Kicillof reformuló su equipo de gobierno y designa nuevos funcionarios

Kicillof reformuló su equipo de gobierno y designa nuevos funcionarios

Buenos Aires, 21 de setiembre (PR/21).- El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció una reformulación de su equipo de Gobierno y dispuso que el actual intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, sea su nuevo jefe de Gabinete, mientras el jefe comunal de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, será ministro de Infraestructura y la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez tendrá a su cargo el Ministerio de Gobierno provincial.

En tanto, Carlos Bianco -hasta hoy jefe de Gabinete- será Jefe de Asesores del Gobierno y Agustín Simone -ministro de Infraestructura- tendrá a su cargo el Instituto de la Vivienda.

En un comunicado, desde el Poder Ejecutivo bonaerense se precisó que “el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dispuso esta tarde la reformulación del gabinete provincial de cara a la etapa de reconstrucción que comienza a partir de la pospandemia”.

Desde el Gobierno se remarcó que “con el objetivo de fortalecer la gestión provincial para dar las respuestas necesarias a las y los bonaerenses, y en consonancia con el recambio realizado por el presidente Alberto Fernández en el gabinete nacional, el Gobernador ha tomado estas determinaciones para que desde mañana mismo se ponga en marcha esta nueva etapa”.

En el mismo marco, Kicillof agradeció “inmensamente el empeño y la labor realizada por Teresa García”, quien hasta hoy se desempeñaba como ministra de Gobierno.

Los cambios en el gabinete de la provincia de Buenos Aires se concretaron dos días después de los implementados por Alberto Fernández a nivel nacional.

Con nuevas figuras en el organigrama ministerial, el Gobierno tiene previsto para la etapa de la pospandemia del coronavirus profundizar políticas de incentivo a la producción económica y el empleo para acelerar la reactivación.

Tras el resultado electoral de las elecciones PASO del 12 de septiembre, Kicillof mantuvo reuniones con los intendentes del Frente de Todos, tanto del conurbano como del interior bonaerense.

En esos encuentros, según se informó oficialmente, el mandatario evaluó “las principales demandas y necesidades de los vecinos y vecinas de los distritos para desarrollar medidas que brinden respuestas adecuadas” y, de ese modo, “fortalecer y recuperar su acompañamiento”.

Durante una entrevista exclusiva con Télam el martes pasado, el gobernador se había referido a posibles cambios en su gabinete al afirmar que en la provincia de Buenos Aires tenía “a disposición esa posibilidad para reforzar todas las áreas que precisamente esta situación que es tan especial necesitan impulsarse más”.

En ese contexto, el mandatario había analizado que para revertir el resultado de las PASO en las elecciones generales de noviembre próximo “es necesario acelerar la reactivación, dar respuestas y cuidarle el bolsillo a la ciudadanía”.

“Vamos a trabajar para eso porque necesitamos un acompañamiento para lo que se viene, que es una verdadera reconstrucción después del neoliberalismo agravado por la pandemia”, puntualizó Kicillof durante la entrevista con esta agencia.

En ese sentido, sostuvo que “con la salida del coronavirus, el problema está en la recuperación del trabajo, de los ingresos y en la desaceleración de los precios”.

“Evidentemente, al salir de la pandemia, la situación de buena parte de la sociedad es complicada en lo económico. Creo que la respuesta a eso tiene que ser abocarse al crecimiento de los ingresos y a la reparación del daño que hizo el coronavirus, sobre todo en los sectores más golpeados. A eso nos vamos a dedicar, más ahora que la vacunación está avanzada”, razonó el mandatario.

