Senasa bajará las exigencias (o barreras) sobre la vacuna contra la aftosa en 2025: Pero de dejar de vacunar no se dice ni mu

Senasa bajará las exigencias (o barreras) sobre la vacuna contra la aftosa en 2025: Pero de dejar de vacunar no se dice ni mu

Buenos Aires, 11 de julio (PR/24).- Tal como había adelantado Bichos de Campo el sábado pasado, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) publicó este martes en el Boletín Oficial la Resolución 460/2024, que establecerá a partir del 1 de marzo de 2025 un cambio sustancial en las exigencias sobre la vacuna antiaftosa que se aplica en el rodeo argentino para prevenir esa enfermedad ganadera: desde ese momento ya no se permitirá la vacuna tetravalente que solo se produce localmente para habilitar solamente vacunas trivalentes o bivalentes, que podrán ser tanto nacionales como importadas.

La decisión configura un avance para quienes denunciaban la existencia de un mercado cautivo desde que la Argentina retomó la vacunación, tras un breve lapso como país libre de la enfermedad sin vacunación, que duró brevemente entre 1999 y 2001. Se supone que a partir de marzo próximo, primera campaña de vacunación de 2025, habrá una mayor competencia y por lo tanto bajarían los precios pagados por los ganaderos.

Lo que básicamente hace la nueva normativa es quitar de circulación, como en el resto de la región, la cepa C. La razón explicada es que “la evaluación de riesgo realizada por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) en el año 2017 concluye que el riesgo de Fiebre Aftosa por virus serotipo C es insignificante en Sudamérica”.

De ese modo, la vacuna que se aplica actualmente en el país pasaría primero a ser trivalente, pues quedarían disponibles tres cepas: O1 Campos, A24 Cruzeiro, A Argentina 2001. Los proveedores locales deberán hacer ese cambio en la formulación de la vacuna en los próximos meses. La cepa C tiene fecha de caducidad el 28 de febrero de 2025.

Pero como en Senasa saben que la cepa A Argentina 2001 -que es la variedad de aftosa que apareció aquí en la crisis de 2001- es una rareza criolla (“el serotipo fue incorporado por ser una cepa de amplio espectro y por su capacidad de ser escalable industrialmente”) que “es y fue utilizada exclusivamente en la República Argentina”, a partir de retirar la C se abre otro escenario: a partir de ahora será de uso optativo en la vacuna.

¿Qué quiere decir? Que los fabricantes a partir de marzo de 2025 podrán ofrecer la vacuna trivalente que quede de excluir la cepa C, u optar por una bivalente que tenga obligatoriamente O1 Campos y alguna de las dos variantes de la cepa A. Lo más probable es que sea finalmente la A24, que es la que se utiliza en todo el resto de la región. Esto, en los hechos, habilita el ingreso de vacunas importadas desde la próxima campaña 2025. La exigencia de la A 2001 era “el candado” que dejaba el mercado cautivo para los fabricantes locales.

“Otros tipos de formulación de vacunas con composición bivalente o trivalente, que contienen los serotipos presentes en los últimos brotes sucedidos en la región, han demostrado ser efectivos en otros países de Sudamérica”, resume la situación el organismo.

Pero hay una segunda definición en esta resolución, que va a contramano de lo que está haciendo el otro gran país ganadero del Mercosur, Brasil, que anunció hace poco que dejará de vacunar a todo su rodeo de bovinos, pues ya no habría actividad viral en la región.

Esa definición es que la Argentina seguirá vacunando a todo su rodeo, salvo el de la zona patagónica, que es la única considerada libre de aftosa sin vacunación. Eso a pesar de, como admite Senasa, “la situación epidemiológica actual, respaldada a través de acciones de vigilancia activa y pasiva, permite evidenciar la ausencia de circulación viral del virus de la Fiebre Aftosa en la República Argentina”.

En ese sentido, sin decirlo explícitamente, con este cambio la Argentina está sosteniendo que su estrategia será vacunar a todo su rodero, aunque el gobierno analiza cambios para flexibilizar las categorías bovinas que deberán tener una doble cobertura vacunal todos los años. Posiblemente se comience por excluir los novillos de la segunda campaña anual.

“La nueva formulación de las vacunas no implica discontinuar con los planes y las estrategias de vacunación contra la Fiebre Aftosa”, sostuvo el Senasa en la nueva resolución.

Primicias Rurales

Fuente: Bichos de Campo

La Cámara Argentina de la Industria Ferial advierte sobre el impacto del incremento del dólar blue en la industria.

La Cámara Argentina de la Industria Ferial advierte sobre el impacto del incremento del dólar blue en la industria.

