La Argentina se mantiene como segundo proveedor mundial de China de carne vacuna

La Argentina se mantiene como segundo proveedor mundial de China de carne vacuna

Buenos Aires, 26 mayo (PR/20) — Las importaciones chinas de carne vacuna argentina siguen mostrando niveles muy importantes en abril. Aunque fueron menores que en marzo, se registró una suba interanual del 27%, lo que proyecta casi 3 millones de toneladas equivalente carcasa para el año.

Nuestro país colocó 35 mil toneladas a un precio promedio de USD 4.700. El primer cuatrimestre fue más voluminoso que el anterior.

Las importaciones de carne vacuna de China, desde sus principales cinco proveedores, sumaron 157 mil toneladas (t) peso embarque en abril, 24% menos que en marzo pero 27% más que un año antes. Así lo indican los datos oficiales del país asiático, dados a conocer durante el fin de semana.

Cabe recordar que en el último análisis de las compras de marzo de Valor Carne, se indicó que probablemente el dato del mes estuviera inflado por la nacionalización de contenedores retenidos en puertos, chinos o de países vecinos, e importados con anterioridad. Por ese motivo se consideró que su total no era representativo del nivel al que China estaba actuando tras haber superado la fase más complicada de la lucha contra el coronavirus. El dato de abril parecería confirmar esta presunción.

El precio medio en abril fue de casi USD 5.100 por tonelada, 6% menor al de marzo pero 9% mayor al de abril anterior.

La participación de los principales proveedores no difirió mucho entre marzo y abril de este año, salvo el aumento de 5 puntos de Australia, que pasó de 13 a 18% del total. Los demás países sólo mostraron cambios de 2 o 3 puntos.

En cambio, medido en un año, el aumento más remarcable fue el de Brasil que casi duplicó su alícuota, al pasar de 22 a 39%. También la Argentina la aumentó marginalmente, del 20 al 22%. En cambio, los dos países más pequeños entre los principales, bajaron su participación de manera muy marcada, Nueva Zelanda de 16 a 9% y Uruguay de 20 a 12%. Australia tuvo una disminución más suave, de 22 a 18%.

En cuanto a los precios, el exportador de mayor promedio es Australia con casi USD 6.000. Le sigue, sorprendentemente, Brasil con USD 5.300 y Nueva Zelanda con USD 5.000. La Argentina, con USD 4.700 y Uruguay, con USD 3.800 están al fondo del ranking.

Brasil también fue el que dio el mayor salto en los valores en un año, con un promedio que aumentó 14%, contra el incremento general del 9%. La Argentina estuvo muy cerca de la general, con +8%. Los demás proveedores se ubicaron más abajo, Uruguay, +6, Australia +5 y N. Zelandia, +3%.

La Argentina fue el único país sudamericano en enviar carne enfriada sin hueso en abril a China, a un precio medio de USD 5.570, 30% menos que lo obtenido por Australia y 10% menos que Nueva Zelanda.

Los volúmenes de esta carne de nicho fueron muy disímiles. La Argentina colocó 54 t, Nueva Zelanda casi 700 t y Australia se destacó con más de 4 mil, lo que confirma la superioridad oceánica en este segmento.

A pesar de la caída en las importaciones frente a marzo, la anualización de abril arroja casi 3 millones de toneladas equivalente carcasa anuales, nivel superior al de 2019.

En este primer cuatrimestre China importó 678 mil t peso embarque, 5% más que el último de 2019, que había sido el pico histórico.

Primicias Rurales

Fuente: Valor Carne

Cae 34% el valor promedio de la cuota Hilton

Cae 34% el valor promedio de la cuota Hilton

Buenos Aires, 26 mayo (PR/20) — El valor promedio de la tonelada de la cuota de cortes de carne premium Hilton a Europa cayó  34%  ante la fuerte retracción de compras por parte de Europa, de acuerdo a las cifras informadas por la Subsecretaria de Mercados Agroalimentarios.

Mientras que el el valor de las 246,16 toneladas certificadas durante
la semana con cierre el 19 de mayo resultó en un promedio de 8.089,22 US$ lo que implica un retroceso de más de 4.000 dólares (-34%) en relación al precio medio conseguido un mes atrás, indicó hoy el mercado ganadero Rosgan.