Primicias Rurales

Fuente: Telam

Antes de asumir, Domínguez invitó a dirigentes de la Mesa de Enlace a una reunión

Antes de asumir, Domínguez invitó a dirigentes de la Mesa de Enlace a una reunión

Buenos Aires, 20 septiembre (PR/21)) — Antes de asumir, el nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, se comunicó con dirigentes de la Mesa de Enlace para acordar una reunión la semana próxima con el fin de analizar los temas más delicados del sector.
Domínguez, quien ya fue titular de la cartera de Agricultura entre 2009 y 2011, reemplaza en el cargo al formoseño Luis Basterra.
Los dirigentes del sector ya habían recibido llamados informales de allegados al nuevo funcionario para aceitar el acercamiento.
Tras conocerse el nombramiento de Domínguez, los dirigentes del sector recibieron con expectativa su retorno al cargo.
Destacan su “vocación de diálogo”, como lo hizo con la entonces Mesa de Enlace cuando asumió en la anterior gestión para tratar de recomponer la relación dañada por el conflicto de las retenciones móviles de 2008, que enfrentó durante cuatro meses al campo con la entonces presidenta Cristina Kirchner.
No obstante, hay expectativa de si más allá de dialogar, el nuevo ministro tendrá poder de decisión para resolver los temas más inmediatos, como el cepo a la exportación de carne vacuna, extendido hasta el 31 de octubre próximo.
En los últimos días de campaña por las PASO, tanto el presidente Alberto Fernández como la vicepresidenta Cristina Kirchner pusieron el tema de la carne en el centro de la agenda, sin voluntad de levantar las restricciones.
Entre la dirigencia del agro creen que Domínguez tiene una mayor relevancia dentro del peronismo como para tratar de imponer sus ideas.
Los dirigentes agropecuarios buscarán medir si tiene peso político para hacer cambios.
Desde la Mesa de Enlace indicaron que en el encuentro se prevé abordar los temas “urgentes e importantes en agenda y la necesidad de resolverlos con premura. No bien resuelva la organización de su equipo, prometió abocarse al tratamiento de los mismos”.
Domínguez, quien se desempeñaba como asesor del gremio Smata, tiene que definir por estas horas su equipo en Agricultura.
Hay versiones de cambios, pero también de que en lo inmediato analizará el perfil de los funcionarios de la gestión anterior.
En tanto, la semana pasada, en medio de una estrategia por tratar de sumar apoyo a un plan de acción en contra del cepo a la carne, la Comisión de Enlace mantuvo un encuentro con la Mesa de las Carnes, donde confluyen más de una treintena de entidades.
También se vio con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) del cual también es parte y donde hay más de sesenta entidades.
La llegada de Domínguez de algún modo obligará a las entidades a analizar otra vez su estrategia y los pasos a seguir.
En este contexto, más allá del contacto telefónico que puedan mantener por estas horas, los dirigentes aprovecharán para charlar en persona luego del encuentro que pasado mañana mantendrán con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Primicias Rurales

Fuente: NA

El regreso de Julián Domínguez al ministerio de Agricultura: lo que dejó su gestión y su último mensaje al campo

El regreso de Julián Domínguez al ministerio de Agricultura: lo que dejó su gestión y su último mensaje al campo

Por Marcos Lopez Arriazu

|Buenos Aires,18 de septiembre (PR/21).– Un viejo conocido vuelve al ministerio de Agricultura: Julián Domínguez, el hombre que en 2009 fue convocado por Cristina Fernández de Kirchner para hacerse cargo del área, con el objetivo de superar la tensa relación entre las entidades del campo y el Gobierno, todavía muy afectada por la disputa de la 125.

Domínguez fue el primer ministro de Agricultura de la era moderna, cuando la cartera recuperó ese rango luego de haber sido degradado a Secretaría en 1958 por Arturo Frondizi, condición que ocupó casi sin interrupción por cinco décadas, a excepción de un par de años durante los gobiernos militares de Alejandro Lanusse y Roberto Viola.

Además de la tirante relación entre el campo y el Ejecutivo, la llegada de 2009 y la actual tienen otra coincidencia: ambas se dieron después de una derrota electoral del oficialismo.

En aquel entonces, el margen había sido menor: el Acuerdo Cívico y Social había sacado el 29,53% de los votos, el Frente para la Victoria el 28,7% y Unión PRO 19,03%. Sin embargo, el poder del oficialismo se veía amenazado y, con los agrodiputados en el Congreso, el campo se convertía en un claro foco de atención de la política.

