Suba general del valor de la hacienda en el Mercado Agroganadero

Suba general del valor de la hacienda en el Mercado Agroganadero

El Índice General del miércoles, de 253,201 pesos por kilo, reflejó un ascenso del 6,35% frente al indicador de igual jornada de la semana anterior, de 238,072 pesos

Buenos Aires,19 de noviembre (PR/22) .- El el Índice Novillo cerró en $283,193, un 6,45% por encima de los $266,038 del miércoles anterior
El el Índice Novillo cerró en $283,193, un 6,45% por encima de los $266,038 del miércoles anterior

Con un ingreso entre el martes y el miércoles de 12.148 vacunos, un 23,30% menos que las 15.839 cabezas de igual segmento anterior, se concretaron las ventas en el Mercado Agroganadero de Cañuelas. Las subastas se sucedieron con plaza animada y valores diferenciados de acuerdo con la calidad y con el tipo de terminación de cada lote, pero dentro de niveles superiores a los de la semana anterior. Cabe agregar que el jueves ingresaron 1531 animales, de los cuales 1479 correspondieron el remate especial por el 4º aniversario de la firma Irey Izcurdia y Cía. SA.

Respecto de los valores, el Índice General del miércoles, de 253,201 pesos por kilo, reflejó un ascenso del 6,35% frente al indicador de igual jornada de la semana anterior, de 238,072 pesos, y del 0,68% en la comparación con los $251,483 del viernes 11. El peso promedio de la hacienda comercializada fue de 410,10 kilos.

Los novillos, con 1425 cabezas vendidas, tuvieron una participación del 11,75% en el total negociado, de 12.129 vacunos, y un peso promedio de 483,38 kilos. Las distintas clasificaciones de novillos tuvieron los siguientes precios corrientes: $280/305 por los livianos; $280/305 por los medianos; $270/300 por los pesados, y $265/290 por los muy pesados, con más de 520 kilos. El precio máximo fue de $310 por siete lotes cuyos pesos oscilaron de 431 a 465 kilos de promedio.

El miércoles el Índice Novillo cerró en 283,193 pesos por kilo, un 6,45% por encima de los $266,038 de igual jornada de la semana anterior y un 3,59% arriba de los $273,371 del viernes 11.

Para la venta de las categorías chicas se remitieron al Mercado Agroganadero 6847 animales, equivalentes al 56,45% del total comercializado. La fluctuación de los valores corrientes fue la siguiente: en novillitos, con 3196 animales vendidos, $320/340 por los livianos con 300/350 kg; $310/330 por medianos con 351/390 kg, y $300/320 por los pesados con 391/430 kg, y en vaquillonas, con 3651 cabezas, $310/330 por las livianas; $280/300 por las medianas, y $270/290 por las pesadas.

Los máximos fueron, en novillitos, $360 en livianos, por un lote con 326 kilos; $352 por medianos con 360 kg, y $330 por pesados con 394, 400 y con 403 kg, y en vaquillonas, $345 con 286 kg; $308 con 361 kg, y $290 con 394 y con 395 kilos.

Con 3489 cabezas, equivalentes al 28,77% del total negociado, se desarrolló la venta de las diversas categorías y clasificaciones de vacas, con un precio máximo de $280 para un lote con 435 kg de promedio. Los precios corrientes para las vacas buenas, aptas para cortes y carnicería, oscilaron de 220 a 250 pesos por kilo, mientras que para las regulares lo hicieron de 210 a 220 pesos. En el tipo conserva y manufactura se asignaron $185/195 por las más encarnadas y $175/185 por las inferiores.

Ventas de octubre
Las operaciones de octubre culminaron con 80.502 animales vendidos en el Mercado Agroganadero, con un precio promedio general de $251,561 y con un peso promedio general de 417,62 kg, por debajo de los guarismos de septiembre, de 86.609 cabezas, $270,327 y de 427,98 kg.

