Por la sequía, el consumo de fertilizantes cayó por segundo año consecutivo

Por la sequía, el consumo de fertilizantes cayó por segundo año consecutivo

Los niveles se ubicaron en mínimos de cinco años. La importación se resintió nuevamente. Estructura productiva y algunas consideraciones de cara a la próxima siembra.

Guido D’Angelo – Julio Calzada

El año pasado terminó con una caída del 4,5% en el consumo de fertilizantes en Argentina, de acuerdo con datos de CIAFA y Fertilizar. De esta manera, el aporte de nutrientes a los suelos argentinos por parte de los fertilizantes se mostró en mínimos de cinco años. El mercado argentino de fertilizantes anotó dos años consecutivos de caída, algo que no sucedía desde el 2015.

La producción local creció cerca de un 9% en 2023, mientras la importación cayó un 12%. Sin embargo, el año pasado mostró cierta normalización del mercado mundial de fertilizantes luego de la crisis que implicó la invasión rusa a Ucrania en febrero de 2022. De esta manera, la baja de precios internacionales implicó un recorte del 49% en las importaciones de fertilizantes medido en dólares. Así, estas pasaron de demandar US$ 2.737 millones en 2022 a menos de US$ 1.400 millones en 2023.

El recorte del consumo de fertilizantes no fue tan marcado como el desplome productivo en los campos argentinos vivido el año pasado. Esto se debe fundamentalmente a que el inicio del año todavía mantenía buenos niveles de consumo, especialmente en el primer trimestre del 2023. No obstante, al tercer trimestre del año los resabios del desastre productivo pasaron a recortar fuertemente el consumo, así como recortaron la superficie de cosecha fina, lo que consolidó este 2023 de mermas del consumo, de acuerdo con datos de Ingeniería en Fertilizantes (IF). Cabe destacar que el uso de fertilizantes del año pasado se ubicó casi un 20% por debajo del año récord 2021.

Con la capacidad productiva nacional trabajando en altos niveles, aún persiste una elevada necesidad de importaciones en relación con el consumo. En este sentido, el 60% de la aplicación de fertilizantes provino de importaciones en 2023, y el 67% si tomamos el período 2018-2023.

Si ampliamos el dato y consideramos por grupo de fertilizantes, encontraremos a los nitrogenados (Urea, UAN, etc.) y fosfatados (MAP, DAP, SPS, etc.) como protagonistas del mercado argentino. Ambos representan en conjunto el 93% del volumen de fertilizantes consumido el año pasado en nuestro país. Los fertilizantes azufrados y potásicos completan la dinámica de consumo local.

La dinámica de producción interna y de importaciones también cambia si clasificamos los fertilizantes en función de su mezcla de nutrientes. El 54% del consumo de fertilizantes nitrogenados se abastece con importaciones, proporción que sube al 73% en el caso de los fosfatados. Más aún, el 93% del consumo de fertilizantes potásicos en Argentina es importado, mientras sólo es el 28% en los fertilizantes azufrados, tomando datos del año 2022 y de acuerdo con estimaciones del Ministerio de Economía.

A nivel local, el grueso del abastecimiento argentino de nitrogenados proviene de la urea que se produce en la planta de Profertil, en Bahía Blanca. Por otro lado, los protagonistas del abastecimiento de fosfatados son ACA y Bunge, con sus plantas repartidas entre Santa Fe y Buenos Aires. Se adjunta información de las principales plantas de fertilizantes en Argentina.

Con la cosecha gruesa 2023/24 recién comenzando, la siembra fina de la cosecha venidera todavía tiene sus ventanas de tiempo para ver otra dinámica en el mercado de insumos. Todavía no ha iniciado el período de fuerte demanda de importaciones con el régimen actual de acceso a divisas. Históricamente enero y febrero no son meses de abundante actividad en importadora, dinámica de volúmenes que suele iniciar con fuerza en mayo. Luego de la histórica sequía, los nuevos mecanismos de acceso a divisas y un inicio más robusto de la importación en las semanas venideras podrían profundizar la normalización del mercado de fertilizantes.

No obstante, una Niña con altas probabilidades desde mediados de este año, estas dinámicas en el mercado insumos y un contexto descendente de precios emergen como los principales desafíos de cara a la próxima cosecha.