Siempre resaltado que su pensamiento se apoyaba en la Doctrina Social de la Iglesia, Domínguez fue convirtiéndose en articulador de una nueva relación entre la Mesa de Enlace y el Gobierno. Apostando al diálogo, supo reunir a colaboradores entre los que sobresalía el Secretario de Agricultura Lorenzo Basso, quien venía de la Facultad de Agronomía de la UBA, con buena relación con el sector privado.

Durante sus dos años de gestión, el foco estuvo puesto en la generación del Plan Estratégico Alimentario (PEA) 2010-2020, una especie de hoja de ruta de objetivos, necesidades y estrategias para alcanzar diferentes logros productivos.

En su elaboración trabajaron organismos, universidades y otras instituciones públicas y privadas de todo el país. Entre sus metas figuraban un incremento en la superficie sembrada de granos del 27%, con una producción de granos de 157,5 millones de toneladas; y una suba del stock bovino del 10%, hasta los 54 millones de cabezas.

Trayectoria política
Además de su paso por Agricultura, su carrera política es amplia. En 1995 fue elegido intendente de Chacabuco, localidad bonaerense en la que nació. Tras completar su mandato, en 1999, ocupó cargos nacionales durante los gobiernos de Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, y también en la gobernación bonaerense durante la gestión de Carlos Ruckauf, en la que se desempeñó como ministro de Obras Públicas.

Pasó por los ministerios de Salud, Interior, Defensa y en la Jefatura de Gabinete. Y en 2011, con el cierre del primer Gobierno de Cristina Kirchner, dejó Agricultura para presidir hasta 2015 la Cámara de Diputados de la Nación, ocupando así el cuarto lugar en la línea de sucesión presidencial.

Su último paso por los primeros planos de la política fue en la campaña electoral de 2015, cuando compitió en internas con Aníbal Fernández para ser candidato a Gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Con un resultado adverso, Domínguez perdió más que la chance de gobernar la mayor provincia del país. La competencia quedó envuelta en los rumores de carpetazos contra Aníbal Fernández que terminaron alejando a Domínguez del espacio político por algún tiempo.

El último mensaje al campo
El 24 de agosto último, Julián Domínguez participó del evento Experiencia Idea Agroindustria 2021, donde dejó varios mensajes hacia el sector agropecuario.

“No se puede pensar un modelo de país sin el sector agroindustrial, que es constitutivo de nuestra identidad como nación”, remarcó Domínguez al inicio de la charla.

Pero la frase más fuerte, tuvo tono de autocrítica. “La dirigencia política no entiende al campo argentino”, disparó, para pasar a explicar que “el problema es que la mayoría de funcionarios que tenemos son de la Capital Federal, no somos un país federal”.

“Falta una visión federal que pueda integrar las habilidades del campo”, afirmó.

Finalmente, recordó su trabajo con la elaboración del PEA y ponderó al Consejo Agroindustrial Argentino.

“Hoy celebro la existencia del Consejo Agroindustrial Argentino. En él se institucionaliza un espacio para la revisión y la actualización de metas que condensen, justamente, una hoja de ruta para los desafíos que se vienen en materia de agroindustria y de cambio climático”, sostuvo.

Ahora, a Domínguez le toca reemplazar a Luis Basterra, cuya gestión culmina desgastada, sin haber podido hacer pie en ningún tema relevante para el sector agropecuario.

El desafío de Domínguez será retomar el protagonismo de la cartera, y volver a convertir al Ministerio en un interlocutor de peso para el campo.

