Asociativismo en porcinos

Asociativismo en porcinos

Buenos Aires, 3 octubre (PR/22) — Gonzalo Saez Rosas, de la Regional Aapresid Tandilia, junto a otros socios y productores de la asociación, integran la empresa Uniporc, creada para el desarrollo de un Sistema de Producción Asociativo de carne porcina diseñado para maximizar la eficiencia de manera sostenible.

Según cuenta, todo empezó en 2007, cuando dos productores porcinos se unieron con una empresa productora de salamines de Tandil para la instalación de un criadero de cerdos de ciclo completo, con madres y engorde. Años más tarde, con la mirada puesta en el crecimiento a mayor escala, lanzaron un modelo asociativo en el cual los productores zonales se pueden asociar con el criadero beneficiándose de la materia prima, los lechones, y distribuyendo las ganancias.

Asociativismo porcino: ¿cómo funciona?

En este esquema, los productores reciben los lechones, los engordan en sus campos aprovechando el maíz y la soja de sus propias producciones, llevándolos de 9 a 120/130 kilos. En muchos casos, los cultivos están producidos bajo el sello Agricultura Sustentable Certificada ASC de Aapresid, lo cual le otorga una mayor trazabilidad a todo el sistema.

Es un modelo de capitalización, ya que el 50% de los kilos ganados va para el productor y el otro 50% para el criadero. La asociación radica en que el criadero entrega los lechones con toda su genética, con la alimentación inicial a base de núcleos, y el conocimiento en el manejo reproductivo. Mientras que el productor construye los galpones en el campo, prepara las mezclas a base de maíz y soja, y gestiona el galpón de engorde. Y a su vez captura los desechos del sistema.

El aprovechamiento de los efluentes es un plus adicional para la nutrición de los cultivos, tanto por la reducción del uso de agroinsumos como por el impacto económico. La estrategia para su utilización radica en instalar los galpones de engorde en el centro del campo y alrededor de una estercolera. Gonzalo menciona que han logrado reemplazar con estos efluentes cerca del 40% del nitrógeno y el 60% del fósforo requeridos. En este nutriente, con un poco más de análisis sobre su disponibilidad en el suelo, apuntan a una sustitución del 100%.

Como si esto fuera poco, es un modelo de alta demanda de mano de obra joven y capacitada. Cada vez más se unen personas con un perfil proactivo, joven, y curioso por las últimas innovaciones Agtech. El ambiente de los cerdos dentro de los galpones ha alcanzado un nivel de tecnificación y automatización tal que requiere de trabajadores de rápida adaptación a la tecnología e interpretación de los sistemas operativos. No obstante, se combinan con aquellos empleados de larga experiencia y altamente capacitados que son indispensables para el manejo de los sitios como maternidad y destete.

 

Primicias Rurales

Fuente: Aapresid

Estrategias para la gestión de la sequía en las pasturas o campos

Estrategias para la gestión de la sequía en las pasturas o campos

Por GREG HENDERSON

Buenos Aires, 29 de septiembre (PR/22) .- Durante una sequía, poco se puede hacer para aumentar el crecimiento de los pastos forrajeros. Sin embargo, un manejo adecuado puede minimizar los impactos cuando la sequía ocurre, según un especialista en forraje del Servicio de Extensión de Texas A&M y un agrónomo de Texas A&M AgriLife Research.

Vanessa Corriher-Olson, Ph.D., Overton, y Jamie Foster, Ph.D., Beeville, dijeron que un manejo cuidadoso al principio de una sequía puede minimizar el daño a largo plazo del rodal y ayudar a mantener el rendimiento del forraje cuando lleguen las lluvias.

Si los pastos se manejan adecuadamente durante los tiempos de baja humedad, los efectos de la sequía serán menos severos y los pastos se recuperarán más rápidamente cuando las precipitaciones sean suficientes, dijeron. Las prácticas de gestión que minimizan los daños en los pastos durante la sequía son también las mismas para mantener los pastos sanos en un año normal.

