Empresarios reclaman apoyo político para la sanción de una ley que impulse la actividad agroindustrial

Empresarios reclaman apoyo político para la sanción de una ley que impulse la actividad agroindustrial

Buenos Aires, 3 agosto (PR/20) — El presidente de la Cámara Argentina de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales, Gustavo Idígoras, reclamó hoy a “todas las fuerzas políticas y a los gobernadores” que acompañen la sanción de una ley que impulse a la actividad agroindustrial.
El dirigente, que forma parte del Consejo Agroindustrial Argentino -integrado por 45 cámaras y entidades empresarias- destacó la “elaboración de un proyecto de ley que contempla medidas económicas para la reactivación agroindustrial, sustentable y federal”.
Esa propuesta, señaló Idígoras, “tiene tres grandes ejes: potenciar inversiones, financiamiento y exportaciones: apunta a exportar por 100 mil millones de dólares al año y generar 700 mil empleos”.
“El objetivo es tener divisas propias para generar mayor crecimiento, ya que estamos muy preocupados por la situación del país. Por eso, presentamos esta propuesta” que la semana pasada llegó a manos de la vicepresidente Cristina Kirchner, resaltó el empresario, en declaraciones radiales.
Idígoras consideró necesario que “todas las fuerzas políticas y los gobernadores nos acompañen, para que esto se transforme una política de Estado”.
“Nosotros estamos muy comprometidos con este debate y por eso pensamos en una ley, para que nos dé previsibilidad, estabilidad en las reglas de juego. Se trata de proponer un marco regulatorio de diez años, donde el capital de inversión será del sector privado, no del Estado”, enfatizó el dirigente.

Primicias Rurales

Fuente: NA

El gobierno quiere unificar la alícuota del IVA para todas las leches en un 10,5%: qué implica para empresas y consumidores

El gobierno quiere unificar la alícuota del IVA para todas las leches en un 10,5%: qué implica para empresas y consumidores

Buenos Aires, 28 de julio (PR/20).- El proyecto de ampliación del Presupuesto Nacional 2020 enviado a la Cámara de Diputados por el Poder Ejecutivo –que será tratado hoy martes– propone implementar una sola alícuota de IVA del 10,5% para todos los productos lácteos.

En 2006 –por medio de la Ley 26.151– se estableció la exención de IVA para la “leche fluida o en polvo, entera o descremada sin aditivos”, lo que motivo que algunas industrias lácteas comenzasen a posicionar leches fluidas con agregados para comercializar esos productos con una alícuota del 21,0% y evitar así acumular créditos fiscales irrecuperables.

La leche entera tanto fluida como en polvo, que actualmente está exenta de IVA e integra el programa de “Precios Cuidados”, debería –obviamente– experimentar un aumento en el precio minorista en caso de pasar a estar gravada por un IVA del 10,5%.

Debido a la crisis social y económica presente en la Argentina, la mayor parte del consumo se leche fluida se está concentrando en los productos básicos exentos de IVA que en aquellos con agregado de aditivos (minerales, vitaminas y/o proteínas).

Los productos que tienen una alícuota de IVA del 10,5%, además de la leche, son las carnes, frutas, legumbres, hortalizas (frescas, refrigeradas y congeladas), miel, harina de trigo, pan, galletas, facturas de panadería y expeller y pellets de soja y porotos desactivados de soja.

En agosto pasado, por medio del decreto 567/19, se implementó la exención temporaria de IVA para todas las leches hasta el 31 de diciembre de 2020

Fuente: valorsoja.com

Primicias Rurales

MoPyME expresa la preocupación por los términos de la nueva Ley de Teletrabajo.

MoPyME expresa la preocupación por los términos de la nueva Ley de Teletrabajo.

Buenos Aires 16 julio (PR/20) .- El Movimiento de Pequeñas y Medianas Empresas (MoPyME) manifiesta su posición absolutamente contraria a la Ley de Teletrabajo en las condiciones en las que fue aprobada en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación y que a partir de hoy se debatirá en comisión en el Senado.

“Es incomprensible que se debata la Ley de Teletrabajo en este contexto. Coincidimos con la UIA, el Foro de Convergencia, IDEA, la asociación de bancos ABA y Argencon que esta Ley que cambia radicalmente las condiciones de contratación tiene que ser consensuada con los empresarios, tanto de los grandes holdings como de las PyMEs” afirmó Cristian Caram, titular de MoPyME.