Según el informe, a la fecha, el total de certificaciones asciende a 25.990 toneladas, equivalentes al 88,1% de cumplimento frente al 97,7% certificado a igual fecha del año pasado.

Sólo cinco semanas restan para cubrir las 3.500 toneladas de cuota remanente, lo que exigiría un ritmo de certificaciones de aproximadamente 700 toneladas semanales contra un promedio de 207 toneladas, en las últimas cuatro semanas.

Primicias Rurales

Fuente: Mercado ganadero Rosgan

Perjuicio: debido a la cuarentena, las curtiembres no retiran  los cueros crudos de las plantas frigoríficas

Perjuicio: debido a la cuarentena, las curtiembres no retiran los cueros crudos de las plantas frigoríficas

Buenos Aires, 20 mayo (PR/20) — Las curtiembres dejaron de retirar los cueros crudos de las plantas frigoríficas desde que se inició la cuarentena por la pandemia del Covid-19, lo que suscitó un enorme problema a la industria, incluso desde el punto de vista del manejo sanitario para la cadena de ganado y carne.
Así lo consignó hoy el análisis del mercado ganadero Rosgan al señalar que “el valor cuero que representa en promedio un 7,5% del peso del animal vivo se redujo literalmente a cero”.
El informe señaló que “esto lleva a los frigoríficos consumeros a cobrar entre cinco y ocho pesos por kilo en gancho el servicio de faena y a un aumento equivalente en los costos del resto de la industria”.
“Claramente este extra costo termina ajustándose hacia atrás, impactando sobre el valor de la hacienda o hacia adelante, en un mayor precio de la media res y por ende, del kilo de carne pagado por el consumidor”, se advirtió.
Rosgan analizó que “además del aumento de costos laborales, impositivos y de estructura en general, común a toda actividad productiva, la cadena de la carne está sufriendo actualmente un extra costo debido a esta pérdida del valor del cuero, que es uno de los principales componentes del recupero o crédito bruto de la faena”.
Además resaltó que en la cuarentena “el valor del resto de los subproductos que componen este recupero no ha caído, de hecho el sebo vacuno se vio beneficiado por la mayor demanda de jabones e incluso el expeler se mantuvo sostenido”.
También añadió que cuánto mayor sea el “volumen procesado” más se contribuye “a reducir los crecientes costos de toda la cadena”.

Primicias Rurales

Fuente: NA

La faena argentina ya muestra los dientes

La faena argentina ya muestra los dientes

Buenos Aires, 15 mayo (PR/20) — Los datos de la faena clasificada por dentición están disponibles y en abril se completó el primer año de esta variable, incluida en el actual sistema de tipificación. Se registra un descarte de vacas adultas y menos interés en retener terneros. Las interpretaciones de las nuevas estadísticas.

Los datos de faena de abril de la Dirección de Estudios Económicos de la Subsecretaría de Ganadería de la Nación, traen una muy buena noticia para hacer un análisis más profundo de la producción ganadera argentina.

Por primera vez, se presenta una serie completa de un año del procesamiento, clasificado según dentición. Es decir, se puede hacer la primera comparación interanual de este parámetro, ya que la actual tipificación -que incluyó esa variable- comenzó a regir en abril de 2019.

Los datos

Existen dos elementos principales que se destacan en este análisis.

Por el lado de los machos, con un aumento total interanual del 17%, hubo un gran avance de los animales con 2 dientes (+52%); se igualó en el caso de los de 4 dientes; y hubo disminuciones en los de 6 (29%) y 8 o más dientes (23%).

En el caso de las hembras, la faena total quedó empatada entre ambos abriles. En ese contexto, mientras las que contaban con 2 dientes se incrementaron en 5%, las de 4 y de 6 dientes se redujeron de manera marcada (15 y 39%, respectivamente) y, contrariamente, las vacas con 8 o más dientes mostraron un significativo aumento del 33%.

Interpretando la estadística

Los datos, que pueden parecer contradictorios a primera vista, revelan dos facetas simultáneas. Por el lado de las hembras, se muestra que hubo una fuerte reducción en el descarte de las categorías de edad más productiva (4 y 6 dientes) mientras que hubo un aumento masivo en las vacas más adultas, en lo que interpretamos que fue la limpieza de vacas poco rendidoras. Este punto, fue apuntado en varias oportunidades por Valor Carne, ante los numerosos llamados de atención que hubo el año pasado sobre una supuesta liquidación a causa de la mayor faena y de la demanda china.