Prácticas y directrices de gestión de los pastos

Corriher-Olson y Foster destacaron algunas áreas clave en las que una gestión adecuada puede marcar la diferencia.

Gestión del ganado: Reducir la carga ganadera si los suministros de forraje son limitados. En primer lugar, elimine las vacas viejas, abiertas, en mal estado o con mala disposición. Un veterinario puede palpar a las vacas para ver si están preñadas y comprobar si hay problemas de salud que justifiquen su eliminación del rebaño. Es difícil justificar la alimentación con heno o pastos caros para las vacas que no están preñadas. Trasladar el ganado a tierras de pastoreo arrendadas en las que haya forraje disponible es una opción para aliviar los pastos estresados sin tener que vender una parte del rebaño.

Otra opción es el destete temprano y la venta de los terneros. Esto reduce la presión de la carga ganadera y las necesidades de nutrientes de las vacas,  reduciendo la ingesta de forraje en un 20% – porque se detiene la fuerte demanda de nutrientes de la lactancia. Cuanto más se retrase la decisión de reducir el número de cabezas de ganado, antes se agotará el suministro de forraje. Retrasar la decisión de reducir la carga ganadera durante una sequía acelera las pérdidas financieras de la empresa de producción ganadera.

Gestión del pastoreo: La falta de humedad suprime el crecimiento de las plantas y retrasa el desarrollo de las raíces. Deje que crezcan de 15 a 20 centímetros antes de permitir que el ganado pastoree. Un pasto mejorado y saludable tendrá 3-4 pulgadas de rastrojo. En una sequía severa, los pastos pueden no alcanzar esta altura de rastrojo, por lo que estos pastos deben ser diferidos hasta el momento de la latencia, cuando las noches son de 55 grados para los pastos de estación cálida, y luego pastoreados hasta una altura de rastrojo de 3-4 pulgadas.

Aquellos pastos con poco o ningún crecimiento verde están viviendo de las raíces, y la masa radicular ha disminuido sustancialmente. Las raíces deben ser reemplazadas, o las áreas desnudas aumentarán, y las hierbas invasoras prevalecerán. Además, el sobrepastoreo de las plantas elimina los brotes necesarios para el rebrote. Si no quedan suficientes rastrojos y raíces, se reduce la captación e infiltración de agua. Así, cuando vuelva a llover, entrará menos agua en los almacenes del suelo para el crecimiento de las plantas.

Hay que reducir la carga ganadera en todos los tipos de forraje. Los aportes de fertilizantes deben reducirse o detenerse durante los periodos de reducción prolongada de las precipitaciones, y debe considerarse el pastoreo diferido para aumentar la eficiencia de la cosecha, la utilización del forraje y la flexibilidad de la gestión del rebaño.

Gestión de las malas hierbas: Piénselo dos veces antes de aplicar herbicidas durante una sequía. Los mecanismos de las plantas en respuesta a la sequía impedirán la entrada adecuada de los herbicidas en las plantas y resultarán en una aplicación de alto coste con poco control de la maleza específica.

Prepararse para la próxima sequía
Algunas de las mejores prácticas de gestión pueden preparar los pastos y las praderas de heno para una posible sequía: gestión del forraje, gestión del pastoreo, control de las malas hierbas y utilización de forrajes anuales de estación cálida.

Gestión del forraje: Siempre es importante, con o sin sequía, prestar atención a las necesidades de nutrientes de las plantas. Analice el suelo y aplique las recomendaciones. Asegúrese de que el pH del suelo es adecuado para mejorar la eficacia de la absorción de los fertilizantes. Aplicar el fertilizante nitrogenado justo antes de los momentos en los que es probable que las condiciones sean óptimas para el crecimiento del forraje, como el comienzo de la temporada de crecimiento, ayuda a maximizar su utilización.