Buenos Aires, jueves 11 de julio (PR/24) .-  La Cámara Argentina de la Industria Ferial (CAIFE) manifiesta su preocupación por la reciente escalada en la cotización del dólar blue y su impacto negativo en la industria. En este contexto, consideramos fundamental destacar cómo la volatilidad cambiaria afecta de manera directa e indirecta diversos sectores de nuestra actividad.

Pablo Ruda, Presidente de CAIFE manifestó que “en muchos sectores de nuestra industria, los aumentos de valores están más ligados al valor del dólar blue que al dólar oficial, especialmente en aquellos relacionados con la tecnología”. Sin embargo, el valor de la divisa oficial repercute en otros sectores, como las materias primas. En este sentido Ruda explicó que “ante la especulación de una devaluación, muchas veces trasladan a precios dicha incertidumbre.”

“Entendemos que muchos precios que se ajustaron meses atrás a un posible valor de dólar -que finalmente no llegó- no deberían sentir el impacto de una devaluación o mínimamente, no deberían trasladar el 100% a precios. A su vez, esta misma especulación generó que paguemos un costo altísimo en estos meses y perjudicó la inversión en nuestra actividad”, explicó el Presidente.

La especulación y la incertidumbre en torno al valor del dólar han generado un clima de inestabilidad que dificulta la planificación y ejecución de inversiones necesarias para el crecimiento y desarrollo de la industria ferial. Los constantes ajustes y reacomodamientos de precios, basados en expectativas cambiarias, no solo afectan a los costos operativos, sino que también desalientan nuevas inversiones y el desarrollo de proyectos a mediano y largo plazo.

En un contexto de inflación persistente y una incertidumbre económica constante, la Industria Ferial se erige como un salvavidas esencial para los negocios en Argentina. Estas plataformas fomentan el networking, la innovación, generan ingresos continuos y sostienen miles de empleos en el país.

Ruda explica que “las ferias y exposiciones que se desarrollan durante todo el año proporcionan oportunidades continuas para que las empresas den a conocer sus productos y servicios”. Este flujo constante de eventos es esencial para la diversificación de ingresos y la mitigación de los impactos de la crisis económica. “Las inversiones realizadas en una feria se ven recompensadas a lo largo del año”, explica y destaca que los contactos y negocios generados en estos eventos continúan rindiendo frutos mucho después de finalizado el evento.

Por eso, para resolver estas turbulencias, desde la Cámara Argentina de la Industria Ferial consideramos imprescindible un plan económico concreto a corto y mediano plazo que calme la volatilidad del dólar y nos proporcione un horizonte claro hacia la reactivación de la economía. Un enfoque integral y coordinado es necesario para administrar la crisis en el día a día mientras trabajamos en un camino hacia el crecimiento sostenido a largo plazo.

Primicias Rurales

Fuente: CAIFE

La vacuna argentina contra la aftosa ¿es la más cara de la región?

La vacuna argentina contra la aftosa ¿es la más cara de la región?

Buenos Aires, jueves 11 de julio (PR/24) .- Juan Roo, CEO de CDV, explica cómo se compone el precio de la dosis que llega al campo del productor y advierte acerca del riesgo que conlleva cambiar su formulación en momentos en que Brasil deja de vacunar. Cuánto menos podrá costar la bivalente o trivalente que se aplicará en 2026.

CDV es un laboratorio argentino que, en diciembre de 2015, aprobó una inversión de USD40 millones para construir de cero una planta de vacunas antiaftosa, con lo cual desde fines de 2017 el país cuenta con un segundo jugador en este mercado, un activo estratégico para la ganadería. Hoy, ante el fuerte debate por el precio al productor, Juan Roo, CEO del laboratorio, aborda la temática. ¿Cuánto cuesta una dosis de vacuna? ¿Es realmente la más cara de la región? ¿Cuánto se ahorrará con la bivalente o trivalente? ¿Quién gana y quién pierde con la nueva estrategia?

“Comparar el valor de la vacuna entre la Argentina y otros países de la región, es antojadizo si no se tiene en cuenta el reacomodamiento de precios relativos que se está dando desde que asumió el nuevo gobierno y empezó a ordenar la macro”, planteó Roo en diálogo con Valor Carne.

Más allá de su formulación, acá hay que sumarle la estructura impositiva: el impuesto país, impuesto al cheque, ingresos brutos, ganancias y el 21% de IVA. “En el caso del IVA, como la vacuna antiaftosa está exenta y las plantas son de dedicación exclusiva, no pueden descargar ese impuesto, que significa un costo más para la industria”, aclaró, aludiendo a una de las diferencias con Paraguay, por ejemplo, que también produce vacunas y donde hay 10% de IVA.