Los parciales de las categorías vendidas fueron los siguientes: novillos, 11.089 cabezas, con un valor promedio de $277,191 y con un peso medio de 482,51 kg; novillitos, 20.204, $294,175 y 378,42 kg; vaquillonas, 20.649, $282,128 y 342,63 kg; vacas, 13.936, $218,252 y 478,25 kg; conservas 11.331, $178,672 y 435,45 kg, y toros 3021, $210,674 y 611,55 kilos.

Primicias Rurales

Fuente: La Nación -Eugenia D’Apice

 

En los primeros diez meses de 2022 la faena de hacienda vacuna llegó a 11,1 millones de cabezas y resultó 3,4% mayor a la realizada en enero-octubre del año pasado

En los primeros diez meses de 2022 la faena de hacienda vacuna llegó a 11,1 millones de cabezas y resultó 3,4% mayor a la realizada en enero-octubre del año pasado

Buenos Aires, La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (CICCRA) que dirige Miguel Schiariti en su último informe económico sostuvo que subió la faena vacuna. Este es el extracto del reporte:

  • En octubre de 2022 se faenaron 1,095 millones de cabezas de hacienda vacuna, la faena de hembras mantuvo su participación en el límite inferior del intervalo consistente con el sostenimiento del rodeo vacuno (43,9%).
  • En los primeros diez meses de 2022 la faena de hacienda vacuna llegó a 11,1 millones de cabezas y resultó 3,4% mayor a la realizada en enero-octubre del año pasado.
  • En el décimo mes del año la producción de carne vacuna equivalió a 254 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h).  La mayor faena no llegó a compensar la retracción del peso promedio en gancho. En tanto, al comparar con octubre de 2021 la producción experimentó un aumento de 4,4%, mayormente explicado por el incremento de la faena (el peso promedio fue de 232 kilos en gancho).
  • En enero-octubre de 2022 se produjeron 2,58 millones de tn r/c/h de carne vacuna. Este volumen fue 4,7% mayor al de los primeros diez meses de 2021.
  • La producción de carne vacuna ascendió a 2,58 millones de tn r/c/h en enero-octubre de 2022. Es decir, la industria frigorífica generó 115,6 mil tn r/c/h más que en enero-octubre de 2021 (+4,7%).
  • Del total producido estimamos que se enviaron al exterior 747,4 mil tn r/c/h exportaciones en los primeros diez meses del año, 10,8% más que un año atrás. En tanto, el volumen de carne vacuna enviado al mercado interno habría ascendido a 1,83 millones de tn r/c/h, lo que implicaría un incremento de 2,4% anual.
  • En lo referente al consumo por habitante, el promedio de doce meses fue equivalente a 47,0 kg/año en octubre de 2022.   Por otra parte, al contrastar con el promedio de los doce meses a octubre de 2019 se registró una contracción de 7,1%.
  •  En línea con las proyecciones privadas, en octubre de 2022 el nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC en el Gran Buenos Aires aumentó 6,6% con respecto a septiembre (el promedio nacional mostró una suba de 6,3% mensual). Nuevamente los precios de los principales cortes vacunos tuvieron incrementos inferiores al del nivel general (quinto mes consecutivo).
  • Entre octubre de 2021 y octubre de 2022 el IPC-GBA el alza llegó a 87,8%. Cabe destacar que sólo en las regiones Patagonia y Pampeana la suba interanual fue inferior a la del GBA (86,6% y 87,4%, respectivamente). En cambio, en NEA, NOA y Cuyo, los incrementos llegaron a 92,4%, 90,4% y 88,2% anual. Al igual que en los meses anteriores, la velocidad de crecimiento interanual del nivel general del IPC fue la más alta en treinta y un años.
  • El asado fue el corte que más subió de precio, con 4,2% mensual. Fue seguido por el cuadril, cuyo precio aumentó 3,3% mensual, y por la nalga y la paleta (2,3% en cada caso). En el caso de la carne picada común el aumento fue de 1,2% mensual.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: CICCRA

