar los costos de las tareas.

“Este año va a ser muy bueno para hacer girasol, pero el único tema es que debido al récord de superficie que se va a sembrar en Argentina van a faltar semillas. Está muy difícil si uno quiere agregar o crecer como lote poder conseguirlas”, resumió Ignacio Rillo, productor agropecuario que desarrolla su actividad en la zona oeste de la provincia de Buenos Aires.

A principio de agosto la Bolsa de Cereales porteña había vaticinado que se venía la siembra más importante de los últimos 10 años. ¿Cuánto precisamente? Para esas semanas se vislumbraba un área de 2 millones de hectáreas, lo cual significaba un crecimiento del 19,6% en el análisis interanual. Sin embargo la intención fue tomando impulso y los porcentajes siguieron en alza. En el último encuentro de la Asociación del Girasol Argentino (Asagir) se estimó en un 25% dicho porcentaje. Y los testimonios de los productores y la industria por estos días parecen convalidar esa estimación.

Para Rillo, el sector proveedor de semillas reubicaría algunos stocks en distintas zonas del país para optimizar el acceso de los productores al insumo básico.

Otro productor agropecuario, que atiende campos en Trenque Lauquen, 30 de Agosto, Carlos Pellegrini y Garré en la provincia de Buenos Aires, contó a A24.com Agro que al momento de ir a comprar bolsas de semillas de girasol de la marca que suele utilizar, el vendedor le comunicó la obligación de adquirir otra similar. Pero de maíz.

“Nunca me había pasado, pero la verdad es que no tuve mucha opción. Los semilleros generalmente cuando empieza a haber algún rumor te llaman y, ante la duda, yo para mayo ya estaba cubierto. Lástima esa exigencia que nos pusieron porque yo no hago maíces de la marca que les tuve que comprar”, se lamentó.

Pero también le puso números al fenómeno que se percibe por estos días con la oleaginosa. “En la campaña pasada hicimos todos los cálculos y el precio estimado para la venta era de u$s 540 por tonelada, y la realidad es que llegamos a vender a u$s 820. Si lograste hacer un diferencial en el rendimiento, es mucha la diferencia”, graficó.

“Va a ser un muy buen año para hacer girasol”, aseguró un productor.

¿Cuántas semillas hay para los productores?

La cifra que proporcionaron este miércoles por la tarde tanto desde Asagir como la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA) es coincidente: hay semillas para poder sembrar unas 2,1 millones de hectáreas. En eso coincidieron tanto Guillermo Pozzi Jáuregui, CEO de Asagir, como Alfredo Paseyro, presidente de ASA. Pero a partir de esa cifra es donde comienzan algunos matices.

Para ASA, que nuclea a la industria fabricante de las semillas híbridas, la cantidad “en descubierto” podría tratarse de lo necesario para cubrir unas 100.000 hectáreas más de girasol.

Para Asagir, más emparentada con el sector primario, “si es por los productores se podrían sembrar 2,5 millones de hectáreas de girasol”. Según las palabras de Pozzi Jáuregui se trataría entonces de un diferencial de unas eventuales 400.000 hectáreas a cubrir.

Para Pozzi Jáuregui el crecimiento en la producción de semillas de girasol era el justificado. Pero la guerra quemó todos los papeles.

Para Pozzi Jáuregui el crecimiento en la producción de semillas de girasol era el justificado. Pero la guerra quemó todos los papeles.

¿Pudo haberse previsto? En este sentido desde Asagir convalidaron la teoría de que la guerra entre Rusia y Ucrania aceleró todo tipo de tasas de crecimiento que manejaba la industria y que abastecer la demanda extra que se generó a raíz de los altos precios es una tarea que no podría resolverse en cuestión de meses, sino que es una planificación a largo plazo.

“En tiempos normales, las plantas productoras de las empresas van elevando la producción de una manera sostenida, un 3% anual. Eso tiene que ver con el tiempo que demora la formación de los híbridos y el crecimiento del cultivo de fundación y sus semillas resultantes, conjugado a que nadie busca acelerar producciones sin un mercado en el que ubicar esa producción, porque acopiar semillas tiene un gran costo. Sin embargo el estallido de la guerra cambió todos los tiempos, y los precios”, resumió Pozzi Jáuregui.

Paseyro sostuvo que “se conjugaron tres factores. El clima de la campaña pasada donde la seca pegó duro y los rindes no fueron los óptimos, por otro lado la guerra y también la demanda por encima de las expectativas”.