“Tampoco se puede comparar con Brasil, cuyas plantas cubrían más de 200 millones de cabezas, pero está dejando de vacunar y liquida el sobrante a 20 o 30 centavos de dólar por dosis. Ni siquiera con Uruguay, que no produce la vacuna, la compra el Estado a unos 80 centavos de dólar, se la brinda al productor sin cargo y después recupera la inversión cuando se exporta la carne”, aclaró.

¿Cuál el precio en la Argentina? “Hay que considerar que las producciones se hacen seis meses antes de las campañas y después las dosis se entregan a las fundaciones”, respondió, reformulando la pregunta para aportar claridad: “¿Cuánto cobramos los laboratorios?”.

“Si tomamos la vacuna que se aplicó en la primera campaña de 2024, las ventas se hicieron entre octubre y diciembre de 2023 con entrega en el primer trimestre de este año. Ahí, el precio inicial era $550 y a fin de año se ajustó a $800. El promedio es de unos $600/$620, eso es lo que cobramos los laboratorios”, indicó, poniendo en blanco sobre negro un punto que altera a más de un productor.

En un país con alta inflación, este modelo comercial representa una desventaja adicional. “El precio se fija para toda la campaña y nosotros terminaremos cobrando esas dosis este mes de julio, en pesos. Algunos pagan enseguida, otros a 180 días, cuando veníamos con más 200% de inflación anual. Entiendo que el productor se enoje, pero ante eso yo pregunto ¿existe algún producto que se haya mantenido en el mercado seis meses sin actualización?”, afirmó.

Luego, las fundaciones, que son de los propios productores y sociedades rurales, le agregan el valor del servicio. “La vacuna en la Argentina tiene su ‘PedidosYa’, algo que no existe en ningún otro país de la región. Acá, uno levanta el teléfono, un veterinario viaja hasta el campo, le asegura la cadena de frío y le aplica la vacuna en forma profesional”, describió. El costo de esta operatoria depende de la región, la distancia y los honorarios del vacunador. Por lo tanto, lo fija cada una de las más de 300 fundaciones que hay en el país.

“En enero los laboratorios actualizamos el valor de la vacuna por inflación para la campaña siguiente (que se empieza a vender ahora y se utilizará en octubre) y pasamos a $1.400”, explicó Roo.

En concreto, “en la primera campaña de 2024, la fundación le cobró al productor esos $1.400 pesos, más su costo de logística, o sea, unos $1.800, que significan sólo el 0,2% del valor de una vaca. Sin embargo, ahí fue cuando se generó todo ese ruido en el sector. Además, la realidad es que el precio de la vacuna en sí mismo, siempre fue 700 u 800 gramos de novillo”, indicó, aportando un dato alineado con los usos y costumbres del ganadero.

Habiendo planteado este punto, Roo se refirió a la competencia en el sector. “En el mercado hay dos elaboradores y tres oferentes de vacunas que literalmente nos peleamos por las fundaciones, que son nuestros clientes. Tenemos una diferencia de precios hasta 15 puntos entre unos y otros”, pormenorizó.

Al respecto, aludiendo a las usuales recomendaciones del Presidente Milei sobre Murray Rothbard, citó su obra “Monopolio y competencia”. “Cuando se piensa en un monopolio, o en este caso llamémosle un duopolio, no nos enojemos con los que se quedaron, sino con los que se fueron o los que no están”, advirtió.

¿Por qué no hay más empresas? “Porque es una inversión muy alta, en el mundo hay 25 plantas, no más. Y en la Argentina además son de dedicación exclusiva, un requisito que los otros países no exigen”, señaló.

Por qué una vacuna tetravalente

Hay una serie de factores que se consideraron para formular la vacuna con cuatro cepas tras una larga historia de lucha contra la enfermedad, sin resultados sostenibles.

“Cuando se dio el brote del 2001, los técnicos del SENASA determinaron qué cepa estaba circulando en el país, identificando un linaje más moderno que el A24 que se había aislado en 1965. La nueva cepa, llamada A2001, surgida como mutación de la anterior, se incluyó en la vacuna y se controló la enfermedad en seis meses, mientras que Brasil, que no la incorporó, tardó dos años. No es un dato menor”, apuntó.

Otra particularidad es que en ese momento también se decidió agregar la cepa C3 Indaial. “Es cierto que hace muchos años que no está, pero es un virus de aparición espontánea. Al ser vacunas inactivadas, no se corre riesgo de reversión o sea de generar el virus en el terreno. En definitiva, se incluyó porque así lo determinaron los técnicos del SENASA y si está considero que es mejor”, aseveró.