“Desde el sector que defendemos y representamos sostenemos que de la manera en que fue aprobada en la Cámara de Diputados los emprendedores quedamos rehenes de la decisión unilateral del trabajador”, agregó el dirigente fundador del movimiento.

Si bien desde MoPyME entienden que el teletrabajo es una práctica que debe ser debatida y regulada, no es este el momento indicado dado el contexto de crisis que atraviesa el país y que demanda otro tipo de medidas más urgentes. Esperan la convocatoria del Ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, y el Ministro de Producción de la Nación, Matías Kulfas, para repensar con otros sectores los puntos conflictivos de la Ley.

Entre los puntos cuestionados se encuentran el nuevo formato de reversibilidad, que sostiene la posibilidad del trabajador de decidir unilateralmente volver a la modalidad presencial; la desconexión digital, que impediría por caso la recepción de mails fuera del horario laboral; la compensación de gastos remunerativa y la obligación de que el empleador se adapte a las tareas de cuidado en el hogar del teletrabajador.

MoPyME contribuye activamente en la puesta en marcha de nuevas medidas que permitan resolver en el corto plazo los avatares que atraviesan el 98 % de las empresas del país, que le dan trabajo formal al 70% de la gente y constituyen el 50% del PBI (datos de las PyMEs previos a la pandemia).

Primicias Rurales

Fuente: MoPyME

9 de Julio: Día de la Independencia argentina

9 de Julio: Día de la Independencia argentina

Buenos Aires, 9 julio (2020) — En 1816, convergieron dos hechos fundamentales para la historia nacional: la declaración de la Independencia y la organización final del plan continental del general José de San Martín, que sería el garante de esa independencia y la llevaría más allá de las Provincias Unidas.
El contexto internacional en el que esto ocurría era complejo: España se había liberado de los franceses y el rey Fernando VII había vuelto al trono y se predisponía a recuperar los territorios americanos que estaban en manos de los revolucionarios. El ejército realista había comenzado a avanzar por toda la región derrotando a una parte de los movimientos independentistas americanos.

Ante esa situación, las Provincias Unidas se juntaron para decidir qué hacer frente al peligro realista. El Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas en Sudamérica se reunió en San Miguel de Tucumán para limar asperezas entre Buenos Aires y las provincias, pues sus relaciones estaban deterioradas.

Cada provincia eligió un diputado cada 15.000 habitantes. Las sesiones del Congreso se iniciaron el 24 de marzo de 1816 con la presencia de 33 diputados de los 34 elegidos.

Finalmente, y después de arduas discusiones, el 9 de julio de 1816 los representantes firmaron la declaración de la Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica y la afirmación de la voluntad de “investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli” y “de toda otra dominación extranjera”. De este modo, después del proceso político iniciado con la Revolución de Mayo de 1810, se asumió por primera vez una manifiesta voluntad de emancipación.

La Casa Histórica de la Independencia
La casa histórica de Tucumán se construyó en 1760. Pertenecía a una importante familia local, la de Francisca Bazán, esposa de Miguel Laguna. Era una casa con varias habitaciones, patios que las conectaban y su único ornamento eran unas columnas salomónicas ubicadas a los costados de la puerta principal.

Después de ser sede del Congreso donde se declaró la Independencia, fue alquilada para la imprenta del ejército, el servicio de Telégrafo y el Juzgado Federal. En 1869, el fotógrafo Ángel Paganelli, que visitaba la ciudad de San Miguel de Tucumán, registró el deterioro del edificio a solicitud de un grupo de vecinos para llamar la atención de las autoridades en pos de la conservación.

En 1904, el gobierno la restauró pero debido a su pésimo estado tuvo que demoler gran parte de la vieja casa. La única parte que fue salvada fue el Salón de la Jura de la Independencia. La reconstrucción intentó ajustarse al máximo en cada detalle del edificio original utilizando, incluso, los mismos tipos de ladrillos, tejas y baldosas.

En 1941 fue declarada monumento histórico. Actualmente funciona como museo y es centro tradicional de los festejos por la Declaración de la Independencia.

Allí cada día 9, el Liceo Militar “General Aráoz de Lamadrid” realiza el relevo de guardia en el Museo de la Casa Histórica de la Independencia.
Con la intención de resaltar las tradiciones de nuestro pasado, los soldados del Liceo Militar, con el uniforme del Regimiento de Infantería de Montaña 10 y acompañados por la Banda Militar “Sargento Primero Pedro Bustamante” del Instituto, realizan esta ceremonia.