Todos estos movimientos, excepto el aumento, aunque pequeño, de las hembras más jóvenes, está hablando del interés de los criadores en mejorar la producción.

Por el lado de los machos, parece haber un fuerte desincentivo de corto plazo a recriar los terneros. Con una faena para la categoría que aumentó 17% interanual, hubo una fuerte alza en la faena de animales con dos dientes. Todos los demás quedaron con variaciones mucho más bajas que aquel promedio.

Los de 4 dientes quedaron igual y los de 6 y de 8 o más mostraron caídas del 20-30% que, además, comparado con el promedio señalado, refuerza la interpretación del interés para llevarlos más pesados.

Si bien los datos son bastante consistentes, hay que advertir que esta es la primera comparación posible, que la base de abril anterior puede haber tenido errores a causa de lo novel del sistema entonces y que hay que dar tiempo para empezar a tener tendencias en estos indicadores.

Primicias Rurales

Fuente: Valor Carne

Los presidentes de la Comisión de Enlace disertaron sobre el presente y el futuro de la actividad ovina

Los presidentes de la Comisión de Enlace disertaron sobre el presente y el futuro de la actividad ovina

Buenos Aires, 14 mayo (PR/20) — En una reunión virtual de la Mesa Ovina Nacional (MON), llevada a cabo esta mañana, de la que participaron un centenar de personas, los presidentes de las entidades que integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuaria analizaron las principales urgencias y desafíos de la actividad ovina, y propusieron la agenda para el sector a corto, mediano y largo plazo.

Carlos Vila Moret, vicepresidente de Sociedad Rural Argentina y coordinador de la Mesa Nacional Ovina, dio unas palabras de bienvenida y sostuvo que ”la ganadería ovina, que es la actividad que más hectáreas ocupa en todo el país, tiene todo para crecer, a partir de la generación de alimentos en la etapa post Pandemia puesto que, a pesar de la crisis y la caída en la demanda de bienes en general, la población mundial va a continuar requiriendo alimentos todos los días, y esto significa una enorme oportunidad para la actividad”.

Por su parte, el también coordinador de la Mesa, Daniel Lavayen señaló que: “la conectividad es otro problema importante en el Sur del país, donde la infraestructura está obsoleta y la comunicación no es de calidad. En los campos, estamos aislados y hay que empezar a trabajar en programas público – privados para que la región tenga buena conexión en todo el territorio y en las cuatro provincias del sur argentino”.

Luego tomó la palabra Jorge Chemes, presidente de CRA, que dijo que “la producción ovina debe ser considerada una economía regional y que, entre otros aspectos importantes a resolver, se destaca el diferencial que pagan los productores del Sur, del 20% extra, a los trabajadores por zona desfavorable. Es una desventaja competitiva muy fuerte con el resto de los países. Además, es necesario que se reduzcan los derechos de exportación tanto a lana como a carne, ya que generan pérdida de competitividad”.

Posteriormente, el titular de SRA, Daniel Pelegrina señaló que “en el plano internacional se requiere una mirada de mayor cooperación e integración, mientras que el en plano interno el Estado debe dar señales claras que construyan la confianza a partir de la cual se generará la inversión necesaria para volver a crecer”. Asimismo agregó que “es necesario apostar a la competitividad de la actividad mediante la disminución de la presión fiscal y la eliminación de retenciones, la facilitación del acceso al financiamiento, así como a través de la creación de un sello nacional o regional y de certificaciones que reaviven la demanda internacional de las carnes y lanas argentinas, fomentando, al mismo tiempo, el consumo y el mercado local de carne ovina”·

A continuación, el presidente de FAA, Carlos Achetoni, expresó: “La ovina es una actividad muy interesante, porque permite que los productores de todos los tamaños tengan oportunidades y puedan ser rentables, desde los más pequeños hasta los más grandes. Además, tiene un carácter federal muy valioso, porque se puede hacer en cualquier lugar de Argentina, especialmente en zonas donde por las condiciones climáticas o geográficas no se pueden hacer otras producciones. En este sentido, ha sido y es muy importante la ley ovina, por eso hay que trabajar para que se prorrogue; también para que haya una intervención virtuosa del Estado, para lograr —entre otras cosas— una mayor difusión de esta actividad”.