Los sistemas pastoriles ovinos tienen un balance de carbono positivo

Los sistemas pastoriles ovinos tienen un balance de carbono positivo

Buenos Aires, 15 noviembre (PR/22) — La ganadería es un sector estratégico para la economía regional, que genera oportunidades de desarrollo en todo el territorio nacional. De hecho, para la Patagonia se trata de la actividad de mayor cobertura territorial por lo que conocer cuál es el impacto de la actividad cobra mayor relevancia. Por esto, un equipo de especialistas del INTA destacan que los sistemas pastoriles ovinos tienen un fuerte componente de secuestro de carbono y que, en muchos casos, operan con balances positivos. Compartirán el estudio en Argencarne, el evento orientado a la producción, comercialización y consumo de carnes, que se realiza del 18 al 20 de noviembre en la ciudad de Viedma –Río Negro–.

Los sistemas ganaderos patagónicos en particular son de tipo pastoril. “En este caso, es cierto que existe emisión de metano del ganado, pero también hay un componente de secuestro de carbono dado por las pasturas, elementos arbóreos, los arbustos, entre otros, de su paisaje”, explicó Mauricio Álvarez, coordinador nacional del programa Carnes y Fibras del INTA.

En la actualidad, “las demandas del mercado y de los consumidores tienen que ver con la relación de los sistemas de producción con el ambiente y el impacto que estos tienen sobre el cambio climático”, continuó Álvarez.

En este sentido, Pablo Peri, coordinador nacional del programa Forestales del INTA, sostuvo que numerosas investigaciones del Instituto han demostrado que los sistemas pastoriles ovinos patagónicos, especialmente de la Patagonia Austral, tienen un balance de carbono positivo.

“Lo que favorece y determina que el balance neto de carbono de un establecimiento sea positivo, es decir, producir carne y lana sin emitir gases de efecto invernadero, es ajustar la carga y evitar la disminución de la cobertura forrajera y la erosión del suelo”, remarcó Peri.

“Además, pudimos determinar que no solamente somos capaces de fijar estos gases con un ajuste correcto de la carga de acuerdo a la disponibilidad forrajera; sino que también conservamos la biodiversidad de plantas vasculares en un umbral aceptable, y que no se reduzca más del 80 % la biodiversidad”, agregó.

De esta manera, la actividad genera servicios ecosistémicos esenciales en muchos ambientes; lo que contribuye a la recirculación de nutrientes y preservación de la biodiversidad. Esta evidencia parte de la estrategia de posicionar los productos patagónicos de una ganadería extensiva sobre pastizales naturales en la comercialización, remarcaron los especialistas.

Las tecnologías posibles de aplicar en estos sistemas son de procesos; esto quiere decir, “usan muy poco insumo externo, son de muy bajo costo y permiten no solo aumentar la producción sino revertir las tendencias ambientales de los pastizales naturales y aumentar, a partir de su mayor producción, el secuestro de carbono”, destacó Álvarez.

Es en este sentido, y en el marco del panel propuesto por los especialistas del INTA que se presenta a la ganadería como parte de la solución económica y regenerativa del ambiente; esto tiene un aspecto multiplicador sobre su valor agregado y sobre la generación de divisas.

Claudia Faverín, coordinadora del proyecto disciplinario Emisiones (GEI) en los sistemas agropecuarios y forestales del INTA, explicó: “El desafío es construir conocimiento para contribuir con las estrategias comerciales y posicionamiento de nuestros productos, y ahí debemos llevar a cabo un acuerdo entre productores con el gobierno argentino y un INTA que acompañe desde lo técnico; la medición y estimación con valores nacionales es clave”.

El trabajo articulado tiene que ver con la interacción y facilitar el acceso a la información a modo de acompañamiento en el territorio, agregó Faverín.

Un encuentro para disfrutar la Patagonia

Con el foco puesto en el mejoramiento de la productividad y en la eficiencia en la producción de carnes bovina, ovina y porcina, el INTA participa de Argencarne Patagonia.  El evento, organizado por Confederaciones Rurales Argentinas, está orientado a la producción, comercialización y consumo de carnes. Se realiza del 18 al 20 de noviembre en el Vivero Provincial Forestal de la ciudad de Viedma –Río Negro– y reunirá a especialistas, productores y referentes de las cadenas de las carnes vacuna, porcina y ovina, así como destacadas propuestas gastronómicas.

