La liquidación de divisas del agro alcanza un récord histórico en el primer semestre del año

La liquidación de divisas del agro alcanza un récord histórico en el primer semestre del año

Por Calzada –Bergero –Terre – Ferrari – Rodriguez Zurro – D’Angelo
Buenos Aires, 7 de agosto (PR/22) .- Con una estimación de liquidación de divisas del sector Oleaginosos y Cerealeros por US$ 18.876 millones para el segundo semestre de 2022, la Bolsa de Comercio de Rosario proyecta que el ingreso de divisas del sector podría superar los US$ 40.500 millones.

Entre enero y junio del corriente año, el sector Oleaginosos y Cerealeros liquidó divisas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) por US$ 22.093 millones, un máximo histórico para el primer semestre del año, superando en un 9% el ingreso de dólares del sector en el mismo período del 2021, que corresponde al récord anterior.

Suponiendo que se sostenga el actual nivel de valores FOB para los granos y sus subproductos y en base a las actuales proyecciones de producción y exportación, así como también de la normativa que regula el comercio exterior de bienes agroindustriales, para el segundo semestre del año la Bolsa de Comercio de Rosario estima una liquidación de divisas del sector agroindustrial por US$ 18.575 millones. De este modo, el ingreso de dólares del sector Oleaginosas y Cereales para el 2022 podría ascender a US$ 40.668 millones de dólares, un máximo histórico para Argentina. Este volumen se ubicaría 2.000 millones de dólares por encima de la liquidación de divisas del año 2021, y resultaría un 73% superior al ingreso promedio de divisas del sector Oleaginosas y Cereales entre los años 2018 y 2020, inclusive.

Tal como se menciona, estas estimaciones son propias de esta BCR de acuerdo con su metodología. Fuentes privadas cuentan con valores algo inferiores para los meses de agosto, setiembre y octubre.

Además, de cumplirse las estimaciones actuales, principalmente en lo relativo a los precios internacionales en los próximos meses, la liquidación de divisas del agro podría llegar a alcanzar el mayor valor en, al menos, los últimos 10 años en cada uno de los meses del 2022, tal como muestra el gráfico adjunto. Mientras que, específicamente en el segundo semestre, se podría llegar a concretar un ingreso de dólares del sector US$ 1.081 millones por encima de igual período de 2021.

Sustentando el récord anterior, y ampliando la mirada al resto de los sectores que componen la cadena agroindustrial argentina, debe considerarse que tanto en volumen como en valor las exportaciones agroindustriales alcanzaron en el primer semestre del 2022 un récord histórico, tal como se analizó oportunamente en el Informativo Semanal 2.061 de la Bolsa de Comercio de Rosario, disponible aquí.

•    La venta de granos por parte de los productores a finales de julio alcanza el segundo mayor registro de la historia, con 83,2 millones de toneladas, sólo por detrás del 2019/20 cuando Argentina consiguió su récord productivo. Este volumen se encuentra, además, 5 millones de toneladas por encima del promedio de los últimos 5 años. 

Del lado de la comercialización interna, y siguiendo el dato de compras semanales de granos por parte de la industria aceitera y el sector exportador que publica semanalmente la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca (SAGyP), puede observarse que el volumen comercializado internamente al cierre del mes de julio alcanza los 83,2 millones de toneladas, entre trigo, maíz, sorgo, soja, girasol y cebada. Se trata del segundo mayor registro de la historia, sólo por detrás de las 84,7 Mt comercializadas a la misma altura de la campaña 2019/20, cuando Argentina logró su récord productivo. En estos términos, habida cuenta de la caída en el volumen total cosechado de los seis granos de referencia en el 2022, las compras totales al iniciarse agosto representaban el 65% de la producción en el año 2020, en tanto que el ratio alcanza el 64,3% en el 2022, relativizando la diferencia en toneladas.

En resumen, en términos globales, los productores han comercializado a la fecha un volumen superior de granos que el registrado a la misma altura del año pasado, más allá de las diferencias que existan al interior de cada producto. En otras palabras, puede verificarse que, si bien se observa un volumen absoluto de ventas de soja inferior al registrado, en toneladas, a la misma altura del año pasado, las ventas del resto de los granos más que compensan esta diferencia.