Sin embargo, prosiguió, “se empezó a instalar el tema de que nuestra vacuna es tetravalente para impedir que ingresen competidores”, planteó, detallando que la importación siempre estuvo abierta y el SENASA provee las cepas para elaborarla, algo que no existe en ninguna parte del mundo. “Nuestros técnicos son muy expeditivos y acá se puede registrar la vacuna en un año cuando en Brasil lleva más de 10 años”, aclaró, detallando que de cualquier modo se deben pasar controles de calidad muy estrictos.

“En nuestro caso, todos los meses vamos al sur del río Colorado, se compran 17 novillos libres de anticuerpos, se los vacuna, se les saca sangre a los 30 y 60 días y se prueba la potencia. Nosotros pasamos con 98% de protección para las cuatro cepas”, indicó, detallando que los datos son públicos.

Otra cuestión sustancial que informó Roo es que sacarle una o dos cepas no impactará mucho en el precio al productor. “Podrá mejorar en un 7 u 8%, no más, porque el costo de la vacuna no está directamente relacionado con la cantidad de cepas sino con una estructura de dedicación exclusiva, además de los desafíos macroeconómicos”, subrayó.

Sin embargo, como país ya se tomó la decisión de modificar la formulación. “Nos llamaron a una reunión, como industria dijimos que no tenía sentido sacarle cepas. Y entiendo que los propios técnicos del SENASA, sobre todo los que más saben sobre la historia de la aftosa en la Argentina, no estaban de acuerdo con el cambio. Pero se avanzó con la resolución y al día siguiente ya estuvo vigente”, reveló. En tal sentido, la nueva vacuna podrá ser bi o trivalente y atento a los tiempos que requiere la producción estará disponible a fines de 2025 para las campañas de 2026.

El CEO piensa que esta modificación tiene su talón de Aquiles. “Brasil deja de vacunar este año y tiene fronteras con Colombia, que tuvo un brote en 2018; con Venezuela, cuyo estatus sanitario se desconoce; y con Bolivia que ha dejado de vacunar. Entonces, Brasil supone un triple riesgo para la Argentina, no por contrabando, compartimos riachos por donde las vacas cruzan caminado por una cuestión natural”, aseveró. “Podríamos haber esperado dos o tres años para ver si no se producen brotes y recién evaluar si es momento de sacar cepas”, resaltó.

Así las cosas, Valor Carne indagó si los cambios en la estrategia de vacunación perjudican al laboratorio. “No. Tenemos capacidad para producir 40 millones de dosis al año, si hacemos bivalentes podemos elaborar el doble y seguir exportando, nos favorece el hecho de que la Argentina es referente mundial en aftosa”, aseveró.

¿Y el nuevo esquema de aplicación? “No hemos visto los estudios técnicos y científicos de los últimos dos años, que anunció el SENASA. No estamos al tanto de la documentación que respalda esta decisión”, comentó.

Para concluir, Roo destacó que la visión de la empresa es la seguridad sanitaria. “Hoy la ganadería argentina exporta por USD3 mil millones y podría duplicar este valor en los próximos años. Entonces venderíamos más de las otras vacunas, tenemos cuatro plantas de biológicos con una amplia oferta para prevenir enfermedades y contribuir a ese crecimiento. Eso sería negocio para todos”, finalizó.

Primicias Rurales

Fuente: Por Ing. Agr. Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne

Las Bolsas de Rosario y Santa Fe lanzan un indicador que anticipará el ciclo económico

Las Bolsas de Rosario y Santa Fe lanzan un indicador que anticipará el ciclo económico

Desde las entidades subrayaron que el indicador se destaca “por su independencia de intereses político-económicos y su enfoque en la medición del ciclo económico a través de indicadores líderes, coincidentes y rezagados”

Rosario, jueves 11 julio (PR/24) — Las Bolsas de Comercio de Rosario y Santa Fe presentarán a fin de mes el Índice Compuesto de Actividad Económica (ICAE), una herramienta innovadora diseñada para analizar y anticipar el ciclo económico del país. Este índice, cuyo desarrollo inicial es obra de Juan Mario Jorrat, economista de reconocida trayectoria en el análisis del ciclo económico argentino, surge del esfuerzo conjunto de ambas instituciones para ofrecer una perspectiva metodológicamente sólida del panorama económico argentino.

La presentación del ICAE tendrá lugar el próximo miércoles 31 de julio en la Casa de la Provincia de Santa Fe en Buenos Aires (25 de Mayo 178), a las 11 horas.

