Argentina revalidó ante Australia el más alto nivel sanitario respecto a la EEB, el Mal de la vaca loca

Argentina revalidó ante Australia el más alto nivel sanitario respecto a la EEB, el Mal de la vaca loca

 

Buenos Aires, 30 julio (PR/20)  – La Argentina mantiene el máximo reconocimiento del estatus sanitario respecto a la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), el llamado Mal de la vaca loca,  por parte del Organismo de Normas Alimentarias de Australia y Nueva Zelanda (FSANZ).

Este reconocimiento sanitario del FSANZ, encuadra a la Argentina en la “categoría I” y se obtuvo por primera vez en el año 2015. Se basa en la existencia de controles exhaustivos y bien establecidos por parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para prevenir la introducción y amplificación del agente que produce la EEB (popularmente conocida como “Vaca loca”) en la población bovina del país, por lo que la carne y los productos vacunos son seguros para el consumo humano en relación a esta enfermedad.

Esta óptima condición se obtiene como consecuencia de nunca haberse detectado la enfermedad en el territorio nacional y por las acciones de control y vigilancia que lleva adelante el Senasa para sostener el estatus logrado y contribuir a preservar la salud pública.

Es de destacar que la Argentina también esta reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como país de riesgo insignificante respecto a la EEB.

Primicias Rurales

Fuente: Senasa

Pastoreo directo: cómo maximizar el aprovechamiento de forraje

Pastoreo directo: cómo maximizar el aprovechamiento de forraje

Por GABRIEL SEVILLA

INGENIERO AGRÓNOMO M. SC. EN PRODUCCIÓN ANIMAL. ESPECIALISTA EN PRODUCCIÓN Y UTILIZACIÓN DE PASTURAS INTA

Aumentar la eficiencia física y económica de la  es imprescindible para hacerla competitiva y complementaria de la agricultura. Dado que la  de  en Argentina es de alrededor del 50 % de la informada en regiones del mundo con ambientes similares, trabajar en aquellas tecnologías ligadas a la producción y utilización de forraje tendrá un impacto principal en sistemas pastoriles.

El mejoramiento de la eficiencia de cosecha de forraje no es la simple concentración del ganado en superficies pequeñas, lo cual a menudo provocará problemas de sobrepastoreo y reducción de la vida útil de las . En cambio, debe basarse en los requerimientos de manejo de las distintas especies forrajeras a través del año.

La trayectoria argentina en ganadería permite contar al presente con semillas de calidad y prácticas de implantación y protección que permiten asegurar pasturas productivas y persistentes. De igual modo, se dispone del potencial genético animal adecuado. Sin embargo, cuando el animal pastorea a menudo no logramos optimizar el consumo de forraje. A diferencia de los cultivos agrícolas que cuando la cosechadora tira grano se corrige, si los animales dejan forraje sin comer en la mayoría de los casos no se cuantifica.

La CARGA ANIMAL (cabezas/ha) es una variable de largo plazo, que representa la cantidad de animales que admite un sistema ganadero según la base forrajera (oferta) que presenta. Depende principalmente de características ambientales, económicas y preferencias del productor. Sin el ajuste de este factor inevitablemente habrá sobre o sub pastoreo, ocasionando efectos negativos sobre la producción de los animales, de las pasturas o de ambos.

Solo después de resolver la carga animal, se puede actuar sobre la EFICIENCIA DE COSECHA:

Se estima que la eficiencia de cosecha promedio nacional no supera el 40%, mientras que los niveles potenciales alcanzados en sistemas intensivos del país y el extranjero rondan el 73%. La estimación por distintas metodologías de la producción forrajera pre y post pastoreo permitirá conocer el nivel de eficiencia de cosecha con que se está trabajando.

A continuación, se ejemplifica el impacto de baja y alta producción de forraje y eficiencia de cosecha sobre la producción de leche (se estiman 10 kg/ha de materia seca-MS para obtener 10 l de leche):

Se observa que con 3000 kg/ha MS inicial, un aumento de 40 a 70% en la eficiencia de cosecha incrementará la producción láctea 75% (1.200 a 2.100 l/ha de leche).