Con relación a la oleaginosa, y sólo considerando el volumen absoluto, al cierre de julio industriales y exportadores pactaron la compra de 21,3 Mt de soja (datos oficiales del MAGyP). Ello indica el menor valor absoluto desde la campaña 2003/04, cuando se habían comercializado 20,3 Mt para el mismo momento del año. Sin embargo, los 34,5 millones de toneladas comercializadas de maíz constituyen el segundo mayor registro de la historia, incluso a pesar de la merma productiva a causa de la última sequía. Las 21,2 Mt negociadas de trigo, junto con las 2,5 Mt de cebada se constituyen en los récords históricos de operación de ambos cultivos, y las 1,2 y 2,5 millones de toneladas, respectivamente, comercializadas de sorgo y girasol se encuentran entre los registros más altos.

De este modo, el productor ha privilegiado la venta de el resto de los cultivos, prefiriendo retrasar las de soja, ante una multiplicidad de factores: la necesidad que el grano conserve su poder de compra de cara a las erogaciones que deberá realizar más adelante para dar inicio a la nueva campaña, la falta de activos financieros accesibles que permitan mantener el valor del dinero en un contexto de acelerada inflación, la expectativa de una reducción en la brecha entre el tipo de cambio que recibe por su cosecha y el que accede para la compra de dólares, sea para adquirir insumos o para dolarizar sus ahorros.

•    El ritmo de venta de los tres principales complejos (soja, maíz y trigo) se ubican en récord de, al menos, la última década. El avance en las ventas de trigo compensa el menor ritmo de comercialización del complejo soja.

Si se observa el desenvolvimiento del sector exportador en los principales complejos para esta campaña 2021/22, al 4 de agosto se han anotado DJVE por casi 33 Mt del complejo maíz (el maíz en grano estaba casi en el 90% del Volumen de Equilibrio fijado oficialmente por el MAGyP). En el caso del trigo hay declaraciones de ventas externas por más de 15 Mt para todo el complejo, dentro de las cuales el trigo en grano alcanza el cupo oficial establecido de 14,5 Mt. En este sentido, ambos complejos registran ventas externas récord para esta altura del año de, al menos, la última década. Cabe la aclaración que ambos cereales están en el techo de volúmenes habilitados para exportar por parte del Gobierno Nacional.

Mientras tanto, en el caso del complejo soja se han anotado DJVE por 16,27 Mt, muy por debajo de las 20,79 Mt del año previo en la campaña 2020/21. Esto se debe principalmente por la menor posibilidad de exportar soja en grano.

Respecto de los subproductos de soja (harina/pellet), se llevan anotados actualmente 12,09 Mt vs 13,61 Mt en el ciclo 2020/21, lo cual indica una merma de 1,5 Mt aproximadamente. Se destaca que en los primeros seis meses del año se importaron 800.000 toneladas menos de soja, debido a la gran sequía que afecta a Paraguay. En este año, aparecieron importaciones de soja desde Uruguay por 530.000 toneladas en el primer semestre de 2022, siendo algo muy poco habitual en nuestra historia comercial de importaciones de la oleaginosa.

La falta de materia prima está afectando fuertemente a la industria aceitera del Gran Rosario, donde se conjuga una baja producción local y una gran sequía que perjudicó la producción de Paraguay y limita nuestras posibilidades de importación para aumentar la oferta total en Argentina para la industrialización.

No obstante, a nivel general para los tres complejos por campaña a igual fecha se obtienen ventas externas por 64,34 Mt para trigo, maíz y soja. Dicho volumen registrado se ubica 0,27 Mt por encima de la campaña pasada y es un récord en la última década.

Primicias Rurales
Fuente: BCR
El mercado sostiene la mejora, expectante por la llegada de Massa: el dólar libre bajó 16%, las acciones ganaron 25% y los bonos subieron 13%

El mercado sostiene la mejora, expectante por la llegada de Massa: el dólar libre bajó 16%, las acciones ganaron 25% y los bonos subieron 13%

Massa apuntó esta semana a medidas de austeridad fiscal, fortalecimiento de las reservas del Banco Central, impulso al comercio exterior y reordenamiento de las cuentas externas, entre otros puntos, que fueron recibidos con expectativa por los operadores bursátiles.

La evolución en las cotizaciones del dólarLa evolución en las cotizaciones del dólar

“Tras las novedades de Sergio Massa, el mercado se mostró calmo, y dejó entrever que espera el transcurso de los días como vaya impactando cada uno de los cambios mencionados y buscando adelantarse a las posibles modificaciones por venir”, estimó Ayelen Romero, ejecutiva de Cuentas de Rava Bursátil.