En este marco, el 19 de noviembre Mauricio Álvarez, Pablo Peri y Claudia Faverín liderarán la conferencia “La ganadería como parte de la solución”. Compartirán estudios que demuestran que esta actividad es importante para la generación de riqueza en un marco de equidad y sostenibilidad ambiental, con una visión federal e inclusiva.

De esta manera, en ArgenCarne Patagonia se brindarán disertaciones sobre avances en tecnología, nuevos mercados disponibles, desafíos para acceder en forma más competitiva, incorporación de tecnología para ganadería de precisión, y todo lo que se debe saber acerca del nuevo sistema de tipificación de carcasas ovinas que se va a implementar a partir del 2023.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: INTA Informa

El verdadero problema es la informalidad en la cadena de la carne bovina

El verdadero problema es la informalidad en la cadena de la carne bovina

Buenos Aires, 10 de noviembre (PR/22) -La informalidad en la cadena de la carne bovina es muy alta. De acuerdo con el trabajo de investigación realizado por la consultora Bain & Company en 2018, la última estimación disponible, alcanza hasta un 50% en términos de evasión impositiva.

Resolver el problema estructural de la informalidad es la llave que abrirá el grifo de las inversiones, mejorará la producción y las exportaciones, y generará más puestos de trabajo formales para aportarle al menos un punto de crecimiento al Producto Bruto Interno. Una industria más eficiente permitirá que los consumidores tengan acceso a un producto a menor precio y con mayores garantías sanitarias.

Tres de cada cuatro kilos de carne son vendidos con algún nivel de informalidad, 1 de cada 3 pesos no es facturado en la cadena de valor, y de allí que se considere que el 50% de los impuestos y tasas son evadidos.

La informalidad no solo afecta al Estado Nacional vía la evasión del pago de impuestos. También afecta al consumidor que es víctima de un doble estándar sanitario que lo desprotege. Un frigorífico que opera en la informalidad tiene 30% menos de trabajadores como resultado de omitir tareas que garantizan la seguridad e inocuidad del producto, y la tercera parte de consumo de agua por recortar tareas rutinarias de limpieza y desinfección.

Además, para acelerar el proceso de producción e incrementar artificialmente la capacidad de faena, aplican menos de 24 horas de refrigeración de las medias reses, ahorrando un 50% en el consumo de energía eléctrica. Es una maniobra que pone en riesgo a los consumidores. Y, por último, los que están fuera de las normas carecen de cualquier tipo de instalación para el tratamiento de efluentes, provocando un alto impacto ambiental negativo

Si pudiéramos superar ese ineficiente sistema de distribución por medias reses podemos avanzar también en la lucha contra la informalidad. Lo que está en juego es la posibilidad de hacer más eficiente el mercado, aumentar el empleo y proteger los derechos de los trabajadores y de los consumidores.

En condiciones competitivas, con cumplimiento de las normativas para todos los actores de la cadena podrían darse inversiones cercanas a los U$S 2.500 millones de inversión en capital físico. Este proceso de ampliación de la participación de la industria formal en el negocio permitirá crear más de 40 mil puestos de trabajo en blanco en la industria frigorífica.

Para desarrollar la cadena de la carne bovina en nuestro país debemos atacar la informalidad en todos sus aspectos. La distribución por medias reses es uno de los grandes focos de informalidad, por eso apoyamos el troceo como una etapa transitoria y de adecuación hacia la comercialización por cortes en el mercado interno.

Con un sistema de distribución de cortes envasados se garantizará la trazabilidad, seguridad e inocuidad del producto y el pleno cumplimiento de las regulaciones sanitarias, tributarias y la legislación laboral, permitiendo dar un salto de calidad al producto carne argentina tanto

ante la mirada de nuestro principal comprador, los argentinos, como para crecer y desarrollar la marca país en los más variados y exigentes mercados externos.