En períodos de humedad limitada del suelo, retrasar la aplicación del fertilizante hasta que la humedad esté presente o sea inminente también puede aumentar la eficiencia. Cuando llueve, los pastos deben estar fertilizados y listos para crecer. Si no se gestiona adecuadamente durante la recuperación de la sequía, las especies invasoras se establecerán y serán difíciles de controlar o eliminar.

Gestión del pastoreo: El pastoreo intensivo durante la sequía puede estresar gravemente a las plantas. Incluso antes de una sequía, el pastoreo intenso reduce la masa radicular y puede hacer que las plantas sean menos eficientes a la hora de utilizar los nutrientes y la humedad del suelo. Puede ser necesario retirar el ganado de los pastos y utilizar alimento almacenado durante algún tiempo. Aquellos que no dispongan de instalaciones adecuadas pueden tener que establecer un potrero de sacrificio en el que se pueda alimentar.
El uso de algún método de diferimiento o de un sistema de gestión de rotación de la carga ganadera permite la flexibilidad de esta práctica. El uso de un prado de sacrificio limitará los daños a un solo potrero en lugar de a varias zonas. También se puede alimentar a los animales en los callejones o en las calles.

Si se alimenta al ganado en otros lugares, hay que asegurarse de que siempre haya agua disponible. Si se ha producido una reducción de ganado debido a una sequía, considere la posibilidad de mantener el tamaño del rebaño en ese número. Es mucho más económico cosechar el heno del exceso de forraje durante el crecimiento suficiente que alimentar el forraje almacenado y complementar durante una sequía.

La gestión de la sequía es compleja y debe llevarse a cabo durante todo el año. Asegúrese de pastorear adecuadamente en el verano y planifique con antelación la producción de forraje de otoño, invierno y primavera para minimizar la alimentación con heno o suplementos costosos.

 

Primicias Rurales

Fuente: Drovers – Producción de Carne

 

 

 

 

Los márgenes ganaderos, con la carne retrasada frente a la inflación

Los márgenes ganaderos, con la carne retrasada frente a la inflación

Buenos Aires, 29 septiembre (PR/22 – Valor Carne) — Cómo evolucionaron los resultados de la cría, la invernada y el ciclo completo entre mayo y agosto, con la baja de precios de los animales livianos y el aumento de los costos, así como en relación a diez años atrás. ¿La revalorización del ternero favoreció a los criadores? Ganadores y perdedores en un escenario turbulento.

La Coordinación de Análisis Pecuario de la Subsecretaría de Ganadería de la Nación publicó los resultados económicos trimestrales de los modelos de cría, invernada y ciclo completo de distintas regiones del país, con precios de agosto, además de su evolución en los últimos diez años. Desde Valor Carne comparamos esos datos con los de un informe anterior -donde se analizan esos mismos planteos a valores de mayo- con la idea de conocer dónde está parada la actividad ganadera frente al escenario inflacionario que transita el país.

Lo saliente del trimestre

La faena de agosto fue la mayor del año (1,22 millones de cabezas) y la más alta para dicho mes en más de diez años, según la publicación. El aumento de la oferta se dio especialmente en categorías livianas lo que llevó a la baja de sus precios reales o deflacionados, esperándose que al menos hasta noviembre se mantengan así. La carne al mostrador aumentó -en lo que va del año- menos que la inflación (37% vs 56%).

La prolongada sequía (estamos entrando en la tercera “Niña” consecutiva) impidió que los procesos de recría se desarrollen normalmente y mucha de esa hacienda fue a parar a los corrales que se llenaron en el otoño y están saliendo en estos meses.

Así las cosas, se llegó a relaciones compra/venta y maíz/novillo altas que privilegian la cría y penalizan los engordes, lo que implicó márgenes negativos para la terminación a corral y sumamente acotados para las invernadas.

Los fertilizantes bajaron de precio, al menos algo de lo mucho que habían escalado a raíz de la invasión rusa a Ucrania. Sin embargo, los costos en general aumentaron debido a fuertes ajustes en los precios de otros insumos, salarios y servicios.