 

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

La recaudación por DEX del agro se multiplicó por 5 en el primer trimestre

La recaudación por DEX del agro se multiplicó por 5 en el primer trimestre

Entre enero y marzo, el agro aportó un estimado de US$ 1.466 millones, un 570% más que en igual período del 2023. No obstante, por la caída de precios internacionales, se ajusta a la baja la proyección para 2024.

Tomás Rodríguez Zurro – Julio Calzada

Luego de la histórica sequía que azotó a Argentina durante la cosecha de granos 2022/23 y dejó como saldo una pérdida productiva de más de 50 Mt, la recuperación de la producción esperada para la 2023/24 hace vislumbrar un mayor aporte de las principales cadenas del agro en materia de derechos de exportación.

De hecho, entre enero y marzo, se estima que el agro aportó US$ 1.466 millones por DEX a las arcas del Tesoro, más que quintuplicando el aporte de los primeros tres meses del 2023, que había sumado un estimado de apenas US$ 220 millones en ese período.

No obstante, cabe recalcar que, a pesar de la notoria recuperación interanual, si se compara con los años anteriores este guarismo se encuentra por debajo de los más de US$ 2.000 millones que se habían recaudado por esta vía en los primeros tres meses de 2021 y 2022. Esto encuentra su explicación tanto en un mayor volumen de grano declarado en aquellos años durante esos meses así como mejores precios de exportación.

En cuanto a la proyección de cara a lo que resta del año, si bien aún resta tener mayor certeza respecto de lo que ocurra efectivamente con la producción de la cosecha gruesa, particularmente con el maíz tardío que se encuentra afectado por la chicharrita, en base a los volúmenes estimados actuales y a los precios FOB vigentes y tomando la distribución de DJVE promedio de las últimas cinco campañas, se proyecta que el total de aporte por DEX de los principales complejos del agro alcance US$ 6.708 millones, más del doble de lo aportado en 2023 pero considerablemente por debajo de los guarismos del 2021 y 2022.

Finalmente, otro dato que vale la pena mencionar es que por la caída de los precios internacionales de los primeros meses del año, la estimación de aporte de DEX del agro cayó más de US$ 600 millones vs. lo que se proyectaba en enero de este año, tal como se informaba en este artículo del Informativo Semanal N° 2130. 

Fuente: Bolsa de Comercio Rosario
Hubo menos inflación en marzo: más consultoras estiman que el índice se acercó a un dígito

Hubo menos inflación en marzo: más consultoras estiman que el índice se acercó a un dígito

Buenos Aires, miércoles 3 abril (PR/24) — La inflación de marzo mostró una desaceleración y se acerca al objetivo de presentar un dígito, según coinciden la mayoría de las consultoras privadas.

Este miércoles, la consultora de Orlando Ferreres (OJF) estimó que en marzo el costo de vida fue del 12,2% mensual y registró un crecimiento interanual de 288,3%.

Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 9,2%, marcando un aumento de 299,2% anual.

Así, la inflación general acumulada fue de 51,6%, y la inflación núcleo acumuló 47,0% en marzo.

En cuanto a los principales rubros, Educación y Vivienda encabezaron las subas del mes, registrando alzas mensuales de 37,5% y 20,6% respectivamente, seguidos por Indumentaria y Salud, que presentaron una variación de 16,8% y 15,1% respectivamente.

En cuanto a los bienes y servicios estacionales, la variación registrada fue de 13,8% mensual, mientras que los Regulados subieron 20,7% mensual.

En este marco, los números de inflación que comienzan a llegar por los relevamientos de consultoras privadas arrojan un Índice de Precios al Consumidor (IPC) para marzo levemente por debajo de lo que fue en febrero y la colocan entre 13% y 10,5%.

La consultora Eco Go, que dirige Marina Dal Poggetto, ubica la inflación de marzo en un 13,1% mensual una décima por debajo del resultado de febrero.

El relevamiento de Eco Go mide una inflación de alimentos para marzo de 11,2%, una inflación del rubro vivienda del 20,3%, afectada por las tarifas y del rubro educación del 32,1%, siendo un mes especialmente estacional con el reinicio del ciclo lectivo.

Por su parte, desde la Fundación Libertad y Progreso, el IPC LyP arrojó un aumento de 10,6% en marzo, desacelerándose 2,6 puntos porcentuales respecto a la medición oficial de febrero (13,2%).

