La estabilidad se vuelve a imponer: qué dice el pronóstico de lluvias y temperaturas hasta mediados de marzo

La estabilidad se vuelve a imponer: qué dice el pronóstico de lluvias y temperaturas hasta mediados de marzo

En el corto plazo se espera estabilidad con temperaturas acordes al paso del período estival.

Por 

Actualmente las condiciones de alta estabilidad vuelven a imponerse con alta efectividad prolongando un escenario con marcadas deficiencias hídricas. 

Por su parte, la circulación del sector norte de los vientos rápidamente recupera su protagonismo marcando el paso exigido del final de verano. 

Próximos días (hasta el 10 de marzo)

Temperatura máxima

A partir de mediados de la primera etapa de la perspectiva, retornarán los vientos del trópico, produciendo un lapso caluroso en la mayor parte del área agrícola, a excepción de las zonas serranas del Oeste.

Lluvias

Al comienzo de la primera etapa de la perspectiva, se completó el paso del frente que hizo su entrada en la etapa anterior, provocando lluvias abundantes sobre el norte del área agrícola, y valores moderados a escasos sobre el resto de su extensión.

Temperatura mínima

Junto con el frente avanzaron los vientos del sur, provocando un descenso térmico sobre el sur y el centro del área agrícola, pero sin alcanzar su extremo norte.

Segunda semana (11 al 17 de marzo)

Temperatura mínima

Al comienzo de la segunda etapa de la perspectiva se producirá el paso de un frente de tormenta con muy escasa actividad, cuyo único efecto sensible será provocar un descenso térmico sobre el oeste y el sur del área agrícola, con riesgo de heladas en las zonas serranas, pero sin alcanzar al norte de su extensión.

Temperatura máxima

A continuación, soplarán los vientos del trópico, provocando temperaturas máximas muy elevadas en el centro del área agrícola, mientras las zonas serranas del oeste y el litoral atlántico observarán registros menos intensos.

Lluvias

Hacia el final de la segunda etapa de la perspectiva, comenzará el paso de un frente de tormenta, produciendo precipitaciones generales de variada intensidad sobre el norte y el este del área agrícola, y valores escasos sobre el oeste.

Primicias Rurales

Fuente: Agrofy News

Prevén calor acompañado por precipitaciones escasas en la mayor parte del  área agrícola 

Prevén calor acompañado por precipitaciones escasas en la mayor parte del  área agrícola 

Buenos Aires, 18 febrero (PR/21) — La perspectiva agroclimática de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé para los próximos siete días calor acompañado por precipitaciones escasas en la mayor parte del área agrícola  a excepción de algunos focos de valores moderados a abundantes para finalizar con un marcado descenso térmico.
Al comienzo del ciclo, retornarán los vientos del trópico, produciendo un corto lapso caluroso en la mayor parte del área agrícola, a excepción de las zonas serranas del Oeste, y el Litoral Atlántico.
 Paralelamente, tendrá lugar el paso del frente de tormenta, con actividad muy escasa e irregular, que causará precipitaciones moderadas a escasas en la mayor parte del área agrícola, salvo algunos focos de registros moderados a abundantes sobre el centro-norte del NOA, el este de la Región del Chaco, el sur del Paraguay, el norte de la Mesopotamia y el Uruguay.
Junto con el frente avanzarán con vigor los vientos del sur, provocando un marcado descenso térmico sobre la mayor parte del área agrícola, con riesgo de heladas en las zonas serranas del Oeste y en las Serranías Pampeanas.
Primicias Rurales
Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires
Febrero arrancó con muy buena recarga en el suelo

Febrero arrancó con muy buena recarga en el suelo

Buenos Aires, 9 de febrero (PR/21) .–  La campaña de cultivos de verano 2020-21 se inició con una alta expectativa por la ocurrencia de sequías, dado que en la mayor parte del centro y norte del país no había buenas reservas hídricas en los suelos, especialmente detrás de cultivos de invierno de servicio o cosecha. La dependencia de la evolución de las lluvias era alta y la perspectiva de circulación atmosférica desfavorable.

Los patrones climáticos que rigen las campañas son altamente variables, sistemas no lineales y con pronósticos y tendencias que requieren ser considerados de manera probabilística en la toma de decisiones. “El uso de esta información de manera adecuada, la combinación de los pronósticos estacionales y los de corto plazo para la toma de decisiones en los momentos de alta incertidumbre en las predicciones, es un ejercicio muy importante para la adaptación de nuestro sector al clima”, explicó Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA.

Siguiendo a Mercuri, aún febrero se proyecta con una alta incertidumbre: las precipitaciones posiblemente sean deficitarias nuevamente en varias regiones durante mediados de este mes, con lluvias aisladas y dispares en especial en el centro del país, con mayor incidencia en territorios del este bonaerense y del litoral, y con lluvias significativas en el extremo oeste pampeano, Cuyo, y el norte del país.