Probablemente el precio del dólar libre sea la referencia más volátil y a la vez más contundente del cambio de percepción de confianza o temor sobre las expectativas de la economía. El billete llegó a negociarse a un récord intradiario de $350 en el mercado paralelo el viernes 22 de julio, mientras que el bursátil “contado con liquidación” superó entonces los 340 pesos, también en precios máximos.

Este viernes el dólar libre cerró a $293, con una baja de 57 pesos o 16,3% desde su máximo, mientras que el “contado con liqui”, el más seguido por las empresas, en particular para aquellas con dificultades para acceder al mercado oficial, se pactaba a 288 pesos.

El economista Gustavo Ber afirmó que “los activos domésticos se encuentran más inmersos en el microclima interno ya que la atención se concentra sobre las medidas fiscales, monetarias y cambiarias, en busca de señales contundentes desde la nueva conducción que permitan mejorar rápidamente las expectativas de los agentes económicos”.

La mejora en los bonosLa mejora en los bonos

La mejora de los indicadores fue más perceptible a partir del 27 de julio, cuando se confirmó a Massa como nuevo ministro. El dólar contado con liquidación cayó 16% a los 285 de este viernes, mientras que algunos bonos en dólares subieron casi 20%, como en el caso del Global 2029 (GD29, +18,7%) con ley de Nueva York, y el Bonar 2035 (AL35, +16,2%) con ley argentina.

“Los inversores aguardan precisiones sobre dichas iniciativas aspirando a que no resulten aisladas sino parte de un plan integral, ya que avanzar rápidamente hacia una convergencia en los desequilibrios económicos resulta crucial ante la delicada situación, y la implementación se descuenta requerirá de un amplio y sostenible respaldo político”, agregó Ber.

La salida de Batakis y el arribo de Massa tuvieron su correlato en la valuación de los bonos de la deuda pública, pues estos instrumentos son un puntal del financiamiento del Gobierno y la evolución de sus precios y tasas de retorno pone de manifiesto el grado de confianza que los agentes del mercado le tienen al Gobierno.

El repunte de los bonos en dólares en las últimas dos semanas, cuando empezó a sonar fuerte el nombre de Massa como jefe de Economía, alcanzó el 13% en promedio, aunque todavía no llegaron a los valores precios a la renuncia de Guzmán.

Los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- tocaron en la tercera semana de julio su precio más bajo desde la salida a cotización hace poco menos de dos años. Algunos papeles como los Globales 2035 (GD35) y 2046 (GD46) llegaron a pagarse debajo de los USD 18 y momentáneamente todo el menú de estos títulos públicos llegaron a marcar un promedio inferior a los USD 20, precios propios de un país en default, con tasas de retorno que llegaron a superar el 40% anual en dólares, incluso superiores a las de la deuda de Ucrania, país que hace seis meses sufre la invasión rusa.

Hoy, los bonos Globales cotizan en un rango de 22 a 26 dólares, con tasas internas de retorno en un rango del 26% al 35% anual en dólares.

“El nombramiento de Sergio Massa como jefe del ‘superministerio’ económico recién creado de Argentina brinda cierta esperanza de que el Gobierno intente apegarse a su último acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, señaló un informe de Capital Economics.

En ese sentido, el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes llegó a rozar los 3.000 puntos el 22 de julio -con un máximo intradiario de 2.976 unidades-, en el momento más duro para las expectativas económicas para el Gobierno, y retrocedió ahora a la zona de los 2.400 puntos con el desembarco del tigrense en el Gabinete nacional.

En tanto, las acciones argentinas también sostuvieron una fuerte recuperación. El S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires acumuló una ganancia de 25% en dólares en las últimas dos semanas, según la paridad del “contado con liqui” implícito en los precios de los ADR en Wall Street. En pesos, el Merval avanzó un 9%, desde los 111.615 a los 121.200 puntos.

 

Primicias Rurales

Fuente: INFOBAE

A pesar del “efecto Massa”, los precios de los alimentos y de las bebidas no paran de subir

A pesar del “efecto Massa”, los precios de los alimentos y de las bebidas no paran de subir

Consumidores observan hipnotizados los nuevos precios de los alimentos. Foto NA: DAMIAN DOPACIO

Buenos Aires, 3 agosto (PR/22) –Si hay un “veranito” financiero para el denominado superministro Sergio Massa existe, al mismo tiempo, un “invierno” crudo y temible para los precios de los alimentos y bebidas que componen la canasta básica de una familia y que no deja de subir durante los primeros días del mes de agosto replicando la tendencia al alza del costo de vida del mes de Julio que licua los ingresos de todos los habitantes del país.