De esta manera, en el primer trimestre del año el IPC acumula una suba de 51,1%. “La variación interanual alcanza el 286,4%, llegando a su valor más alto desde marzo de 1991”, destacaron.
La inflación de marzo estaría levemente por debajo de la de febrero

Por su parte, desde C&T, María Castiglioni, economista y directora de la consultora, expresó: “Estamos viendo que efectivamente lo que es la inflación núcleo, sacando precios estacionales y los regulados, los valores están moviéndose abajo el 10% mensual. Probablemente la inflación esté en 13% a fines de marzo con una tendencia  a la baja. Hay que pensar que marzo es un mes muy fuerte por el aumento de educación muy marcado y el efecto de las tarifas de luz”.

Desde la consultora explicaron que para la región GBA muestran para marzo que, después de un arranque de mes con fuertes subas, especialmente por educación, electricidad y prepagas, hubo una fuerte desaceleración a partir de la segunda semana, especialmente en alimentos y bebidas y productos para el hogar: equipamiento, herramientas, productos de limpieza y artículos de tocador, entre lo más relevante.

Primicias Rurales

Fuente: Noticias Argentinas

Las exportaciones de las economías regionales cayeron 9,8% en dólares y 10,5% en toneladas en febrero

Las exportaciones de las economías regionales cayeron 9,8% en dólares y 10,5% en toneladas en febrero

Buenos Aires, jueves 28 marzo (PR/24) — Las exportaciones de las economías regionales registraron una caída del 9,8% en dólares y del 10,5% en toneladas en febrero, lo que representa una baja interanual de 705 mil toneladas en el volumen comercializado y de US$782 millones en el total exportado, según reveló el Monitor de Exportaciones de las Economías Regionales (MEER) elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Con este retroceso, las exportaciones regionales alcanzaron los US$7.215 millones exportados en el período marzo 2023 – febrero 2024, habiendo importado US$1.022 millones, lo que arroja un superávit comercial de US$6.193 millones.

Desde la entidad gremial-empresaria explicaron que la merma, en gran parte, “se debe a los eventos climáticos adversos que hicieron disminuir en forma considerable los volúmenes de producción y por ende las toneladas exportadas” y agregaron que “por otro lado, los alimentos en general están reacomodando sus precios, en línea con la baja en los mercados internacionales”.

En el período analizado, Buenos Aires y CABA, la principal región exportadora del país, exportaron US$3.593,3 millones, lo que representa una disminución interanual del 11,8% en dólares exportados. La única región con variación positiva fue la Patagonia, con un crecimiento del 18,4%, exportando un total de USD 617,4 millones.

El destino que más exportaciones concentró durante el segundo mes del año fue Europa, alcanzando un total de US$2.457,7 millones, lo que representó un 34,1% de las ventas regionales al exterior. Respecto al período anterior, este número representa una caída del 4% en los dólares exportados.

El principal socio comercial en dicho continente fue Países Bajos, con un total exportado de USD 474,3 millones. En cuanto a las exportaciones regionales que más predominaron aparece el complejo manisero que, habiendo comercializado por US$749 millones, representó el 30,1% de las ventas al continente europeo.

Análisis por complejo en dólares

Complejo frutícola (carozo): durante el período de marzo de 2023 a febrero de 2024, el complejo frutícola, que incluye duraznos, ciruelas, cerezas y otros, registró un notable crecimiento en sus exportaciones. En términos de valor, las exportaciones alcanzaron un total de US$23,9 millones, representando un aumento del 95,6% en comparación con el mismo período del año anterior. En cuanto al volumen, se exportaron 12.339 toneladas, lo que marca un incremento del 108,9% respecto al período anterior. Estos resultados reflejan un significativo aumento en las exportaciones de este complejo, siendo el que más creció tanto en valor como en volumen.

Complejo olivícola: en segundo lugar, se destaca el complejo olivícola, que incluye aceitunas de mesa y para aceite, aceite de oliva y otros derivados de las aceitunas. Durante los últimos doce meses, este complejo registró una notable exportación de US$322,5 millones, lo que representa un crecimiento del 67,2%. Además, en términos de volumen, se observó un aumento significativo, con 104.225 toneladas exportadas y un incremento del 26,3% en comparación con el período anterior.