De acuerdo al último informe del Instituto de Clima y Agua del INTA, durante el mes de enero, predominaron lluvias por encima de lo esperado para el período sobre gran parte del centro y norte del territorio nacional, llegando a excesos del orden de los 150-320 mm en algunas áreas de las regiones NEA y Pampeana.

“Estas lluvias permitieron revertir o mejorar las condiciones deficitarias que se venían transitando durante los meses anteriores. Por el contrario, sobre áreas del NOA (sur), Chaqueña (centro), Buenos Aires (noreste) y Entre Ríos (este), las lluvias resultaron deficitarias para el periodo. En la región patagónica las lluvias resultaron entre normales a levemente superiores en el área central de la misma”, indica el informe

Por otra parte, las lluvias en exceso registradas en las provincias de las regiones Pampeana, NOA (norte), NEA (norte) resultaron destacadas en términos porcentuales, con respecto a los valores históricos. En dichas áreas los acumulados se compararon con el 10 y el 30 % de los eneros más húmedos según las zonas.

En sentido opuesto, los eventos de lluvias registrados en NOA (sur), Chaqueña (centro), Buenos Aires (extremo sur) y Patagonia (noroeste y sudeste) resultaron inferiores a los valores esperados como normales, observándose áreas en las cuales las cantidades acumuladas se compararon con el 20 y el 40% de los eneros más secos de la historia.

El estado de los cultivos

La escasez de lluvias se prolongó en diciembre en la zona central del país dificultando la siembra y buena implantación de cultivos de segunda de soja y maíz. Excepto en siembras sobre muy buenos ambientes y con napa cerca, la sequía limitó el rendimiento alcanzable del maíz temprano, reduciendo el número de granos y su tamaño potencial.

Hacia el oeste, en el semiárido central, con predominio de cultivos de primera tardíos, la escasez no generó problemas. Hacia el norte, en la región chaqueña, no llegó a impedir el buen comienzo de la siembra de verano, con alguna heterogeneidad en el espacio. Hacia el sur de la región pampeana las lluvias acompañaron bien el crecimiento de los cultivos.

De acuerdo con Jorge Mercau, investigador del INTA San Luis y coordinador del Proyecto Disciplinar Interacción de Agroecosistemas y Napas freáticas, “la recarga de los suelos a fin del 2020 mostraba una cosecha nacional altamente dependiente de una rápida normalización de las lluvias”.

En esa línea, Mercau puntualizó: “estas llegaron a principios de enero, con la notoria excepción de la Pampa Ondulada y el este de Córdoba, mejorando la implantación y recarga hídrica de los cultivos tardíos, incluyendo a los de primera y a los sembrados sobre cultivos previos de servicio y de cosecha”.

Mercau: “La recarga de los suelos a fin del 2020 mostraba una cosecha nacional altamente dependiente de una rápida normalización de las lluvias”.

Mercau catalogó a las lluvias como “muy oportunas para las primeras sojas, que estaban por entrar en su período crítico, y algo tardías para el maíz temprano, aunque, al sostener el llenado de granos evitaron mayores pérdidas de rendimiento”. No obstante, manifestó que “el impacto potencial de la sequía en la futura cosecha de maíz fue en gran parte atenuado por una fuerte adaptación estratégica, las decisiones de los productores llevaron al predominio de siembras tardías a nivel nacional en la presente campaña”.

Las precipitaciones que cubrieron gran parte del área agrícola sobre fin de enero permitieron enfrentar febrero con muy buena recarga. En toda la franja central del país habría buena reserva de agua en sojas de primera, que atraviesan sus etapas críticas, y en los cultivos tardíos y de segunda, que las están iniciando.

“Solo los suelos más someros, en el sur de Buenos Aires y norte de La Pampa, y parte de los vertisoles del litoral están dependiendo de prontas lluvias. Hacia el norte de la región, en general todavía faltan unos días para iniciar las etapas críticas de soja y, luego, maíz, y la situación hídrica y de los cultivos es buena”, expresó Mercau.

De acuerdo con los registros, en la segunda mitad de enero volvió la escasez de agua, con el agravante de que ocurrieron varios días con muy altas temperaturas. En lotes con baja reserva de agua las plantas redujeron la transpiración, y con ello el enfriamiento del conopeo, agregando a la limitación hídrica del crecimiento el daño por estrés térmico. “Los cultivos de soja que habían comenzado la fijación de sus vainas, sufrieron ese evento”, describió el coordinador.

En cuanto a la dinámica de las zonas con influencia de napas freáticas cercanas en las llanuras pampeana y chaqueña, “durante la prolongada sequía se observó un descenso de la freática, que abasteció de agua, producto de excesos anteriores, a la transpiración de cultivos de invierno y tempranos de verano”, afirmó Mercau.