“El ICAE se destaca por su independencia de intereses político-económicos y su enfoque en la medición del ciclo económico a través de indicadores líderes, coincidentes y rezagados”, subrayaron desde las instituciones, al tiempo que plantearon que el lanzamiento proporcionará una herramienta valiosa para la toma de decisiones tanto para el ámbito privado como público.

El ICAE se compone de dos subíndices principales: el Índice Coincidente de Actividad Económica (ICAE), que mide el estado actual de la economía mediante datos como producción industrial, ventas minoristas, empleo y consumo de energía, y el Índice Líder de Actividad Económica (ICLE), que anticipa cambios futuros en la actividad económica utilizando indicadores como pedidos de manufactura, índices de confianza y variables financieras.

Primicias Rurales

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

El Gobierno desplazó al secretario de Agricultura Fernando Vilella por diferencias sobre las retenciones

El Gobierno desplazó al secretario de Agricultura Fernando Vilella por diferencias sobre las retenciones

En un comunicado, desde el ministerio de Economía se dijo que Vilella presentó la renuncia. Allegados al funcionario desplazado indicaron que se va por considerar un retroceso conceptual al cambio de nombre dispuesto por el equipo que conduce el ministro Luis Caputo.

En rigor, la discusión central pasa por el debate sobre las retenciones. Vilella y su equipo sostienen que reducir los impuestos al campo no solo ayudaría al desarrollo agroindustrial sino también a la economía del país. Pero Caputo, y Milei, no quieren disensos que pongan en riesgo el aporte fiscal del campo.

Vilella estaba al frente de la secretaría de Bioeconomía -dependiente del Ministerio de Economía- desde el inicio del gobierno de Javier Milei, tras armar las propuestas de campaña bajo la coordinación el ex jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

Vilella fue decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) y profesor titular de la cátedra de Agronegocios de esa institución durante 48 años, y elaboró el plan para el desarrollo del sector bioagroindustrial.

Tras el balotaje, desde que Caputo fue designado al frente de Economía ubicó a Vilella en un segundo plano detrás de Juan Pazo, secretario de Producción, que condujo el área en los temas más sensibles, en especial las retenciones. Cuando Vilella fue anunciado como futuro funcionario y buscó alinearse al equipo de Economía, el que lo recibió y condujo ese primer encuentro fue Pazo.

Desde ese primer día, las internas sobre el manejo del área tuvieron vaivenes. Pero nunca se disipó la desconfianza mutua. El vínculo se quebró cuando Pazo desarmó el equipo que había armado Vilella, el 5 de abril, luego de semanas de discusiones puertas adentro.

Aunque en Expoagro, a principios de marzo, se mostraron “diplomáticos” en las presentaciones de la feria, incluso acompañando en la recorrida al presidente Javier Milei, el germen de la discordia se venía arrastrando desde mediados de febrero, cuando Pedro Vigneau, principal subalterno de Vilella, firmó un acta junto a dirigentes agropecuarios, en la Fiesta Nacional del Trigo, en Leones, Córdoba.

El principal punto del acta, difundida masivamente, fue “eliminar los derechos de exportación que desalientan la producción y el compromiso de no intervención del mercado”. Nada que no haya dicho Milei en la campaña, y que incluso ha repetido útimamente también Caputo. Pero fueron intransigentes con Vigneau y con Germán Di Bella, otro dirigente agropecuario de reconocida trayectoria, que en declaraciones periodísticas también sugirió la reducción de las retenciones.

En ese momento, Vilella buscó resistir los cambios de la mano de Posse. Pero el ex jefe de Gabinete, que sería echado por Milei un mes y medio después, eligió no confrontar con Caputo.

Con esas salidas, el equipo de Bioeconomía quedó desarmado y Vilella asumió que se quedaba sin respaldo, pero mantuvo sus convicciones y evitó aflojar ante las presiones de Pazo. Mientras tanto, se concentró en gestiones sobre temas técnicos, como coordinar acciones público-privadas para enfrentar a la “chicharrita”, una plaga que afecta al maíz, y profundizó su vocación de abrir mercados de exportación.

De hecho, el comunicado de Economía sobre su renuncia se difundió mientras Vilella volaba hacia la Argentina, tras gestiones de comercio exterior que hizo días atrás en Japón y China.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, dio su versión sobre la salida de Vilella: “Tal vez Fernando no podía alinear algunos objetivos con los que tenía el ministerio y se busca eso, que cada funcionario esté alineado con los objetivos que tiene le ministerio de Economía. Lo que busca el ministerio es tener más cercanía con los productores y Vilella decidió dar un paso al costado”.

Entre líneas, refleja que el motivo del cambio es que “los objetivos del ministerio de Economía” no coinciden con lo que piensa Vilella. En ese contexto, las retenciones constituyen el meollo del debate interno.