Primicias Rurales

Fuente: A24

 

Julián Domínguez: un peronista cercano al Papa que está de vuelta

Julián Domínguez: un peronista cercano al Papa que está de vuelta

Por Fernando Bertello *

Buenos Aires, 18 de setiembre (PR/21) .– “Militante Peronista, Abogado, Hincha de Boca”. En ese orden, así se define en su cuenta de Twitter Julián Domínguez, de 57 años. Se trata del hombre que, tras haber sido ministro de Agricultura de la Nación entre 2009 y 2011, vuelve a ese puesto en reemplazo del saliente Luis Basterra. Fue el lugar desde donde, con una exposición pública importante, luego saltó a diputado nacional y presidente de la Cámara baja entre 2011 y 2015. Ese último año, perdió la interna con Aníbal Fernández para la candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Oriundo de la ciudad bonaerense de Chacabuco, mientras era diputado bonaerense por el entonces Frente para la Victoria fue designado por la expresidenta Cristina Kirchner como ministro de Agricultura. Hasta ese momento, la cartera era una Secretaría y la actual vicepresidenta de la Nación, necesitada en esa oportunidad de tratar de encauzar la pelea con el campo que seguía abierta tras el conflicto por las retenciones móviles en 2008, lo eligió a Domínguez.

Fue un nombramiento netamente político para que Domínguez tratara de contener a la Mesa de Enlace del campo. A fuerza de charlas con mate de por medio y un trato ameno con los entonces dirigentes, aunque no logró revertir las intervenciones que por ese entonces ya estaban en los mercados del agro, al menos cumplió el objetivo de frenar al gremialismo rural.

Domínguez, que no era un hombre conocedor al dedillo del sector, no obstante buscó rodearse de técnicos en la materia. Así, por ejemplo, lo llevó a Lorenzo Basso, en ese momento decano de la Facultad de Agronomía de la UBA como secretario de Agricultura.

En medio de las tensiones con las entidades del agro, buscó aproximarse a Federación Agraria Argentina (FAA), en ese momento liderada por Eduardo Buzzi. Fue una forma de intentar también quebrar el frente interno en las entidades. Con FAA firmó un acta de compromiso en 2011 para la construcción de un monumento por los 100 años del “Grito de Alcorta” de 1912 que dio origen luego a la entidad.

Cuando fue ministro, también apuntó a fomentar un movimiento del agro cercano al Gobierno. Así, por ejemplo, nació la Corriente Agraria Nacional y Popular (Canpo), que se lanzó en un acto en el Luna Park con Cristina Kirchner y el chaqueño Palavecino cantando por su parte sobre el escenario.

De Domínguez siempre se supo de su buen vínculo con Jorge Bergoglio, el Papa Francisco. Si bien hace un tiempo venía circulando su nombre como posible reemplazo del saliente Basterra, comenzó a mostrarse en público en el último tiempo, lo que generó rumores. Hace unas semanas, participó del seminario Experiencia IDEA Agroindustria.

Allí hizo una suerte de autocrítica sobre la política. “El problema que tenemos es que nuestra dirigencia no entiende el campo argentino”, dijo este político que hasta el momento se estaba desempeñando como asesor del gremio SMATA.

Entre otras cosas, Domínguez en su gestión impulsó un plan de incremento de la producción. Fue el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindusrial (PEA). Se elaboró con consultas a decenas de organizaciones y se lanzó en 2010 con un escenario hasta 2020.

Entre otras metas, buscaba “el aumento en la superficie sembrada para granos de 33 millones de hectáreas en 2010 a 42 millones de hectáreas en 2020, representando un incremento del 27% con respecto al año base 2010”. Para destacar, este año está prevista una superficie de 34 millones de hectáreas, por debajo del objetivo del PEA.

En tanto, en materia de cosecha apuntaba a pasar de 100 millones de toneladas a 157,5 millones de toneladas de granos.

Ahora, igual que aquella oportunidad por una necesidad política de Cristina Kirchner, y en medio del malestar actual del campo por el cepo para exportar carne, Domínguez vuelve a tratar de ponerse el traje de contener al sector. Y, quizá, para potenciarlo según dejó entrever en Experiencia IDEA Agroindustria como desafío.