En este contexto se registraron diferentes impactos en las empresas ganaderas según su orientación productiva.

Agosto versus mayo 

Los técnicos del Ministerio analizan desde hace varios años los resultados económicos de más de 20 modelos ganaderos a lo largo y ancho del país, basándose en establecimientos de diferentes tamaños que utilizan los paquetes tecnológicos predominantes.

En esta oportunidad, desde Valor Carne ponemos el foco en la evolución de los modelos más característicos de cada actividad, comparando agosto versus mayo de 2022. Esto es: cría en la Cuenca del Salado, invernada de alta producción en la Región Subhúmeda y ciclo completo en Córdoba.

Cría en la Cuenca del Salado

Se consideró un modelo base teniendo en cuenta un establecimiento de 450 ha con 250 vacas, 95 % de campo natural y 5% de praderas, con un destete del 72% y edad al primer servicio de 27 meses. En agosto, se llegó a un margen bruto (MB) de $/ha 25.540 versus $/ha 22.652 de mayo (a precios corrientes).

También se analizó un modelo mejorado con esa misma superficie, pero con 38% de praderas y verdeos, los que permite aumentar la carga a 450 vacas, llegando a un MB de $/ha 41.908 en agosto versus $/ha 37.258 en mayo.

Pasando en limpio, los márgenes brutos de la cría se mantuvieron positivos  por la revalorización estacional del ternero, aunque se vieron condicionados por los incrementos de precios de los insumos y servicios en meses de alta inflación.

En tal sentido, el ternero de invernada aumentó más de un 10% (más aún en las hembras) respecto del trimestre anterior lo cual resulta lógico ya que en el segundo semestre la oferta escasea y los precios siempre suben. En tanto, los precios de las vacas de descarte siguieron la misma tónica, ya que se terminaron los refugos y la oferta se redujo.

Invernada en la Región Pampeana Subhúmeda

En esta región (oeste de Buenos Aires, sur de Córdoba y noreste de la Pampa) se consideró un modelo de invernada de alta producción en un establecimiento de 500 ha con 70% de praderas y 30% de verdeos. La carga es de 2,8 cab/ha que ingresan con 180 kg y se terminan con 400 kg. En este caso, los márgenes presentaron una fuerte caída ya que se lograron solo $/ha 15.389 en agosto versus $/ha 36.986 en mayo (a precios corrientes).

En el mismo establecimiento cuando se avanzó a un peso de salida de 460 kg (animales tipo exportación), a pasto con suplementación a base de grano de maíz, el margen bruto resultó de apenas $/ha 4.873 cuando en mayo era de $/ha 31.148.

¿Por qué se desplomaron los resultados? En agosto se registró una relación compra/venta muy desfavorable de 1,42 (la peor de los últimos diez años), con lo que los márgenes de la invernada quedaron retrasados respecto a mayo e incluso por debajo de los de cría.

Ciclo completo en Córdoba

Para el ciclo completo se tomó la región Centro Sud de Córdoba considerando un establecimiento de 330 ha con 50% de pasturas y verdeos y el resto campo natural. Con este esquema el MB de agosto resultó de $/ha 21.693 frente a los $/ha 23.681 de mayo.

Por lo tanto, se puede decir que los márgenes brutos del ciclo completo tuvieron poca variación nominal durante el trimestre ya que, a la mejora en los precios de terneros y vacas, se le contrapuso el descenso en las categorías de faena y los mayores costos de producción. Una muestra de la estabilidad de estos planteos en un escenario turbulento.

En diez años

A continuación, se analiza la evolución de los márgenes brutos en el período junio de 2011 a agosto de 2022 tomando esos mismos modelos, esto es: cría en Cuenca del Salado (Modelo base), invernada en Región Subhúmeda (Modelo de alta producción) y ciclo completo en Córdoba.