Por su parte, desde el Instituto de Clima y Agua observaron un mejoramiento del agua en el perfil del suelo en áreas de Córdoba, San Luis (norte), Santa Fe, NEA y norte argentino, con un porcentaje superior al 50% con respecto a la capacidad de campo de cada región. En ese sentido las lluvias registradas permitieron finalizar el mes en condiciones entre adecuadas y/o con excesos. Por el contrario, continúan siendo deficitarias el contenido de humedad en el suelo estimado para la región Pampeana (sur) y Chaqueña (centro).

En esa línea, Mercau especificó: “En sudeste de Santiago del Estero, por ejemplo, luego de inundaciones a mediados de 2019, la decisión de usar la napa cercana permitió buenas cosechas de fina y de gruesa de segunda en la campaña 2019/20 y también buenos resultados en la fina y cultivos de primavera de la 2020/21”.

En la región pampeana, el descenso de napas se observó en el retroceso de lagunas y cañadas. Sin embargo, “las últimas lluvias en algunos casos provocaron una rápida reversión, generando incluso pérdidas por exceso”, señaló el especialista.

Por su parte, Mercuri agregó: “Esta campaña ha replanteado el valor del recurso agua, y su gestión integral, en el suelo, la dinámica de la napa freática y la provista por la atmósfera proyectada en pronósticos de corto y mediano plazo, como variables claves para el criterio agronómico de la agricultura adaptativa al cambio climático”.

La recarga de los suelos a fin del 2020 mostraba una cosecha nacional altamente dependiente de una rápida normalización de las lluvias, pero las precipitaciones que cubrieron gran parte del área agrícola sobre fin de enero permiten enfrentar febrero con muy buena recarga.

Pronóstico a corto plazo

Para los próximos días, el pronóstico prevé precipitaciones significativas en cuanto a acumulados sobre las regiones del NOA (centro y este), NEA (norte) y pampeana (noreste). Dichos eventos, al igual que aquellos de menor magnitud esperados sobre Patagonia (noroeste, centro-este y sur) serían superiores a los esperados para el período, mientras que, en el resto del territorio, las lluvias serían deficitarias respecto a lo esperado como normal para la época.

Miércoles 10: Probabilidad de lluvias y tormentas aisladas sobre áreas del NOA (oeste y sur), NEA, Cuyo (norte) y Entre Ríos. Sin precipitaciones sobre el sur de país.

Jueves 11: Probabilidad de lluvias y tormentas de aisladas sobre áreas del NOA, NEA y reg. Pampeana (este). Algunas lluvias aisladas sobre Tierra del Fuego.

Viernes 12: Probabilidad de lluvias y tormentas de aisladas sobre áreas del NOA (noroeste), NEA y reg. Pampeana (este). Algunas lluvias y chaparrones aislados sobre Neuquén y Chubut (este).

Sábado 13: Probabilidad de lluvias y tormentas de aisladas sobre áreas del NOA, NEA y reg. Pampeana (este). Algunas lluvias y chaparrones aislados sobre Neuquén, Chubut (este), Santa Cruz (sur) y Tierra del Fuego.

Domingo 14: Lluvias y tormentas de variada intensidad sobre NOA, NEA y reg. Pampeana (este); intensas en Formosa. Lluvias y chaparrones aislados sobre Río Negro (este), Santa Cruz (sur) y Tierra del Fuego.

Primicias Rurales

Fuente: INTA

La estabilidad se vuelve a imponer: qué dice el pronóstico de lluvias y temperaturas hasta mediados de marzo

¿Niña para la campaña 2021/22?

¿Niña para la campaña 2021/22? Hay versiones, pero aclaran que son "algo prematuras"

09deFebrerode2021a las12:50

El ingeniero agrónomo especialista en agroclimatología, Eduardo Sierra, destacó en el informe estacional de clima de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que el funcionamiento de la atmósfera ya se encuentra firme: “Cabe esperar que lo que resta de la campaña 2020/2021 mantendrá un escenario con fuertes oscilaciones térmicas y precipitaciones algo inferiores a la media, pero suficientes para el desarrollo de los cultivos“.

Además, citó con respecto al posible escenario para la campaña 2021/2022: “Cabe mencionar que las versiones sobre un segundo episodio consecutivo de La Niña, difundidos por algunos centros internacionales, como la NOAA de los Estados Unidos, son algo prematuras, por lo que convendrá continuar la vigilancia hasta tanto se cuente con indicadores confiables”.