Fuente: La Nación

Primicias Rurales

El resultado electoral demostró lo que dice la Biblia: “A los tibios los vomita Dios”

El resultado electoral demostró lo que dice la Biblia: “A los tibios los vomita Dios”

Buenos Aires, 18 de setiembre (PR/21).- “Argentina está sufriendo un período de decadencia incomparable a nivel mundial en los últimos 120 años” o “En 50 años la Argentina va a ser la villa miseria más grande del mundo”, vaticina cual profeta Javier Milei en los medios y nos muestra que no hay lugar para la tibieza en el medio de una crisis.

La gente está mal y poco le importan los partidos históricos y las militancias cuando hay hambre y la respuesta es pedirnos paciencia. Esto queda claro a partir del éxito de una personalidad disruptiva hasta lo carnavalesco como Milei. Este caníbal que se presenta diciendo que se podrían privatizar las calles o que “el impuesto es un robo que se paga de manera violenta”, contrasta con el moderado resultado de un José Luis Espert que, rápidamente, se adaptó a la corporación política y moderó progresivamente su discurso.

No son tan sorpresivos los resultados electorales como parecen en primera instancia. Desde gran parte de la oposición, con Juntos a la cabeza, se venden como un nuevo volantazo de la sociedad frente al apoyo de 2019 al kirchnerismo. Pero en realidad no son ningún cambio rotundo, son el mismo hartazgo que entonces frente la soberbia del poder que, a ambos lados de la grieta, no escucha, no consensua y termina pensándose dueño del poder que el pueblo le presta en las elecciones.

Con las encuestas en la mano, aún desconfiando de ellas, había señalado hace unas semanas, en esta misma columna, que este era un país de tibios. Pero la gente me pegó una bofetada porque la elección demostró que los argentinos no son tan tibios. A su forma, el pueblo demostró que tiene agallas y que quiere ir para adelante.

Resta saber si la de Milei es una alternativa seria que logra trascender el espectáculo y si sus votos son convencidos por sus propuestas radicales como la de cerrar el BCRA, o fue un voto motivado únicamente por el tono rupturista del candidato. Tono que entra en consonancia con la voluntad de romper con los modelos tradicionales que se ve en una sociedad cansada de la grieta.

Parece que los argentinos se hubieran propuesto salir del binarismo de la grieta por el lado de la disrupción. Por eso es que la disrupción no es tal, porque acompaña al sentido común e interpreta a la gente. Al pueblo no le alcanzó ni la propaganda de la vacunación ni la denuncia en contra de la falta de vacunas. Ni las denuncias de amiguismos del presente o del pasado.

Lo que nos deja esta sorpresa de los liberales más que algo sobre ellos es algo sobre el resto de las fuerzas políticas: hoy ninguna de las fuerzas principales puede festejar una victoria contundente, el estilo de la gente es avanzar sobre los políticos. Milei muestra que se acabó el negocio de la política tradicional y que ya no hay grieta que pare a la sociedad. La sociedad está, como decimos siempre, delante de los políticos.

Los perdedores son las estructuras partidarias y de alianzas que empiezan a mostrarse obsoletas frente a quien, con escasos recursos capitaliza la era de la fama por redes sociales, intrusos y todo programa que lo lleve y deje hablar libremente ,hacer una campaña sin ocultar esa escasez.

La opción de Milei ataca de raíz el negocio de la grieta en el que, cuando la gente se cansó de unos vota a los contrarios para después volver a los primeros. Esto se ve claramente en el ataque sistemático que a ambos lados de la grieta se empieza a ver que sufre el economista que es calificado como un estúpido.

Lo mismo se ve en la sorpresa frente a Facundo Manes. Si bien parecía haber empezado bien por su destreza en la comunicación de la neurociencia, rápidamente el discurso pareció muy alejado de la campaña y a esto se sumaba el poco espacio que podía conseguir en los medios frente a su opositor de internas, Diego Santilli. El voto de Manes muestra que hay fuerza en el interior de la provincia para revitalizar al radicalismo dentro de Juntos.

El pasaje de Santilli a la provincia, parece haberse quedado más cerca de la general paz y los grandes centros urbanos mientras que Manes supo conseguir ese voto radical de tradición del interior de la provincia de Buenos Aires. Con esto, el neurocientífico parece combinar la virtud de los recuerdos de un radicalismo poderoso, de un René Favaloro y de un outsider de la política.