Hablamos de 40.000 nuevos puestos de trabajo, U$S 2.500 millones de inversiones y un producto más seguro para los consumidores y con personas trabajando en condiciones dignas. Del otro lado, la informalidad. Tenemos muy claros nuestros objetivos y los valores que se enfrentan en este debate.

Acerca del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas –  ABC

Entidad civil sin fines de lucro que nuclea a las empresas frigoríficas del sector con los más altos estándares de calidad y que representan la mayor parte de las exportaciones de carnes vacunas de la Argentina. Su principal objetivo es impulsar un compromiso mayor para con la actividad del sector, apuntando a construir una industria vigorosa bajo normas de calidad excelsas, bienestar animal y respeto para el medio ambiente; que genere riqueza para toda la cadena –desde el productor hasta el consumidor final. Las empresas integrantes del Consorcio entienden que la cooperación entre ellas, con otras entidades del sector y con las autoridades gubernamentales es el camino para ejecutar eficazmente un programa de crecimiento que genere valor agregado, divisas y empleo calificado a nivel nacional. Para mayor información visite: www.abc-consorcio.com.ar

Contacto de Prensa: Porter Novelli Argentina

Primicias Rurales

Ciccra: la demanda externa de carne vacuna argentina volvió a descender por segundo mes consecutivo en septiembre

Ciccra: la demanda externa de carne vacuna argentina volvió a descender por segundo mes consecutivo en septiembre

Dirección: Ing. Miguel A. Schiariti

Buenos aires, 4 de noviembre (PR/22) .- En septiembre de 2022 la demanda externa de carne vacuna argentina volvió a descender por segundo mes consecutivo. En relación a agosto se exportó un volumen 3,9% inferior y por el mismo se pagó 5,3% menos, todo lo cual se tradujo en una caída de 9,0% de los ingresos por exportaciones de la industria frigorífica cárnica.

En el noveno mes del año se exportaron 54,5 mil toneladas peso producto (tn pp) de carne vacuna (77,2 mil tn res con hueso (tn r/c/h)), es decir 3,9% menos que en agosto.

Cabe señalar que los embarques a China se recuperaron 1,8% con relación a agosto si bien no lograron recuperar toda la caída registrada en aquel mes (-9,5% mensual). Y lo mismo sucedió con los envíos a Alemania, que se recuperaron 3,5% mensual. Pero, las mayores ventas a China y Alemania no lograron contrarrestar los significativos descensos de las ventas a los demás destinos principales (Israel, Chile, EE.UU., Países Bajos, Brasil e Italia), tal como se puede observar en el cuadro de la página Nº 4. En tanto, al comparar con los ‘máximos’ mensuales registrados en junio-julio del corriente año, la baja del volumen total exportado llegó a 8,0%.

En materia de precios, el promedio fue de 5.498 dólares por tn pp en septiembre de 2022 y resultó 5,3% menor al del mes previo. Como surge del cuadro de la página Nº 5, la baja del valor unitario pagado por destino fue más generalizada que en el caso de los volúmenes analizados más arriba. Sólo los Países Bajos pagaron más en comparación con agosto (1,9%).

Ahora bien, como muestran los dos gráficos de barras presentados en la página Nº 5, hace varios meses que los precios pagados por los principales compradores de carne vacuna argentina vienen disminuyendo, producto de la apreciación que viene registrando el dólar estadounidense contra todas las monedas del mundo (‘vuelo a la calidad’ traccionado por la suba de las tasas de interés en EE.UU.) y del menor dinamismo económico mundial, en particular de China y Europa. Con relación al máximo alcanzado en abril de 2022, el precio promedio de las exportaciones de carne vacuna argentina ya acumuló una baja de 11,1%. En el caso de China, que es el principal comprador, el precio promedio descendió 9,9% con relación al pico de mayo del

corriente año. En el caso de los compradores europeos (Alemania, Países Bajos e Italia; que incluyen las ventas a través de la cuota Hilton, las de mayor precio unitario), la pérdida de valor entre abril y septiembre de 2022 osciló entre 27,3% y 29,5%. En tanto, en los envíos a Chile se observó una caída de 9,1% con relación a junio, en las ventas a EE.UU. se verificó una baja de 14,1% con respecto a febrero y en las realizadas a Brasil se registró una contracción de 4,9% respecto a junio. El único destino entre los más relevantes que continuó pagando un precio promedio cada vez mayor fue Israel.