“Esto no es prender el torno y hacer una tuerca, lleva su tiempo la producción de semillas. Más allá de eso, las empresas van a asignar eficientemente los stocks que ya hay en el país, eso está garantizado”, aseguró Paseyro.

Para Paseyro las empresas de semillas asignarán con eficiencia el stock de girasol que hay en el país.

Para Paseyro las empresas de semillas asignarán con eficiencia el stock de girasol que hay en el país.

¿Importación de semillas de girasol?

La preponderancia de los dos países que entraron en guerra, Rusia y Ucrania, en el mercado del girasol, es casi total. “Entre los dos son los proveedores del 67% del mercado de aceite de girasol del mundo, y entre ambos tienen el 75% del área de Europa y casi 70% del área de todo el mundo. Los rusos cortaron toda la logística y bombardearon rutas, lo que llevó a Ucrania a caer en un 37% su superficie sembrada”, apunto el CEO de Asagir.

“Eso llevó a un impacto en todos los países que producen girasol, y por eso la semilla ahora es disputada en todo el mundo. Se hicieron gestiones con el Gobierno para que permitiera la importación de semillas desde otros países europeos, siempre y cuando los híbridos hayan sido probados acá en Argentina”, contó.

El motivo de esta garantía de seguridad es para asegurarse de que la importación sea la adecuada y que solamente pudieran importar las empresas que estaban inscriptas como “criaderos semilleros”. ¿La razón? “Para que sean las empresas las que asuman la responsabilidad”, cerró el dirigente.

 

 

Primicias Rurales

Fuente:  A24 Agro

Cómo armar una estrategia para que el maíz supere los desafíos de la campaña

Cómo armar una estrategia para que el maíz supere los desafíos de la campaña

Santa Fe, 6 septiembre (PR/22) — En el sur de Santa Fe el maíz es rey. Y cómo ajustar su manejo a cada ambiente productivo es la preocupación que un centenar de productores y técnicos llevaron hace pocos días al encuentro convocado por Nidera Semillas en Venado Tuerto.

Ahí los especialistas compartieron información vital para enfrentar una probable tercera campaña signada por el fenómeno climático de “La Niña”.

“Hay que tomar el barreno y salir a medir”, dijo Ignacio Alzueta, de Plexagro, uno de los oradores del encuentro. “Apóyense en las empresas para tomar decisiones de híbrido y densidad”, agregó. Y es justamente ese el objetivo de Nidera Semillas: compartir herramientas para facilitar la toma de decisiones y maximizar resultados.

Ricardo Ollúa, desarrollo de producto de la marca, hizo un recorrido bajo esta premisa e insistió en que “la información es un insumo clave. Tenemos un gran volumen de datos provenientes de más de 800 ensayos que, procesados con nuestro Asistente Dinámico Nidera, nos permiten determinar, en base a cada ambiente, cuándo sembrar, con qué estrategia de densidad y nutrición. En líneas generales, identificar la calidad de cada ambiente y ajustar el manejo en función de eso resulta clave y va a ayudar a estabilizar rendimientos y maximizar el beneficio por hectárea”.

“Es posible salir ganando rentabilidad en ambientes difíciles analizando la variabilidad ambiental y la respuesta a la densidad específica de cada híbrido. A esto se suma el ajuste de la fertilización nitrogenada en base al ambiente y la expectativa de rendimiento. Cada tonelada de grano se lleva 22 kg de nitrógeno. Es posible bajar el riesgo productivo y maximizar el beneficio total por hectárea”, reflexionó Ollúa.

La novedad para la campaña en la zona es el híbrido NS 7621 Viptera 3. “La rompe en siembras tempranas. Logra más de 500 kg/ha por encima de la mayoría de los competidores del mercado y nos animamos a decir que es el material con mayor potencial de rendimientos para la región central”, enfatizó el técnico y aclaró que “en la medida en el que ambiente mejora, el NS 7621 suma entre un 2% a un 4% de madurez”. Según Ollúa, los materiales no tienen respuestas iguales a las densidades en distintos ambientes. Con 120 mil plantas por hectárea, el rango de rendimiento puede ir de 6.000 a 14.000 kg/ha.

“También tenemos grandes híbridos como NS 7921 Viptera3 CL para siembras tardías Es un híbrido lanzado el año pasado. Tiene la mejor tecnología para el manejo de insectos y de malezas, con tres herramientas herbicidas”, detalló Ollúa.