La campaña de Manes en los medios parecía estar naufragando, pero al momento de la verdad mostró ser un verdadero apuntalamiento para el trabajo de Santilli que se quedó apenas recorridos los primeros kilómetros, como su Santilleta. Pese a que esperaban poder ningunearlo y armar un poder propio, Manes parece estar alineándose para utilizar bien sus resultados. Por el acto post elecciones en el bunker de Cambiemos, parece ofrecerse como un complemento para Santilli pero sabiendo tan necesario que puede negociar un mayor peso en la interna de Juntos para la UCR.

El triunfo de Juntos en la ciudad no es tan abrumador como parece: Con los resultados de ayer en noviembre perderían bancas en la legislatura. Pero además de esto, Milei no solamente es una amenaza para Juntos en el futuro por ser una nueva opción no peronista que empieza a verse como viable, sino que, ya ahora, para las generales de noviembre, representa una amenaza para el oficialismo porteño. El libertarismo en los barrios más humildes de CABA triplicó al Frente de Izquierda y a Ricardo López Murphy. En la Comuna 4 (Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya), por ejemplo, sacó el 13,78% duplicando en votos a la izquierda y al candidato de Republicanos Unidos.

La opción del histriónico economista está en posición de sacar votos del electorado de López Murphy que parece ser el más afín a las ideas de los libertarios. Sin embargo el pasaje de votos inverso, que quite votos a Milei en favor de Juntos, es complicado porque no parece que una figura como la de López Murphy consiga convencer a un electorado seducido por la espectacularidad de Milei y sus encendidas propuestas. Tal vez Martín Tetaz logre ocupar ese espacio de showman disruptivo y, al menos, evitar la fuga desde Juntos al espacio libertario.

Por otra parte, además del evidente éxito de Milei, el resultado de Santoro también debería ser un motivo de preocupación para Juntos. Aunque, comparado con las expectativas del oficialismo y con resultados del pasado del peronismo en la capital, la performance de Santoro no es tan mala si tenemos en cuenta la situación del país, la paliza que sufrió el oficialismo en el resto del país (incluidas provincias históricamente peronistas y kirchneristas) y el derrotismo histórico con que el peronismo de la ciudad encara las elecciones.

Sin embargo no parece haber mucho lugar para que ni el kirchnerismo ni el PRO crezcan a instancia de Milei, porque la propuesta del economista ataca de lleno el negocio de la grieta y por eso oficialismo y oposición se desesperan y comenten el error de descalificarlo por los medios, descalificando, por propiedad transitiva, a los votantes. ¿Si quieren sacar votos de Miliei podrán hacerlo calificándolos de pelotudos? Al menos a Randazzo no le sirvió mucho pedirle a su mamá que lo ayude en esta estrategia.

La desfachatez de Luis Juez parece alimentarse de la misma cantera rupturista y pintoresca que Milei. Juez, hábil buscador de situaciones mediáticas y títulos rimbombantes. Disruptivo, desfachatado y desenfrenado así lo eligió el cordobés que parece encontrar un desahogo en el candidato cuando insulta al presidente y a cualquier símbolo k o mínimamente oficialista que se le cruzara. Con eso le alcanzó para ganarle a un Negri que parecía imbatible pero fue derrotado por su propio olor a naftalina de antiguo rosquero. Juntos en Córdoba deberá asumir, lo mismo que en la provincia de Buenos Aires, que tendrá que negociar entre rencores y hallar un punto de encuentro entre los viejos líderes y la nueva oposición

El resultado a nivel país muestra una clara derrota del oficialismo que no le va a resultar gratuita. Cuando hay una derrota electoral, es mejor que la menor cantidad de gente posible acepte la mayor cantidad de culpa. Por el discurso solitario de Alberto en el bunker de Todos, pareciera que ya se repartieron los roles y el presidente es quien deberá asumir todas las culpas de la derrota, convirtiéndose en un prematuro “pato rengo”. Pero, al menos al interior de la alianza oficialista, La Cámpora también deberá hacerse cargo de que dejaron de ser el movimiento juvenil rupturista, aceptar la cada vez más creciente desconexión con las bases y hacer algo para evitar la total disociación con estas.