Uno de los objetivos prioritarios de la gestión del nuevo superministro al frente del Palacio de Hacienda será la de enfriar la inflación de los bienes y de los servicios pero no de cualquiera de ellos. La prioridad la tendrán los alimentos.

Durante las últimas horas de la gestión Batakis en economía, todos los integrantes de la industria de la alimentación, observaban espantados la implacable suba de todos los dólares paralelos que generaban una brecha cambiaria en torno al 150% con respecto a la cotización oficial.

Esa brecha cambiaria es inviable para la producción en cualquier sector de la economía pero en la industria alimenticia comenzaron a registrarse ausencia de precios, problemas para importar, por el estricto cepo cambiario, faltantes de insumos que conlleva, definitivamente, a la escasez de productos y a un aumento de precios producto de falta de oferta.

Para Víctor Palpacelli de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), “…durante la segunda quincena de Julio hubo aumentos cercanos al 10% en artículos perecederos, de limpieza, de perfumería y en alimentos en general”.

Sin embargo, con la novedad de Sergio Massa ascendido como un ministro con amplios poderes en el sector de la economía sumada a la decisión de subir las tasas de parte del directorio del Banco Central, elevó el rendimiento de un plazo fijo a un 61%, se produjo un descenso en las puntas vendedoras de los diferentes dólares que se comercializan en el país y un rebote en los rendimientos de los títulos de deuda nacionales.

Ese “veranito” no se registró en las góndolas de los supermercados o en los precios que se exhiben en los comercios de cercanía.

Fernando “Chiche” Savore es presidente de la federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires y hace unas semanas publicó un video en redes sociales dirigido a Luis Pagani de Arcor donde pedía explicaciones por los aumentos, en diálogo con NA, advirtió, “…no bajo ningún precio. El dólar bajo pero los precios de los alimentos no bajaron. Se vende mucho menos que el año pasado. La caída de ventas está presente y se mide por unidades vendidas. Todo lo que subió por efecto del dólar, ahora que bajo su cotización, no hubo ninguna corrección en los precios”.

Savore dio ejemplos, “…el azúcar, hasta el día 3 de Julio, estábamos pagando 107 $ de costo, tras la corrida bancaria, se fue hasta los 177 $ y, hoy, estoy pagando 200 $ el kilo de azúcar. Ese es el costo y yo lo vendo a 250 $. O sea le remarco el 25 %. En el caso de la leche, tenemos un sachet de primera marca a 170 $ y de una segunda marca, cuesta 130 $”.

Desde luego que las grandes cadenas de supermercados ofrecen productos de primera necesidad a precios más baratos por el programa Precios Cuidados. Pero, muchos consumidores están denunciando que cuando se realizan las compras por internet y se incluyen en el carrito virtual productos incluidos en el programa del gobierno aparece la aclaración, “el producto X o similar”. Similar es sinónimo de ausencia de productos con Precios Cuidados.

En el Mercado Central, Fabián Zeta, militante peronista cercano a Guillermo Moreno y titular de la Cámara de Operadores Mayoristas Frutihortícolas advirtió, “estamos viendo con mucha preocupación los aumentos de precios en productos estacionales, de primera necesidad, de más de un 100%, como la papa y un poco menos la cebolla”.

Los productos estacionales son aquellos que sufren una gran demanda en un momento determinado. Y, algunos puesteros explicaron a NA que “…la papa en el mercado central de Buenos Aires, hasta el lunes 25 de Julio, se comercializaba a precio mayorista los 20 kilos $600  a razón de $30 el kilogramo. Los días siguientes desde el martes 27, este artículo paso a tener un costo de $1.300 la bolsa de 20 kg, lo que llevó a $65 el kilogramo más de un 100% de aumento mayorista”.

En cuanto a la cebolla “los 20 kilos también en presentación de bolsa costaban $1.900 o $95 el kg, desde el pasado martes pasó a valer $2.500 El bulto cerrado con un costo por kilo de $125 mayorista”.