Todos los márgenes fueron expresados en moneda constante (pesos de agosto de 2022) y se utilizó el IPIM (INDEC) para realizar el ajuste.

¿Ganadores y perdedores? Los técnicos de la Coordinación de Análisis Pecuario consideran que para la cría la situación continúa siendo favorable, aunque sus márgenes están siendo erosionados por la inflación: los de agosto (a moneda constante) están un 6% por debajo de los de junio de 2011 (inicio de la serie) y un 16% más bajos que el máximo de marzo de este año. Lo saliente es que los resultados económicos de esta actividad están hoy un 16% por encima del promedio de los últimos diez.

En el ciclo completo el panorama es similar: el margen actual es un 27% inferior respecto del inicio de la serie, un 3% más alto que el promedio de diez años y -30% respecto al valor máximo de la misma (abril de 2022). Lo llamativo es que en sólo cuatro meses el margen bruto a moneda constante haya caído un porcentaje tan importante, algo indicativo de la fuerte aceleración del proceso inflacionario.

En la invernada el margen a agosto de 2022 está muy lejos tanto del valor máximo como del de inicio de la serie y promedio de la misma. En todos los casos esas diferencias son mayores al 50% mostrando claramente las dificultades de una actividad que se ve muy penalizada por el encarecimiento no sólo de los precios críticos (ternero y maíz) sino también de otros como combustibles, fletes y fertilizantes.

Recordemos que los márgenes de invernada presentan marcadas oscilaciones todos los años, con un crecimiento desde enero hasta junio, donde alcanzan su pico, para luego decaer desde julio hasta noviembre, mes en el que toca el piso. Estos efectos son consecuencia de la estacionalidad en los precios del ternero de compra (más baratos desde marzo a junio y mucho mayores en la primavera) y de los precios del novillo, que históricamente caen durante el segundo semestre.

Como reflexión final, una cría bien plantada aún ante los avatares de la inflación (no sólo basada en buenos precios del ternero sino también de las vacas de descarte) constituye un estímulo para el desarrollo de este eslabón y una promesa para la sostenibilidad de toda la cadena ganadera, que necesita una recuperación del poder de compra del consumidor para traccionar la demanda.

Por Ing. Agr. Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne

Primicias Rurales

La nutrición es clave para mejorar la eficiencia reproductiva

La nutrición es clave para mejorar la eficiencia reproductiva

Buenos Aires, 29 septiembre (PR/22) — Con una superficie de 6 millones de hectáreas, la Cuenca del Salado es la zona de mayor concentración de vacas del país.

Sobre un total de 209.309 vacas relevadas en junio de este año, se determinó que el porcentaje de preñez promedio se incrementó en dos puntos, en relación con el año anterior. Con más de un 50 % de las vacas paridas, hoy la región se enfrenta a una sequía que podría afectar los índices de preñez del próximo servicio.

Por esto, el sistema de monitoreo de rodeos de cría implementado por el INTA es una herramienta clave para mejorar la eficiencia reproductiva de las vacas, ya que contribuye a mejorar los índices de preñez de la zona.

Existen diversos factores que influyen directa e indirectamente en la eficiencia reproductiva. El factor de mayor impacto es la nutrición, es por ello que una de las principales variables que se registran es el estado corporal de los vientres. “Todos los años hacemos una recorrida evaluando el estado corporal de casi 20 mil vacas en el momento más crítico del año que es al final del invierno, en los meses de agosto y septiembre”, explicó Sebastián Maresca –investigador del INTA Cuenca del Salado–.

En este sentido, se observa que los años con primaveras retrasadas, la preñez final puede ser buena, pero “una disminución de la proporción de vacas preñadas al inicio del servicio tiene un fuerte impacto en el peso al destete”, subrayó Maresca quien explicó que hay estudios que indican que las vacas que se preñan un mes más tarde destetan terneros que pesan entre 20 a 25 kilos menos de lo esperado.