El otro gran perdedor es Randazzo que con su magro 3% fue superado por todos, incluida la izquierda. Aunque como ya era difícil saber qué perseguía Randazzo con su postulación, es difícil saber cómo medirá su resultado. Acaso con robarle 3 puntos a Cristina ya esté satisfecho para volver a su casa a recordar cómo no fue presidente por culpa de ella.

“Cuando tuvieron que ir en contra la propiedad privada, la libertad y subir los impuestos, lo hicieron” […] “La gente se está dejando de lavar el cerebro por la grieta” (Javier Milei)

Primicias Rurales

Fuente: Perfil

El campo reclama al Gobierno que preste atención al resultado de las PASO

El campo reclama al Gobierno que preste atención al resultado de las PASO

Buenos Aires, 13 septiembre (PR/21) — El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, reclamó hoy al Gobierno que “escuche el resultado de las elecciones” primarias, y consideró necesaria la “liberación inmediata” de las exportaciones de carne.
“El Gobierno nacional no sólo tiene que escuchar los resultados de las elecciones, sino también actuar en consecuencia. Una media acertada sería que liberen inmediatamente la cuotificación para exportar carne, que está impidiendo generar ocho millones de dólares diarios”, sostuvo el dirigente.
A su criterio, “impedir exportar es una medida basada en la ideología y no en la razón. Enviar un producto a otros mercados no hace subir el precio en las carnicerías y supermercados, sino por el contrario, genera pobreza, limitando el desarrollo económico en el interior productivo y la generación de dólares para contener los desequilibrios de la macroeconomía”.
Según Pino: “Hay que trabajar en bajar la inflación y generar confianza para que los productores podamos invertir para tener más producción en nuestro país.
Además, comentó en relación a los últimos meses: “Vivimos algo que se asemejó a una ´resolución 125 silenciosa´: desde el campo le veníamos diciendo al Gobierno que iba por el camino equivocado interviniendo los mercados y generando cambios continuos que alteraban el normal funcionamiento y nos sacaba previsibilidad en nuestra actividad”.
“Mientras tanto, la población no estaba preocupada por el precio de la carne vacuna, sino como venimos diciendo, por todos los bienes y servicios de la economía que suben en promedio más del 50% al año”, sentenció Pino, en un comunicado.

Los resultados de las PASO 2021 revelaron una pérdida del peronismo en 17 provincias. En las primarias de las elecciones legislativas 2021, Juntos por el Cambio se impuso en puntos claves, como la provincia de Buenos Aires, en donde la expectativa era una victoria del oficialismo.

Este resultado de las PASO generó una reacción de las entidades del campo, que anticiparon una medida de fuerza por la intervención sobre los mercados, sobre todo el cárnico.

Elbio Laucirica, presidente interino de Coninagro, agregó: “La gente se expresó por un modelo de País donde se atienda sus necesidades y no sólo el interés de unos. Esperemos que la dirigencia política en general, esté a la altura del mensaje de las urnas, y se aboque a resolver los problemas de la gente, empezando por la inflación”.

“La inflación genera más y más pobreza y desigualdades. Hay un pedido claro del electorado, gobernar por el bienestar de todos! Y no promuevan las antinomias para sacar ventajas partidarias!!”, añadió en tono enfático Laucirica a través de su cuenta de Twitter. “En el campo producimos alimentos y los consumidores, la Mesa de los argentinos, son nuestros clientes, que cuidamos. No somos formadores de precios por más que digan que “queremos ganar más”. Desconocimiento? O interés electoral?”, evaluó.

Desde CRA plantean un endurecimiento de las medidas contra el gobierno, tras el mensaje electoral y ante el convencimiento que no van a cambiar la postura con el campo.

Primicias Rurales

Fuente: NA – Agrofy News