¿Qué ocurre si con fertilización u otra tecnología se eleva la producción de forraje de 3.000 a 4.000 kg/ha MS? El gasto para obtener 1.000 kg más de forraje no se traducirá en más leche si ese diferencial de forraje no es consumido. Es el caso de 4.000 kg/ha MS pastoreada con 40% de eficiencia de uso, el cual no alcanza la leche producida con 3.000 kg/ha MS y 70% de eficiencia (1.600 vs 2.100 l/ha de leche).

Lógicamente, la combinación óptima de 4.000 kg/ha MS producida y 70% de eficiencia de cosecha arrojará la producción de leche superior (2.800 l/ha de leche).

Entre los principales factores para manejar el forraje con eficiencia elevada se pueden citar: utilización del alambrado eléctricopastoreo con lotes de animales iniciadores y seguidores, cierre de lotes para henificar o ensilar y suplementaciones estratégicas. Es importante tener en cuenta que para obtener elevadas eficiencias de cosecha por hectárea, debe resignarse algo del consumo individual potencial.

Una experiencia con novillos en la EEA Concepción del Uruguay del INTA es ilustrativa. La carga animal se ajustó al crecimiento estacional de una pastura de alfalfa pura, realizándose cambios diarios o semanales de la pastura. La producción anual de forraje no se alteró con el manejo del pastoreo y fue de 6.315 kg/ha MS (promedio de 2 años). Sin embargo, con cambios diarios de franja se logró una eficiencia de cosecha de 69% y con cambios semanales 44%. Obsérvese cómo con una medida de manejo sencilla como es el uso intensivo del alambrado eléctrico se aumentó un 25% la cosecha de forraje.

Finalmente, y como síntesis, es importante retener dos conceptos: es imprescindible medir para conocer donde están las deficiencias del esquema productivo, y no siempre lo más costoso da los mejores resultados, como la producción de leche obtenida aumentando la producción de forraje sin elevar la eficiencia de cosecha.

Primicias Rurales

Fuente: infocampo.com.ar

 

La Mesa Ovina Nacional pide medidas urgentes para los productores afectados por la crítica situación de la Patagonia

La Mesa Ovina Nacional pide medidas urgentes para los productores afectados por la crítica situación de la Patagonia

Buenos Aires, 28 julio (PR/20) — La Mesa Ovina Nacional pide medidas urgentes para los productores afectados por la crítica situación de la Patagonia.

“Sobre llovido, nevado: a los efectos del Covid-19 se le agregan los estragos de las nevadas extraordinarias”, destaca en un comunicado la Mesa Ovina Nacional.

Según advierten, las intensas nevadas ocurridas en los últimos días en la zona cordillerana y en la meseta de la Patagonia, afectando a las provincias australes de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, han producido una alta mortandad de ovejas, disminuyendo las existencias y el capital de los productores ovinos de la zona.

Esta adversidad climática ocurre en un contexto de por sí complejo para el sector ovino de nuestro país, que ya se encontraba gravemente comprometido por los efectos del Covid-19.

Los efectos de la pandemia se tradujeron en una fuerte contracción de la demanda a nivel mundial y en una disminución del 26% en el precio internacional de la lana desde enero pasado.

Pedido de la Mesa Ovina
Ante este panorama, la Mesa Ovina Nacional, integrada por las cuatro entidades de la Comisión de Enlace: Coninagro, CRA, Federación Agraria Argentina y Sociedad Rural Argentina, representantes de toda la cadena ovina, hace un llamado para para se impulsen medidas urgentes para mitigar la crítica situación que afecta a los productores ovinos y al entramado social en el que se desarrolla la actividad.

“Se requiere, en lo inmediato asistir y rescatar a los productores aislados, recuperar los animales atrapados en la nieve y generar con una red solidaria para proveer la alimentación necesaria para los animales afectados”, destacan.