Quién es el nuevo secretario de Agricultura

Iraeta es abogado y productor agropecuario. Prácticamente desconocido en los ambientes ruralistas, su “fortaleza política” se basa en el vínculo familiar que tiene con Pazo.

Según la versión oficial “seguirá trabajando en línea con los objetivos del presidente Javier Milei de reducir la estructura burocrática del Estado, de potenciar las capacidades de los productores agropecuarios, de generar las condiciones para aumentar la competitividad y de seguir abriendo nuevos mercados para la heterogénea producción agropecuaria nacional”.

A su vez, el ingeniero Manuel Chiappe -quien hasta hoy se desempeñaba como jefe de asesores de la Secretaría- será el nuevo subsecretario de Producción Agropecuaria y Forestal.

El comunicado del ministerio de Economía enfatiza al final que “el campo argentino, corazón productivo de nuestra Patria, es un pilar fundamental para la prosperidad del país y tiene todo para aportar en la recuperación de la economía. Este Gobierno está del lado de los productores rurales, y reconoce el colosal sacrificio que han hecho para engrandecer a la Nación”.

Karina y Javier Milei, junto a Fernando Vilella, en Expoagro.Karina y Javier Milei, junto a Fernando Vilella, en Expoagro.

Cuando el Gobierno echó a Vigneau y a Di Bella, adujo un “rediseño” del gabinete de Agricultura. Según afirmaron desde el ministerio de Economía, al reemplazar a Vigneau por Iraeta, el área iba a pasar a estar enfocado en “la gestión del productor”. Más de dos meses después, esa idea no se ha explicado públicamente. Ahora Iraeta tendrá la responsabilidad de desarrollarla.

Primicias Rurales

Fuente: Clarín

Con alusiones al campo y críticas al ambientalismo, Milei firmó el “Pacto de Mayo” con 19 gobernadores

Con alusiones al campo y críticas al ambientalismo, Milei firmó el “Pacto de Mayo” con 19 gobernadores

Favio Re

Jefe de Redacción de Infocampo.

 Buenos Aires, miércoles 10 julio (PR/24) — La histórica Casa de Tucumán, el lugar donde se rubricó el acta de la independencia argentina de España el 9 de julio de 1816, fue la sede este martes de la firma del acta impulsada por el presidente Javier Milei en el marco del denominado “Pacto de Mayo”, con 10 puntos para “reconstruir las bases de Argentina”.

El acto comenzó pasada la medianoche y Milei logró una adhesión casi completa de los gobernadores nacionales, ya que 18 de ellos, más el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), aceptaron estampar su sello en el documento. Solo faltaron 5 a la cita.

Milei hizo referencia uno por uno a los 10 puntos que forman parte de este “Pacto de Mayo”, oportunidad en la que realizó algunas alusiones al campo, en relación a los impuestos, aunque no mencionó explícitamente las retenciones.

En concreto, lo rubricaron los mandatarios de Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Leandro Zdero; Chubut, Ignacio Torres; Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Jorge Macri; Córdoba, Martín Llaryora; Corrientes, Gustavo Valdez;  Entre Ríos, Rogelio Frigerio; Jujuy, Carlos Sadir; Mendoza, Alfredo Cornejo; Misiones, Hugo Passalacqua; Neuquén, Rolando Figueroa; Río Negro, Alberto Weretilnek; Salta, Gustavo Saenz; San Juan, Marcelo Orrego; San Luis, Claudio Poggi; Santa fe, Maximiliano Pullaro; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; y Tucumán, Osvaldo Jaldo.

Asimismo, también lo firmaron el presidente provisonal del Senado, Bartolomé Abdala (la presidenta de la Cámara Alta, Victoria Villarruel, no concurrió a Tucumán por un estado gripal); el titular de la Cámara Diputados, Martín Menem; y la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei.

EL DISCURSO DE MILEI EN EL “PACTO DE MAYO”

A la hora de brindar un discurso, que se extendió por poco más de media hora, Milei aseguró que en Argentina “el cambio se ha convertido en una obligación y una urgencia”, y comparó el proceso en el que está el país en la actualidad con el que ocurrió cuando se aprobó la primera Constitución Nacional avalada por todas las provincias, en 1853.

El Presidente sostuvo que en aquel entonces los políticos argentinos pudieron “deponer las armas, para encontrar un nuevo orden”, y valoró “la visión y el coraje de aquellos hombres” que crearon una carta magna para establecer las bases de un nuevo orden y constituirnos como nación, tomando las ideas liberales de Juan Bautista Alberdi.