Y agregó Achetoni: “La actividad ovina es hoy una oportunidad. Porque tiene posibilidades de inserción laboral en todo el país, para eso hay que descomprimir la presión impositiva que tiene, para permitir un pleno desarrollo y la generación de nuevos puestos de trabajo, que dignifican a la persona. Además, es una producción muy rápida, se puede ingresar con una inversión relativamente chica y da respuesta en lapsos de tiempo más breves. Es una producción que no tiene techo, si le damos más y mejores oportunidades”.

A su tiempo, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto indicó que “se debe diagramar un plan estratégico con los siguientes ejes: capacitación y acompañamiento financiero y fiscal, mercado interno, asociativismo y desarrollo comercial, y mercado externo con prefinanciación y presencia del Estado con sinergia con el sector privado”. También señaló que “la innovación y tecnología serán fundamentales en el recambio, incluso en materia educativa y de conectividad y que la cadena ovina debe liderar un sistema bio-tecnológico de primer nivel, con un Estado que acompañe y aliente a un sector que tiene mucho futuro”.

Después de las exposiciones individuales, los integrantes de la CEEA y de la MON respondieron las preguntas de los periodistas y asistentes a la charla.

Primicias Rurales

Fuente: FAA

El mercado ganadero argentino se encuentra firme

El mercado ganadero argentino se encuentra firme

Buenos Aires, 13 mayo (PR/20) — Luego de la suba de precios ocurrida en el mes de marzo, tanto por cuestiones estructurales como coyunturales (paro del campo, lluvias, feriados, COVID) y tal lo previsto en nuestro informe anterior, en cuanto se normalizasen los envíos a faena, los precios de la hacienda tendrían un retroceso y el tema del precio de la carne dejó de ser mediático en los medios nacionales.
En invernada y cría transcurren los meses del año que se ofertan la mayor
cantidad de terneros de invernada y se realizan las tareas de detección de preñez.
El mercado se encuentra firme, con negocios y pedidos de vientres preñados,
entendemos que en gran parte se debe a que nadie se quiere quedar con los
pesos en la mano; se cobra y rápidamente se compra hacienda o insumos con el dinero disponible ante la incertidumbre económica.
En cuanto a la exportación en el mes de marzo se exportó 59 mil toneladas
res con hueso, un 20% más que en marzo del año anterior, permitiendo buena
salida de la vaca fundamentalmente con destino China.

Stock
Durante el mes de abril el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca
publicó los datos sobre stock ganadero a inicios de 2020. Este informe mostró
que el rodeo bovino nacional se redujo un 1% (-547 mil cabezas) en comparación con el informado a inicios del 2019, en donde las categorías de vacas y vaquillonas fueron las de mayor reducción con 560 mil y 227 mil cabezas respectivamente. A pesar de la alta faena de vientres que ocurrió durante el año 2019, en donde la participación de las vacas había sido relevante en la composición de la faena, desde Agroideas siempre sostuvimos que el stock podía mantenerse o disminuir levemente, en contraposición de aquellas “visiones apocalípticas” que pregonaban una importante reducción del stock.

Del mismo modo, tampoco consideramos relevante la mejora en la
relación ternero / vaca, “dado que hay más terneros con menos vacas”. Esta
relación, aunque pudo mejorar uno o dos puntitos continúa siendo uno de los
problemas históricos que tiene el sector para poder incrementar la
producción de carne.

Precios
El precio del ganado en pie con destino a faena retrocedió en todas las
categorías de consumo y novillos en el mes de abril; siendo el novillo pesado la
categoría que más disminuyó su valor al tener los mercados de la UE cerrados. La vaca fue una excepción a la baja registrada, con un incremento en su precio del 4,44 % sostenida por la demanda China.

Por su parte, el mercado de Invernada y Cría está trabajando con precios
sostenidos y activamente a pesar de la cuarentena con la incorporación de nuevas modalidades de venta al no haber prácticamente remates presenciales. El ternero terminó el mes de abril con un promedio de $ 104 (Rosgan) dos pesos más que el mes pasado y si bien los vientres siguen siendo la categoría que menos varió su precio, se observa interés y pedidos de compra. El promedio de vaca preñada nueva es de $ 40.000 (entresurcosycorrales), medido en dólares billete está muy por debajo del promedio de los últimos 10 años.