Para cuidar las tecnologías, la clave es hacer refugios. Y para que no haya excusas, Nidera lanzó esta campaña el nuevo NS 7800 TGCL que mejora rendimiento y perfil agronómico.

Por su parte, de las 13 variedades de soja que Nidera Semillas tiene en el mercado, que van de grupos 3 a 8, Ollúa recomendó especialmente dos para la zona: NS 3821 STS para ambientes de media a alta calidad y NS 4642 STS. La primera es una soja de estructura media que permite explorar potenciales de rendimientos altos, con excelente perfil sanitario. “Gana 3,3% de potencial de rendimiento por sobre la NS 3220 y 2,2% por encima de la NS 4309”, dijo el técnico y argumentó: “con esta soja estamos saliendo anticipado del lote. En siembras de segunda, por las heladas tempranas, salir 6 días antes es muy bueno. En esta zona hubo pérdidas de hasta 1000 kg/ha por heladas en sojas de segunda”.

NS 4642 STS es un lanzamiento para la campaña. Se trata de una variedad para todos los ambientes, de bajo porte, que aporta mayor potencial de rendimiento. Para 2023, estará llegando otro lanzamiento: NS 5023 STS.

¿Con qué herramientas tomar decisiones?
El Asistente Dinámico Nidera es sin dudas le herramienta con la cual los miembros de la Red de Distribuidores Exclusivos de Nidera (RED-IN) logran marcar la diferencia en los lotes. Entre las prestaciones se encuentra el sistema de manejo variable, que permite ajustar prácticas de manejo de acuerdo al potencial de cada ambiente. La plataforma analiza centenares de ensayos en distintos ambientes y por una amplia serie de años, optimizando el logro de resultados.

El paquete de servicios suma también Nidera vuela. A partir de vuelos con drones se pueden generar informes de calidad de siembra. “Por desuniformidad espacial y cobertura hay diferencias de 844 kg/ha”, dijo Ollúa al citar uno de los casos medidos. “A su vez, a nivel país estamos 10% abajo en la densidad de plantas y en variación espacial, con más de 7 cm, se pierden kilos de rendimiento”, enumeró.

“El cultivo antecesor cambia el ambiente y el agua es la gran limitante”, dijo Ignacio Alzueta, de Plexagro, y explicó que el rendimiento se maximiza cuanto más transpira una planta. Por eso durante el período crítico es cuando debe estar transpirando a fondo y en ese momento se necesita agua. “La secuencia trigo soja es la mejor antecesora del maíz”, apuntó.

También es importante saber dónde está el agua útil en la napa: así como la napa alta no es buena, tampoco lo es demasiado profunda”, consideró Alzueta y agregó que “hay ambientes muy buenos que pueden generar maíces tardíos de 12.000 kg/ha.

A su turno, Fernando Ross, especialista en ecofisiología en la Chacra Barrow de INTA, con sede en Tres Arroyos, al sur de la provincia de Buenos Aires, trajo al encuentro todo su expertise. En su opinión, aunque no se haga siembra variable, igual hay que conocer los distintos ambientes dentro de un lote. “La nutrición del suelo es un aspecto a considerar. La demanda de los nuevos materiales es cada vez mayor. El suelo nos acompaña hasta a los 8.000 o 9.000 kg/ha. Pero si le estamos pidiendo 14.000 kg/ha, hay que agregar nitrógeno para ese rinde”, apuntó. “Nunca es tarde para fertilizar. Si la campaña se da vuelta, salgan a fertilizar con nitrógeno. El maíz es el cultivo de ciclo más largo de los que sembramos y muchas veces le cortamos el ciclo porque no le ponemos N”, agregó.

“Entre V5 y V6 hasta V12 o V14 tengo el número potencial de granos por planta. Ahí se gesta la potencialidad. Hay que evaluar la plasticidad de los híbridos. Los híbridos plásticos son los que producen más de una espiga por planta. En ambientes de bajo rendimiento la plasticidad minimiza la respuesta a la densidad”, reflexionó Ross.

Al cierre, Enrique Erize, consultor de Nóvitas, dejó dos mensajes clave. “Sepan manejar los tiempos del mercado”, dijo y remató: “en marzo, el maíz va a valer oro”.

“Los fundamentals son alcistas. Los precios altos se verán en abril”, insistió Erize y recomendó: “No se pongan nerviosos si ahora los precios se caen, es normal. En marzo – abril empieza otro partido. Estamos ante precios históricamente altos. Nunca Argentina tuvo términos de intercambio tan favorables como ahora”.