Sin embargo, más allá de los descensos observados en los últimos meses, entre puntas de 2022 (es decir, comparando los promedios de septiembre con los vigentes en diciembre de 2021) surge una mayor dispersión entre destinos. Por un lado, es cierto que los valores promedio pagados por China y Europa (Alemania, Países Bajos, Italia) también descendieron en esta comparación (-6,3% y entre -9,0% y -14,5%, respectivamente). Pero, por el otro lado, todavía hubo mejoras en los precios promedio correspondientes a las ventas a Israel (15,9%), EE.UU. (16,4%) y Brasil (10,7%). Y a ello hay que agregar la caída más moderada del precio promedio por las ventas a Chile (-2,0%).

En los primeros nueve meses del año el volumen exportado de carne vacuna sumó 472,9 mil tn pp. Más allá de los retrocesos observados en los últimos dos meses, el volumen exportado en lo que va del año todavía se mantuvo 7,9% por encima del total exportado en enero-septiembre de 2021 (+34,7 mil tn pp). Al convertirlo en toneladas res con hueso, el volumen total equivalió a 672,4 mil tn (+9,3% anual). Y por estas ventas se generaron ingresos por 2.755 millones de dólares, monto que superó en 36,2% al registrado en enero-septiembre de 2021 (+731,5 millones de dólares). El precio promedio declarado se ubicó en 5.826 dólares por tn pp, lo que arrojó una mejora de 26,2% anual.

En octubre se consolidó la caída del precio promedio de la hacienda en pie, en un mercado que además volvió a negociar menos cabezas que en el mes anterior, producto del enfriamiento que vienen exhibiendo las demandas interna y externa. Luego de las bajas de 6,4% del precio promedio y de casi 1,0% del número de animales comercializados, en octubre se registraron contracciones de 7,1% y 6,9% mensual, respectivamente. El precio promedio se ubicó en $ 251,6 por kilo vivo. La baja de los valores unitarios fue generalizada, mientras que en lo referente al número de cabezas negociadas, las mayores cantidades de novillitos, vaquillonas, MEJ y vacas conserva se vieron más que compensadas por las bajas en los números de novillos, vacas especiales y regulares, y toros.

Entre septiembre y octubre de 2022, y tal como surge del cuadro de la página 21, la baja promedio de 6,9% fue explicada por menores precios pagados en todas las categorías negociadas. En particular, los toros y las vacas conserva y regulares fueron las que más vieron disminuir sus precios (-18,5%, -18,2%, -13,5% y -11,4%, en términos respectivos). Por su parte, las vacas especiales exhibieron descensos de 6,3% hasta 9,8% mensual, seguidas por los novillitos (-5,4%), MEJ (-4,6%), vaquillonas (-4,5%) y novillos (-3,7%).

Producto de las contracciones registradas en el último mes, el precio promedio de octubre 2022 resultó ‘apenas’ 55,2% mayor al verificado en octubre 2021. En un contexto de alta inflación como el que atraviesa la economía argentina (donde el nivel general de los precios mayoristas subió 83,9% en los últimos doce meses), esto se tradujo en una nueva caída del valor promedio de la hacienda en pie, que fue de 15,6% real interanual en esta ocasión (en septiembre ya se había registrado una baja de 4,7% real anual). Todo esto, luego de treinta meses consecutivos de mejoras en términos reales.