Análisis por complejo en toneladas

Foresto-industrial: el sector, que abarca desde madera en bruto hasta pulpa y pasta de papel, registró un notable aumento en el volumen exportado, alcanzando las 878.394 toneladas durante el período marzo 2023 a febrero 2024, lo que representa un crecimiento del 75,6% respecto al período anterior. Sin embargo, en términos de dólares, experimentó una caída del 9,8%. Esta disparidad revela una disminución significativa en el precio por tonelada, que cayó un 48,6% en el período analizado, el precio unitario que más disminuyó en el período.

Complejo frutícola (frutas tropicales): el tercer complejo con mayor crecimiento en volumen corresponde a las frutas tropicales, como mango, piña, papaya, banana y maracuyá, que exportaron un total de 24.260 toneladas durante el período marzo 2023 a febrero 2024, lo que representa un incremento del 30,4% en comparación con el mismo período del año anterior (2022-2023). A pesar de este aumento en volumen, el valor total de las exportaciones alcanzó los US$55,1 millones, reflejando una leve disminución del 2,3% en relación con el período anterior. Este fenómeno de aumento en volumen, pero no en valor, revela una caída en los precios de exportación, que experimentaron una caída del 25,1% en su valor por tonelada.

Primicias Rurales

Fuente: Noticias Argentinas

Las máquinas perdieron contra la inflación, el dólar y los granos

Las máquinas perdieron contra la inflación, el dólar y los granos

Si bien la facturación del sector creció 84% en 2023, estuvo lejos de compensar el impacto de la inflación. Tampoco le pudo seguir el ritmo al dólar y a la cotización de los granos.
Buenos Aires, miércoles 27 de marzo (PR/24) .- La maquinaria agrícola cerró el año 2023 con un sabor agridulce. Por un lado, la facturación del sector marcó un récord histórico de $ 517.296 millones, con un crecimiento de +84,0% respecto al año anterior.

Por el otro, esa suba nominal en pesos corrientes se desdibuja cuando se la compara con la evolución de los precios internos.

En números reales, la comercialización de la maquinaria no pudo seguirle el ritmo ni a la inflación, ni al tipo de cambio, ni a la cotización de los principales granos.

Inflación  La primera derrota que registró la evolución de las ventas de maquinaria agrícola en 2023 fue contra la inflación. En moneda constante, es decir, ajustada por inflación, la facturación del sector arrojó una caída real de -19,5% respecto al año anterior. La cifra va en línea con la retracción de -22,9% reportada en el número de unidades vendidas a lo largo del año pasado.
Dólar oficial  Las ventas de máquinas también perdieron terreno en su relación con la cotización oficial del dólar. En 2023, la facturación del sector totalizó operaciones por el equivalente a U$S 1.699 millones, con una caída de -17,5% respecto a los valores reportados con la misma metodología para el año anterior (U$S 2.059 millones).
Dólar blue  Similar desempeño se observa cuando se comparan las ventas de máquinas con la cotización del dólar libre. En este caso, la facturación del sector sumó el equivalente a U$S 886 millones en 2023, con una retracción de -21,2% respecto a los valores reportados con la misma metodología para el año anterior (U$S 1.125 millones).
Soja  Medidas en soja, las ventas de maquinaria agrícola informadas por el INDEC totalizaron durante el año pasado el equivalente de 4,13 millones de toneladas, con una baja de -18,2% respecto a siumilar cálculo realizado para 2022 (5,04 millones de toneladas).
Maíz  Más pareja resultó la comparación interanual de la facturación del sector respecto a la cotización del maíz. En este caso, las ventas de máquinas en 2023 resultaron el equivalente a 8,21 millones de toneladas de maíz, con una baja de -7,4% respecto a los valores estimados para 2022 (8,87 millones de toneladas).
Metodología: Cabe consignar que en todos los casos se consideró la facturación informada por el INDEC para cada trimestre por los valores promedio del IPC, dólar y granos correspondientes a ese período. La comparación «punta a punta» de estos indicadores tiende a brindar resultados más exacerbados, sobre todo cuando se produce un brusco cambio de valores al final del periodo comprendido (como sucedió en diciembre de 2023). 

Primicias Rurales

Fuente: Por Néstor Sargiotto – MaquiNac

Desde que asumió Milei la presión fiscal sobre el sector agrícola creció de 59 a 65%¿Así arranca este 2024?

Desde que asumió Milei la presión fiscal sobre el sector agrícola creció de 59 a 65%¿Así arranca este 2024?