Según Maresca, “más de un 45 % de las vacas llegan flacas al parto; esto genera un retraso en la aparición del primer celo fértil, porcentajes de preñez inestables y disminución del porcentaje de vacas que se preñan al inicio del servicio”, y agregó: “Tenemos muchos sistemas de cría sobrecargados que tienen índices productivos muy variables. Son sistemas muy vulnerables a sequias por falta de reservas forrajeras”.

La variación climática interanual impacta en la producción ganadera y en los índices reproductivos. Para amortiguar esos altibajos, “hay que recurrir a herramientas de manejo nutricional y reproductivo para mantener los índices”, indicó Maresca y agregó: “En primer lugar, se recomienda analizar la carga animal y la oferta de forraje ya que en la mayoría de los casos se requiere mejorar la cadena forrajera para estabilizar los índices reproductivos”.

“El diagnóstico de anestro por ecografía permite detectar con precisión qué vacas no se encuentran en condiciones reproductivas para quedar preñadas”, ejemplificó el especialista del INTA quien también señaló que evalúan técnicas de inducción de celo con tratamiento de sincronización, destete temporario y destete precoz, como alternativas muy eficaces para lograr buenos porcentajes de preñez en años de sequía.

Maresca afirmó que este trabajo de monitoreo “genera mucha información para investigación, pero fundamentalmente nos permite hacer difusión y utilizarlo como un sistema de alerta ante situaciones críticas como las que estamos transcurriendo esta primavera”.

 

 

Primicias Rurales

Fuente: INTA Informa

 

Biotecnología reproductiva para mejorar la eficiencia en los rodeos

Biotecnología reproductiva para mejorar la eficiencia en los rodeos

Buenos Aires, 23 de septiembre (PR/22) .- La aplicación de un protocolo de sincronización reproductivo le permitió al establecimiento Itá Ibotig –Mercedes, Corrientes– mejorar los índices y anticipar la preñez un 10 %, en comparación con las prácticas habituales de manejo de lactancia mediante el enlatado de los terneros. Técnicos del INTA brindan detalles sobre esta solución tecnológica.

En el NEA, la cría bovina se realiza de forma extensiva y, en general, sobre ambientes marginales. Por lo que el desarrollo de tecnología orientada a mejorar la productividad de los rodeos es una necesidad. En este sentido, un equipo de especialistas del INTA Mercedes –Corrientes– propone un protocolo de sincronización reproductiva, que apunta a reducir el porcentaje de vacas en anestro, mejorar los índices y anticipar la preñez. Los detalles de esta biotecnología reproductiva se presentaron en el encuentro de la Gira Ganadera, el 22 de septiembre en Mercedes –Corrientes–.

El estudio de la fisiología reproductiva –iniciado en los años 70– permitió conocer qué ocurre en la hembra, desde el parto hasta el primer celo fértil, para planificar su manejo. Este período, conocido como anestro posparto, es particularmente importante porque es clave para mejorar los índices de preñez en los rodeos de cría.

Para lograrlo, Domingo Aguilar –especialista en manejo reproductivo de bovinos y ovinos del INTA– propone la aplicación de un protocolo para la sincronización reproductiva. En otras palabras, esto significa aplicar una serie de fármacos para reducir el periodo de anestro y mejorar la eficiencia biológica del animal.

“La duración del anestro posparto es variable y está vinculado a la lactación y a la nutrición o estado corporal del animal”, señaló Aguilar quien puntualizó en la importancia del balance energético positivo: “Para que esta tecnología funcione y mejoren considerablemente los índices de preñez, es necesario que la vaca gane peso durante la etapa de servicio”.

Históricamente, para lograr la preñez de las vacas era necesario que coincida el ciclo de las pasturas –momento de mayor producción de materia vegetal– con la necesidad de los animales –servicio–. De este modo, era posible asegurar que una hembra inicie el proceso del servicio con una buena condición corporal para que pueda quedar preñada.