Para Milei, ese gesto patriótico fue el proceso inicial de un proceso asombroso, en el que repasó que Argentina fue como un “volcán” haciendo erupción, con su desarrollo económico y progreso, que la puso a la altura de las grandes naciones del mundo.

Hoy esa Argentina grande que alguna vez fuimos parece un sueño lejano. Nos hemos olvidado como sociedad de nuestro pasado próspero y las ideas que lo hicieron posible”, continuó el mandatario. Y por eso dijo que llamó a este Pacto de Mayo, para hallar “un rumbo común como lo hicieron los padres fundadores”.

En este marco, aseguró que todos los que quieran participar del proceso de reconstrucción del país, bajo las ideas de la libertad, serán bienvenidos, independientemente de cuáles hayan sido sus opiniones o posiciones ideológicas antes.

El 9 de julio de 2024 es el puntapié inicial del nuevo orden para nuestro país. Construirlo será un esfuerzo titánico de los aquí presentes y de la sociedad. Si nos mancomunamos a un conjunto de principios no negociables, un pacto de caballeros en torno a estos pilares, será posible, porque una Argentina distinta es imposible haciendo lo mismo de siempre”, evaluó.

“Con estos pilares vamos a reconstruir el edificio de nuestra nación, volviendo a abrazar las ideas que abrazaron los padres de la patria, que transformaron en pocos años a un país de bárbaros en un país líder a nivel mundial”.

LOS 10 PUNTOS DEL “PACTO DE MAYO”

Luego, Milei hizo referencia uno por uno a los 10 puntos que forman parte de este “Pacto de Mayo”, oportunidad en la que realizó algunas alusiones al campo, en relación a los impuestos –aunque no mencionó explícitamente las retenciones–, y también formuló durísimas críticas contra el ambientalismo.

1) La inviolabilidad de la propiedad privada

Milei consideró que la defensa de la propiedad privada es fundamental para que las personas puedan vivir en plena libertad.

“Cuando el político confisca con impuestos lo que gana un trabajador o un empresario con el sudor de su frente, confisca su sacrificio, su tiempo, su libertad. Los argentinos no necesitan que un burócrata les diga qué producir, cuánto pueden ganar o a quién contratar. Cuanto más libre es un pueblo, más rico se vuelve”, enfatizó el Presidente.

Por eso, completó: “Quiero ratificarle a los argentinos que son dueños de sus propios destinos, pero hay que hacerse cargo de lo que eso conlleva”.

2) El equilibrio fiscal innegociable

Para el Presidente, “el déficit fiscal es el huevo de la serpiente de las recurrentes crisis argentinas”, y es precisamente lo que explica que el país tenga altos niveles de deuda o de emisión monetaria, que derivan en inflación.

“Son síntomas del gasto público compulsivo. Por eso, esto es un compromiso innegociable con el sentido común: no se puede gastar más de lo que entra. Debemos hacer lo que se ha hecho de manera probada en todo el mundo y vivir con un país sin inflación por el resto de nuestros días, porque con inflación se vuelve imposible mirar para adelante, anula la posibilidad de un proyecto personal, de familia o económico”, remarcó Milei.

3) La reducción del gasto público a niveles históricos, en torno al 25% del Producto Bruto Interno

El titular de la Casa Rosada, economista de profesión, opinó que el capital humano argentino no logra prosperar porque el sector privado tiene que sostener un 40% del PBI que se va en gasto estatal.

“Cada punto adicional de presión impositiva sobre el PBI es una extracción directa de oportunidades para cada empresa que quiere invertir y generar trabajo”, sintetizó Milei.

Y allí hizo una referencia al sector agropecuario, porque lo citó como ejemplo de que esta presión impositiva “significa asfixiar a nuestro campo con impuestos que no existen en ninguna otra parte del mundo” y “castigar al interior productivo”.

Un estado chico con funciones delimitadas vale más que un Estado grande que beneficia solo a algunos pocos amigos del poder”, agregó.

4) Una educación inicial, primaria y secundaria útil y moderna, con alfabetización plena y sin abandono escolar

Milei afirmó que Argentina atraviesa “una innegable crisis educativa” y lo graficó en las evaluaciones que indican que siete de cada 10 niños y niñas de sexto grado no comprenden lo que leen.

Entre múltiples referencias al tema y la promesa de un plan nacional de alfabetización, apuntó contra los contenidos que se ven en muchos colegios que cuestionan al capitalismo.

“Es un suicidio colectivo. ¿Cómo va a ser la norma en los colegios inculcar que el capitalismo es malo?”, criticó.

5) Una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio.