Subió el Índice de los impuestos al productor: conocé por qué. Suben costos y caen los precios ¿Cómo se conjugan esos factores? ¿Qué pasa en las provincias?

Buenos Aires, martes 26 de marzo (PR/24).- El informe trimestral de FADA indica que 65% de la renta del productor queda en manos del Estado en sus diferentes niveles: 94% nacionales, 5% provinciales y el resto municipales. “El Índice subió 6 puntos desde la última medición de diciembre, los principales motivos son: suba de costos y caída de precios”, explica Nicolle Pisani Claro, Economista Jefe FADA.

“Para entender por qué aumentó la presión tributaria hay que detenernos en qué mide el índice FADA:
cuánto de la renta agrícola se va en impuestos. La renta es el resultado de restarle los costos de producir al valor de esa producción que hacemos. Si cae el precio o suben los costos, la renta se achica. Pero el tema es que los impuestos no se reducen en la misma proporción que la renta, es más, casi que no lo hacen. Es por esto que cuando el valor cae o los costos suben, la participación de los impuestos sobre la renta aumenta. Esto es lo que arrojó esta medición, por eso el Índice FADA es 6 puntos mayor que la última edición”, agrega Pisani Claro.

Dentro de los impuestos nacionales, el 67% no se coparticipan a las provincias, es decir, no vuelven a las regiones que lo produjeron. “De aquí se desprende la discusión sobre el federalismo de un esquema en el
que la mayor parte de lo recaudado no se reparte a las provincias, en una actividad que por definición es federal y está arraigada a las distintas regiones del país”, destaca Natalia Ariño, Economista FADA.

“Si nos detenemos en las provincias analizadas, vemos que Córdoba registra un 64,9%, Buenos Aires 61,9%, Santa Fe 61,1%, La Pampa 62,9%, Entre Ríos 65,4% y San Luis 59,9%. Para medirlo, se conjugan los rindes, los impuestos provinciales y locales, y los fletes, que generan efectos diferenciados sobre cada uno de los cultivos. Así como la proporción de cada cultivo en el área sembrada de cada provincia”, expone Pisani Claro.

En esta medición en particular consideramos los incrementos para el año 2024 de inmobiliario rural, tasas y guías municipales. En el caso particular del inmobiliario se han registrado, dependiendo la provincia, incrementos que van desde el 180% hasta 250%.

¿Qué pasó con los costos?
“En cuanto a los costos de insumos, el informe revela que los fletes se incrementaron 42% en pesos, frente a diciembre 2023. La labor de siembra 59% y la cosecha 132%. Respecto a marzo 2023, se ven aumentos en fletes del 206% y de labores entre 170% y 260%”, agrega Ariño.

Si se analiza la estructura de costos de los cultivos de acuerdo a la moneda en la que están expresados, se puede identificar que un 49% de los costos de una hectárea de soja están estrictamente dolarizados mientras que el restante 51% están pesificados.

Si se considera el costo de la tierra dentro del esquema de costos, aquellos que son dolarizados en una hectárea de soja pasan a representar el 62%.

En el caso del maíz, como los fertilizantes y semillas tienen más peso que en el caso de la soja, los costos dolarizados ascienden al 53% de la estructura, mientras que los pesificados alcanzan el 47%. Si se considera el costo de la tierra, el peso de los costos dolarizados asciende al 60%.

En esta edición del informe se han repartido de manera más similar los componentes en pesos y en dólares en comparación con la medición de diciembre 2023. En aquel mes el componente en pesos había caído luego de la devaluación, lo que muestra actualmente un encarecimiento en fletes y labores desde inicios de 2024, al medirlo en dólares.

Caída de precios 
Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 65%, la participación del Estado en soja es del 68,4%, maíz 57,3%, trigo 83,9% y girasol 54,1%.

Aún con mayores niveles de producción tras la recuperación de la sequía, la caída de precios reduce el valor bruto de la producción. En este contexto, con menores precios, costos que se incrementan y actualizaciones de impuestos provinciales y municipales, se genera una presión mayor en la participación del Estado en la renta agrícola.

La mayor caída de precios se presenta en trigo, el cual a su vez indicó la mayor participación del Estado en la renta en marzo 2024. En este contexto y frente a la próxima campaña fina, los números comienzan a ajustar, considerando que esta caída de precios viene acompañada de incrementos en los insumos y servicios.

Primicias Rurales

Fuente: FADA