En este punto, Aguilar destacó el rol de los recursos forrajeros y la planificación de las tareas para asegurar que las vacas se mantenga con un balance energético positivo. “En situaciones en donde la falta de lluvias repercute sobre la cantidad y calidad de los pastos, es necesario considerar suplementar las dietas con diferentes tipos de raciones”.

Resultados preliminares de un ensayo que se realizó en el establecimiento ganadero Itá Ibotig demostraron que, a pesar de la carencia forrajera –causada por la sequía que se registra en la región desde 2020– se logró un 44 % de preñez con la aplicación del protocolo farmacológico, en comparación con el 40 % que se registró con la práctica de enlatado, evaluada a los 35 días de aplicadas ambas técnicas.

“Si bien, a simple vista, los números no muestran grandes diferencias, la tendencia global de la aplicación del protocolo es positiva”, expresó Aguilar quien destacó las ventajas a largo plazo de esta práctica: “No solo permite anticipar la preñez a los 35 días, sino que, además, considera la continuidad de la lactancia de los terneros que se encuentran al pie de la madre, lo que a largo plazo repercute en más kilos al momento del destete”.

“Nuestro objetivo final es que todas las hembras produzcan terneros y lo hagan de la mejor manera posible”, subrayó Aguilar.

Pruebas a campo

La estancia Ita Ibotig S.A. es una empresa ganadera familiar que se dedica a la cría, recría de novillitos y vaquillas sobre pasturas y a corral, más cría ovina. El campo cuenta con una superficie total de 8.016 hectáreas, de las cuales 7.216 hectáreas son propias y 800 son arrendadas. En el campo existen diferentes ambientes: 5.838 hectáreas de altura, 1.205 de bañado, 267 de cañadones y lagunas y 267 de pasturas y verdeos para recría, principalmente.

“Esto es una empresa familiar que tiene más de 150 años”, expresó Tomás Piñeiro –director del establecimiento– quien agregó que “desde hace muchos años trabajamos con los técnicos del INTA, que son de primer nivel”.

“De hecho, en la década del 70, en este campo se sembraba sorgo que, seguramente fue una idea del INTA”, señaló Piñeiro y subrayó que “el trabajo del INTA tiene un alto impacto en nuestra empresa ganadera, sobre todo en la toma de decisiones. En la actualidad, por ejemplo, se está discutiendo el tema del pastoreo rotativo y acá en la zona ya se está trabajando con esto hace 40 años. Y eso es una validación científica”.

Ganadería en todo el país

Con un cronograma que, apuesta a recorrer los sistemas ganaderos de las diferentes regiones de la Argentina, el INTA organiza la Gira Ganadera. La próxima parada será el 22 de septiembre en el establecimiento ganadero Itá Ibotig en Mercedes, Corrientes.

Diego Bendersky –especialista en Producción Animal del INTA Mercedes– indicó que “esta serie de encuentros busca poner el foco en la experiencia del productor con la implementación de tecnologías que le permiten mejorar indicadores físicos, económicos y ambientales”.

“Cada una de las jornadas tendrá paradas. En la primera se introduce a la empresa (en este caso es una empresa familiar) y, luego, dos paradas más en donde se muestra una problemática y la forma en que el productor propone para resolverla”, sintetizó Bendersky quien detalló que la problemática puede estar asociada a cuestiones de alimentación, de cadena forrajera, reproductiva o sanitaria.

“Sobre el final de cada jornada, se realizará una ronda y un moderador guiará un debate sobre los temas vistos con el objetivo de que los presentes hagan aportes desde la experiencia sobre la solución tecnológica propuesta y las alternativas”, expresó Bendersky y aseguró: “Así nos enriquecemos todos”.