Al medir los precios en dólares libres, entre septiembre y octubre la baja fue de 10,5% mensual y de 10,1% interanual, explicada por caídas en los valores de todas las categorías en las dos comparaciones, lideradas por las pérdidas en vacas y toros. El precio promedio de la hacienda quedó en US$ 0,82 por kilo vivo

Primicias Rurales

Fuente:  INFORME ECONÓMICO MENSUAL CICCRA

Documento Nº 261 – Octubre 2022

Desde su origen, hasta tu mesa: ¿Cómo podemos conseguir la mejor carne?

Desde su origen, hasta tu mesa: ¿Cómo podemos conseguir la mejor carne?

Por Gerardo Leotta – Dr. en Cs Veterinarias, investigador de CONICET y asesor del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC)

Buenos Aires, 4 noviembre (PR/ 22) — El camino de la carne hacia la mesa de los argentinos es un circuito que podemos simplificar en 6 etapas: producción de ganado, transporte del ganado, frigorífico, transporte de carne, comercialización minorista de carne y hogar de los consumidores. Todo comienza en el campo, donde es necesario una compleja planificación para asegurar el bienestar, la alimentación, reproducción y sanidad de los animales.

En este circuito, garantizar la calidad e inocuidad de la carne es fundamental para cuidar nuestra salud y no exponernos a enfermedades, como por ejemplo, el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).

En Argentina, el 10% de los casos de SUH notificados en niños menores de 15 años estarían asociados al consumo de carne bovina picada. Sin embargo, no se espera ningún caso de SUH asociado al consumo de cortes envasados. Esta diferencia se debe a que el proceso hasta obtener un corte está íntegramente garantizado por un plan de Análisis de Peligros y Puntos Crítico de Control (APPCC) desde la faena hasta que el corte envasado llega al hogar de los consumidores.

Para que la carne llegue a nuestra mesa de manera segura, es necesario que en el circuito de la carne se garantice que:

  • los frigoríficos cuenten con un plan APPCC, buenas prácticas de higiene y buenas prácticas de manipulación.
  • en el traslado del frigorífico hacia el punto de venta se respete la cadena de frio (7ºC para el transporte y 5ºC en góndola).
  • al realizar la descarga, la carne no se contamine por roce con distintas superficies como el piso del camión, de la vereda, puertas, piso y/o las paredes de la carnicería.
  • sepamos de donde proviene la carne, es decir, garantizar la trazabilidad desde el campo a la mesa. Lo que permite a las autoridades verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria en todo el proceso.

Actualmente, desde los frigoríficos hasta los puntos de venta, la carne llega en medias reses. Este sistema, que iba a terminar el 1º de noviembre pero que se pospuso hasta el 15 de enero, no siempre garantiza la cadena de frío ni las condiciones óptimas en el traslado.

Por ejemplo, en verano y con altas temperaturas, hay casos donde el desposte de las medias reses en la carnicería se hace en salas que no tienen la refrigeración necesaria. Esta situación reduce la vida útil e impacta negativamente en la inocuidad del producto, perjudicando al carnicero y al consumidor. Inclusive, este maltrato de la carne degrada y desmerece el trabajo realizado en las etapas previas de la cadena de producción-comercialización.

Con la implementación del cuarteo, no sólo se hace más sencilla la descarga, ya que los cuartos pesan como máximo 32 kg, sino que también es posible mejorar la manipulación de la carne, adecuarse a las temperaturas exigidas y evitar el contacto del producto con superficies contaminadas.

El escenario ideal será la comercialización de cortes envasados, ya que de este modo es posible asegurar la inocuidad desde el frigorífico hasta la cocina de los consumidores. Pero mientras tanto, es fundamental modernizar nuestra industria e implementar el cuarteo. Este es el primer paso para llegar a la venta por cortes y obtener carne de mayor calidad en cada uno de nuestros platos.

 

 

Acerca del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas – ABC

Entidad civil sin fines de lucro que nuclea a las empresas frigoríficas del sector con los más altos estándares de calidad y que representan la mayor parte de las exportaciones de carnes vacunas de la Argentina.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: Consorcio ABC