Estos precios se trasladan, luego, a los comercios en los barrios y los verduleros terminan aumentándoles a sus clientes cerca de 80% en el precio final.

Para Zeta, más allá de la incertidumbre económica en general y las variaciones de los precios estacionales, también hay factores como “los gastos de la actual administración del Mercado que son trasladados al productor-operador. Gastos que se producen por un incremento de contratos en el área administrativa”, según denunció.

Fernando Savore, en su mensaje a Luis Pagani, se había preguntado cómo dar la cara ante los clientes por los nuevos aumentos, “…los distribuidores oficiales nos avisaron, el 20 de julio pasado, que sus productos aumentaban un 20%. Les pedimos que nos diga cómo le vamos a explicar a la gente este nuevo aumento, su empresa representa una importante parte de las galletitas, 85% de la mermelada, atunes, aceites, polenta. Su empresa representa una porción muy importante en nuestro negocio”.

Para el almacenero se trata de un reproche que puede hacerse extensivo a otras marcas en una tendencia que parece no detenerse a juzgar por el aumento reciente del precio de la azúcar. “Este aumento va a tener incidencia en el precio de las galletitas, por ejemplo, porque el azúcar es una de sus materias primas principales”.

Referentes del sector de autoservicios chinos explicaron a NA que “las listas recientes de precios tendrán un impacto en las góndolas esta semana independientemente de la asunción del nuevo equipo económico. Los productores enviaron listas con alzas de 21% promedio en azúcar, 10% en quesos y lácteos, 12% de arroz y 9 % en pastas secas”.

Algunos ejemplos que grafican una dinámica al alza del costo de vida que se convertirá en uno de los principales desafíos que deberán afrontar las nuevas autoridades económicas.

Primicias Rurales

Fuente: Noticias Argentinas

 

Se invierten $26,5 millones en la vitivinicultura de Mendoza y San Juan

Se invierten $26,5 millones en la vitivinicultura de Mendoza y San Juan

Mendoza, 2 agosto (PR/22) — El convenio firmado entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) para mejorar la competitividad y darle sostenibilidad a la producción primaria de vid está dando importantes resultados. A la convocatoria abierta para acceder a créditos preferenciales con tasas que no superan el 15% anual para préstamos de hasta $750.000 y no más del 30% anual para montos por hasta $15 millones, se presentaron 50 proyectos con potenciales beneficiarios de Mendoza, San Juan y La Rioja. De ese total, ya se entregaron 29 con una inversión total en ejecución por $26,54 millones entre crédito y aportes de contraparte.

La operatoria federal denominada “Línea de Créditos para la Reactivación Productiva” se lleva adelante en articulación con los gobiernos provinciales, el CFI y COVIAR y ofrece financiamiento en condiciones preferenciales por hasta el 80% del proyecto presentado. El resto corre por cuenta de la microempresa o pyme vitivinícola que lo solicita. El plazo máximo de amortización del crédito, dependiendo del monto solicitado, va de 48 a 84 meses con 12 o 24 meses de gracia.

Desde el lanzamiento de esta línea hasta ahora (la operatoria todavía sigue abierta y los interesados de cualquier provincia en participar pueden obtener información en www.cfi.org.ar o en www.coviar.ar) se han presentado un total de 50 proyectos para acceder a financiamiento por $44,17 millones con el objetivo de llevar adelante proyectos de inversión por $71,24 millones en Mendoza, San Juan y La Rioja.

Del total de proyectos de inversión presentados y gestionados a través de la unidad ejecutora de Producción Primaria de COVIAR, ya fueron aprobados 29 y los gobiernos provinciales participan de la operatoria, así el Gobierno de Mendoza ha elevado al CFI 27 proyectos y el Gobierno de San Juan 2 accediendo a financiamiento con tasas preferenciales por $16,14 millones. Los 29 proyectos en ejecución actualmente proyectan inversiones por $26,54 millones en la vitivinicultura.