“En marzo, el maíz temprano va a ser oro en polvo. Va a haber 40 dólares de diferencia entre maíz tardío y temprano. Son dos productos distintos”, apuntó.

 

Primicias Rurales

Fuente: Nidera Semillas

La falta de lluvias en el Norte del país interrumpe la siembra de girasol y afecta la condición del trigo

La falta de lluvias en el Norte del país interrumpe la siembra de girasol y afecta la condición del trigo

Buenos Aires, 1 septiembre (PR/22) — El Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indica que la falta de precipitaciones detuvo la siembra el girasol y afecta la condición del trigo.

“Desde nuestro informe previo, la siembra de girasol alcanzó a cubrir el 17,9 % de las 2 millones de hectáreas (MHa) proyectadas, tras un progreso intersemanal de 2,9 puntos porcentuales. En comparación al ciclo previo, se mantiene un adelanto interanual de 7,7 p.p.”, sostuvo el PAS.

La imposibilidad de incorporar lotes en la región NEA obliga a los productores a resignar hectáreas. No obstante, las semillas no utilizadas en dicha región serían aprovechadas en el Centro-Norte de Santa Fe donde las últimas lluvias aún permiten avanzar con la implantación de lotes.

Por su parte, en el caso de trigo el aumento de las temperaturas comienza a acelerar el desarrollo. Sin embargo, la alternancia de esas temperaturas con los eventos de heladas compromete la condición del cultivo, sobre todo en los cuadros más desarrollados, los cuales se concentran fundamentalmente en el centro-norte del país.

En aquellos sectores donde la situación de sequía es más extrema, por no haber recibido lluvias en prácticamente todo el ciclo, las heladas han provocado daños irreversibles en espigas e incluso pérdidas de área. Mientras que en el centro-este y sur del país, solo se observan daños en puntas de hojas.

“No obstante, en todos los casos, para frenar el deterioro será necesario contar con nuevos eventos de precipitaciones”, advirtieron los técnicos.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: PAS

Acompañamiento a proyectos de la agricultura familiar en Villa Mercedes, San Luis

Acompañamiento a proyectos de la agricultura familiar en Villa Mercedes, San Luis

El Senasa y la Subsecretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena realizaron un trabajo conjunto en el periurbano de la ciudad.

Buenos Aires, 1 de setiembre (PR/22) .- SANTA ROSA (La Pampa) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Subsecretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación (SAFCI) efectuaron un trabajo conjunto para acompañar procesos productivos y de organización de productores y productoras familiares en las parcelas que están ubicadas en los alrededores de la Escuela Agraria de la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis.

En la ocasión, el delegado zonal de la SAFCI, Gustavo Paredes; junto con la técnica Rosana Paez y acompañados por la responsable de Agricultura Familiar del Centro Regional San Luis y La Pampa del Senasa, Verónica Frigidi, recorrieron el lugar y dialogaron con las familias productoras que trabajan en huertas que representan un ejemplo para la producción. No obstante, actualmente tienen muchos inconvenientes debido a los fuertes cambios de temperatura, sobre todo heladas, lo cual repercute negativamente afectando con grandes pérdidas las producciones de la época invernal.

Frigidi explicó a las y los productores las herramientas con que cuentan por parte del Estado Nacional, los cuidados que deben tener en cuenta en para una producción inocua y a la hora del traslado de los productos de sus huertas.

En este orden Frigidi explicó: “Como dato puntual, para acceder a las políticas públicas diferenciadas para la agricultura familiar, tienen que cumplir con dos requisitos básicos: estar inscriptos en Renaf y en Renspa. La formalización es esencial. Es la llave de acceso a todas las políticas públicas para la agricultura familiar”.

Por su parte, desde la SAFCI dialogaron en torno a dos proyectos dentro de la modalidad “En nuestras manos”, que fueron adjudicados a dos productoras que trabajan en el lugar que se encuentran atravesando la etapa previa a la compra de los materiales para la construcción de sendos invernaderos, que serán utilizados por ambas familias.

Al cierre de la charla concretaron la inscripción de productores y productoras en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa), paso esencial para acceder a las facilidades que otorgan las políticas para la agricultura familiar, junto con el Registro Nacional para la Agricultura Familiar (Renaf).

Este trabajo compartido entre instituciones simboliza la fortaleza que deben encarnar las políticas que se aplican desde los diferentes estados: nacional, provincial y municipal, para materializar el acompañamiento de los procesos productivos y de organización de las y los productores de la agricultura familiar.

Primicias Rurales

Fuente: Senasa