De esta forma, el Ejército Argentino junto al pueblo tucumano recuerdan el pasado y mantienen la honesta tarea de custodiar la histórica vivienda donde se juró y se proclamó nuestra Independencia aquel 9 de julio de 1816.

La Proclama de la Independencia
Mientras preparaba en Cuyo al Ejército que cruzaría Los Andes, San Martín se mostraba impaciente para que el Congreso reunido en Tucumán proclamara la Independencia. En una de las cartas que mantiene con uno de los congresales, el representante de Cuyo, Tomás Godoy Cruz, escribía: “¿Hasta cuándo esperamos para declarar la Independencia? ¿No le parece a usted una cosa bien ridícula acuñar moneda, tener el pabellón y cucarda nacional, y por último hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos?”. Y concluía: “Veamos claro, mi amigo, si no se hace, el Congreso es nulo en todas sus partes, porque reasumiendo este la Soberanía, es una usurpación que se hace al que se cree verdadero, es decir a Fernandito”.

El contexto era sumamente complejo, los realistas habían recuperado amplios territorios en América, entre ellos, Chile y buena parte del Alto Perú, lo que constituía toda una amenaza para las Provincias Unidas. En Europa, se asistía a la restauración de las monarquías; en la Banda Oriental, podía constatarse el avance portugués; y en el plano interno, las relaciones entre el gobierno central y el litoral estaban quebradas. Asimismo, las relaciones entre Buenos Aires y provincias que participaban del Congreso no estaban exentas de tensiones.

Finalmente, el acta de la Independencia se firmó el 9 de julio de 1816, donde prevaleció una postura que representaba el mandato de la mayoría de las provincias: investir a las Provincias Unidas del “alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli”. Quedaba expresamente rechazada toda fórmula intermedia que habilitara algún tipo de protectorado. Se trató, pues, de una manifestación clara, acorde con el pedido de San Martín, de declarar la Independencia absoluta de las Provincias Unidas respecto a la corona española y “de toda otra dominación extranjera”, según la fórmula agregada a la proclama días después en las siguientes sesiones del Congreso.

La proclama se publicó en español. También en quechua y aymará con el fin de incorporar al proceso a los pueblos originarios.

Los Diputados
Los 29 diputados del Congreso de Tucumán que suscribieron el acta de Independencia declarada por el Congreso de las Provincias Unidas en Sud América fueron:

• Presidente: Francisco Narciso de Laprida, diputado por San Juan.
• Vicepresidente: Mariano Boedo, diputado por Salta.
• Secretarios: José Mariano Serrano, diputado por Charcas y Juan José Paso, diputado por Buenos Aires
• Diputados:
– Por Buenos Aires: Dr. Antonio Sáenz, Dr. José Darragueira, Fray Cayetano José Rodríguez, Dr. Pedro Medrano, Dr. Esteban Agustín Gascón y Dr. Tomás Manuel de Anchorena.
– Por Catamarca: Dr. Manuel Antonio Acevedo y Dr. José Eusebio Colombres.
– Por Córdoba: Eduardo Pérez Bulnes, José Antonio Cabrera y Lic. Jerónimo Salguero de Cabrera y Cabrera.
– Por Jujuy: Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante.
– Por La Rioja: Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros.
– Por Mendoza: Tomás Godoy Cruz y Dr. Juan Agustín Maza.
– Por Salta: Dr. José Ignacio de Gorriti.
– Por San Juan: Fray Justo Santa María de Oro.
– Por Santiago del Estero: Pedro Francisco de Uriarte y Pedro León Gallo.
– Por Tucumán: Dr. Pedro Miguel Aráoz y Dr. José Ignacio Thames.
– Por Mizque: Pedro Ignacio Rivera.
– Por Charcas: Dr. Mariano Sánchez de Loria y Dr. José Severo Malabia.
– Por Chichas (incluyendo a Tarija): Dr. José Andrés Pacheco de Melo

En esa sesión no estuvieron presentes cinco diputados: el coronel José Moldes (Salta), que se encontraba detenido; el coronel Juan José Feliciano Fernández Campero (Chichas), que estaba al mando de tropas en el frente de combate; el presbítero Miguel Calixto del Corro (Córdoba), que estaba realizando una misión diplomática ante José Artigas; el médico Pedro Buenaventura Carrasco (Cochabamba), que estaba en servicio en el Ejército del Norte y el diputado Juan Martín de Pueyrredón (San Luis), que había viajado a Buenos Aires para asumir el cargo de Director Supremo.