“La nuestra es una finca familiar, de mi mama y mis hermanos, donde producimos uvas Malbec y Cabernet, en un total de 6,5 hectáreas. Por una convocatoria de COVIAR sobre el financiamiento del CFI, que en nuestro caso fue de $750.000 y a sola firma, que utilizamos, más que nada, en la compra anual de agroquímicos y en invertir en la compra de bins para hacer la cosecha asistida, porque tenemos un tractor con el volcador. Esta es una línea de crédito del CFI a tasa fija y, en el caso de los $750.000, rondaba el 15% como máximo, por lo cual con una inflación y tasa de mercado del 60-70%, el diferencial para un pequeño productor es grandísimo. Por mi experiencia, invito a otros productores a sacar este tipo de créditos que les va a permitir, primero, ordenarse financieramente, y también aumentar su productividad en la finca. Son créditos muy económicos de tomar y a largo plazo. Algo que hoy en día es muy difícil obtener de una entidad bancaria”, cuenta el productor Patricio Pott Godoy, beneficiario de las líneas de financiamiento.

Dentro de la operatoria vigente, cada pyme o micro pyme vitivinícola presenta un proyecto de inversión donde especifica en qué piensa usar el dinero del crédito recibido (en un 80%) más un mínimo del 20% de aporte propio como contra parte. Así, el 30% de las propuestas presentadas (monetizadas o en trámite para su aprobación) tiene como destino la compra de maquinarias e implementos, el 24% busca invertir en sistemas de riego, el 17% busca mejoras productivas, el 13% busca capital de trabajo, mientas que el resto se divide entre comprar un tractor, cosecha asistida y reparación de un inmueble.

Acompañar a la producción primaria, brindando asistencia para la tecnificación, eficiencia energética, calidad y productividad tiene por misión contribuir a la sostenibilidad de la vitivinicultura argentina y la diversidad de productores, objetivos trazados en el Plan Estratégico Vitivinícola en su actualización al 2030. 

Primicias Rurales

Fuente: Agritotal

Rige desde este lunes el nuevo régimen de liquidación de soja

Rige desde este lunes el nuevo régimen de liquidación de soja

Buenos Aires, 2 de agosto (PR/22) .- El objetivo de la medida es que las liquidaciones sean, al menos, unos US$ 2500 millones por arriba de las esperadas hasta el 31 de agosto, y que ayuden así a reforzar las reservas internacionales
Rige desde este lunes el nuevo régimen de liquidación de soja

El objetivo de la medida es que las liquidaciones sean, al menos, unos US$ 2500 millones por arriba de las esperadas hasta el 31 de agosto, y que ayuden así a reforzar las reservas internacionales

El objetivo del Banco Central es que las liquidaciones de soja sean al menos unos US 2500 millones por arriba de las esperadas hasta el 31 de agosto proximo Foto archivo

El objetivo del Banco Central es que las liquidaciones de soja sean, al menos, unos US$ 2.500 millones por arriba de las esperadas hasta el 31 de agosto próximo / Foto archivo.

El nuevo instrumento para incentivar a que los productores agropecuarios vendan su cosecha de soja antes del 31 de agosto próximo, que fue aprobado este martes por el Banco Central (BCRA), ya quedó operativo y los bancos estarán en condiciones de ofrecerlo a sus clientes desde el próximo lunes.

Así lo confirmaron a Télam fuentes del BCRA, en referencia a la posibilidad de depositar el 70% de los pesos obtenidos con la exportación de soja en una cuenta que ajusta diariamente por variación del tipo de cambio, y el 30% restante a comprar divisas al “dólar ahorro” (oficial + 65%), que el viernes cerró a $226,50 en el Banco Nación.

El objetivo del Banco Central es que las liquidaciones de soja sean, al menos, unos US$ 2.500 millones por arriba de las esperadas hasta el 31 de agosto próximo, y que ayuden así a reforzar las reservas internacionales.

Cómo funciona el sistema?

Puntualmente, la norma establece que los productores podrán depositar el 70% de los ingresos producidos por la venta de soja en una cuenta a la vista (es decir, con acceso en cualquier momento a esos fondos) que se ajusta de forma diaria en función de la evolución del tipo de cambio A3500.

Además, por el 30% restante se permitirá la formación de activos externos al valor del dólar oficial más el impuesto PAÍS y las retenciones a cuenta que percibe la AFIP.

 Implementación

“De ninguna manera se trata de un dólar agro, ni un tipo de cambio diferencial. Sólo habilitamos dos instrumentos de inversión para los productores de soja”, aseguró días atrás el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Aun así, para que los bancos puedan ofrecerlo deberán readaptar sus sistemas informáticos que, si bien tienen la obligación de ofrecerlo a sus clientes, no están forzados a hacerlo a través de la web, por lo que la adopción dependerá del volumen de clientes en el rubro agrícola.