A diferencia del año 2019, año excepcional en el cual el ternero valió lo
mismo que el gordo, en el 2020 está levemente por encima del gordo, en una
relación igualmente favorable para el engordador y más cerca del diferencial
histórico. Con respecto a un insumo básico como el maíz en abril tenemos la
mejor relación carne/maíz del último año, parte de lo cual explica el interés
vigente por hacerse de terneros por parte de los productores dedicados al
engorde.

Faena
Luego de la caída coyuntural a faena de vacunos ocurrida en el mes de marzo, el mes de abril volvió a tener el ritmo de los meses anteriores, alcanzando las
1.181.878 cabezas.
Como venimos mencionando desde el mes de julio del año pasado, cada
mes viene registrándose los volúmenes más altos de faena de los últimos 10 años, con excepción ocurrida en el mes de marzo por la caída coyuntural debida al paro del campo, lluvias, feriados y coronavirus.
Si analizamos los últimos doce meses – abril 2020 / mayo 2019 – contra
similares períodos de la última década, la faena resultante alcanzó los 14 millones de cabezas superando en un millón la ocurrida en el mismo período 2019 – 2018.

De continuar con esta tendencia – y nada hace suponer que vaya a cambiar
– el presente año transcurrirá con altos volúmenes de carne que serán destinados para abastecer el consumo interno como la exportación.
Como comenzamos a analizar en nuestro informe anterior, tanto los
valores alcanzados en la cantidad de animales faenados, producción de carne,
exportaciones tiene similitudes a lo ocurrido durante los años 2004 -2006.
Durante estos años, post salida de la convertibilidad, Argentina comenzó a tener
una importante participación en el comercio internacional, pasando a exportar
del 14% al 24% de su producción.
De la misma manera viene ocurriendo en el último trienio, en dónde la
cantidad de cabezas faenadas subió de 12,6 M a 13,9 M, la producción de carne
de 2,85M a 3,134 M. de toneladas y las exportaciones se incrementaron de
313.107 toneladas y 845.877 toneladas en 2019. Durante este período el precio
de la hacienda subió 144% en los tres años.
Puede observarse también, que la oferta volcada al mercado interno tanto
durante el período 2003 – 2005 como en 2017 – 2019 fluctuaron alrededor de 2,2
M a 2,5 M de toneladas. Por el contrario, cuando la oferta en el mercado interno
superó las 2,6 – 2,7 M de toneladas (2007 – 2009) ya sea por caída de
exportaciones o incremento en el volumen faena, aún con momentos de
crecimiento económico en el país, la suba de precios en los precios alcanzó
solamente un 20 % en tres años.
Por lo cual, de continuar con los altos volúmenes de faena mostrada en los
últimos meses, podríamos llegar a estimar unos 14,4 millones de cabezas
faenadas y una producción de carne estimada en 3,24 millones de toneladas. Con estos elevados volúmenes de oferta es clave el rol que tendrán las
exportaciones para descomprimir la oferta en el mercado interno. Si las
mismas estuvieran en 600 mil toneladas o superiores podríamos tener una oferta interna de alrededor de 2,64 Millones (oferta también importante para el
consumo interno).

Si la exportación cayera sustancialmente en sus volúmenes difícilmente el
mercado interno pueda absorber estos niveles de producción, potenciado a su
vez por la crisis económica que sufre nuestro país potenciada en el futuro por el
Coronavirus, con el consiguiente efecto depresivo en el precio para el corriente
año.

Conclusión
Los indicadores claves para el corriente año para seguir
➢ Participación de las exportaciones hacia china.
➢ La distribución del llenado de los corrales, para no causar una ¨avalancha¨
de hacienda gorda finalizando el invierno.
➢ La relación ternero/gordo y hacienda/maíz que permita rentabilidad en la
recría y engorde a fin de sostener el precio del ternero para el criador.
➢ El sostenimiento del alto volumen en faena.

Recomendaciones:
– Eficiencia en la producción en todas sus etapas.
– Retrasar encierres de terminación. Recría con base pastoril, diversificando
las ventas en el tiempo.
– Cubrirse en los precios, fundamentalmente los “dolarizados” como
consecuencia de la alta inflación futura, tomar posiciones en insumos.

Dr. Fernando Gil: fernandogil@agroideas.net ;
Dr. Federico Santangelo: fsantangelo@agroideas.net
@ProyectosAgrop
http://www.agroideas.net