Asimismo, con el fin de mejorar el flujo económico, la Mesa plantea eliminar los derechos de exportación a todas las fibras y carne ovina y elevar los reintegros, para evitar exportar impuestos.

También propone elevar el mínimo no imponible para los aportes patronales, con el propósito de preservar el nivel de empleo.

Finalmente, para recomponer el capital perdido, recomienda destinar una partida extraordinaria a la cartera de Emergencias Agropecuarias que pueda vehiculizarse a través de la estructura de la Ley Ovina, con el objetivo de impulsar una política orientada a los productores descapitalizados por las nevadas.

Esto permitirá la recuperación del capital de trabajo y los programas de transformación, evitando el desarraigo y la migración interna hacia zonas urbanas.

Solo en la medida en que el Estado Nacional y los gobiernos de las provincias afectadas se hagan eco de esta tremenda situación, se logrará paliar sus efectos adversos que afectan a toda la cadena ovina, una actividad emblemática que genera trabajo, divisas, arraigo y soberanía en nuestra Patagonia Argentina.

Primicias Rurales

Fuente: Agrofy News

Presentan un prototipo para cosechar semillas de especies nativas

Presentan un prototipo para cosechar semillas de especies nativas

La Pampa, 28 de julio (PR/20)-. Con el objetivo de recuperar las áreas degradadas de pastizales naturales en la zona del caldenal pampeano, técnicos del INTA y la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Pampa desarrollaron un prototipo para cosechar semillas de especies nativas. Se trata de una maquinaria estratégica en beneficio del manejo de bosques con ganadería integrada.

De acuerdo con Fernando Porta Siota –especialista en forrajeras en la región semiárida pampeana del INTA Anguil, La Pampa–, “el prototipo de cosechadora para la recolección de frutos de gramíneas nativas pretende ser una herramienta versátil para la recolección de semillas para su posterior acondicionamiento y reintroducción en los bosques”.

En este sentido, explicó que “luego de realizar algunas pruebas a campo, se calcula que el prototipo puede cosechar entre 35 y 40 kilogramos de frutos por hora con una capacidad de colecta de 60 litros”. Además, su diseño permite ser ubicado en el frente de un vehículo con un ancho de trabajo de 90 centímetros y puede ser regulado verticalmente en dos alturas de trabajo: a los 30 y 40 cm de despeje del suelo, respectivamente.

Con respecto a su funcionamiento, Porta Siota explicó que el equipo se basa en un cabezal del tipo stripper y un rotor con cepillos que “peinan” las inflorescencias desde su base, debido al sistema de rotación de motor, opuesto al sentido de avance del vehículo. El rotor es accionado por medio de un motor de explosión, que le otorga movimiento.

“Una vez que los frutos son separados de la inflorescencia, van a un depósito alojado inmediatamente detrás del rotor para que, luego de la rutina de trabajo, se retiren de la cosechadora para su posterior acondicionado”, especificó el técnico.

El prototipo puede cosechar entre 35 y 40 kilogramos de frutos por hora con una capacidad de colecta de 60 litros.

Un prototipo, una especie

El equipo está enfocado principalmente en la cosecha de semillas de las vulgarmente denominadas “flechillas”. De acuerdo con el especialista, esta especie forrajera resulta de interés en el manejo de los pastizales naturales del centro del país, desde una mirada productiva basada en el ganado bovino de cría.

Se trata de una especie nativa que presenta aceptable calidad para los rodeos de cría y es de producción de ciclo otoño-invierno-primaveral. “Uno de los inconvenientes de esta especie, y de la mayoría de las nativas, es contar con herramientas que permitan la cosecha de sus semillas”, reconoció el técnico.

“Comenzamos con el proceso de domesticación y mejora con el propósito de obtener un material estable que pueda ser reintroducido en áreas donde la especie, debido a su mal manejo, se ha perdido”, explicó Porta Siota.