“Nuestro sistema impositivo es asfixiante, laberíntico. Es un infierno fiscal”, sentenció, sin titubeos, Milei.

Desde su punto de vista, esta situación es la que explica que Argentina sea el país que menos creció en Latinoamérica en los últimos años.

Y graficó que, además del peso que tienen los impuestos, está su complejidad, ya que los argentinos tienen que pagar cada año más de 150 tributos entre nacionales, provinciales y municipales.

“Además de reducir la carga, hay que simplificarla, y lograr un sistema impositivo que no asfixie a la propiedad privada”, expresó Milei, en un mensaje apuntado a las provincias y municipios que son actores principales en la creación de tasas y tributos que muchas veces no tiene siquiera una contraprestación.

6) La rediscusión de la coparticipación federal de impuestos para terminar para siempre con el modelo extorsivo actual que padecen las provincias.

El mandatario calificó al federalismo argentino de “fraudulento”, porque “castiga a quienes son fiscalmente responsables y productivos”, y “pervierte a todos los incentivos”.

“Las provincias no necesitan de un federalismo fraudulento que solo le sirve a Buenos Aires. Nunca hubo un gobierno con la predisposición a devolverles a las provincias lo que es suyo”, enfatizó Milei.

7) El compromiso de las provincias argentinas de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país.

Aunque no habló específicamente del campo, esta fue la parte del discurso más relacionada con el sector, con párrafos en los que el Presidente fue particularmente duro con las organizaciones ambientalistas.

Milei valoró que “Dios bendijo a nuestra tierra con una riqueza enorme”, porque “en cada rincón de la patria se puede generar riqueza con los recursos naturales”.

Pero lamentó que los políticos “han escuchado más a minorías ruidosas y organizaciones ambientalistas financiadas por organismos del exterior, que la necesidad de la población”.

En esa línea, añadió también que esa “demagogia”, es lo que “condena a la miseria a millones de argentinos”.

La naturaleza debe servir al ser humano y no al revés. El principal problema ambiental que tenemos en Argentina es la pobreza extrema y hay que tener un compromiso con las necesidades reales de nuestro país”, indicó.

Como ejemplo, citó que Argentina comparte la cordillera de Los Andes con Chile y no produce cobre, cuando ese país genera con las exportaciones de ese metal más del doble de lo que Argentina exporta de soja.

8) Una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal

Acto seguido, Milei mencionó que “nada de todo esto será posible sin avanzar en una reforma laboral moderna que promueva el trabajo normal”, porque “el régimen laboral que impera hace 50 años es obsoleto y dañino”.

“Es un régimen con normativas vetustas, que hace imposible contratar a alguien formalmente. La legislación laboral actual está pensado para un país sin pobreza y sin desocupación. Lo mejor para un trabajador es un empresario, para que haya más trabajadores tiene que haber más empresas, y tiene que ser rentable para las empresas contratar, no un acto solidario. También que puedan despedir sin enfrentar un litigio infernal, porque con todo eso perjudicamos a las empresas pero mucho más a los trabajadores”, remarcó el jefe del Poder Ejecutivo.

9) Una reforma previsional que le dé sostenibilidad al sistema y respete a quienes aportaron

“El sistema previsional argentino está quebrado, es insostenible e inmoral”, disparó Milei.

Bajo su análisis, es inviable continuar con un sistema en el que hay 1,8 trabajadores activos por cada 1 jubilado, cuando la sustentabilidad se logra con una relación de 4 por cada 1.

En Argentina los incentivos están dados vuelta, se premia al que no hace y se castiga al que hace. Tenemos un sistema previsional que le roba al que aportó para darle al que no. Hay que generar uno que respete al que ahorró y aportó toda una vida”, abogó.

10) La apertura al comercio internacional, de manera que la Argentina vuelva a ser protagonista del mercado global.

Según Milei, la economía argentina es la tercera más cerrada del planeta, solo superada por Sudán y Etiopía.

Nos han querido convencer que cerrar la economía era proteger a los argentinos. Pero una economía cerrada solo sirve para proteger a amigos del poder para que vendan caro sus productos. E impide que los argentinos puedan vender sus servicios al exterior, bloqueando la posibilidad de puestos de trabajo bien pagos”, referenció el Presidente.

Por eso, insistió en “ser protagonistas del mercado mundial”, aprovechando la capacidad y creatividad de los emprendedores y empresarios nacionales, para ofrecer bienes que pueden competir y conquistar los mercados del mundo.

El libre comercio tan vilipendiado, es el motor del mundo, no hay posibilidad de crecimiento si no nos abrimos al comercio. Y tenemos todo para hacerlo”, finalizó.

Primicias Rurales

Fuente: INFOCAMPO