Consultados por Télam, los principales bancos con clientes del sector agro, tanto en la zona núcleo como en otros puntos del país, confirmaron estar trabajando en su implementación, aunque no creen llegar a ofrecerlo efectivamente el lunes próximo ya que están en una “fase técnica y de entendimiento de la norma” hasta su lanzamiento efectivo.

Desde el BCRA aseguraron que “no hay ninguna norma pendiente” para que se haga efectiva, aunque sí una medida “inesperada e innovadora” y que, por ello, es probable que demore “entre una semana y 10 días” para su cumplimiento efectivo.

De todas formas, están confiados en que tendrá una buena recepción una vez que esté disponible.

 Expectativas

“Seguramente podamos obtener 2.500 millones de dólares, muy posiblemente más. Creemos que esa es una cifra posible. Vamos a ver si el incentivo lleva a una venta mayor”, puntualizó Pesce en una entrevista radial, en la que enfatizó que la medida es “conveniente” ya que se trata de “una solución a un problema que nos plantea una cadena productiva, como lo hemos hecho con las pymes en su momento”.

Según cálculos del Ministerio de Agricultura, actualmente hay cerca de US$ 10.000 millones en granos que aún no fueron liquidados, de los cuales una porción más pequeña -cercana a los US$ 3.000 millones- está en centros de acopio pero aún sin precio fijado, por lo que aún no se concretó su venta. (APFDigital)

Primicias Rurales

Fuente: agritotal.com

Derrumbe del dólar: bajó $70 desde que se anunció a Massa como ministro y el riesgo país retrocedió 600 puntos

Derrumbe del dólar: bajó $70 desde que se anunció a Massa como ministro y el riesgo país retrocedió 600 puntos

Buenos Aires, 1 agosto (PR/22) –El dólar volvió a caer fuerte hoy tanto en el mercado marginal, donde retrocedió a $280, como en el sistema financiero negociado a través de bonos, en medio de la expectativa generada por la llegada de Sergio Massa a un empoderado Ministerio de Economía.

El dólar financiero sigue sin encontrar piso y cayó hasta $13, con el MEP ya por debajo de los $270, a la espera de anuncios económicos.

El “contado con liqui” (CCL) -operado con el Global 2030- se hunde $13,44 (-4,7%) hasta los $274,84, con lo cual el spread con el tipo de mayorista se reduce al 108,3%.

La semana psada, el CCL anotó una caída de 11,7%, aunque durante julio registró un avance del 14,1%.

Por su parte, el dólar MEP -también valuado con el Global 2030 – cede $8,42 (-3%) hasta los $268,29, por lo que la brecha frente al tipo de cambio oficial cede hasta el 103,3%.

En los últimos cinco días, el MEP mostró una baja de 12,3%, pero durante julio evidenció un ascenso del 10,9%.

En la plaza informal, el dolár blue cae $16 (-5,4%) hasta los $280, tras venderse hace una poco más de una semana a $350, su récord nominal histórico.

Durante la semana pasada, el paralelo anotó una caída de 12,4%, pero durante julio registró una suba del 24,4%.

Massa asumirá este miércoles al frente de un nuevo Ministerio que englobará las áreas económica, productiva y agrícola de la Argentina.

En el mercado sostienen que la designación de Massa como ´superministro´ produjo un fuerte cambio en las expectativas.

Los inversores esperan anuncios que busquen tranquilizar al mercado financiero en momentos en que la inflación anual amenaza con superar el 80%, el banco central cuenta con escasas reservas y las presiones cambiarias tensionan la plaza.

El Banco Central debió desprenderse de unos 140 millones de dólares de sus reservas el viernes, para finalizar julio con un negativo de unos 1.270 millones.

Operadores consideran que la clave esta semana estará enfocada en la agenda política y los anuncios de posibles nuevas medidas con el cambio de gabinete.

El riesgo país medido por el banco JP Morgan caía cuatro puntos básicos a 2.394 unidades, frente a un reciente nivel máximo histórico de 2.976 puntos.

Otro de los factores que condiciona a la baja a los tipos de cambio financieros fue la decisión del BCRA de subir el jueves fuertemente su tasa de interés referencial, en 800 puntos básicos, a un 60% anual, para adaptarse a rendimientos del mercado y en un intento por desacelerar la inflación y estabilizar el tipo de cambio.

 

 

 

 

Primicias Rurales

Fuente: Noticias Argentinas