“En la actualidad en el área del Caldenal nos encontramos con ecosistemas de bosque nativos y pastizales naturales degradados debido a su uso inapropiado”, reconoció el especialista.

Su diseño permite ser ubicado en el frente de un vehículo con un ancho de trabajo de 90 centímetros y puede ser regulado verticalmente en dos alturas de trabajo: a los 30 y 40 cm de despeje del suelo, respectivamente.

Para Porta Siota, “el aumento de la densidad de especies leñosas, la disminución en densidad de las especies forrajeras para el ganado y el aumento de las especies no forrajeras, sumado a procesos de erosión, han limitado la productividad primaria de los establecimientos”.

En este sentido, aseguró que “la continuidad de estos sistemas como proveedores de bienes y servicios se ve gravemente afectada”, por lo que considera clave poder restituir especies nativas en el área. “Con maquinarias como las que diseñamos se dispondría del insumo semilla para lograr siembras exitosas, en virtud de tratar de simular lo que ocurre de manera natural”, aseguró.

El prototipo de cosechadora es un desarrollo conjunto entre el INTA Anguil y la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Pampa, con colaboración de los docentes y estudiantes de una escuela técnica de la localidad de Intendente Alvear, La Pampa (EPET N°7).

Además, el proyecto recibió un subsidio no reintegrable en el marco de la Ley Nacional N° 26331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos y contó con el financiamiento de la Dirección de Recursos Naturales del Ministerio de la Producción de La Pampa.

Primicias Rurales

Fuente: INTA informa

Sarna bovina: una enfermedad que nunca se fue

Sarna bovina: una enfermedad que nunca se fue

La intensificación de los sistemas tanto de carne como de leche (feedlot, free stall, dry lot, engordes techados, etc.) aumenta exponencialmente la tasa de contagio del ácaro, creando un ambiente más propicio para el mismo y en consecuencia la sarna bovina.

A esto hay que agregar que la rotación de los principios activos utilizados, a raíz de la resistencia parasitaria, provocó una lógica disminución del uso de lactonas macrocíclicas; su reemplazo por otras drogas antihelmínticas específicas, como levamisoles y benzimidazoles sin actividad ectoparisiticida, resultando en un avance gradual de este padecimiento.

La presencia de sarna es incompatible con los sistemas productivos actuales, por lo cual veterinarios y productores deberían prestar especial cuidado al diagnóstico y tratamiento temprano de esta parasitosis, que cursa con una dermatitis descamativa con intenso prurito, alopecia (pérdida de pelo en la zona afectada), que posteriormente genera la formación de vesículas, que se contaminan formando pústulas y luego zonas costrosas.

Los ectoparásitos permanentes son técnicamente erradicables. La condición es el tratamiento de toda la población y la repetición de las dosificaciones cuando los huevos pueden sobrevivir el efecto residual del antisárnico designado.

Aún con productos de eficacia comprobada, el manejo deficiente de los tratamientos ha impedido la erradicación de esta enfermedad en nuestro país.

Con excepción de las lactonas macrocíclicas y milbemicinas frente a sarna en bovinos, ningún producto tiene el poder residual suficiente para superar el período de incubación de los huevos, por lo que se imponen dos tratamientos. Según destacan especialistas, en general se suele preferir un esquema de dos tratamientos para corregir errores comunes a campo relacionados con el encierre y dosificación.

Recomendaciones para la prevención y el tratamiento

En este contexto, desde el Departamento Técnico de Vetanco recomiendan las siguientes estrategias:

  • La detección y diagnóstico precoz, para establecer el tratamiento acertado,
  • Utilización de productos aprobados, bajo estricto asesoramiento profesional,
  • Rotación y combinación de principios activos y vías de aplicación, cuando el desafío es importante o exista presunción de resistencia,
  • Tratar a toda la población,
  • Respetar el tiempo de separación entre lotes hasta lograr la eficacia total del tratamiento, antes de mezclar la hacienda.