Primicias Rurales

Massa presentó un proyecto de Ley para combatir el vandalismo rural con penas de hasta 25 años de prisión

Massa presentó un proyecto de Ley para combatir el vandalismo rural con penas de hasta 25 años de prisión

Buenos Aires, 1 julio (PR/20) — El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, presentó hoy un proyecto de ley que crea el delito de “vandalismo rural” contra la propiedad, y tiene como objetivo frenar el daño a cosechas, silos o tolvas.
La iniciativa del líder del Frente Renovador, que es acompañada por el diputado Ramiro Gutiérrez (Frente de Todos), modifica el Código Penal para dar una respuesta al problema que viene suscitándose en los últimos tiempos con daños a silobolsas en la región productora de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos.
El Código Penal actual no cataloga como “delito” sino como “estrago” a los daños a cualquier tipo de unidad de almacenamiento de cosechas.
En este sentido, la norma propuesta busca que el vandalismo rural sea considerado un daño especial y agravado cuando se afecta el desempeño o explotación de un establecimiento rural.
Se prevén penas de entre 2 y 5 años si por la acción se afectara el normal desempeño o explotación de un establecimiento rural a través de la destrucción, inutilización, desaparición o cualquier otro modo de daño.
En tanto, la iniciativa propone penas de hasta 12 años de prisión por liberación de patógenos, tóxicos o energía, emisión de radiaciones, incendio, explosión, inundación, derrumbe, o cualquier otro proceso destructor que genere un peligro para la vida.
Si los hechos produjesen la muerte de una persona, la pena podría ser de hasta 25 años de prisión.
En los fundamentos de la normativa, se sostiene que con este tipo de sanciones se busca proteger “desde el origen el ciclo producción-exportación de un sector esencial de la economía nacional” bajo el argumento de que “destruir un silobolsa es destruir el trabajo argentino”.
“En el código penal actual existen algunas regulaciones previstas como Estrago, pero son de aplicación imposible como defensa de la propiedad, ya que se enmarcan dentro de los llamados delitos contra la Seguridad Pública, requiriendo para su configuración una lesividad superior y diferente a las del daño a la propiedad privada”, sostuvo Gutiérrez en un comunicado.

Primicias Rurales

Fuente: NA

Proyecto contra la Violencia a la Producción

Proyecto contra la Violencia a la Producción

Buenos Aires, 1 julio (PR/20) — El diputado Nacional Ricardo Buryaile, junto a otros compañeros de bancada, presentaron un proyecto declarativo para repudiar los hechos de violencia e inseguridad que están atravesando los productores agropecuarios.

En las últimas semanas aparecieron casos de destrucción de silo bolsas de granos y ataques a la propiedad privada en varias regiones productivas del país. Ante esta situación, el ex ministro de Agroindustria de la Nación comentó: “decidimos presentar este Proyecto, a través del cual queremos repudiar los actos de vandalismo. Esperamos contar con el acompañamiento unánime en Diputados”.

“Los hechos de violencia a la propiedad privada se repiten a diario. El Estado deber dar respuestas y brindar seguridad a los ciudadanos”, dijo Buryaile, afirmando que aún “el Gobierno no ha dado ni con el origen ni con los culpables; y no ha emitido declaración alguna respecto a la violencia”.

Buryaile, además, sostuvo que en los últimos meses estos delitos han aumentado tanto en su frecuencia como en su peligrosidad. “No hacen más que amedrentar a las personas del campo que, con su esfuerzo y producción, ponen a la Argentina de pie con cada cosecha”, explicó.

En este sentido, afirmó que el alcance del daño producido no es sólo a los individuos, “hay que ir más allá de esa visión primaria”. Para el Diputado Nacional, estos ataques anónimos van dirigidos a toda la sociedad, “porque en este particular contexto de recesión económica por los tiempos que corren, la labor del campo es un pilar fundamental para la producción de alimentos y de divisas para nuestro país”.

“Se está atentando contra la propiedad privada, contra la cultura labriega, contra el esfuerzo cotidiano de un sector de la economía que brinda al país 5,5 millones de puestos de trabajo en forma directa e indirecta, tanto en el sector privado como el público. En definitiva, contra todos nosotros”, aseguró el Diputado Nacional Ricardo Buryaile.

Primicias Rurales