De acuerdo con Bendersky, “el caso Ita Ibotig se propone como parte de la Gira Ganadera por ser una empresa familiar que pertenece a un grupo GUIA (Grupo Unido INTA Asesorado) y es representativo de los sistemas ganaderos familiares de la región central de la provincia de Corrientes”. Y agregó: “Siempre ha sido demandante de tecnologías y mantuvo un vínculo con técnicos del INTA que permitió validar mucha información en la estancia”.

En cuanto a las próximas paradas de la Gira, Bendersky detalló: “Para lo que resta del año tenemos previstas 11 jornadas más en puntos geográficos bien diferentes, como: Río Colorado (Río Negro), Bordenave (Buenos Aires), Colonia Benítez (Chaco), Chacharramendi (La Pampa), Trevelin (Chubut) y Quimilí (Santiago del Estero)”. Y agregó: “Tal como lo indica el espíritu de esta serie de jornadas, buscamos aportar soluciones tecnológicas a problemáticas habituales a partir del diálogo entre los diferentes actores”.

Primicias Rurales

Fuente: INTA  informa

Angus eligió los mejores terneros de primavera, qué dijeron los protagonistas

Angus eligió los mejores terneros de primavera, qué dijeron los protagonistas

El Gran Campeón Ternero correspondió al Box 129, de la cabaña Don José.
Buenos Aires, 22 de septiembre (PR/22) .- Se realiza en Olavarría la Exposición Nacional Angus de Primavera. El miércoles se premió a las categorías jóvenes y este jueves será el turno de las mayores. Las cabañas Don José y San José, se alzaron con los galardones de la exposición, macho y hembra.

Con muy buena convocatoria se desarrolló el miércoles la Jura a bozal de la 22ª Exposición del Ternero Angus, en el marco de la 43ª Exposición Nacional Angus de Primavera, organizada por la Asociación Argentina de Angus y Expoagro, en el predio de la Sociedad Rural de Olavarría.

El Gran Campeón Ternero correspondió al Box 129, de la cabaña Don José, fundada en 2002 en la localidad de La Dulce.

En diálogo con Valor Carne, Maximiliano Mammoliti, uno de sus titulares, contó que la cabaña comenzó con el objetivo de hacer los toros que necesitaban para mejorar su planteo de ciclo completo. Por eso, desde el inicio ponen “el foco en producir los animales que revolucionen, que produzcan más carne en forma más eficiente”. Y contó que “los mismos padres que usan en los planteos de pedigree se usan en los rodeos generales”.

“No hay animales de show, el criador los trae al show. El animal, simplemente es bueno o malo en función de un planteo productivo”, reforzó.

El presidente de Angus, Alfonso Bustillo, a punto de colocar el cubre lomo a la Gran Campeón Hembra, de Lucas Lagrange.

El presidente de Angus, Alfonso Bustillo, a punto de colocar el cubre lomo a la Gran Campeón Hembra, de Lucas Lagrange.

En tanto, el Gran Campeón Ternera fue para el lote 15 de la cabaña San José, de Lucas Lagrange, y La Pluma de Firpo.

Las opiniones de los protagonistas

“Ha sido una jornada notable, con un trabajo muy importante. Nos ha tocado una exposición de gran nivel de terneros y de terneras. Todo esto se verá reflejado el año que viene en las pistas de nuestras exposiciones”, destacó Alfonso Bustillo, presidente de la Asociación Argentina de Angus, apenas finalizada evaluación del Jurado uruguayo Rodrigo Fernández Abella.

Por su parte, Fernández Abella, agradeció la convocatoria de la Asociación y expresó: “Ha sido un tremendo campeonato, con muy buenos ejemplares, muy lindos terneros y parejos. Tienen el presente y el futuro asegurado. Estos ejemplares son verdaderas máquinas de producir carne”.

Sumando elogios, el jurado destacó que “se nota que han hecho un muy buen trabajo con los DEP’s, y por eso destaqué el paquete de datos”.

La exposición continúa hasta el viernes y sus alternativas se pueden seguir en vivo  por https://digital.expoagro.com.ar/

Primicias Rurales

Fuente: valor carne