 

Propuestas para su tratamiento

Vetanco cuenta con tres formulaciones con comprobada eficacia para el tratamiento de la sarna psoropitca en bovinos, que se adaptan a las distintas necesidades de cada rodeo.

Ivermectina en presentaciones 1% (Ivervet) y 3,15% (Ivervet AD) de larga acción como lactonas macrocíclicas inyectables.

También cuenta con Amitraz 12,5% (Triatix A), una alternativa diferente que permite rotar no sólo el principio activo, sino también el sitio de aplicación, siendo este por aspersión. En dilución: 1 lt de Triatix en 300 lts de agua.

 

Acerca de Vetanco

Vetanco es un laboratorio veterinario internacional que desde hace más de 30 años desarrolla, elabora y comercializa productos innovadores para la salud y la producción animal. Presente en más de 40 países, la empresa ofrece productos internacionalmente probados, controlados y seguros para la mejora de la productividad y la seguridad agroalimentaria, bajo las normas de calidad necesarias para llegar a los mercados más exigentes.

Primicias Rurales

 

Colombia reabrió su mercado a las carnes bovinas y ovinas de la Argentina

Colombia reabrió su mercado a las carnes bovinas y ovinas de la Argentina

Buenos Aires, 23 julio (PR/20) – El sistema de control sanitario en la producción de carne bovina y ovina argentino recibió una buena noticia: Colombia reabrió su mercado a las carnes bovinas y ovinas tras reconocer equivalencias sanitarias con nuestro país, como resultado de las gestiones realizadas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

El servicio sanitario de la Argentina podrá proponer la incorporación de frigoríficos al listado de establecimientos habilitados a enviar su producción al país del norte de Sudamérica.

Para ello el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento y Alimentos (INVIMA) de Colombia dictó, la Resolución 2020023237 en la que le concede autorización al Senasa para autorizar la exportación de carne y productos cárnicos comestibles derivados de bovinos y ovinos, reconociendo la equivalencia de los requisitos sanitarios y de inocuidad del sistema sanitario argentino con las normas vigente en Colombia para la inspección, vigilancia y control de la carne y productos cárnicos comestibles.

“De esta forma queda operativo oficialmente el mercado de carne bovina y ovina para comercializar a Colombia para todo los establecimientos que soliciten el envio a ese destino”, informó el director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Alejandro Fernández.

Esta decisión es el resultado de las gestiones realizadas por el Senasa, luego de que el INVIMA informara sobre modificaciones a las normas de procedimientos en requisitos sanitarios para el ingreso de carne y productos cárnicos a su país.

De inmediato el Senasa inició un análisis de los nuevos requisitos y respondió el cuestionario para el reconocimiento del INVIMA. Luego se sumó una auditoría de la entidad colombiana al sistema de control sanitario de la Argentina, realizada del 16 al 22 de febrero pasado que recorrió establecimientos de faena (de la especies bovina y ovina) ubicados en las provincias de Buenos Aires y de Santa Cruz, respectivamente y dependencias de las áreas de vigilancia epidemiológica y de residuos biológicos del Laboratorio Nacional del Senasa.

“Esto es fruto de la transparencia del trabajo de control y del sistema de aseguramiento de calidad e inocuidad de los productos de origen animal que lleva adelante el Senasa. Muestra, una vez más, la capacidad y experiencia del personal de nuestro organismo en toda la cadena de control y la importancia del Servicio, como apoyo para cumplimentar los requisitos cada vez más exigentes de los mercados que desean consumir productos argentinos” comento Gustavo Soto Kruse, director de Inocuidad y Calidad de Productos de Origen Animal del Senasa.

Esta semana se conoció también la decisión de Malasia de reabrir – tras las gestiones realizadas por el Senasa – la importación carne y menudencias bovinas enfriadas y congeladas desde la Argentina, tras 10 años de permanecer cerrada por modificaciones en la normativa malaya para certificar el rito Halal.

Primicias Rurales

Fuente: Senasa