Durante enero y febrero, “La Niña”, continuará debilitándose, pero es probable que los vientos polares se reactiven, al menos parcialmente. Por esta causa, el régimen hídrico observará un comportamiento moderadamente inferior a lo normal, mientras el régimen térmico se mantendrá cerca de la media, pero con frecuentes descensos térmicos.

  • Febrero observará una marcada concentración de las precipitaciones sobre el norte del área agrícola, con focos secundarios sobre el oeste y el sur, mientras gran parte del centro-este registrará precipitaciones moderadas a escasas, que reactivarán la sequía.
  • Marzo observará una distribución de precipitaciones parecida a Febrero, por lo que el centro-este del área agrícola continuará registrando faltantes de humedad. Las altas cuencas del Paraná y del Paraguay recibirán lluvias moderadas a abundantes, que incrementarán gradualmente sus caudales, aunque sin alcanzar sus niveles normales.

Acceda al informe completo:

Fuente: Agrofy News

Primicias Rurales

Prevén precipitaciones escasas acompañadas por una marcada oscilación térmica

Prevén precipitaciones escasas acompañadas por una marcada oscilación térmica

Buenos Aires, 4 febrero (PR/21) — La perspectiva agroclimática de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé  precipitaciones escasas acompañadas por una marcada oscilación térmica para los próximos siete días.

Al comienzo del ciclo, se completará el paso del frente de tormenta, que hizo su recorrido durante la mayor parte de la etapa anterior, provocando precipitaciones escasas en la mayor parte del área agrícola, salvo algunos focos aislados de registros abundantes sobre el NOA y el este del Uruguay.
Junto con el frente avanzarán los vientos del sur, extendiendo el descenso térmico sobre la mayor parte del área agrícola, alcanzando el norte de su extensión.
Posteriormente, retornarán los vientos del trópico, dando comienzo a un prolongado lapso cálido en la mayor parte del área agrícola.
Primicias Rurales
Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires
Lluvias en Córdoba: acumulados de hasta 100 milímetros en el sudeste provincial

Lluvias en Córdoba: acumulados de hasta 100 milímetros en el sudeste provincial

Cordoba, 28 de enero (PR/21) .– Tal como lo había anticipado el pronóstico extendido publicado el pasado sábado por www.agroverdad.com.ar, la última semana de enero se está despidiendo con lluvias en la provincia de Córdoba.

En las últimas 24 horas, se han registrado acumulados de entre 80 a 100 milímetros en algunas localidades del sudeste cordobés. En tanto, en algunas zonas del sur provincial se reportó caída de granizo.

De acuerdo a las proyecciones climáticas, la inestabilidad se mantendría en los próximos días y durante la próxima semana, con la probabilidad de ocurrencia de lluvias de variada intensidad en el territorio provincial.

Ranking de acumulados
En las últimas 24 horas las lluvias dejaron acumulados que llegaron hasta los 100 milímetros en algunas zonas del sudeste provincial, encabezando el ranking la localidad de Monte Buey con 108,6 mm. Le siguieron, Justiniano Posse con 86,9 mm y Canals con 57 mm.

Los mayores registros se reportaron en localidades del departamento Marcos Juárez y del departamento Unión. También hubo algunas precipitaciones en el extremo sur de Córdoba. En tanto, las áreas del centro, norte y este de la provincia quedaron relegadas de las últimas lluvias con escasos o nulos milimetrajes.

De acuerdo a los datos reportados por la Administración de Recursos Hídricos de la provincia, el siguiente, es el ranking de los 10 mayores registros relevados en las últimas 24 horas (hasta las 12:00 hs. del 28/01):


Coincidiendo con estos números, la Red de Estaciones Agrometeorológicas de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) también detectó abundantes precipitaciones en el sudeste cordobés.

Por caso, en el departamento Marcos Juárez, los registros fueron los siguientes: Gral. Baldissera 83,40 mm; Inriville 78,60 mm; Cruz Alta 61,40 mm; Guatimozin 54,20 mm; Corral de Bustos 53,60 mm; Isla Verde 43 mm; Arias y Gral Roca 37,80 mm; Alejo Ledesma 36,60 mm y Leones 27,60 mm. Mientras que en el departamento Unión, las lluvias dejaron 46,80 milímetros en Pascanas; 42,40 en Monte Maíz; 41,40 mm en Canals; 30 mm en Pueblo Italiano; 19,80 mm en Viamonte y en Ballesteros a penas 9,80 mm.

Más hacía el sur, los máximos se relevaron en Santa Eufemia (dpto. Gral. San Martín) con 41,20 milímetros; en La Cesira con 53,60 mm y en Serrano con 37,40 mm (ambos del dpto. Pte. Roque Saenz Peña). También, en el dpto. Río Cuarto, cayeron 33,80 milímetros en Los Jagueles y 17,40 en la localidad de Washington.

Primicias Rurales

Fuente: agroverdad